viernes, 17 de noviembre de 2017

¡VUELVA USTED MAÑANA!

No es la del registro o ventanilla de información del ayuntamiento

Nos queda algo de tiempo, aunque no se puede generalizar, para que los servidores públicos vean a los administrados como que son en cierta medida quienes les pagan el sueldo, además de permitirles con ello, una tranquilidad familiar que no tienen muchos millones de trabajadores. Viene al hilo de una odisea administrativa que pase ayer, estoicamente, como no podía ser de otra manera, en evitación de subidas no deseadas de tensión. Tuve, que arreglar unos documentos a unos familiares que carecen de la movilidad necesaria por la edad y los achaques, precisamente consistían en sendas solicitudes de ayuda domiciliaria. La Asistenta Social les había rellenado las solicitudes y señalado los pasos a seguir. Les hice unas fotografías a los DNI y los imprimí en mi casa. Comprobé en Internet los horarios de los Centros Cívicos para dirigirme al más cercano. En la Web ponía de 8 de la mañana a dos de la tarde. Puntualmente a las ocho entré al Centro Cívico, la recepcionista, me dijo que se abría a las ocho y media, pero que me saliera del calor de la calefacción que pagamos los contribuyentes, al frío de 3º grados que hacía en la intemperie, por uno se qué de que se llena la sala y no pueden actuar los servicios de limpieza. Estaba completamente sólo. Me salí y estuve media hora a tres grados en la calle. Cuando entré seguía sola la sala de espera.


Ocho y media. Entrega de solicitudes, petición de unos certificados de empadronamiento. Quejas de la funcionaria, de que no estaba bien el servicio informático, y lo peor que no llevaba los originales de los DNI. Le dije que había realizado una fotografía de ellos con el teléfono, que enseñé, y de ahí los había imprimido, en color. Me dijo que no que no lo podía admitir. Craso error y desconocimiento de las más elementales normas de la Ley de Procedimiento Administrativo. Si la documentación no está en regla se admite, se registra y después se requiere al administrado que subsane los errores que haya en ella. 

Además que con sólo entregar las solicitudes es suficiente. Nuevamente la Ley de Procedimiento Administrativo, si los documentos que deben acompañar los expide la propia administración ella deberá adjuntarlos a la misma. Que significaba esto, que debía haberme admitido la documentación y luego subsanar las carencias de la misma a posteriori requerido con un escrito señalando las deficiencias observadas. Pero cuál sería el resultado, alargar un procedimiento que ya de por si tarda hasta el extremo que los peticionarios salen de la lista antes de concederles las ayudas por motivos precisamente del DNI (estamos hablando de personas que superan los 80 y otro 85).


Vuelta a casa de los familiares, que viven en un barrio donde no se puede llegar en vehículo, dejarlos indocumentados, y marchar ahora al registro del Ayuntamiento, en este caso el del Gran Capitán. Entrar en la sala y pensar que estaba en la Venezuela publicitada por el conservadurismo rancio de este país, por la enorme cola zigzagueante, pero no, era el Ayuntamiento de Córdoba. El registro, que por una mala política previsora se encuentra sin el personal necesario, por una convocatoria que ha dejado sin auxiliares administrativos al mismo. Ojo, miro la pantalla y exhibe el 56, y el número que me dan es el 167. Ciento once personas delante para gestiones de registro. La cola de Información no la comento, horrorosa. Dos horas largas de espera. Eso sí cuando me tocó, una atención exquisita del profesional que me atendió, me recordó lo de la Ley de Procedimiento Administrativo, que me debían haber admitido la solicitud en el Centro Cívico, a pesar de que contenía un error subsanable, y me sonrío cuando vio que el error subsanable era una aplicación estricta de las obligaciones del funcionario. El desconocimiento del ley y una estricta interpretación personal que entendía rechazar la solicitud.  


Le comenté que he sido funcionario de una institución 45 años y sé cómo se pueden flexibilizar los procedimientos administrativos aplicando el "indubito pro reo" (es una licencia literaria para hacer la vida más fácil de quién te paga el sueldo). Si yo me empeño en dejar las solicitudes con el defecto de no estar compulsadas las copias del los DNI, hubiera alargado el procedimiento y aumentado el trabajo de otros funcionarios al solicitar la subsanación. O a lo mejor hubiera tenido también que presentar una queja en toda regla a la dirección del Centro Cívico. Y lo peor, me hubiera subido la tensión.


Al final pude resolver la situación pero me llevó en ello toda la mañana, cuando podía haber estado resuelta a las nueve menos cuarto. Soy un convencido defensor de lo público, es mucho mejor que lo privado, para mí, y además lo pagamos todos, pero es necesaria una mejor formación del servidor público y no sólo de las normas que protegen al administrado para hacerle la vida más fácil, sino de algo muy especial, el trato y la flexibilidad en los procedimientos. Me imagino unos viejecitos, al frío de la mañana porque estaba equivocada la hora de acceso al centro, y los mareos de no poder moverse con los carritos de un lugar a otro. Impensable, bueno en la Venezuela de los carcas, según ellos es así.

Nota: las fotos son de la red, no del ayuntamiento de Córdoba, pero con sólo pasar por allí a media mañana se pueden ver. Los chistes de Forges son porque con humor se anda el camino mejor que con pan y vino.

Fotografías de la red
Bibliografia de la vida misma.

martes, 14 de noviembre de 2017

PUENTE EMERGIDO DEL SECO PANTANO DE PUENTE NUEVO ESPIEL

El precioso puente que ocultaban las aguas desde 1972

Esta mañana del día 14 de noviembre, fría, 4º grados centígrados, marcaba el termómetro, he visitado el puente emergido del pantano de Puente Nuevo, como consecuencia de estar muy bajo su nivel. Ya había visto fotos de amigos, de Manolo Trujillo y de Ricardo, y me llamó la atención, aunque debe de llover bastante, para que vuelva a taparse el puente, lo que quiere decir que hay algo de margen para la visita, y ojalá no lo hubiera, señal de que el agua hacía acto de presencia.

Plano del IGN 

Vuelo de la USAF de 1956

Pregunté el camino más cómodo en el albergue, y una chica monitora me aconsejó acercarme por la vía. Ese tramo de vía está en muy buen estado, las traviesas de última generación y el balasto en condiciones, se ve que es utilizada para el abastecimiento de la Central Térmica, margen izquierdo abajo. La impresionante Sierra del Castillo y sus cortes verticales, así como la hendidura principal la presentaban majestuosa.

Topográfico

Vuelo actual Goolzoom

Recordaba la Sierra del Castillo de hace muchos años, cuando fuimos varias veces a andar por allí y a ver a los escaladores, precisamente arriba del puente, por un sendero que nos llevaba a divisar casi toda la lámina de agua del pantano. Otro día subimos por el sendero central hasta la cumbre, ya en la caída a la Ermita de la Estrella. Vuelta a la actualidad, andé por la vía hasta la altura del puente, por el balasto algunas veces o de traviesa en traviesa otras.

La sierra del Castillo

                                                   Otra vista de la sierra del Castillo

Y en el sitio más llano, me caí, rodilla derecha y brazo derecho se llevaron el golpe. Comprobación de posible fractura y afortunadamente sólo fue magulladura y varias desolladuras sin más. Menos mal porque era una zona que no había buena cobertura telefónica. Comprobé la bajada y no me pareció oportuno bajar el enorme talud por esa zona, por lo que decidí desandar el camino, 1,7 km. para volver a hacerlo por el cauce seco, aunque cuarteado, que me ofrecía más garantías.

Al fondo el puente

Otra vista del seco pantano y el puente

Así lo hice y pude disfrutar del espectáculo de un bonito puente que está teóricamente muy bien conservado. Buscada la posible información sobre el mismo me encuentro una de la Base de Datos del IAPH, que se asemeja mucho en la descripción. Está catalogado con el Nº 01140260037, y lo denominan Puente Venta de la Estrella. Los datan de los siglos XVII o XVIII. Antes había tratado de encontrar alguna referencia en diversos sitios sin suerte.

Lado de la corriente

Vista del tablero desde arriba

La vereda de Córdoba a Fuente Obejuna discurre por la margen derecha, del Guadiato y viene de Villaviciosa y continúa. Al cruzar el puente -cuando lo cruzaba-, se trasforma en la vereda de Peñaladrones, que se une a la de la Ermita de la Estrella, ya en la actual N-432. Esa vereda pasa por los alrededores de la Sierra del Castillo, por los abandonados almendros, y pasa también por debajo de la vía del ferrocarril.

Salida de la vereda de Peñaladrones

Tajamares

Esta es la información del IAPH, lo datan de 1600 a 1799:  

"Puente carretero de fábrica tipo bóveda, cuenta con tres bóvedas de medio punto realizadas en ladrillo, de diferentes tamaños y luces. Los tajamares están realizados en piedras de forma triangular aguas arriba y de forma rectangulares aguas abajo. El Tímpano se encuentra realizado en mampostería, mientras que la imposta es de ladrillo resaltando la rasante. El pretil de protección es igualmente de mampostería.  

Tablero empedrado en muy buen estado

Salida del puente

Detalle del pretil y los tímpanos de mampuesto

En cuanto a las medidas cuenta con una longitud total 40 metros de altura máxima, rasante 7 metros, espesor pilas 3,3 metros hasta 6,0 metros, y una luz libre 4,0 - 7,3 -11,3 metros. La anchura del tablero es de 3,30 metros.

Más detalle del tímpano y derruido tajamar

Muro de entrada

Detalle del ladrillado arco

La construcción de este puente puede datarse entre los siglos XVII y XVIII. En la actualidad está fuera de uso, aislado. El estado de conservación es deficiente. Presenta tajamares en mal estado, pretil roto y partes descarnadas de su tímpano."

Una vista del arco de ladrillo

Los tres arcos y los tajamares

Llanura del seco pantano

No dice que está cubierto normalmente por las aguas del pantano de Puente Nuevo, sólo fuera de uso.  ¿Será esta definición, que es muy aproximada en su fábrica, la de este puente? Yo estimo que sí, y si no doctores tiene la iglesia, y ya me lo rectificarán. ¿Es romano? yo creo que no, Un lugar precioso, una sierra espectacular y un puente desaparecido que nos visita, ojalá por poco tiempo.

  
Salida de la vereda de Peñaladrones debajo de la vía

Perspectiva 

No puede cruzarse totalmente porque por el lado sur está destruido el tablero. Para la visita pasar por el cauce seco, a unos 400 mts. del Albergue, que pasa por debajo de la vía del ferrocarril la Vereda de Peñaladrones, y eso nos lleva al fondo del pantano. Los aventureros pueden bajar por donde quieran, esta bajada que cito es para todos los públicos.

Fotos y vídeos del autor y Goolzoom
Bibliografía del IAPH

sábado, 11 de noviembre de 2017

CENOTAFIO DE QUITAPESARES (II)

Texto

"¡Lejos de aquí! no turbe ajena planta
el sagrado lugar de mi memoria;
la cruz que aquí mi corazón levanta
recuerda de mi amor la triste historia.
Ella es de su hijo y de su madre santa
lazo entre el mundo y la celeste gloria.
¡Apartaos, respetad mis desvaríos,
los secretos de aquí son sólo míos!"


Columna con la cruz

Hace un tiempo tuve la oportunidad de conocer algo sobre la Huerta Quitapesares, lugar de la sierra cordobesa de romántico nombre, y de la que hoy sólo quedan vestigios que lamentablemente pronto desaparecerán. Recibí información de personas que había vivido en la huerta, por ser familia de los herederos, o familiares de trabajadores de ella.

Lugar dónde estaba la lápida del texto

Lo que llamo vestigios de la Huerta son: una especie de cenotafio, que los planos militares lo llamaban panteón, aunque no contiene ningún cuerpo enterrado. Más bien el pesar y el triste recuerdo puede que de un amor aderezado de desengaño, pues no cabe si no, enterrarlo. y un pétreo asiento que lo fue, pero ahora es un trozo de piedra que las máquinas de nuestro tiempo destrozaron, las que acompañan siempre a la especulación del ladrillo.

Portada del cenotafio

Los propietarios en la época del supuesto desengaño amoroso, eran la familia García Lovera. D. Fausto García de Tena, heredero de una estirpe de impresores, casó con Doña Francisca de Paula Lovera, y tuvieron cuatro hijos; Fausto, Ignacio, Rafael y Manuel. A la muerte del patriarca D. Fausto García de Tena, le sucedieron su hijos, los cuales Fausto, Ignacio y Rafael fueron solteros, sólo contrajo matrimonio Manuel, con Doña Araceli Osuna Pineda. 

La finca

Ignacio falleció en 1882; Fausto en 1883; Rafael en 1913 y Manuel en 1917. A la muerte de este último fue heredera de la huerta Quitapesares, su esposa Doña Araceli Osuna Pineda. Dos hermanos de ésta José Osuna Pineda y Rafael Osuna Pineda  trabajaron también en el Diario Córdoba. Creo que la hija de uno de ellos Pilar Osuna, sobrina por tanto de Doña Araceli, fue la heredera universal de Quitapesares. Ella se casó con Rafael Varo.

La guapísima heredera Pilar y su esposo Rafael

De una nieta de Pilar, casada con un íntimo amigo y colega de la radio, me ha llegado un texto que suponemos es lo que estaba escrito en la lápida de la columna que soporta la cruz en el cenotafio. "La cruz que aquí mi corazón levanta, recuerde de mi amor la triste historia.", en la estrofa encierra esa historia de desengaño amoroso. Aunque deja la duda otra: "Ella es de su hijo y de su madre santa, lazo entre el mundo y la celeste gloria.", que hace pensar también en un amor filial

La abuela Pilar ya de mayor

Estimo que el desengañado sería Ignacio, el más poético, aunque lo eran todos hermanos, pero Fausto fue anterior y solo nos quedan Rafael e Ignacio, pues Manuel fue el único casado. No conocemos el nombre ni el fruto de ese amor no correspondido. Aunque todas las dudas quedan encerradas en la siguiente estrofa "¡Respetad mis desvaríos, los secretos de aquí son sólo míos!".

Manuel García Lovera último de los hermanos

"QUITAPESARES

Desde esta privilegiada quinta de la Sierra de Córdoba, creada entre olivos, rosales, naranjos, jazmines y adelfas, por aquel inolvidable prócer de la intelectualidad cordobesa D. Ignacio García Lovera, que, al calor de su clara inteligencia y grandeza de alma, lo fue todo en esta provincia, descubro un hermoso panorama, centrado por la ciudad de los Califas, cuna de tantos ilustres varones como San Eulogio, Séneca, Lucano, Osio, Averroes, el Gran Capitán, Góngora, Pablo de Céspedes, el Duque de Rivas, y Julio Romero. El romántico Guadalquivir serpentea reacio por la llanura antes de rendir homenaje al histórico puente romano, encabezado por el castillo de la Carraola y por la puerta herreriana, a medio restaurar, avanzada de la Mezquita. A lo largo descubro Espejo, Carpio y Bujalance. 

Fachada principal de la huerta

Más allá, como sirviendo de fondo a esta prodigiosa decoración, alzan sus elevadas cimas las sierras de Cabra, Priego y Granada. Por encima de mí admiro las austeras ermitas, que tanto misterio encierran, y la Huerta de los Arcos, espléndida mansión, que fue en otro tiempo de Vega de Armijo. Muy lejano, entre brumas muestra sus ahumados muros el castillo mudéjar de Almodóvar, verdadera llave de la antigua Bética. Todo este conjunto de encantadoras posesiones y otras muchas más, salpicadas caprichosamente, forman esa sierra perfumada, orgullo de Andalucía, de la que soy huésped muy a mi sabor..."
(Artículo de ABC de Sevilla del 5 de julio de 1933, Pág. 3, autor MENIPO)

Fotografías de la familia Varo, otras de la red
Mi agradecimiento a Sierra por facilitarme el texto 
Bibliografía de la red y hemeroteca de ABC

miércoles, 8 de noviembre de 2017

LOS PUENTES DE MADERA DE LA CARRETERA DE LAS ERMITAS Y LA CUESTA DE LA TRAICIÓN

Trazado de Wikiloc de la Cuesta de la Traición

PUENTE DE MADERA DE LA CARRETERA DE LAS ERMITAS, ANTES DE LOS LAGARES

Ayer siete de noviembre, "el dichoso mes que empieza con los Santos medía con San Martín -esa efeméride que deseamos le llegue a más de un indeseable. Hay bastantes-, y acaba con San Andrés", subí a ver la reparación del puente de la Carretera de las Ermitas, antes de los Lagares, que no Cuesta del Reventón, en el arroyo que he venido a llamar del Venero de la Zarza, como lo señalan los planos antiguos. Venero temporal según se llene o no su depósito freático.


El corte indicado a distancia y detalle del mismo

Cuatro profesionales, al mando de un encargado. Una escuadra el equivalente en el arma de Infantería, tres soldados y un cabo. Con una sierra de gasolina al mando de un especialista, dos oficiales de martillo y uno de atornillador o destornillador según su uso, eléctrico. Este puente ha estado mucho tiempo con tablas sueltas, hasta que un alma caritativa, compró unos clavos en condiciones en la ferretería y le hizo un arreglo casero, como a las barandas de más abajo con los mismos clavos. 

 
Detalle de la reparación del puente de madera

Lo cierto es que este arreglo es integral, salvo los grandes troncos todo el piso parece que va nuevo, aunque me parece que tablones maestros también están remozados. No quise preguntar mucho ni pararme demasiado, y me tengo que limitar a las fotografías tomadas cuando las caras no se vieran por aquello de proteger la intimidad de los trabajadores. Solo una tuve que emborronarla después porque en el momento del disparo levantó la cabeza. Estimo ya que estará terminado el excelente trabajo.

 
Otra vista de los trabajos

COMO HA QUEDADO EL TRABAJO TERMINADO


Una vez terminado el trabajo, levantada la prohibición de circular abajo en la curva de la Casilla de Peones Camineros, el flamante puente está a la disposición nuevamente del tráfico de senderistas, ciclistas y caballistas de la Carretera de las Ermitas, no hace falta describir la reparación, pues las fotografías siguientes dan fe gráfica de ello, esperemos que el cuidado de los usuarios sea el adecuado y dure muchos años el arreglo.





Sobran los pies de foto

PUENTES DE MADERA DEL SENDERO DEL PRETORIO SOBRE EL ARROYO DEL MORO, CUESTA DE LA TRAICIÓN

Esta mañana día, ocho, tocaba Cuesta de la Traición y comprobar el arreglo de sus puentes sobre el arroyo del Moro, que en este sendero tiene cuatro. Ayer un amigo senderista ya me había anunciado que los del sendero del Pretorio, estaban reparados. Y efectivamente han sido reparados tres de los cuatro, porque el cuarto no necesitaba arreglo alguno. Empecé fotografiando la alberca de unos metros antes de la Fuente de la Raja, que ha almacenado algo de agua, y luego la fuente de la Raja que sigue seca.

 
Alberca y Fuente de la Raja

Después fotografíe la colonia de zumaques que sigue su curso sin problemas. Atento profesor Tamajón. Echo de menos una señalización, al ser unos ejemplares tan singulares. Luego las ondulitas que siguen inalterables y ya son millones de años los que están en su sitio, aunque antes fuesen playa prehistórica, por no conocer exactamente su edad geológica, habría que preguntarle al profesor Recio. Luego un trozo de calzada que siempre he estimado que no es la romana, por su fábrica.

 
Los zumaques y las ondulitas

Después el primer puente de la Cuesta de la Traición dirección Lagar de la Cruz, al que le llamo, para mis datos, el de mi prima Conchi, incansable y extraordinaria deportista, porque ella le hizo un arreglo de andar por casa para evitar accidentes y además se ha preocupado con su "poder de persuasión" de que quitaran algunos árboles caídos, a pesar de que los troncos los han depositado en el cauce del arroyo del Moro, que ya veremos cuando llueva en condiciones si no acaban en el Cerrillo.

Primer puente, el que llamó de mi prima Conchi

Primer puente vista desde arriba

Al segundo le han sustituido un par de tablones y el tronco del escalón de entrada. Ha quedado bastante bien. Al tercero el tronco del escalón de entrada y los tres primeros tablones. Este puente es el que frenó el hormigón que derramó una cuba en la carretera hace unos años, porque seguramente se le secaba y no vio mejor sitio que vaciar la hormigonera  por filo de la carretera y llegó el derrame hasta el arroyo. La curiosidad de leer referido a la lengua de hormigón, en un blog escolar que el profe le decía a los alumnos que era hormigón romano. Sería de coña.

 Segundo puente vista general

Segundo puente detalle

El cuarto no tiene ningún arreglo aparente, es el que se ha mantenido más entero, luego más arriba en el llano descansadero desde donde parte un sendero hasta la carretera, están los dos bancos de madera que permanecen bien, sin problemas. Posiblemente por aquello del vicio de pedir, habría que haber cambiado algo de los paneles informativos o poner otros, a lo mejor en la colonia de zumaques, por ser tan singular. Lo de que quiten los troncos del cauce del arroyo del Moro me parece que es mucho pedir.

Tercer puente, al fondo la lengua de hormigón

Detalle tercer puente

Tercer puente desde arriba


Aunque lo más llamativo del día es el encuentro con dos buenos amigos de muchos años atrás. Cuando bajaba sentí unas voces y pronto formamos una tertulia Yuste, Pepe Paso un excelente atleta y yo. A la que se incorporó "una máquina de correr" que bajaba, Granados creo es su apellido y de nombre Rafael y evidentemente con la mitad de años que yo por lo menos. Nos fotografiamos con el móvil de Granados y luego con la cámara de Yuste. Se incorporó también un chico de color de Honduras, que hizo de fotógrafo para los cuatro. 

Cuarto puente, como estaba

Otra vista

 Una general

Explanada de arriba

Granados marchó corriendo para abajo, el moreno Cuesta de la Traición arriba, con una botella de agua que le había dado Granados, además de la reprimenda cariñosa por no subir con agua. Después lo siguieron Pepe Paso y Yuste, a los que ni siquiera les pregunté dónde iban, y ya unos metros más arriba les pedí un posado. Hacía mucho tiempo que no veía a Pepe Paso y muchos más años a Yuste. Nos despedimos y yo continué mi camino de vuelta.

Los compañeros Yuste y Paso

Quien suscribe y Pepe Paso (Foto Yuste)

Yuste, Granados, Paso y Muñoz (Foto el compañero hondureño)

Granados, Paso y quien suscribe (Foto Yuste)

Zumaques

Zumaques

Y PARA TERMINAR QUITAPESARES

Para terminar el recorrido, decidí visitar lo que queda de Quitapesares, sin meterme en camisas de once varas, y que significa no bajar a la profundas albercas, que requiere de especialistas para visitar su mina. Sólo el cenotafio y el sillón de piedra, bueno lo que queda de ellos. El cenotafio tengo la esperanza de encontrar algo de la placa que contenía en alguna fotografía antigua. He de decir que se ha mantenido bien, y la vegetación está controlada. Lo que queda del sillón en el mismo lugar, y la pena es que los alrededores son un verdadero estercolero y vacie de botellas de bebidas, pero es la tónica de toda la sierra cercana, porquería y vandalismo. Estuve hablando con un vecino y éste manifestó que había dado aviso a las autoridades más de una vez sin éxito.

El cenotafio de Quitapesares

Detalle del soporte de la cruz dónde estaba la placa

Columnas de salida del cenotafio

Lo que queda del pétreo sillón 

Fotografías del autor
Bibliografía no hace falta