domingo, 10 de mayo de 2009

FUENTES DE LAS ERMITAS O LOS POBRES Y DE LA RAJA



Fuente y abrevadero de las Ermitas, también llamada de los Pobres por Ramírez de Arellano en sus Paseos por Córdoba, al final de la Cuesta del mismo nombre. Lamentablemente cae sólo una minúscula gota de vez en cuando.


Fuente de La Raja en la vereda del Pretorio, en el tramo de la Cuesta de la Traición, a unos cien metros arriba de la casa de las Antas, también seca.

Vereda del Pretorio. La que partiendo de la ermita del Pretorio se dirige por el (camino) que conduce a la Cruz de Juarez y desde este punto al Brillante, era de la Huerta del Duende y loma adelante por entre las huertas del Hierro y del Mayoral a la puerta del Cerrillo, continuando por entre las cercas de las de Baena o Celina, de los Antas y de la Aduana a la cuesta de la traición hasta la puerta del lagar de la Cruz, en donde se separa a la derecha para proseguir por tierras de la Conejera , la Matriz alta, el Naranjo, los Arenales y las Peñas del Fraile a las Puentes de Guadanuño.

Tiene un recorrido aproximado de unos 12 kilómetros y su recorido más emblemático es el de la Cuesta de la Traición, también conocido como el camino de las Diligencias y es muy probable que formara parte de una antigua Calzada romana a juzgar por los restos que quedan a lo largo de su recorrido y por su conexión con las zonas mineras de la Sierra (Vías Romanas de la Córdoba Imperial, Melchor Gil).

En época romana, fue calzada conocida como Camino del Pretorio, comenzando en la conocida Porta Praetoria, situada en la muralla norte que rodeaba a la ciudad romana de Corduba. Esta calzada era utilizada normalmente como forma de comunicación con los yacimientos mineros de la sierra de Córdoba para la extracción de cobre y plomo argentífero situadas en los entornos de los ríos Guadanuño y Guadiato. Aún hoy en día es posible ver restos de muro que separaban la calzada del Arroyo del Moro.

El nombre de la Cuesta de la Traición viene motivdo por ser un camino que bandidos y bandoleros utilizaba para asaltar a los viajeros que por allí transcurrían. Posteriormente y cuando era utilizada para el tránsito del ganado desde la Sierra hasta la vega del Guadalquivir, fue conocido como Vereda del Pretorio