jueves, 21 de mayo de 2009

OLIFANTE MÁRFIL-Fundación Lázaro Galdiano (Madrid)


Descripción catalográfica

Ofrece este ejemplar decoración de animales entre roleos, pero de un tipo menos “clásico” del habitual. Son animales burdamente trazados pero con gran imaginación para presentar una nueva tipología: Aguilas y leones, sirenas y osos, aves que semejan “dinosaurios” por sus gruesas colas, grifos y pájaros extraños.

Hay dos arquetas, ambas de hueso, que repiten temas parecidos y con tratamiento muy similar (10006, 10007). Una de ellas en el Museo de Artes Aplicadas de Berlín, perteneció al Príncipe Leopoldo de Prusia, candidato que fue al trono de España tras la caída de Isabel II, el otro se halla en el Museo Arqueológico Nacional (52098), donde no está exhibido, aunque fue presentado en la Exposición de Barcelona, 1929, como “obra de arte románico” (nº 2222 de aquella Muestra). De él ofrecemos una fotografía. Resulta atípico este ejemplar tanto por su desvaído color, poco afín a los demás ejemplares, como por su decoración.

Ciertamente los motivos vienen a ser los mismos de los olifantes amalfitanos del prototipo a (animales en roleos), pero ni la red que los recoge ni sus figuras son equivalentes. La serie de animales arriba seleccionados permiten obtener una idea de estas esenciales diferencias. Hay entre ellos seres habituales en las representaciones islámicas: grifos, harpías o sirenas griegas, leones, guepardos e incluso perros de caza. Otros como el águila no lo son tanto, aunque tampoco falten. La talla es de mayor profundidad que las amalfitanas a pesar del débil grosor del colmillo, algo contrahecho y que parece proceder de un elefante joven, posiblemente asiático.

DOMINGUEZ PERELA, en su artículo citado, parece apuntar a un taller de situación incierta y a una cronología muy tardía, s. XIII-XIV que podría ser en parte considerada. No comparto, en cambio, su criterio de asimilar el modelo de esta decoración a la de los marfiles hispanos califales. Por mi parte me he inclinado a la producción suritálica por lo que respecta a las cajitas de hueso antes citadas, pero no puedo participar plenamente de la misma idea respecto de este ejemplar, por lo que sería necesario esperar a una valoración cronológica de laboratorio para buscar una aproximación. En cualquier caso, los olifantes fechados en el siglo XIII o XIV presentan muy escasa o ninguna decoración. Los ejemplares bizantinos o egipcios están claramente diferenciados. En todo caso, un cierto parecido en la traza del ejemplar que nos ocupa podría darse con el olifante llamado de San Huberto del Museo Crozatier de Puy en Velay (nº1433),11031, considerado suritálico de finales del s.XI, aunque algunos lo asimilan a cajitas de hueso germanas del s. XIII. (Angel Galán y Galindo en Marfiles medievales del Islám)

Antiguo Inventario

Olifante o cuerno de caza en marfil decorado en relieve, en tres zonas: una hacia la boca, compartida en cuadrados dentro de cada uno de los cuales van cuadrúpedos o águilas, alternando; otra, ancha, con círculos enlazados en pauta triangular en los que van arpías, aves y cuadrúpedos; y otra, hacia la embocadura, de círculos enfilados con cuadrúpedos y aves. Longitud en la cuerda, 450 mm. (CAMPS CAZORLA, Emilio 1949-1950) .


Ficha técnica:
Nº Inventario: 2577 Colección: MARFILES Y HUESO Autor: (?) Título: Olifante. Cronología: X III- XIV ? Escuela: Cordobesa (?) / Española (?) Lugar de producción: Córdoba (?) / España (?) Material: Marfil. Técnica: Talla Dimensiones: 45 cm. Localización: GABINETE, Vitrina 21.4