domingo, 19 de julio de 2009

TERUEL, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Panorámica de Teruel

Teruel, Patrimonio de la Humanidad.
Estoy sentado delante del ordenador. ¿Que se podría escribir respecto a Teruel? ¿Sobre los tópicos? ¿Sobre los famosos amantes de Teruel, Diego de Marcilla e Isabel de Segura? ¿Sobre los acontecimientos de la Guerra Civil, dónde Teruel significó el primer éxito y el inicio del fin del Ejército republicano, para después sumirnos cuatro décadas en la oscuridad? Fue un atisbo de esperanza para la II República, el duro y cruel frente de Teruel. Su solo nombre ya hace sentir intensa curiosidad y respeto, mucho respeto. Fue, como hemos mencionado, la última esperanza de la República. ¿De sus temperaturas invernales? ¿O quizás sería importante recordar el proceso de la inclusión en la Lista del Patrimonio Mundial de los monumentos turolenses? Creo que cualquier cosa relacionada con esta ciudad parece ser importante.

La batalla de Teruel.
Diciembre de 1937. Se había planeado una gran ofensiva en los alrededores de Teruel. El Ejército de Levante sería el encargado de ocupar la ciudad con unos de 100.000 hombres divididos en tres Cuerpos. El 15 de diciembre de 1937, sin previos ataques artilleros y sin aviación, se inició la ofensiva. Por la noche la ciudad de Teruel estaba sitiada. El comandante en jefe de la plaza Rey d’Harcourt decidió defender la ciudad y se retira hacia el interior con unos miles de hombres, la mitad de ellos paisanos. La ofensiva era parecida a la de Belchite, con el Ejército republicano sufriendo gran cantidad de pérdidas humanas en los combates en las calles de Teruel. A pesar de todo los combatientes facciosos sufrieron bastante más debido a los efectos del frío (-18°) por estar peor equipados que los soldados de la República. La ciudad capituló el 8 de enero de 1938 rindiéndose. Los republicanos ocuparon Teruel y sus alturas circundantes pero en el fondo, a pesar del éxito el Ejército Republicano se había convertido en sitiado y los facciosos en sitiadores. La conquista de la ciudad de Teruel, única capital tomada por la República en la guerra, fue un reflejo sutil de la cada vez más eficaz máquina bélica republicana aún sin tener la madurez y material que el ejército faccioso tenía ¿Superaría su bisoñez el joven Ejército Republicano? el desenlace final demostró que le faltó algo de tiempo.

                                                                           El mudéjar

Un soldado cordobés en el frente de Teruel.
Unido a esos tristes acontecimientos, me viene a la memoria que, de los miles de españoles muertos en esa cruenta batalla, uno de ellos fue el padre de un gran amigo. Un modesto campesino de la vega baja del Guadalquivir, que fue alistado por el Gobierno legal de la República para su defensa, y enviado a ese frente. El campesino cordobés creemos que acabó su vida en un hospital de campaña de la zona, pero la verdad es que no se supo nada cierto, ni siquiera dónde están sus restos. Su familia había iniciado una odisea, como muchos miles de españoles, desde la vega cordobesa hasta tierras turolenses buscando al esposo y padre. Allí pensaban estaba la libertad y la paz. Mi buen amigo hizo el éxodo en el útero materno y salió a la luz en Tarragona. Su padre ya había fallecido. Continuaron huyendo hasta Francia y allí fueron hacinados en un campo de concentración. No fue miel sobre hojuelas, ni el camino ni la estancia en el campo. Luego, la vuelta de la viuda del combatiente desaparecido en el frente del Teruel y sus hijos, a tierras cordobesas. No sabemos que hubiera sido peor.

El mudéjar

Ciudad de Teruel.
Pero lo que verdaderamente interesa es Teruel y la finalidad de este modesto relato es esa ciudad. El Mudéjar, que en Aragón es en muchos lugares sinónimo de arquitectura, en Teruel es la explosión de ésta. Las torres de San Martín y de El Salvador son genéticamente idénticas, y por ende ambas hermosas. O la de la catedral y la de San Pedro. O sus castillos: Albarracín; Alcañiz; Valderrobres, espectacular; Peracense, como colgado de un risco.

Llego a la conclusión de que no existe número suficiente de páginas para hablar de la grandeza de esta ciudad. Desde Tirwal, en el siglo X, en un cruce de caminos del Califato por Cuenca, hasta su mayoría de edad en 1347, convirtiéndose en ciudad. Pasando por el encuentro de Alfonso U con el toro donde surge el topónimo. ¿Es la verdad? ¿Es una crónica romántica? Da igual. Nunca sabremos de la verosimilitud de la historia, la realidad se mezcla homogéneamente con la leyenda y se difuminan sus fronteras. Sigue dando igual, la mezcla —curiosa- del toro con la estrella Actuel da el Teruel actual. Parece un trabalenguas ¿no?. Actuel, Teruel, actual. No lo es, es una realidad tangible.

Mausoleo de los amantes

El Mudéjar de Teruel
El resultado del arte Mudéjar (con mayúsculas) en Teruel durante el siglo doce, fue el producto de las condiciones culturales y sociales que predominaron después de la Conquista por los reyes cristianos. Este arte fuertemente influenciado por la tradición islámica, refleja también diversos estilos europeos de la época, particularmente el gótico. Tuvo vigencia hasta los comienzos del siglo diecisiete. Está representado por un uso extremadamente refinado del ladrillo y los azulejos esmaltados en su arquitectura, especialmente en las torres campanarios de las iglesias.

Propuesta a la Lista del Patrimonio Mundial
Durante el año 1985, a propuesta de los organismos: Dirección General de Patrimonio Cultural, Centro de Gestión del Patrimonio Cultural en Aragón; bajo la Dirección General para el Patrimonio cultural, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, basándose en el criterio de inscripción (ii) de la Lista del Patrimonio Mundial, que significa:

“Por exhibir un intercambio importante de valores humanos, sobre un espacio del tiempo o dentro de un área cultural del mundo, en progresos en arquitectura o tecnología, artes monumentales, ciudad-planeamiento o diseño del paisaje”;

No obstante el Comité Nacional Español de ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos), en el año 1986 dentro de su informe propuesta a incluir el Arte Mudéjar de Teruel en la Lista del Patrimonio Mundial solicitó hizo cambiar el criterio (II) por el criterio (IV) que significa:

“Ser un ejemplo excepcional de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico o tecnológico, o paisaje que ilustran etapas significativas en la historia de la humanidad”.

De la misma manera Icomos España hace una amplia exposición de motivos, para conducir la nominación del Mudéjar de Teruel a la inclusión en la Lista del Patrimonio Mundial. No obstante, deja entrever la recomendación de que sería importante extender esa declaración a todo el Mudéjar de Aragón.

El torico

En la exposición de motivos citada, como justificación de la propuesta dice en su informe que, Teruel que fue conquistado en 1171 por Alfonso II, el Sabio, rey de Aragón, entonces se configuró como una cabeza de puente para conquistar posteriormente toda la Región de Levante. Para repoblar la nueva ciudad, se concedió una carta de libertad en 1176, y parece se efectuaron esfuerzos para la conservación del equilibrio social y religioso anterior, aunque dando una mayor preferencia a la mayoría cristiana. En 1196 se mencionaban nueve parroquias, nosotros sabemos sin embargo, que los árabes permanecieron en la ciudad durante largo tiempo (la última mezquita desapareció en 1502), y la comunidad judía prosperó de modo considerable. No obstante la masacre y expulsión de estos judíos sefardíes en 1486 trajo la decadencia a Teruel.

Dentro de este contexto histórico especial, el arte Mudéjar continuó estando en Teruel como en Toledo, Zaragoza y muchas otras ciudades. Esta forma de arte se substanció de ambas tradiciones la occidental y la tradición islámica del este, en sí mismo transformado por las realizaciones artísticas del Magreb y el Emirato de Córdoba.

En 1985 el gobierno español nominó cinco monumentos para la ¡inscripción: las torres Mudéjares de San Pedro, la catedral, San Salvador y San Martín y el techo pintado de la catedral. El conjunto de Teruel se eleva de forma coherente y evolutiva que es verdaderamente la característica del arte de Mudéjar, al día siguiente de la Conquista. Los arquitectos cristianos copiaron la estructura y la decoración de los minaretes Almohades para las iglesias, aunque dándoles nuevas funciones.

El torico en su columna

Limitado inicialmente a tres niveles, las torres de San Pedro y la catedral de Santa María de Mediavilla, a que parecer se han construido antes de 1258, y que son atalayas, estructuras de la defensa y parte del paisaje urbano. Se levantan en el final del oeste de la nave y en el nivel de planta es cruzado por las cámaras abovedadas en un eje norte-sur. Fueron utilizadas sin duda como campaniles desde el principio, Estas mismas características funcionales se pueden encontrar en el lateral de la torre de la iglesia de San Salvador, que fue construida por el 1277, y especialmente San Martín, construida antes de 1315-1316 en igual eje de la nave al oeste de la iglesia Esta torre también tiene un pasaje abovedado en dirección del noroeste.

La decoración extremadamente variada de las cuatro torres consiste en diversos arreglos de los elementos de cerámica, y arcadas que se entrecruzan. Esta decoración consiste en una abundancia de formas tomadas de arte islámico y en algunos casos se ha encontrado en otras partes de las iglesias, tales como el ábside de la Iglesia de San Pedro.

La técnica del techo artesonado se tomó de los entrelazados y principios decorativos de la tradición musulmana. Por otro lado, la iconografía que consiste en elementos figurativos, figuras y monstruos pintados en los colores luminosos en los tableros o tallados en la carpintería, es parte del repertorio gótico y en términos de estilo no difieren de las creaciones de su tiempo en Europa.

Después de examinar la nominación del gobierno español, ICOMOS expresó algunas reservas de menor importancia con respecto a esta propuesta:

1) ¿Como no se incluyó la ciudad de Zaragoza que tiene un completo panorama de arte Mudéjar en el Palacio de Aljafería, la Seo y la Torre de la iglesia de San Pablo?

2) Como era firme, la nominación podría parecer o demasiado amplia (por ello se ha limitado a las torres, que forman un excepcional conjunto), o demasiado restrictiva ICOMOS deseaba verla ampliada y al final se incluyó lo siguiente:

- Torre y ábside de la iglesia de San Pedro
- Techo de la torre y “artesonado” de la Catedral
- Torre de San Salvador
- Torre de San Martín;

3) Las torres de Teruel, y especialmente la de San Pedro fueron seriamente dañadas durante la guerra civil española (1 936-1 939) y estaban en ese momento en un serio estado de conservación. Algunos de estos son objeto de proyectos de restauración que estaban dentro de la propuesta del nombramiento. Como quiera que el Gobierno español acordó ampliar el nombramiento con el ábside de la Iglesia de San Pedro (escrito de 16 de mayo de 1986) ICOMOS expresa su opinión favorable a la inclusión de esta característica en la Lista del Patrimonio Mundial en base al criterio (IV) (Octubre de 1986)

Como hemos mencionado anteriormente, en 1986, la UNESCO incluyó cinco monumentos del arte Mudéjar de la ciudad de Teruel, en la Usta del Patrimonio Mundial. Mientras que los trabajos referidos son ejemplos magníficos de este estilo, investigaciones subsiguientes realizadas en esta materia, junto con los cambios causados en el patrimonio cultural “que consideraba y que entendía”, ha conducido a la conclusión que sería necesario incluir en esta declaración un número limitado de los monumentos Mudéjares con el objetivo de abrazar e incluir de una manera más universal el fenómeno Mudéjar en toda su complejidad.

Conclusión.
Para concluir reseñar que, en la 10 Sesión del Comité del Patrimonio Mundial, celebrada en París, el 5 de diciembre de 1986, fue inscrita con el núm. 378 en la Lista del Patrimonio Mundial “La arquitectura Mudéjar de Teruel”. En septiembre de 2001, Sesión celebrada en Helsinki (Finlandia), fue ampliada la nominación a “Mudéjar de Aragón”, con el núm. 378-bis incluyendo otros monumentos mudéjares de la Comunidad Autónoma. Contrariedad; el nombre de Teruel desaparece de la Lista del Patrimonio Mundial difuminándose un poco entre todo el arte Mudéjar de Aragón, aunque nada ni nadie podrá eclipsar la grandeza de esta hermosa y desconocida para muchos, ciudad de Teruel.

Datos Patrimonio de la Humanidad de Teruel.













378-001Torre, techumbre y cimborrio de la catedral de Santa María de Mediavilla
City and province of Teruel, Autonomous Community of Aragón, Spain
N40 20 37.9 W1 06 25.90 Ha1986
378-002Torre e iglesia de San Pedro
City and province of Teruel, Autonomous Community of Aragón, Spain
N40 20 33.2 W1 06 22.80 Ha1986
378-003Torre de la iglesia de San Martín
City and province of Teruel, Autonomous Community of Aragón, Spain
N40 20 39.0 W1 06 33.40 Ha1986
378-004Torre de la iglesia del Salvador
City and province of Teruel, Autonomous Community of Aragón, Spain
N40 20 31.1 W1 06 28.80 Ha1986

Fotografías de la Red y de Antonio García 

Bibliografia:

--CC-86/CONF. 003/10 - Paris, 5 December 1986 - UNITED NATIONS EDUCATIONAL SCIENTIFIC AND CULTURAL ORGANIZATION - CONVENTION CONCERNING THE PROTECTION OF THE WORLD CULTURAL AND NATURAL HERITAGE - WORLD HERITAGE COMMJTFEF - Tenth Session Unesco Headquartes, 24-28 November 1986)

―Guerra civil l936.galeon.com/