miércoles, 19 de agosto de 2009

MATEO INURRIA Y EL GRUPO ESCULTÓRICO DEL MINISTRO BARROSO Y CASTILLO.

Monumento a Mateo Inurria en los Jardines de la Agricultura
Mateo Inurria. Su nombre me trae los recuerdos de la primera vez que pude contemplar alguna de sus obras. Muchas mañanas si cambio la ruta habitual de ir al trabajo, puedo ver en la altura de la fachada del Colegio "La Milagrosa"de la calle Gondomar el alto relieve "Dejad que los niños se acerquen a mí", y su clara influencia modernista. En la época estival los toldos lo enmascaran un poco.
Altorelieve en el Colegio La Milagrosa
Si pasas por la calle Osario, el busto de Rafael Molina Sánchez "Lagartijo", que estaba en escayola en el Museo Taurino y fue vaciado en bronce, rememorando el centenario de la muerte del matador, está en una pequeña placita. Fue realizado en 1903. Y el panteón del mismo torero, que realizó en 1884 en colaboración con su padre, de mármol blanco, columna y ángel en la que destacan cuatro lechuzas, que simbolizaban la muerte. Cuando pequeño, sentir una lechuza era siempre mal presagio para los mayores. Está en Cementerio de la Salud. En ese mismo cementerio también existe otra obra suya, de 1915, el panteón de la Familia Junguito, un obelisco y un fondo con retrato. En la fachada del Colegio de Ntra. Sra. de la Asunción, tiene la Lápida en Honor de Antonio Montero Nieto. O el Brocal del Humilladero del Santuario de Ntra. Sra. de la Fuensanta. El busto de D. Carlos Carbonell, que si recuerdo perfectamente camino de mi colegio, al asomarme a la verja del patio de la Casa de Carbonell -hoy Vimcorsa-, donde estuvo ubicado desde 1919 hasta 1980, año en que lo trasladaron a la nueva Factoría de la Nacional IVa. Un retrato en bronce, sobre un pedestal de mármol gris con vetas. El monumento ecuestre del Gran Capitán, que lo vemos a diario en las Tendillas, con la cabeza verdad o no del torero Lagartijo, de color blanco, distinto al del monumento. Propugnó su construcción D. Manuel Enríquez Barrios, Alcalde, en nombre del Ayuntamiento de Córdoba y la Comisón pertinente. Se aprobó su confección en 1909 y se le encargó al artista por cien mil pesetas, inaugurándose en 1923. O el Séneca, enjuto, en la última etapa de la vida del filósofo, que 1895, le sirve para obtener la medalla de segunda clase de la Exposición Nacional.
Séneca
Lo más significativo de la juventud artística de Mateo Inurria son, las obras que contiene suyas el Museo de Bellas Artes. Para comenzar lo podemos hacer por "El Náufrago". Lo presenta en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1890, es tal la realidad que representa que algunos miembros del jurado dicen que lo ha vaciado del natural. Sus amigos se cabrean y sacan la obra del salón, se la traen a Córdoba y que parece adquiere posteriormente el Ayuntamiento de Córdoba. Es muy habitual en nuestro país la envidia por culpa de la mediocridad de algunos. O los desnudos perfectos, acordes con las "Edades de la mujer", que acaba en 1923, un año antes de su muerte. O muchas más. Trabajó Mateo Inurria en las excavaciones de Medina Azahara, así como en la restauración de la Mezquita. Desde 1892 hasta 1920.
Mateo Inurria  fotografía del Archivo Municipal 
Mateo Inurria nace en Córdoba en 1867. Con dieciséis años inicia sus estudios en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid. Con veintitrés años presenta su obra "El Náufrago". Con veinticuatro se casa con Doña María Luisa Serrano, de Córdoba. Con treinta años es nombrado socio numerario de la Real Academia de Córdoba. Con treinta y dos consigue la Medalla de Primera clase de la Exposición Nacional con "La mina de Carbón". Con treinta y ocho años hace amistad con Auguste Rodin, que visitó Córdoba con su amigo Ignacio Zuloaga. Rodin era mayor que Mateo Inurria veintisiete años. Se traslada a Madrid en 1911 con motivo de su nombramiento como Profesor de la Escuela de Artes y Oficios, donde fallece en 1924
ElNáufrago
Una vez expuestos los datos académicos, extraídos de multitud de sitios, viene la pregunta ¿A qué viene ésta entrada?, que no necesita de un motivo, pues simplemente partiendo de la categoría artística de nuestro paisano, o dedicándola a una cualquiera de sus obras era más que suficiente. Pues bien, con motivo de andar rebuscando por esos blogs de la red, y encontrar un artículo sobre Mateo Inurria en el blog Superticiones de Manuel Harazen, que deshacía un entuerto que yo tenía, sobre el grupo escultórico dedicado al Ministro Barroso y Castillo, decidí redactar este artículo. Un amigo con el que, normalmente, tengo largas charlas sobre multitud de cuestiones, primando mayoritariamente las que versan sobre el patrimonio de la ciudad, cuestiones, dicho sea de paso, en las que es un experto. Y éste que disfruta de un ponderado cartel entre nosotros, por méritos más que demostrados, hete aquí que estaba equivocado. El tratar de discrepar con sus tesis, casi siempre me supone un enfrentamiento dialectico con el poder ejecutivo de mi casa, pues el cartel de nuestro amigo en común está más acomodado en Conchi, y claro... ¿Dónde estaba la equivocación? En la fecha. Meses atrás habíamos hablado de D. Mateo Inurria y sobre todo de su grupo escultórico dedicado al Ministro Barroso y Castillo. Mi amigo mantenía haber visto en casa de un conocido, parte de ese grupo, y sobre todo que había sido desmontado en la postguerra. La fecha era el error. Yo también fallé pues no supe precisar y decirle en su momento que en la guerra no existía ya el monumento, ubicado por donde dice Manuel de Superticiones, en los aledaños de lo que hoy es el Bar Playa. Es posible que restos del monumento, que desde luego no quedaría hecho añicos totalmente por los manifestantes, que tendrían que estar hasta "aquello", para haber perdido los papeles de esa forma y, dado que de la destrucción debieron quedar trozos significativos, estos pudieran ser los citados. Estamos hablando de restos de un "derribo proletario" sin las adecuadas herramientas. Ejemplo de lo dicho, de que quedarían restos importantes es que la Alegoría de las Artes Industriales, se conserva maltrecha -está decapitada y sin brazos- en el Alcázar de los Reyes Cristianos, y en 2007 fue expuesta en una exposición del escultor. En ese mismo orden de cosas, otras porciones del monumento de mayor o menor tamaño que la citada, podrían estar aún en algún recóndito o recoleto lugar. El grupo escultórico tenía cuatro alegorías, la citada de las Artes Industriales, la de las Bellas Artes, la de la Agricultura y la del Comercio y, como es lógico, una enorme figura del ministro burgués Barroso y Castillo, sentada. No voy a discutir con mi amigo por unas fechas, y la primera vez que no puedo confirmar lo que dice... bueno la segunda, pues hubo otra, pero en su cartilla artística no se le suponen los conocimientos, los tiene reconocidos. Lo interesante de este asunto es saber que el expolio de los restos tiene su fundamento. Tendré que seguir sondeando la memoria de mi querido amigo, para que modifique en su disco duro neuronal las fechas que tiene equivocadas, y ver si con eso se le abre alguna nueva puerta y recuerda, en que patio, en que casa, y de quién, vio lo que él consideró restos de ese grupo escultórico. Y esta es la nueva interrogante.
Unos desnudos
Estado actual del Busto en los Jardines de la Agricultura, gracias a unos ciudadanos. Fotografías del autor
Bibliografía de la memoria

No hay comentarios :