sábado, 3 de octubre de 2009

Visión de Córdoba en 1668



Otro dibujante del siglo XVII, pudiera ser Baldi, nos dejó un apasionante dibujo, cien años después del que hizo Anton van den Wygaerde, en 1568, en este caso desde los terrenos de la Cuesta de la Pólvora.

Pulsando sobre la flecha de la derecha nos desplazaremos sobre los siete cuadros en los que divide la imagen.

En su primera imagen nos permite ver el horizonte del barrio del Espíritu Santo, con la Calahorra al fondo, ya reparada con respecto al anterior dibujo citado, realizado cien años antes. Parte de los terrenos que vemos en la orilla del Campo de Verdad se los tragó materialmente el río en el desplazamiento del cauce.

El segundo cuadro nos permite ver las torres albarranas de la esquina del Campo Madre de Dios, y una curiosidad, una multitud de troncos en la orilla del río, como esperando para transportarlos por él o para cualquier otro menester. Al fondo la Mezquita ya con la catedral terminada y el Minarete de la misma, forrado con la actual torre campanario, y el puente romano. Detrás, inmediatamente de las torres de la muralla, divisamos la techumbre del Convento de los Mártires.

El tercer cuadro nos enseña parte del horizonte del segundo, pero en éste, entra en nuestro campo de visión una tercera torre. Seguimos viendo los troncos, pero en el montículo de delante de la torre, en un altozano, hay unas cruces que pudieran ser lugares de ejecuciones de la Inquisición (que no era Santa), o como escaparate de otros escarmientos de la justicia. Al encontrarse a la salida de la ciudad o a la entrada, según la dirección de los ciudadanos.

Cuarto cuadro. La puerta de Andújar, majestuosa, nos presenta toda su arquitectura, dos torres unidas por un arco central, a la derecha de la puerta (según nuestra posición) el Convento de Madre de Dios. Un frondoso árbol en la esquina y el habitual tráfico de entrada y salida de la ciudad. A la izquierda, el lugar citado en la imagen anterior de la celebración de "autos de fe"..

Quinta imagen: Unos caballeros camino de la ciudad, los mismo comerciantes, una pareja charlando cerca de la pared del convento y a la derecha lo que podría ser el convento de San Juan de Dios (desaparecido) que estaba, aproximadamente, en lo que hoy son los terrenos del ex-Matadero Municipal. A la izquierda de lo citado, lo que podrá ser el Convento del Carmen, unido a la actual facultad de Derecho. Al fondo en la sierra la silueta de Torreárboles, máxima cota cercana a la ciudad, 680 metros. Pudiera ser lo que se divisa a la izquierda la torre de S. Andrés.

Sexto cuadro: Parte del anterior, una nueva torre y a la derecha el Convento de San Sebastián o que estaba situado en la actual entrada de la Avenida de Barcelona. El rótulo de la ciudad.

Séptima imagen: Resto de huertas y construcciones en la carrera de la Fuensanta, Santuario que no se ve en la imagen, y el escudo de la ciudad. Las estribaciones de la sierra.

Lo que procede es cada uno buscar referencias y situar perfiles que se conozcan, teniendo en cuanta que estamos hablando del año 1668, es decir la friolera de hace trescientos cuarenta y un años.

No hay comentarios :