miércoles, 7 de octubre de 2009

LA RUTA DEL BAILÓN DESDE LA NAVA


La Fuenfría

La necesidad de confirmar un dato en una anterior entrada sobre Zuheros, me ha llevado a consultar ampliamente el Libro de la Montería de Alfonso XI, llegando al convencimiento que éste, a pesar de no ser aficionado a la cuestión cinegética, es interesantísimo.

El libro de la Montería, de Alfonso XI
Portada del Libro de la Montería
Llama la atención que en el siglo XII se escribiera dicho tratado. El mismo se conforma con Tres libros: Primero, Segundo y Tercero y lo "Acrecentado". El Primero describe distintos tipos de monterías y cacerías. El Segundo dividido en dos, en la Primera Parte habla de la "cura de los canes de las heridas, quebraturas o rabia", y en la Segunda Parte de "cómo se ha de curar los canes de todas sus dolencias". En el Libro Tercero habla de los "montes de Castilla y Andalucía y de lo que sucedió al rey en el monte". Luego, en lo "Acrecentado" por D. Gonzalo Argote de Molina, describe distintos tipos de monterías.

Alfonso XI nació en Castilla en 1311 y murió en Gibraltar de peste, el 26 de marzo de 1350, su hijo fue Pedro I el Cruel. Alfonso era biznieto de Alfonso X el Sabio.

El libro fue impreso en la imprenta de Andrea Pescioni de Sevilla en 1582.

Pedrorebola

Fuente de Pedrorebola

Todo este prologo es para justificar que la zona de la Fuenfría de Zuheros, en el sendero que parte de la Nava de Cabra, a los pies del anticlinal de la Ermita de la Virgen de la Sierra, es conocida desde tiempo inmemorial, además de ser un lugar maravilloso en otoño y en primavera.

El Mapa del sendero del Bailón

La Nava, comienzo del sendero o fin, según el punto de partida, es a su vez el nacimiento del río Bailón. Unos le llaman arroyo y otros río. Este es el que moldea lo abrupto del camino a su llegada a Zuheros en la Subbética cordobesa. Según Alfonso XI era un fértil lugar donde se criaba el oso y el puerco (jabalí), y podían ser cazados en todo tiempo. Ahora no es necesario decir que no se cría el oso en la zona. La longitud del sendero es de unos 11 kilómetros.

Como decimos comienza el recorrido en el Poljé de la Nava de Cabra, amplio valle a unos mil metros de altura sobre el nivel del mar, y discurre al lado del río Bailón, hasta llagar a Zuheros. En el existen parajes de indudable belleza; las Chorreras, y el centro de nuestro comentario, la Fuente de la Fuenfría, así como otras fuentes. Por el camino impresionantes cortados a pico y algunas cuevas, una llegando a Zuheros llamada del Fraile por la formación que parece un fraile. El material de las paredes calizo-dolomíticas que en algunos lugares tienen más de cien metros de altura.

Podemos contemplar buitres en algunos lugares y otras rapaces. Por otra parte también encontraremos rastro de otros animales como marranos, zorros, conejos, tejones, etc. y algunas variedades de aves. El en el aspecto vegetal es bosque mediterráneo, encinas, quejigos, cornicabras, etc. Se habla de que existe algunos ejemplares de Arces de Montpelier, y una gran variedad de plantas. Existe un endemismo muy importante que es el Narciso Bugei, que se cría en la Nava, y es una especie de orquídea. Y también en el otoño una nutrida colonia micológica en la llanura.

En suma un hermoso lugar, cercano, lleno de encanto que nos satisfará ampliamente y que a mi me ha resultado que, lo que pensaba era un lugar apartado de la civilización, en el siglo XII y sucesivos era un lugar datado en un importante libro. A Conchi el recorrido le supuso un bloqueo muscular de los gemelos de ambas piernas. La última parte del recorrido, la bajada pronunciada hasta la villa, la tuvo que hacer muy despacio, y afortunadamente se recuperó pronto.


La Fuenfría
La Fuente Fuenfría
(Las fotos son de la web elPozuelo)