lunes, 12 de octubre de 2009

MONTEFRÍO UNA HERMOSA VILLA DE GRANADA

Iglesia de la Villa
Ese día volvíamos de Granada, en una de las muchas visitas que le habíamos hecho. Sabíamos de Montefrío pero nunca decidimos ir directamente a él. Habíamos subido hace rato la Cuesta de Velillos, por su nuevo trazado. Éste es más rectilíneo que el anterior, de triste memoria para mí por el accidente sufrido años atrás. Dimos varias vueltas de campana bajando hacia Pinos Puente. Paradójico, si la cosa en lugar de -pese a lo aparatoso-, haber sido favorable y salir sin ningún rasguño, hubiese sido lo contrario, el lugar de nacimiento de mi padre hubiera significado el adiós definitivo mío.
Al llegar a Puerto Lope giramos a la izquierda para dejar la N-432 y coger la GR-3410, carretera de buen piso, pero estrecha, y a unas tres leguas aparece majestuoso Montefrío, coronado por su Castillo e Iglesia de la Villa, y la llamativa cúpula de la Iglesia renacentista de la Encarnación. A la izquierda la sierra de Parapanda que es atalaya de toda la vega del Genil en su vertiente sureste.
No sé si haciendo honor a su nombre, a pesar de ser en julio, la temperatura era fresca. Buscamos un sitio donde dejar el coche, que encontramos gracias a la amabilidad del Policía Local que estaba regulando la afluencia dominguera a la Iglesia de la Encarnación y nos aconsejó un lugar cercano. La primera visita a la oficina de información turística. Allí nos recomendaron esperar a que subiera la chica que debía abrir la Iglesia de la Villa, a una hora determinada. Mirar hacia arriba y ver donde había que subir daba una cierta pereza. Cargamos los útiles necesarios, cámara incluida para preparar la subida. Antes, entramos a un bar a reponer algo de fuerzas y nos pusieron con la bebida, unos trozos de jamón asado, que podían echarnos todas las cuestas del mundo, hasta el olor alimentaba. Creo recordar que era el Mesón El Pregonero.
Iglesia de la Villa
La fotografía de la cabecera es una panorámica de la Iglesia de la Villa desde la Plaza de España. Para llegar a ella dejamos a la izquierda el palacete donde se ubica la Oficina de Turismo, conocido como la Casa de Oficios. Más arriba hay un palacio privado del siglo XVI que es el Ayuntamiento, y la antigua iglesia de San Sebastián que funciona como Centro de Recursos del Olivo. Seguimos subiendo por la calle Gracia, tremendamente empinada, y luego la calle del Arco buscando llegar a la puerta de la subida a la Iglesia de la Villa y Fortaleza árabe.
Una amable señora nos recomendó una ruta menos inclinada, cercana a la Ermita del Carmen, luego se nos acercó su marido o compañero que resultó haber trabajado en Córdoba. Una vez en la Ermita visitamos unas tumbas que estaban adosadas a una de sus paredes.
Tumbas en la Ermita del Carmen
La Ermita del Carmen, está ubicada al final de la calle del Carmen. Las dos tumbas son casí contemporáneas nuestras, evidentemente debían ser personas pudientes de la Villa. La de la izquierda tiene difuninado el nombre y sólo podemos leer el segundo apellido que es "y Tena, que fue comendador de la orden de Carlos III, Secretario honorario de la misma y diputado provincial de Granada, que falleció en Montefrio en 29 de abril de 1865 a los 74 años". La segunda, no sabemos si era la esposa del primero, se refiere a la "Sra. María Josefa de la Vega G. Valdecasas, que el día 10 de noviembre de 1897 fallecíó en Montefrio a los 77 años".

Tumbas cristianas
Dejamos la Ermita del Carmen y seguimos hasta la entrada del Castillo. A la entrada de la verja de acceso a la Iglesia de la Villa y fortaleza árabe de Montefrío, existen estas tumbas talladas en la roca que la sustenta. Pertenecen al primer cementerio cristiano después de la Conquista de la Villa por las tropas castellanas. Allí esperamos la llegada de la chica que nos debía abrir y cual no sería nuestra sorpresa al verla que estaba en un avanzado estado de buena esperanza. Nos preocupamos y nos tranquilizó diciendo que estaba acostumbrada a abrir todos los días. Extraordinario ejercicio.
Camino del Castillo
Camino de subida al Castillo y a la Iglesia de la Villa, por la vertiente suroeste, que desemboca en la entrada a la fortaleza árabe que fue derruida en parte para la construcción de la Iglesia de la Villa que se ubica a su izquierda, y fue morada anteriormente del rey árabe Aben Ismael III. De la misma se conservan los restos de la triple muralla, unos aljibes, y tres torres, dos circulares y una cuadrada.

Entrada al Castillo
Iglesia de la Villa
La fotografía está realizada desde los restos del patio de armas de la fortaleza, de la que quedan en pie tres torres, dos circulares y una cuadrada, esta última ejerce en la actualidad de repetidor de los diversos sistemas de comunicaciones de Montefrío. Dentro de la Iglesia de la Villa está ubicado el Centro de Interpretación loca,l en el que proyectan un detallado documental audiovisual que versa sobre las fronteras. La subida a la torre nos lleva, después de 111 peldaños en su escalera de caracol, hasta, primero un balcón donde se visualiza toda la planta de la iglesia, y luego a dos salas superiores, para desembocar en la torre con cuatro ventanales protegidos con tela metálica desde los que se divisa toda la Villa de Montefrío y sus aledaños. En 1507 la mandaron construir los Reyes Católicos y después en 1540-42 la reformó Diego de Siloé con mezcla del gótico y renacimiento.
Restos de un aljibe

Restos de uno de los aljibes que están ubicados en la plaza de armas de la fortaleza árabe de Montefrío, corte que fue del rey árabe Aben Ismael III.

Iglesia de la Villa
Vista de la Iglesia de la Encarnación, desde una ventana de la torre de la Iglesia de la Villa. Es una muestra del neoclásico granadino, de finales del siglo XVIII, de planta circular de unos treinta metros de diámetro, acabada en una cúpula muy característica de media naranja. Destaca en su interior el templete del altar mayor, en mármol, con dos columnas dóricas rematadas por una cúpula.
Antes de llegar a la Villa de Montefrío por la carretera que va a Ilora, a unos cinco kilómetros, existe un yacimiento prehistórico llamado la Peña de los Gitanos, dónde podemos visitar unos sepulcros megalíticos y unos dólmenes bastante interesantes.
En Panoramio están las fotografías publicadas, y ubicadas en Google Earth.

2 comentarios :

Lisístrata dijo...

jodé q cansancio entra de mirar parriba en esa foto q pones! si tuviera q subir yo, me tendrían q echar una soga al cuello y tirar de mi y encima "jarrearme" pa dar un paso xDDD

Paco Muñoz dijo...

Pero es precioso Lisis, merece la pena darse una vuelta. Otro día estuvimos en otro de enfrente Moclín(Llegando a PuertoLope a la dcha.), un Castillo enorme que les duró a los cristianos lo que tardaron en reventarles el polvorín. Es una zona de Granada muy bonita y unos campos que... sólo los mejoran los de Fernán Nuñez.