domingo, 1 de noviembre de 2009

Día de Difuntos


MAriposas


Todos los años, desde tiempo inmemorial la costumbre el Día de Difuntos, sin entrar en que no deja de ser una costumbre cristiana, adoptada de otras religiones más antiguas, era la luz de la mariposa encendida en la casa, como recordando a los que se habían marchado, y la comida especial de ese día, eran las ¡Gachas!.Riquísimo postre con sus coscurrones, su textura y su sabor y olor a canela. Mi madre las hacía, mi suegra, que era una buena cocinera también y su hija Conchi, que es mejor, lo mismo.

Los cementerios eran esta mañana una feria, incluso había un grupo de cuerda tocando, vamos un primor. Bueno pues mejor. Siempre recuerdo un día por estas fechas, con un frío que pelaba, el normal de noviembre, no como ahora, bajando por la carretera de vuelta de un ventorrillo, de noche, a la altura de Fuensanta de Martos para Martos. El espectáculo que nos resultó el cementerio de Fuensanta nos hizo hasta pararnos. El “cortijo de los callados” de Fuensanta, está en una ladera, y la noche de difuntos parecía una verbena -con todos los respetos-, por la iluminación.


Hoy, al entrar en casa he visto como la colonización nos ha invadido. En el portal de al lado había colgado, de tamaño natural, un esqueleto, americano, por lo rubio del pelo, con unos colgajos negros. Supongo que se habrá producido un encuentro entre los clásicos y los americanizados, porque al bajar para fotografiarlo, el fiambre ha desaparecido de la puerta del edificio.


Parecido ocurre con las navidades, que nos cuelgan en los balcones el muñeco de Papa Noel como escalando con su bolsa. Yo me siento republicano, pero en esas fechas prefiero la monarquía de los magos de oriente, a pesar de saber que “los reyes son los padres”, los prefiero y no me interesa Papa Noel “regalador” oficial de otras latitudes.


De todas formas que cada uno haga lo que le plazca, si se quiere dejar absorber cada día más por la globalización de las costumbres,que lo haga, en el fondo todos, poco a poco, vamos siendo colonizados en muchas cuestiones sin darnos apenas cuenta ¿por qué no también en las tradiciones?. Llamamos a artilugios y funciones por su nombre inglés, como llamamos en su momento a la olla a presión, olla Laster, y a la batidora Turmix, a la televisión tv, y muchas cosas más. A copiar una fotografía le llamamos escanearla. Etc. etc.


Como me quiero resistir, he ayudado a encender unas mariposas, que no son como las de antes, se apagan enseguida -pues desde que se inventó el frigorífico ni el jamón sabe a jamón, ni el ….-, y para merendar voy a comerme unas gachas.


Sobre Halloveen.


Estoy suscrito a una Web que se llama http://www.elcastellano.org/palabra.php una de sus secciones se titula La Palabra del Día, que lleva Ricardo Soca. Hoy en la palabra del día publican


“halloween
Por fuerza de la mundialización, tradiciones heredadas de esta antiquísima fiesta de origen celta se están extendiendo tan rápidamente en los países hispanohablantes que vale la pena echar una ojeada a su origen, por más que halloween no sea una palabra de nuestro idioma.

En la Antigüedad, en Bretaña, Escocia e Irlanda, se festejaba la fiesta de Samhain el 31 de octubre, último día del año en los antiguos calendarios celtas y anglosajones. En esas ocasiones, se encendían grandes hogueras en lo alto de las colinas para ahuyentar a los malos espíritus, y se creía que las almas de los muertos visitaban sus antiguas casas, acompañadas de brujas y de espíritus.

Con la llegada del cristianismo, se estableció el primero de noviembre como Día de Todos los Santos, y el 31 de octubre pasó a llamarse en inglés All Saints' eve (víspera del Día de Todos los Santos) o también all Hallows' eve y, más recientemente, Hallows' eve, de donde derivó halloween. Hallow es palabra del inglés antiguo, significa 'santo' o 'sagrado' y, como el moderno vocablo holy, proviene del germánico khailag.

Muchas de las tradiciones de halloween se convirtieron en juegos infantiles que los inmigrantes irlandeses llevaron en el siglo XIX a los Estados Unidos y, desde allí, se han extendido en las últimas décadas por el mundo hispánico.”


Nuestra amiga Lisistrata nos dejó el otro día una receta de Gachas que reproducimos para aquel que le interese.

Gachas


GACHAS


INGREDIENTES:

6 CUCHARADAS SOPERAS DE HARINA TOSTADA PREVIAMENTE EN SARTÉN

3/4 LÍQUIDOS: MITAD DE LECHE+MITAD DE AGUA (de leche un poco más)

4 CUCHARADAS SOPERAS DE AZÚCAR

1 CUCHARADA SOPERA DE MATALAUVA EN GRANO (ANÍS)

1 PELLIZCO DE SAL

CANELA A GUSTO EN RAMA Y DESPUÉS PARA ESPOLVOREAR

FORMA DE HACERLO

- EN SARTÉN CON CHORREÓN DE ACEITE AL FUEGO

-1º LA MATALAUVA CUANDO EMPIEZA A FREÍR.

- EL RESTO DE INGREDIENTES PREVIAMENTE BATIDO.

- SE REMUEVE TODO HASTA Q ESTÉ LISTO.

- SE VIERTE EN UNA FUENTE Y SE LE AÑADEN PICATOSTES CON MIEL, NUECES
O PIÑONES, SEGÚN GUSTO.

- SE ESPOLVOREA CON CANELA Y AZÚCAR.

buen provecho!


2 comentarios :

Lisístrata dijo...

Paco, te dejo por acá algo más sobre "jalogüín". Es otro color sobre el tema de primeros de noviembre.

saluditos >:0]

P.D. hummm! ¡Qué buena pinta tienen esas gachas!

Paco Muñoz dijo...

"pero si los obispetes se cabrean este año celebro yo jalogüin por mis muertos! (nunca mejor dicho, ejejejje)" Que gracia me ha hecho lo de por mis muertos en tu comentario. Muchas gracias.