domingo, 15 de noviembre de 2009

LA ERMITA DE SAN ACISCLO Y SANTA VICTORIA


Vista de la ermita
Ermita de San Acisclo y Santa Victoria (Colodro)

De camino del disfrute que supone, ver los vestigios de una antigua puerta de la muralla de la ciudad, la Puerta del Colodro, el empedrado que tenía, los supuestos puntos de fijación y tope de la puerta –sólo se ven dos: el central y el derecho en el orden de salida de la ciudad, pues el izquierdo está debajo de la especie de lonja de entrada a la casa que se construyó encima de la puerta y muralla-, que suponemos era de dos hojas, abatible hacia dentro, la losa desgastada por el paso de la duras ruedas de los carros de llanta metálica, y cuyas nuevas y aclaradoras fotografías hemos incorporado a la entrada de este Blog, sobre la Puerta del Colodro , pasamos a la acera de enfrente –sin hacer chiste fácil-.

En la citada acera, frente a la antigua y citada Puerta del Colodro, haciendo esquina, está la Ermita de San Acisclo y Santa Victoria. No vamos a entrar en disquisiciones, de la dualidad o no de los mártires, de si lo fueron o no, o si la leyenda tiene algo de verdad. Sólo nos detendremos en la tangible edificación que está allí actualmente, y que data su existencia de bastantes años atrás. Parece ser que allí existía la “…tradicional creencia de haber estado en este punto la casa habitación de una pobre mujer llamada Minciana, que educó y tuvo en su compañía a los jóvenes Acisclo y Victoria, la devoción de los cordobeses hacia éstos les hizo edificar una gran iglesia que a fuerza de años quedó destruida…”. Ahora mismo, nos hemos trasladado de un plumazo al 313 de nuestra era, cuando la dominación romana.

El edificio primitivo es una ermita del siglo XVI, que en el XVIII se remoza y en 1950 se reforma por el arquitecto Carlos Sáenz de Santamaría. Su construcción es de nave única de bóveda y cabecera plana, con una fachada neoclásica. La parcela que ocupa, según el catastro, es un suelo de 449 metros cuadrados y 746 construidos y la fecha de 1920. La ubicación es Mayor de Santa Marina, 20, y por la Puerta del Colodro llega la fachada hasta el número 2 de dicha plaza. Parece ser que esa fachada, según el plano de 1811, tenía una calleja sin salida, que se llamó Arrancacepas, y era el espacio que había entre el lienzo de la muralla y la pared de la ermita, dónde también había una torre de la muralla, que puede verse en el plano. La cruz que está en la fachada de la ermita, en el lado derecho de la puerta, estaba en un pedestal que había en ese extremo de la calle Mayor de Santa Marina.


Plano 1811

Plano de 1811 donde se ubica la Ermita y se ve la calle adosada a la muralla, ya desaparecida de Arrancacepa. Delante había una torre de la muralla.

D. Teodomiro Ramírez de Arellano se extiende algo más sobre la descripción de la ermita, y cita que después de la conquista –Ramírez de Arellano dice conquista, ya que el término reconquista acuñado a posteriori, es de cuando se resaltaba el orgullo patrio, hasta el extremo de considerar propio lo que durante más de quinientos años había sido de los árabes-, se construyó una pequeña ermita, “que apenas cabían doce personas”, pero que pasó sin saber cómo, a propiedad de un Sr. llamado Jerónimo Godino, que la cedió en 1516 a la Cofradía de los Mártires y fue reparada y ocupada. A finales del siglo XVII estuvo al cuidado de la Hermandad de Ntra. Sra. del Auxilio. Quedando nuevamente abandonada, y es a finales del siglo XVIII cuando nuevamente se repara. Parece ser que sufragó los gastos, D. José Fernández “Pepito el Carnerero”, que hizo fortuna con el ganado lanar.


Ermita al 15/11/09

Ermita al día de la fecha 15/11/09. En la fachada la cruz citada en el texto, Arriba a la derecha la pequeña espadaña.

Forma parte de la finca, según el catastro, el edificio posterior y lateral adosado a la ermita, que es la sede conventual de la Orden de las Esclavas del Santísimo Sacramento en Unión íntima con la Virgen Inmaculada, Instituto religioso contemplativo que se fundó en 1944 en Málaga. El fin primordial de la congregación es: “…el culto de adoración al Santísimo Sacramento en unión íntima con la Virgen Inmaculada, la primera Esclava y Adoratriz de su Hijo. En la iglesia conventual, siempre hay una Esclava adorando a su Esposo”. Son veinticuatro horas de presencia de las religiosas en la ermita.


Retablo de la Ermita

Retablo de la Ermita con los cuadros de San Acisclo y Santa Victoria y la reja de la clausura.

Una pequeña ermita, “en la que apenas cabían doce personas”, es otro lugar cordobés con casi 1800 años de historia, algo así como seis veces más que la que tienen los Estados Unidos de Norteamérica.


Catastral

Plano catastral de la Ermita y las casas adosadas del convento.




Video oficios domingo

FachadaFachada lateral norte

FachadaFachada lateral norte

FachadaFachada lateral norte

InteriorAltar

InteriorVista superior altar

CoroCoro

 Coro vertical Coro

pila aguaPila de agua


Fotos personales, de Cordobapedia y de la Web de la Orden. Bibliografía de Teodomiro Ramírez de Arellano.