martes, 29 de diciembre de 2009

EL ÓRGANO DE SAN HIPÓLITO


Organo de San Hipolito
Luminosa fotografía del órgano.


El órgano de San Hipólito es del siglo XVIII, y no vale hacer juegos de palabras. Joseph Corbacho lo construye en 1735, tal y como figura la inscripción en su tubería. Es uno de los instrumentos de su género más importantes de Andalucía. Está compuesto de dos teclados de 45 teclas de octava corta. Su mueble se compone de tres cuerpos: el bajo donde se aloja la maquina, la cadereta inferior y la consola; el medio que está sobre las cornisas, y dónde se ubica la lengüetería y aloja la tubería mayor; y el superior donde está el ático y la coronación, sobre amplias cornisas, constituida por la parte central y dos laterales, que a su vez contienen los escudos de Castilla y León. Está decorado con pintura al temple sobre estuco y con algunos perfiles dorados.

Después de haber quedado inutilizado a mediados del pasado siglo XX, fue restaurado gracias al proyecto Andalucía Barroca, en el taller de los artesanos Organeros, Joaquin Lois, en Tordesillas (Valladolid), quiénes le reforzaron la estructura y recuperaron las tuberías.

La compañía de Jesús lo ha cedido en uso, al Conservatorio Profesional de Córdoba, para el estudio de música antigua.

En el Decreto 364/2009, de 27 de octubre, de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que inscribe la Antigua Real Colegiata de San Hipólito, en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural (BIC), figura la siguiente descripción del órgano:

“En el último tramo de la nave se dispone un coro alto, en el que se conserva un importante órgano barroco, de la escuela cordobesa del siglo XVIII. Su caja, de madera tallada y policromada, muestra los cinco castillos del instrumento en el cuerpo bajo. El central es mayor y se adelanta en el plano; los intermedios son triples, dispuestos ligeramente en chaflán, cóncavos, y los extremos dobles. Sobre la cornisa, en el ático, el número de castillos se reduce a tres y están flanqueados por escudos. En la pared frontal lucen dos grandes marcos de yeserías con retratos de Alfonso XI y su esposa, obras del siglo XIX que rodean un lienzo de la Adoración de los Reyes.”

Un espectacular instrumento que se puede escuchar desde el 28 de noviembre de 2007, en los oficios de las doce, después de cuarenta y cuatro años de mudez.


Perspectiva del coro y el órgano.


Bibliografía: Jesús Sampedro (Organista)

2 comentarios :

Ben-saprut dijo...

Pues no estaría mal que algún que otro avanzado aprendiz de músico de nuestro conservatorio, ofreciera conciertos gratuítos, con las puertas de la iglesia abiertas, como los he podido disfrutar yo mismo en la de Saint Michelle de París, que solo pasando por alrededor de la iglesia y oir la música, es una delicia. Además le iría muy bien al propio órgano, porque ya se sabe que lo que no se usa, se termina estropeando.

Paco dijo...

Es una buena idea Ben, lo que pasa es que allí no conozco yo a nadie para insinuárselo.

Y en cuanto a lo de usar el órgano yo se de uno que no sirve por falta de uso.

Un abrazo

Paco