sábado, 5 de diciembre de 2009

SOLICITUD PARA FOTOGRAFIAR EL PIANILLO EN EL PALACIO DE VIANA


Palacio de Viana
Palacio de Viana.

Los hechos

Si la gestión de Cajasur es lo que hemos visto por la prensa, la del Palacio de Viana, no desde el punto de vista económico, pero si en el ámbito de las relaciones públicas, deja mucho que desear.

Domingo día 23.-

Intenté efectuar una fotografía de pianillo que está en la cochera del Palacio de Viana. Como quiera que desde la ventana del patio de entrada, no se ve bien por estar detrás de una columna (fotografía del final), solicité permiso al vigilante de seguridad por si me podía abrir la puerta y, desde un mejor ángulo disparar un par de instantáneas. Todos sabemos el tiempo que eso lleva.

El vigilante me dijo que él no podía abrir, no sé si porque no tenía llave o porque no estaba autorizado a hacerlo, que el martes próximo día 25 –era domingo y los lunes está cerrado-, viniera y lo solicitara a la Administración.

Martes día 25.-

Nueva visita al Palacio. Administración, hablo con una empleada y me dice que ellos no pueden autorizar, que debe ser la Dirección, me da el nombre de la Directora y su correo electrónico, medio de efectuarla. Llego a casa y le pongo a la Sra, Directora un correo.

Martes 26.-

Me llega el acuse de recibo de mi correo.

Sábado día 5 de diciembre.-

Nueve días después de solicitar el acceso. Le remito un nuevo correo rogando anule la solicitud. Eso es lo que educadamente le he dicho, maleducadamente pensé que se lo metan allí… en otra habitación más profunda no a la vista.

Es increíble la absurda burocracia. En primer lugar para abrir una puerta y, acompañado del vigilante, adentrarse unos pasos en la cuadra o cochera y disparar un par de instantáneas. En segundo lugar, lo fácil que es echar un achaque de que se perjudica la pintura del organillo o los coches de caballos por el flash –nunca hago fotografías en interiores con flash-, por decir una tontería y negar lo solicitado. Pero no, es mejor el llamado silencio administrativo, que es la cortina tras la que se oculta, la descortesía; la carencia de criterio posiblemente; o algo que es mucho peor, el desprecio a las buenas maneras.

Con su pan se lo coma -el Palacio de Viana-, el organillo de la Coja (si es el de la Coja, que eso está por ver).



El intercambio epistolar (bueno, intercambio no)

Correo de ruego de anulación de la solicitud

Sra. Doña Juana Márquez.

Directora del Palacio de Viana.

Con fecha 23 de noviembre pasado visité el Palacio de Viana con el ánimo de hacer una fotografía del organillo que está en la cochera. Pedí permiso al vigilante de seguridad para que me permitiera entrar con él, y poder hacer la fotografía adecuadamente. No llegaría el acceso a tres minutos, entrar y hacer dos o tres instantáneas. Me dijo que necesitaría permiso de la Administración, como el lunes estaba cerrado, que el próximo día 25 martes lo pidiera. Cosa que consideré lógica.

Así lo hice, visité nuevamente el Palacio el citado martes 25 y solicité el permiso en Administración. Una amable empleada me dijo que había que solicitárselo a Vd. Me dio su dirección de correo electrónico y le solicité autorización el mismo día (Le adjunto copia de la misma).

El día 26 del pasado noviembre el sistema me dio el acuse de recibo de que había recibido mi solicitud. Hasta aquí todo es lógico y natural (Le adjunto copia).

Lo que no es lógico es que, hoy 5 de diciembre, es decir diez días después, ni siquiera se ha dignado contestar al correo. No creo que sus obligaciones sean tantas que no le permitan contestar a un simple correo, en los términos que le parezca oportuno, tendría que aceptarlos, pero contestar. A no ser que para una simple fotografía, de un modesto organillo, se requiera un permiso de más altas instancias-que pudiera ser-, a la vista de lo acontecido.

De todas formas, lo que si me parece es una falta absoluta de delicadeza por parte de esa Dirección.

Sirva el presente correo para comunicarle que ya no me interesa hacer la fotografía, por lo que le ruego anule la solicitud.

Atentamente.

Francisco Muñoz




Acuse de recibo

----- Mensaje original -----

De: Palaciode Viana

Para: 'Pacofmc'
Enviado: jueves 26 de noviembre de 2009 08:43

Asunto: Leído: Solicitando permiso fotografiar organillo

Su mensaje

Para:palaciodeviana@telefonica.net

Asunto: Solicitando permiso fotografiar organillo

Enviado: 25/11/2009,16:05

fue leído el 26/11/2009 8:41.




Solicitud

----- Mensaje original -----

De: Pacofmc
Para:palaciodeviana@telefonica.net
Enviado: miércoles 25 de noviembre de 2009 16:05

Asunto: Solicitando permiso fotografiar organillo

Estimada Sra. Doña Juana Márquez

Directora del Palacio de Viana

Tengo interés en fotografiar de cerca, el organillo que tienen expuesto en las cuadras del Palacio de Viana. He efectuado algunas instantáneas a través de la ventana pero no se puede apreciar adecuadamente el mismo, y es lo que le pido autorización para poder fotografiarlo desde dentro.

He hecho un trabajo para mi blog, referido al pianillo, pero desearía incorporar unas fotografías adecuadas.

Aprovecho para saludarla atentamente.

Paco Muñoz

www.notascordobesas.blogspot.com<


 Pianillo
Pianillo en la cochera motivo de la solicitud.

Aclaración final.

6 de diciembre de 2009

Como es justo comentar lo malo y lo bueno, aclaro que, en el día de hoy domingo, seis de diciembre, he recibido un correo del "Área de Marketing y Promoción Turística Palacio de Viana. Obra Social y Cultural de CajaSur", contestando a mi segundo correo y exponiendo una justificación razonable de la responsable del Área y disculpando la falta de contestación, que parece ser no es achacable a esa área citada, y que no transcribo por no tener autorización para publicar esa contestación.

Le he contestado aceptando las disculpas y admitiendo que el fallo no ha estado en ese nivel. Punto y final.


Fotografías de Wikipedia y del autor.

4 comentarios :

Lisístrata dijo...

Pues si la ignonimia es la tónica general de la administración cuando se le solicita algo tan inofensivo como una foto a un cacharro antiguo, imagínate si elevas una petición de más envergadura.

Estamos en manos de unos IMpresentables, INsolidarios, INsurribles, Indiotas en una palabra, sinvergüenzas dnd los haya.

De todas formas, Paco, la foto q hiciste del pianillo te ha quedao la mar de chula.

saludos y salú pa t@s

Paco Muñoz dijo...

Lisis, gracis. Es la descortesía, el silencio, el desprecio, para una chorrada, y a saber el sueldo de la Dirección, que es lo más normal. Y llevas razón para las cosas serias ya es que te "cagas". Y si esas cosas en lugar de ser un "pego" te va en ello el comer, entendiendo por ello el empleo ya está todo averiguado.

Pero eso es así y es dificil de cambiar, y me da pena, pues yo siempre digo las normas están ahí pero la flexibilidad, y la posibilidad de tomar decisiones, es decir el no ser máquina también, y esa posibilidad en mi trabajo la uso siempre que puedo. Algunas veces me perjudica pero las más me beneficia personalmente.

Un saludo.

Ben-saprut dijo...

Estimado Sr. Don Francisco Muñoz,

Ruego que, en primer lugar, acepte nuestras disculpas por no hacerle ni puto caso a su interés por fotografiar al organillo descrito, del que no me consta tenga la más mínima relevancia; es más, no sé ni dónde coño está, pero que como me han dicho que le diga a todo el mundo que NO cuando pida algo que se salga del guión establecido, pues yo lo hago, y santaspascuas.

Espero que entienda mi situación, y comprenda que me han puesto a mi para recibir las hostias que sean necesarias. Eso sí: si a cambio cayera algún jamoncillo del Valle de los Pedroches, lo mismo hasta le hago un huequín oportuno, siempre que sepa mostrar la discreción que de Vd espero.

Tenga presente que, después de tanto trajín con las fusiones y absorciones de nuestros patrones (que en gloria est(é-á)n), uno no sea capaz de atreverse a nada, con tal de no aparecer en la lista negra de despidos (¡Que san Miguel Castillejo me ampare!) Pero es que la carne es débil, pero la de ese jamón es prieta y sabrosa, así que, contacte conmigo y yo le haré llevar al lugar que tanto desea para que esa fotografía se convierta en su odisea más recordada.

Sin más, reciba mi más cordial saludo, y si ya tiene agarrado el jamoncillo, puede contactar en el número XXXXXXXXX.

Esta misiva se auto-destruirá en cinco segundos:
Cuatro
Tres
Dos
Uno...

Paco Muñoz dijo...

Que bien Ben está tu comentario. En el fondo, el error lo comete siempre el de abajo y el responsable que es el de arriba siempre sale libre de culpa. Creo que ha pasado una cosa así. Una sucesión de despropósitos burocráticos. Todo tiene el lado positivo, en lo sucesivo si otra persona pide algo, procuraran que no se les pase, eso es lo que de bueno se consigue. Gracias por tu opinión.