sábado, 30 de enero de 2010

ALEJANDRO Y CLAUDIA


Claudia
Claudia Muñoz Muñoz


Claudia
Alejandro Muñoz Muñoz


Esta vez nada de conventos, lugares, anécdotas o personajes. Esta vez unos personajes muy cercanos. Es significativo como ellos te cambian el sentido de la vida.

Claudia tres años, y Alejandro siete meses. Con una memoria excepcional, y unos razonamientos fuera de lo normal, y no es pasión, aunque se pueda interpretar así, Claudia. Es una tónica en los niños actuales. Alejandro aún no dice nada, cuatro palabras sueltas y cuando él quiere. Aquí está de pastor.

Su abuela parece que no tiene más nietos que estos, y es verdad, no los tiene, son los primeros, y su abuelo también, aunque las abuelas parecen ser más especiales.

Así que esta entrada, que confecciono mientras esperamos a unos buenos amigos, va dedicada a los dos, a Claudia y Alejandro o, a Alejandro y a Claudia, aquí si que es verdad aquello de "tanto monta...", en el dicho original quien montaba era Isa.

4 comentarios :

Lisístrata dijo...

La pasión de los abuelos, sin desmerecer a la de sus padres, hace crecer a los niños con seguridad y alegría.

Así pues, q la pasión no os falte a Conchi ni a ti, ni les falte a Claudia ni a Alejandro. como debe de ser.

mucho mejor que un convento y una anécdota, son parte de tu existir y aquí quién te lee con cariño, te muestra su gratitud por este especial compartir.
embelesaíta estoy con esas caritas!

un abrazo a los abuelos y a sus nietos >:0]

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias y espero que un miembro de mi empresa y tus genes te den pronto el primero/a.

Y mucha salud.

Ben-saprut dijo...

Con esos angelitos que nos enseñas no necesitas salir de casa en meses.

Enhorabuena por estos nietos que aportan tanto al engrandecimiento de la belleza humana.

Y que la pasión de abuelo te salga cuando te tenga que salir, que para eso se tiene.

Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Gracias Ben, eres muy amable.

Un abrazo

Paco