miércoles, 3 de marzo de 2010

CUESTA DE LUJÁN


cuesta lujan
Inicio de la Cuesta de Lujan desde Ambrosio de Morales (Cabildo Viejo).
En la fachada izquierda la placa conmemorativa.


El domingo paseando con nuestros amigos Emilio y Mercedes, de vuelta de haber presenciado el concierto del Día de Andalucía y la Pieza del Mes, en el Museo Arqueológico y Etnológico Provincial de Córdoba, y buscando el natural sustento de mediodía, pasamos por la Cuesta de Luján, dónde existe una placa en la pared que señala la fecha de su apertura y quién la ordenó.

Difícil de leer por las abreviaturas y por ser una caligrafía del siglo XVI, tratamos de descifrarla "in situ", pero nos quedaron algunas dudas. La fotografié y ya en casa traté de efectuar unas comprobaciones.

Placa
Placa conmemorativa de la Cuesta de Lujan

No hacer falta prometerlo, no soy un experto en este tipo de escritos, ni en muchas cosas, pero una tranquila y simple observación, nos permite comprobar una serie de abreviaturas que contiene y descifrarlas, claro disponiendo antes el texto completo que nos lo ofrece D. Teodomiro Ramírez de Arellano en sus Paseos por Córdoba. En su paseo dedicado a esa calle nos dice:

“Cuesta de Luján, una de las cinco comunicaciones existentes entre la Villa y la Ajerquía, o sea, la ciudad alta y baja, que también se dividen en juzgado de la derecha y de la izquierda; ésta es la más moderna de aquéllas. La abrió en 1531 el corregidor don Hernando Pérez de Luján], de quien le ha quedado el nombre, dado por la posteridad, toda vez que él sólo la nombró por la calle Nueva de los Franceses, a causa de haberse establecido en aquel punto algunos extranjeros dedicados a trabajar el cobre, a los cuales el vulgo llamaba por mofa los gabachos, de donde viene el que muchos antiguos le dan este segundo título.

La fecha de la apertura se consigna en una inscripción puesta en la parte alta, en la cual se lee lo siguiente:

“Esta calle mandaron facer los muy ilustres Señores de Córdoba, siendo Corregidor de ella el muy magnífico Señor D. Hernando Perez de Lujan, Comendador de Aguilarejo, y su Alcalde mayor el muy noble Señor el Sr. Bachiller Luis de Fonseca. Veinticuatro de Abril de 1531 años.”

Mirando a esta calle hubo en la parte alta un gran cuadro con la Concepción, que, como otras muchas imágenes, desapareció en 1841.”

Hay una diferencia de fechas, D. Teodomiro dice que fue en 1531 pero la placa pone 1537 y esa diferencia sería posiblemente el tiempo de su terminación. Fue una nueva apertura de la muralla de la ciudad para hacer la Medina más permeable con la Axerquía.

He señalado en el texto las abreviaturas, destacándolas entre paréntesis.

“Esta calle mandaron hacer los muy (ilustres señores) los (señores) Cordova siendo Corregidor en ella el muy (magnifico) (Señor) (Hernando) Perez de Luxan Comendador de Aguilarejo y su Alcalde Mayor el muy noble (Señor) (Bachiller) Luys de Fonseca Acabose a 24 de abril de 1537 Esta es la calle de Luxan”

Bachiller
Abreviatura de Bachiller


Magnifico
Abreviatura de Magnifico


Hernando
Abreviatura de Hernando


Ilustres
Abreviatura de Ilustres


Señor
Abreviatura de Señor


Señores
Abreviatura de Señores


Bueno resta decir para terminar que, la carrillada estaba exquisita, igual que la japuta y las patatas a la brava, en un local que para acabarlo de empatar, se llama Medina Azahara sito en el entorno de Ollerias y que culminó un Día de Andalucía, de un claro tinte cultural y culinario.


Cuesta Lujan 1
Cuesta de Lujan desde Diario de Córdoba


10 comentarios :

Ana dijo...

Para no ser experto lo has hecho muy bien, muy interesante todo lo que cuentas sobre La cuesta de Lujan.

Nací muy cerca de ella y la conocí por "las Escalerillas".
Antes no había parques con toboganes ni columpios, pero los niños sabíamos jugar, "las Escalerillas" eran para los niños del barrio un sitio maravilloso donde saltar y gatear.
Los escalones altos e irregulares que hay a un lado y a otro eran una meta a conquistar, subirlos llegar a la cima, bajarlos dar saltos mortales.
A través de ellos notábamos como crecíamos, ya que cuando podíamos subir los más altos sin ayuda o bajar el último sin que nos dieran la mano era señal de que nos habíamos hecho mayores. ¡Todo un triunfo!

Ahora el barrio entero se ha hecho mayor, muy mayor y los que antes saltaban y gateaban suben despacito y en muchos casos ayudados por un bastón.

Desde hace algún tiempo el nieto de Lorenzo el antiguo tendero del barrio, ha tomado el testigo, llega arriba triunfante y sin resuello, baja saltando despacio y complacido de la mano de su paciente abuela.
Así lo veo un día y otro, subiendo y bajando, crecerá, y... saltará el último peldaño sin que nadie le coja la mano, señal de que se habrá hecho mayor. ¡Todo un triunfo!

Paco dijo...

Ana

Gracias. Lo más importante que hacemos es activar esos recuerdos que todos tenemos en un rinconcito. Yo la he bajado muchas veces con mi padre y siempre me llamaba la atención. A lo mejor te acuerdas de la parra de las otras escaleras, tengo una entrada y ni una fotografía de ella. También me pasaba por ahí mi padre para que la viera.

En los escalones hubo también plantas, creo recordar. Y por ponerte una curiosidad, un coche que tuve Renault ranchera, se lo compré a Paquito de la armería, que luego se trasladó a Levante.

Si miramos la calle desde fuera (como si no fuésemos cordobeses), es una calle muy bonita, con perspectiva de pintor.

En la esquina, ya en Diario de Córdoba, vivía Juan Vacas, uno de los mejores telegrafistas que he conocido, guardia civil, y luego un excelente fotógrafo.

En cualquier sitio una serie de enlaces con personas y sitios, más o menos las mismas ramificaciones que tenemos dentro de la cabeza, algunos más desgastadas que otros.

Muchas gracias nuevamente.

Ben-saprut dijo...

El grupo de rock andaluz, y cordobés, Mezquita cantaba: "Dieciocho escalones tiene la Cuesta Luján, difíciles escalones de subir y de bajar..."

Muchos piensan que esta fue una de las comunicaciones entre ambas partes de la ciudad en épocas anteriores a su construcción, por lo que viene muy bien recordar cuándo se hizo en realidad.

Tampoco soy experto, pero todo apunta a que tu traducción de la placa es la adecuada.

Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Siempre es importante tener una piedra de Rosseta a mano o de otra clase si hace falta para darle a alguien con ella.

Pero lo más importante es alentar los recuerdos de las personas. Tu fíjate que cosa más bonita ha escrito Ana. Sus juegos por las escalerillas. O esos versos de la canción que tu mencionas. Estoy deseando comprobar si son dieciocho los escalones de esa calle.

Todos los días aprende uno cosas, o alguien te abre la carpeta que estaba cerrada de hace tiempo, sin darte cuenta. Yo tengo necesidad de ello porque me estoy encontrando con una serie de lagunas de memoria grandes. Ayer, delante de la fotografía de un buen amigo, que nos vemos con bastante frecuencia no me acordaba de sus apellidos y me mosquee. Tuve que preguntar como se llama de apellidos Antonio..., y al hacer la pregunta se conexionó el axón y completé la serie.

Eso es síntoma de estar acostándote ya, de vez en cuando, con el alemán de los cojones.

Saludos Ben

Ben-saprut dijo...

Pues yo, francamente, tampoco tengo claro que los escalones de la Cuesta de Luján que cantaban los Mezquita fueran 18, 19 o 25, y además no los he contado. Y mira que he pasado por allí veces.

Sí que es bonita la historia de Ana, y las que tú nos proporcionas a diario, y las que nos haces recordar a los demás. Pero siempre rememorando con alegría. ¿Tú me vas a decir que te falta la memoria? Pero si te acuerdas de todos los fulanos, su familia, lo que hacían, donde iban... y encima montas una historia cojonuda.

Al alemán, por ahora, que le den por el "jopo" (fíjate, otra palabra para tu diccionario)

Paco dijo...

Muchas gracias Ben por tus ánimos pero voy notando lagunas preocupantes. Ten en cuenta que lo preocupante no es acordarte de cosas de niño, sino de lo de ayer, la memoria almacenada cuando el disco duro estaba en blanco se queda secular seculorum, la de diario es la peligrosa, la equivalente a la RAM del ordenador, la de andar por casa.

He intentado contarlos en la foto pero pasaré por allí, las pruebas efectivas son las pruebas.

Y tomo nota de "Jopo", cuya definición sería culo.

Manuel dijo...

A pesar de lo

Manuel dijo...

A pesar de lo que diga Ramírez de Arellano, Fernán, Hernan, o Fernando Pérez de Luján no pudo abrir la cuesta del mismo nombre en 1531, pues tomó posesión de su oficio como Corregidor de Córdoba el cinco de mayo de 1535, según el Acta del Cabildo municipal de la Sesión del 5-5-1535 en la que se lee la carta de otorgamiento de tal poder expedida por el Rey Carlos I, y había sido precedido por Pedro Zapata de Cárdenas, quien se hizo cargo de la Corregiduría cordobesa el 20-9-1533,tomado también de las Actas del Cabildo.
Se pueden verificar la veracidad de estos datos comprobándolos en el Archivo Municipal de Córdoba que custodia dichas Actas en L-36 Signatura de las Actas capitulares del A.M.CO.
Manuel Villegas Ruiz.Dr. en Filosofía y Letras (Gª e Hª) y especialista e la historia de nuestra ciudad durante el siglo XVI

Paco Muñoz dijo...

No entiendo lo que no has terminado.

Un saludo

Paco Muñoz dijo...

Ahora si Manuel, muchas gracias por la información muy bien documentada. No hay nada que objetar a su aclaración. Eso sí hay un error en el texto de D. Teodomiro, y en el de la transcripción de la placa de la pared, que publica en su libro Paseos por Córdoba, y en todas las ediciones que se han ido haciendo (las he comprobado y en todas pone 1531).

Yo observo esa diferencia en lo que cita y lo que dice la placa y digo en el blog, con toda la prudencia del mundo trato de buscarle una explicación, porque para mí es complicado llevar la contraria a un erudito como D. Teodomiro:

"Hay una diferencia de fechas, D. Teodomiro dice que fue en 1531 pero la placa pone 1537 y esa diferencia sería posiblemente el tiempo de su terminación. Fue una nueva apertura de la muralla de la ciudad para hacer la Medina más permeable con la Axerquía."

El texto de la placa que se transcribe en este blog da fe de ese error y está muy por encima de lo que pueda decir el citado escritor, o de los errores tipográficos y mucho, muchísimo más de lo que pueda decir yo, que carezco de formación universitaria en la materia y de titulación alguna. Sólo tengo el interés por activar las memorias de nuestros paisanos y conseguir que quien sabe nos aclare las dudas, cosa que se agradece siempre.

He observado muchas veces, eso sí en la categoría de las muchas leyendas que se difuminan con la realidad, fallos en nombres de persona de los que no se puede obtener su confirmación que existieran, y fechas de la existencia de otros personajes que no coinciden con la realidad.

Muchas gracias y un cordial saludo.