sábado, 20 de marzo de 2010

DAÑO IRREPARABLE EN LA LOMA DE LOS ESCALONES


Calzada romana Loma de los Escalones.

El alma por los suelos, es un decir, pero así me quedé cuando vi lo que han hecho en la Loma de los Escalones, el antiguo trazado de la Vía Córdoba-Mérida. Un horroroso tajo para comercio de una cementera, Cosmos concretamente, que lo llaman “Ventana Geológica, Serie estratigráfica calcarenitica de Tortoniense Superior (Messiniense) (Mioceno, Era Terciaria o Cenozoico) edad: 8-5 millones de años. Sedimentos marinos del borde de la cuenca del Guadalquivir”. Pero, a quién quieren engañar con el cartelito,

Cicatriz izquierda en sentido de subida.

Ventana de extracción de materia prima para la cementera para alimentar la burbuja del ladrillo, de los que se han forrado en estos años de riqueza fácil en este país, que según un ínclito ministro “socialista” -creo que fue el Sr. Solchaga-, dijo, “el que no se haga rico en poco tiempo en este país es porque es tonto”. Así de fácil, así de pronto. Pero la culpa no es de las multinacionales explotadoras de los recursos de todos los lugares del planeta, la culpa es de los gobernantes que se lo permiten.

Cartel de precaución

Siempre hay luego, al final de la carrera política, un puesto en algún Consejo de Administración o cargo de Asesor. Me estoy acordando ahora mismo de uno que le paga Telefónica un millón de dólares anual para que asesore a la empresa y antes fue presidente de una autonomía. O el Sr. Blair, uno del trío de las Azores, que asesora a una empresa petrolera que tiene negocios en Irak, ese país al que le han causado un millón de muertos, además de los anteriores con el bloqueo. Y llaman terroristas a los que se inmolan por su gente.

Algarrobo centenario.

La Loma de los Escalones, que es a lo que vamos, tiene a ambos lados –se puede ver en Google, pero era cuando estaban empezando- dos enormes cicatrices de donde han extraído toneladas de material, seguro para contribuir a la destrucción del litoral, o terrenos de labor con parcelaciones, o vaya usted a saber, e introducido en la cuenta de resultados de la cementera toneladas de euros, a costa de la destrucción del patrimonio ecológico serrano cordobés.

El algarrobo.

Es horroroso ver la sierra en ese estado. Ignoro si tendrán algún compromiso de restituir el lugar a su estado original ¿pero cómo? La sensación de abandono de la explotación es total, han llegado a cortar la copa de un algarrobo milenario para que pasen unos cables, cuando podían haber desplazado la torre unos metros para salvarlo. Eso por poner una de las muchas barbaridades cometidas. Me consta que los ecologistas hicieron presión y eso salvó la antigua vía romana, pero fue insuficiente.

Otra vista del algarrobo.

El daño es irreparable, y da una enorme pena que siempre el enriquecimiento lo sea a costa de; o bien la muerte de las personas, o su explotación salvaje, o del destrozo del hábitat. Pero lo curioso es que esta gente se muere igual que todos, que ese atesoramiento de riqueza es enfermizo, y no les sirve para perpetuarse. Eso es la competitividad en la riqueza también, la esquilmación de los bienes de la tierra para unos cuantos, sin darse cuenta que la tierra es finita.

Cicatriz derecha en sentido de subida de la Loma.

Árboles centenarios arrancados, el paisaje destruido y ahora después vendrá la erosión y traslado de tierras a cauces que cambiaran su curso. La mano del hombre, de la ambición, de la codicia a costa de todo. Si por ellos hubiera sido, ese camino usado desde hace dos mil años hubiera desaparecido.

Un trozo del camino.

Es que ni siquiera coge lo de Zorrilla, “si buena vida os quité mejor sepultura os di”, ni eso es posible, se queda un erial, una enorme zanja, una triste cicatriz secular seculorum. Suelos que pudieron ser del mar de Tetis, por aquello de los “sedimentos marinos” que ahora trasladaron a otra parte y estarán mezclados en; el pilar de una chalet de la costa del Sol; en el Algarrobico, por qué no; o en el c… de la madre de los capitalistas, que es donde debían haber estado los sedimentos y no hubieran salido estos prendas. Perdón, sí, pero es indignante. Edad, 8-5 millones de años, los que les metería de cárcel yo.

Escalones.

De momento disfrutaremos con lo que queda, árboles que crecieron entre los resquicios de las rocas, y allí están aún. Y nos queda la esperanza, como quedo en el fondo de la caja de Pandora después de que se esparcieran los males por el mundo, de que la naturaleza que es sabia, regenere la zona, lo que pasa es que la medida del tiempo de la diosa naturaleza no es la misma que la nuestra, pero es igual, para otras generaciones.

Otra vista de la calzada romana Loma de los Escalones.

Calzada romana Loma de los Escalones.

Un frondoso tramo de la calzada.

¿Qué sera este surco?.

Más escalones.

Hojas de algarrobo.

Tres vídeos sobre el lugar



Cicatriz izquierda en la Loma de los Escalones, desde arriba.



Cicatriz izquierda en la Loma de los Escalones, desde abajo.



Una vista de la Loma de los Escalones.

2 comentarios :

harazem dijo...

Pues sí,Paco, esa es la triste historia de la conservación del patrimonio cordobés. Para que luego venga un menda como el arqueólogo que tuvo poder a mantas del otro día a decirnos: venga hombre, ciudadanos, organizaos para impedir que os destruyan vuestro pasado.

A veces da gana de alquilar una pared y grabar en ella a cincel para la posteridad los nombre de todos los infames vandaluces responsables de los crímenes.

Paco dijo...

Manuel llevas toda la razón y la pena es que lo tenía muy bien considerado, he leído algunos trabajos suyos y me gustaron. El primero fue el árbol del pan, luego otros, pero después de oir comentarios y leer otras cosas ha perdido enteros.