miércoles, 10 de marzo de 2010

PUENTE ROMANO SOBRE EL ARROYO PEDROCHE


Vista desde el lado sur

Ayer por la tarde fui a casa de un buen amigo a llevarle unos cacharros de electrónica para su museo particular, además porque tenía que andar, para ver si consigo bajar los niveles de tensión arterial que me tienen preocupado. Como me pillaba de camino de su casa, me pasé antes por el puente Romano restaurado que salva el arroyo de Pedroche a la altura del Molino de los Ciegos, entre las vías del ferrocarril y la antigua N-432 y la desviación para la Campiñuela, en un paraje al que afortunadamente ya no bajan los “limpios” automovilistas para asear a su idolatrado vehículo, dejando la suciedad en el lugar, por haber sido cercado. Claro bajan los grafitis y ponen algunos el nombre de su amada; un exagerado “te quiero” enverdinado por la humedad de un invierno lluvioso como cuando uno era de pequeño, -porque siempre ha llovido con ganas, lo que nos falla es la memoria-; nombres -había un dicho que decía que, el nombre de los tontos lo veías por todos sitios-; firmas, garabatos, etc.. Con esto de los grafitis siempre me acuerdo de aquello escrito en el dorso de la puerta de los retretes “si tus manos son pintura, y tus dedos son pinceles, pinta el coño de tu madre, no pintes en las paredes”, pero es inevitable el deseo de perpetuación del ser humano en los espacios inmaculados, unos hacían pirámides, otros Escoriales, y algunos más cercanos basílicas en Cuelgamuros.

 Arco central desde el lado sur
Arco central desde el lado sur

Hace unos años, bastantes, cuando se luchaba por conseguir la rehabilitación de ese espacio campestre casi en el casco urbano, singular, y esa obra que estaba semidestruida y abandonada, unos románticos entre los que me encontraba, estuvimos limpiando el entorno para que la reivindicación fuese más efectiva. Eso no quiere decir que por ello se rehabilitara, pero si quiere decir que me siento satisfecho de haber puesto un granito en ello, aunque no sirviera específicamente para ello.

 Lado sur
Vista desde el lado sur

Volvemos al puente. Precioso. No sé si se ha respetado su construcción original que, como el de la ciudad, a lo largo de los siglos ha sido remozado de acuerdo con las distintas modas y gobiernos. Parece ser que formaba parte de la Vía “Corduba-Emerita”, Córdoba Mérida (Badajoz), y posteriormente de la Cañada Real Soriana. Está construido en tres tramos rectos, lo que desde una vista aérea le da una forma de ese. La parte central es perpendicular al arroyo de Pedroche y las otras están giradas en planta unos 15 grados en sentido. Su tablero es a doble vertiente y está compuesto de tres arcos; uno central y dos laterales más pequeños. El central tiene una luz de 4,50 m. y los pequeños laterales de 1,90 m. más o menos porque no lo he medido con cinta métrica. Tiene bastantes restos de la época de su construcción por el Imperio Romano, posiblemente por el siglo I, pero no podemos ignorar que en los tres siglos visigodos, y los ocho siglos de dominación árabe tuvo importantes restauraciones, concretamente la de este tiempo es visible en los arcos laterales, y luego hay otras del siglo XVIII en la pila derecha, y con revestimiento de ladrillos. La última restauración fue en 1995, siendo esta la que nos permite verlo en la actualidad con su hermoso aspecto.

 Lado norte
Puente desde su lado norte

Sus ojos son arcos de medio punto. Su altura máxima 6,9 m. Su asentamiento lo es sobre dos pilares rectangulares y dos estribos. La rampa oriental tiene unos 12,00 m. y la occidental unos 15,0 m. Su construcción es de sillares almohadillados. Su pretil está realizado de mampostería y un remate de ladrillo en sardinel. Puede que sea el puente romano mejor conservado de nuestra provincia y es contemporáneo del de Villa del Río, ambos de la época del IMPERATOR CAESAR DIVI FILIVS AVGVSTVS, (Emperador César Augusto, hijo adoptivo del Divino -Julio César-). El pavimento original ha desaparecido, ha sido sustituido por canto rodado del que en la cima tiene una considerable calva. Desde el 18 de septiembre del año 2001, está considerado como Bien de Interés Cultural.

 Arco derecho lado norte
Arco derecho lado norte

Aquí me pierdo, pero pensando en una zona donde parece existe una conducción de aguas, que me recordó a la del “cañito Bazán”, a su vez la relacioné con uno de los acueductos de Cordoba, el Aqua Nova Domitiana Augusta, que posiblemente estuviese por esa zona, o quizás fuese la salida de alguna conducción del antiguo y llorado Sombrero del Rey.

 Arco central lado norte
Arco central lado norte


Merece la pena visitarlo, pues aunque las fotografías nos da una idea aproximada, nunca es lo mismo, y pasar por su arco seco, el primero occidental, ahora pues hace unos días era imposible y aún ahora con buenas botas por el lodazal que tiene.

 Arco accesible
Arco accesible


 Acceso oriental
Acceso oriental


 Tablero occidental
Tablero occidental


 Tablero oriental
Tablero oriental


 Falta pavimento en la calzada
Falta de pavimento en la calzada


 Posible conducción de aguas
Posible conducción de aguas


 Desplazamiento pretil
Desplazamiento pretil


 Vista http://lh6.ggpht.com/__Nk6eDmQurI/S5e2Auho_YI/AAAAAAAAHU0/qBGi9JrNqeM/s576/PuenteRomanoPedroche1.jpg
Vista aérea

Mi amigo y excelente fotógrafo Francisco Madrigal, me ha enviado un documento excepcional. Las primeras fotografias que hizo cuando vino a Córdoba desde su ciudad natal, Lucena. En ellas se ve a su familia y unas vecinas en el Puente Romano de Pedroche. Como curiosidad ellos eran 11 hermanos.

Las fotografias nos presentan el puente romano del Arroyo Pedroche hace cuarenta y cinco años.


 Familia Madrigal Aznar
Familia Madrigal-Aznar, 1965 (1)


 Familia Madrigal Aznar
Familia Madrigal-Aznar, 1965 (2)


 Familia Madrigal Aznar
Familia Madrigal-Aznar, 1965 (3)


 Familia Madrigal Aznar
Familia Madrigal-Aznar, 1965 (4)


 Familia Madrigal Aznar
Familia Madrigal-Aznar, 1965 (5)


Fotografías del autor. Aérea de Google.
Fotografías en Blanco y Negro de Francisco Madrigal.

10 comentarios :

Laurentino dijo...

Excelente artículo Paco, y además tocas un tema sensible para mí como el arroyo de Pedroches y el Sombrero del Rey.

Primero una duda, la supuesta conducción de aguas que fotografías, ¿se encuentra junto al arco más occidental del puente?. Te lo digo porque Ángel Ventura, en su libro sobre el Aqua Nova, comenta que en ese sitio los ingenieros romanos tuvieron que realizar una cabeza de sifón para que su acueducto salvase el puente por debajo (que es por tanto anterior al acueducto). Si es así, posiblemente tu foto sea de dicho sifón, del que no hay fotos accesibles en la Red, que yo sepa.

En cuanto al Sombrero del Rey, forma parte como depósito de una conducción de aguas más reciente. Cogía el agua de los múltiples veneros que surgen en el entorno aguas arriba del Sombrero, bajo el mismo lecho del arroyo (que aún hoy pueden verse, sobre todo cuando éste va con menos caudal) además de otro venero que transcurre por la linde del camino que va a la Campiñuela.

La conducción fue puesta en funcionamiento a finales del XVIII para abastecer a la parte baja (topográficamente hablando) de Córdoba, llegando a la puerta de Plasencia tras atravesar el Marrubial. Con ello se reparaba en parte la "injusticia" que se cometía con esta zona de la Ajerquía, puesto que otros veneros algo más arriba, cerca ya de la Palomera y el Castillo del Maimón, se dirigían en conducciones con rocambolescos y complejos giros no hacia su salida lógica cauce abajo, sino hacia el Campo de la Merced, para llevar agua a la Villa en lugar de a la Ajerquía, su destino "natural". Siempre ha habido clases...(creo que se nota mi origen en el barrio de San Lorenzo...)

Y aunque no he visto estudios ni anotaciones al respecto, mi intuición es que posiblemente en todas estas conducciones del XVIII o anteriores se aprovechara parte de la infraestructura romana, sobre todo en la tarea de identificar y captar agua de los manantiales.

Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Si, en dirección este, salida de Córdoba el primer arco de la izquierda. Evidentemente en algún sitio he leído que el Aqua Nova lo cruzaba por algún lado, pero después y ahora tú me lo confirmas. Es que me pareció una conducción de agua. Tengo algunas fotos más, lo que ocurre es que existe, como habrás podido comprobar, un adelanto de la primavera en la zona con la humedad necesaria que impiden ver más.

Lo del Sombrero del Rey, me refería a conducciones que según dicen salían de él –el miércoles me dijo un amigo, muy experto en la materia concretamente La Colina-, que llegaban hasta la Fuensantilla, y pensé que podría ser un ramal hacia otra zona, o el mismo buscando un camino natural de cotas más bajas. A lo mejor es lo que tu bien explicas.

El barrio de San Lorenzo ha dado siempre en esta ciudad muchos eruditos, además de revolucionarios, en multitud de textos lo dice.

Gracias por el enriquecimiento que le das a la entrada, primero por tu presencia y segundo por tus aclaraciones científicas.

Un abrazo.

Ben-saprut dijo...

¡Yo he pasado bajo los arcos del puente con mi charpa, compartiendo las asas del perol con un amiguete camino de la Palomera! ¡Dieciocho o veinte años relucía yo!

Y te aseguro que a ninguno se nos ocurrió hacer ninguna pintada sobre las piedras. Como mucho, echar alguna meada por alrededor. Todo muy orgánico.

Me alegra comprobar que aún se mantiene en pie el puente, y que su aspecto haya mejorado.

A ver si soy capaz de controlar el reloj y me dedico a patearme estas zonas perdidas en el rincón de mi memoria, y que gracias a ti no las acabo de olvidar.

Precioso artículo, Paco.

Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Pues no ha llovido mucho -es una frase hecha, ha llovido para rabiar como en esos tiempos que se tiraba lloviendo meses-. Si señor JM, era un sitio clásico de "peroles".

Ya has visto el comentario de Laurentino que tiene conocimientos amplios en la materia como dice que era algo más que eso, los restos pueden ser del acueducto Aqua Vetus.

Francisco Madrigal Aznar dijo...

Paco, como siempre un trabajo magnífico y bien documentado.

Tengo pendiente pasarme por el lugar antes de que baje el caudal y hacerle unas fotos.

De joven lo frecuentaba casi todos los domingos y una de mis primeras fotografías (1965) son de este puente, buscaré a ver si encuentro los negativos y escanearlos.

Lo dicho el articulo de campeonato.

Saludos.

Paco Madrigal

Paco Muñoz dijo...

Estimado Paco

Esta mañana he estado otra vez por allí, voy a subir dos perspectivas que me han gustado con la luz de la mañana.

Luego me he dedicado al Puente de Pedroche y a lo que (pobre de mí) me imagino serán los restos del acueducto Aqua Vetus, arroyo arriba. He llegado hasta la cinta (antiguas vagonetas), he mirado dentro de la bajada a la alcubilla el Sombrero del Rey (me gustaría se llamara el Sombrero del Presidente de la República, pero que le vamos a hacer), si lo llego a saber te hubiera llamado.

He descubierto que ”la Araceli está muy buena”, -grafiti debajo del puente del canal-. Por poco me caigo, pues los años no perdonan y cada vez estoy más torpe.

Una felicitación de un artista de la fotografía como eres tú, es algo importante para mí. Muchas gracias.

EvilSound dijo...

Otro articulo genial Paco. Podríamos quedar un dia unos cuantos para recorrer estas zonas y compartir historia. Yo no es que sepa mucho de la historía del lugar, pero al igual que Laurentino, para mi también es un tema sensible por haberme criado jugueteando por la zona e incluso bañandome en el arroyo.

Saludos y gracias por este blog!!

Paco Muñoz dijo...

Es una buena idea Eduardo, pero es difícil. Yo he tenido la suerte de ir con expertos a sitios y la verdad es que merece la pena. Por ejemplo he estado con dos arqueólogos visitando un lugar y se aprende una barbaridad. Luego estuvo la visita a Ategua, la oficial y la extraoficial si interesante la primera la segunda fuera de lugar.

Gracias por tus palabras.

Eduardo Carbonell dijo...

Gracias a ti Paco!! Y lo dicho, si os animáis damos una vuelta por lo que era el Aqua Nova que me parece muy interesante todo esto.

Saludos!!

Paco Muñoz dijo...

Si que lo es Eduardo, es muy interesante todo. Muchas gracias nuevamente.