jueves, 8 de abril de 2010

CRISTIANOS EN QURTUBA, de Guadalupe Gómez Muñoz. Conferencias de la Asociación Al-Qibla

Manuel Ortas abriendo la conferencia.

Cuarta Conferencia de la serie “Córdoba Vivida”, de la Asociación Al-Qibla. “Cristianos en Qurtuba”, impartida por la arqueóloga Guadalupe Gómez Muñoz.

Manuel Ortas inicia la apertura de la sesión manifestando que, muchas personas le comentan su pesar por no poder asistir y otras están planificando la conferencia que les interesará más para hacer un hueco en sus quehaceres y asistir a ella. Fija para después de la conferencia el espacio de debate que habrá y sin más preámbulos le cede la palabra a Manuel Figueroa, que es quien tiene el honor de presentar a la conferenciante esta noche, de primaveral temperatura y con notable olor a azahar, como es natural en abril.

El presentador y la conferenciante Guadalupe Gómez.

Manuel Figueroa, agradece en primer lugar la inestimable colaboración de quien dice considerar de antemano el hermano mayor de la Asociación Al Qibla, el Ateneo de Córdoba, y la no menos inestimable del patrocinador, la Fundación Bodegas Campos. Describe los puntos programáticos de la serie de conferencias y, puntualiza que sólo el ser miembro de la Asociación es el único mérito personal que le autoriza a presentar a Guadalupe, además de considerarse amigo suyo desde hace bastante tiempo.

Guadalupe Gómez –continúa Manuel- es Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Córdoba, en los años de 1998 a 2002, y sirva el señalar estas fechas sólo para apuntar su juventud, elemento que no le gusta remarcar porque lo importante –considera- es la capacidad de trabajo y el aprovechamiento del tiempo y los recursos intelectuales, pero ahí está y es necesario constatarlo para dar la verdadera medida y el mérito del resumidísimo currículum vitae de Guadalupe, que pasó a leer.

Dijo que a lo largo de su carrera ha colaborado en más de diez intervenciones arqueológicas de categoría; la Puerta del Puente en 1999, y las intervenciones de apoyo al arqueólogo Pedro Marfíl, en la restauración de la fachada oeste de la “Mezquita Catedral de Córdoba” y varias otras en las calles adyacentes de la Mezquita y en el mismo Patio de los Naranjos. Inventarios, catalogación, fotografías y dibujos de los materiales, etc.

Como Licenciada ha dirigido –manifestó- seis intervenciones arqueológicas en distintos puntos de la ciudad; la Iglesia de la Compañía; la calle Amador de los Ríos y Romero; Aeropuerto y participado como arqueóloga de apoyo en diversas empresas de arqueología, destacando la Loma del Espinar, la Africana y el Aeropuerto. Larga –continuó- es la lista de los informes elaborados, de los estudios arqueológicos y su actividad de carácter museográfico…. etc. etc. etc.

Guadalupe Gómez sola ante el peligro.

Guadalupe inició un recorrido por los cristianos del Alandalus y el mito de la cultura mozárabe. Se detuvo en la explicación de una serie de términos árabes de la época y su significado. Luego entró en el detalle de los siglos VIII al XII, manifestando que después del siglo XII ya no era necesario pues el gobierno árabe había concluido. Expuso las diferencias de los ritos cristianos en Qurtuba, definiendo las diversas basílicas y monasterios existentes en ese tiempo: San Acisclo, Tres Santos, San Félix, San Zoilo San Cristóbal, San Ginés, Santa Eulalia, Vico de Tercios, Cuteclara, San Cipriano, San Salvador de Peñalara, etc. etc. y los personajes del momento histórico. Desmontó el criterio de la tolerancia, señalando un interés político en la difusión de esa idea más que su realidad.

Habló de la campana del Abad Sansón, detalló el plano de los monasterios extramuros de Córdoba, y del posible mito de las reliquias de diversos mártires de esos tiempos, y el fundamentalismo de su martirologio. Se detuvo en diferentes áreas funerarias de la ciudad y sus costumbres.

Considero personalmente que no debo continuar, porque lo que debe ser una reseña se puede convertir en una transcripción literal de la conferencia.

El momento del debate fue distendido, una vez ya pasados los nervios lógicos de la conferenciante. En ocasiones algunas preguntas se salieron de la línea argumental principal que procuró atender en la medida más adecuada. En suma una amena hora y catorce minutos de recorrido por los cristianos cordobeses de los siglos VIII al XII.

Y el miércoles próximo 14 de abril, día que fue importante para este país en el siglo XX, la próxima conferencia.

Vídeo de la conferencia



Audio de la conferencia



Fotos de Paco Muñoz

11 comentarios :

Anónimo dijo...

"Sola ante el peligro"
¿lo dices por Manuel?
Como tiene un natural berrinchoso, pues...

Paco Muñoz dijo...

Sola, porque era su primera conferencia con un público entendido, entre los que evidentemente no me incluyo, y porque eso siempre apabulla. Y también por Manuel ¿por qué no?.
Lo importante es que hizo la faena adecuadamente, a pesar de que las preguntas más complejas del debate le vinieron de quienes la debían de haber protegido algo. Algunas parecían ir de safari-conferenciante, claro eso según mi percepción que posiblemente no sea imparcial.

Anónimo dijo...

Estaba de broma, era por sacar a barrer a Manuel.

Paco dijo...

Gracias Ben.

Anónimo dijo...

De nada en nombre de ese tal Ben. ¿?

Frío, frío, frío como el agua del río.

Anónimo dijo...

De nada en nombre de ese tal Ben, al que no tengo el gusto de conocer.

Frío, frío, frío como el agua del río.

Paco dijo...

Es que normalmente participa un Anónimo que se hace llamar Ben y me habré confundido.

Anónimo dijo...

Este ir y venir de anónimos y adivinanzas, me trae a la mente los adivinos que en los años 50-60 frecuentaban las plazas de Córdoba.

Parece que estoy viendo en la Corredera, un gran corro de gente del que mi madre amiga de la bulla y de la risa formaba parte, yo de su mano.
En el centro una pareja con acento castellano que llamaba mucho mi atención.
Ella muy menuda sentada en una silla plegable.
Ël con mucho rito y parsimonia le tapaba los ojos con un pañuelo negro.
Adivinaban todo lo que se movía en su entorno.

Mi madre entre risas me recalcaba que tenía truco y me repetía la frase famosa de: "... y me da ya que lo estás adivinando".

Pero para mí era un prodigio que adivinara que la señora de frente llevaba un saquito azul y un pollo en el canasto. ¡Sencillamente mágico!

¡Ay mi fe! ¿Dónde se iría?
Con lo cómoda que era...

Paco dijo...

La frase completa era del mago a la médium: -¡Encadena tus pensamientos medalla la impresión que has adivinado lo que tengo en la mano!

Y contestaba la de la venda:
-¡¡Una cadena y una medalla!!
Y todo el mundo como locos diciendo:
-¡¡ Increíble, como lo habrá adivinado...!!
-Los más listos haciendo una disertación de era telepatía o transmisión del pensamiento.
Luego estaban los corrillos de los charlatanes. Estos normalmente en la Puerta Gallegos:
-No le pido ni cinco, ni cuatro, ni tres pesetas, por dos pesetas le voy a dar el peine mágico, las tijeras , la loción y además le voy a regalar etc etc....

O los que a estilo de la edad media tenían un cartel de viñetas desplegado, y con una varita iban contando la historia de señor que abusaba de la criada, y luego la echaba de la casa, y se le acababan las viñetas, y te vendían el final, en una hojilla. Mientras el carterista metiéndole la mano en el bolso de las mujeres que estaban ensimismadas con al historia, o rozándose lascivamente lo que podía, como en las "bullas" de Semana Santa.

Anónimo dijo...

Buena memoria, sí señor.

¿Quién dijo lapsus?

Paco dijo...

Lisis dijo en cierta ocasión que son platos de lentejas comidos, es decir hojas de almanaque, la memoria que tiene validez es la RAM no la ROM que está bien grabada, la RAM que es la de diario puede que no sea buena. Ej. Ayer le pedí prestados veinte euros a un amigo y no me acuerdo quién es.