domingo, 16 de mayo de 2010

CASTILLO DE KANT-HISN O LOS TORREONES


Castillo de Kant-Hisn o Los Torreones. Lo que queda de una de sus torres.

Castillo de Kant-Hisn o de Alcolea, en una cota de ciento ochenta metros, en el Cortijo Campillos Bajos, antigua fortaleza también conocida como de Los Torreones, en la cabeza de un importante meandro del río Guadalquivir. Estuvo datado como propiedad en el siglo XV, de los Duques del Infantado. Es de época califal, del siglo XI, ribereño, pues domina el río y un amplio horizonte. Se tienen datos de él desde la conquista por Fernando III en 1239, que ordena su repoblación, junto con otros castillos. Se recoge en algunos textos que en 1249 se lo cede Fernando III a la Orden de Jerusalén.

Vista aérea de la zona.

Parece ser que su perímetro formaba un cuadrilátero. Existe un hundimiento en su cara norte, que pudiera significar una oquedad en esa zona, o los restos de un aljibe. Las caras más escarpadas son las norte y este, por lo que se sospecha que su entrada la tendría por el oeste. Hay señales de una pequeña meseta en su lado sur de la que se desconoce su significado. La torre que hemos fotografiado, lo ha sido siempre desde la carretera, ya que no hemos tenido acceso por ser una propiedad privada y estar cercada. Esta torre es una de las cuatro que se supone tuvo, quedando otra de escasa altura, que no llega al metro, y está totalmente destruida. Los restos más importantes son los que quedan de la torre norte y los citados de la del este. Hay restos de cerámica y canto rodado en lo que fueron sus muros. El estado es de casi desaparecido. Su construcción es de sillería y tapial.

Datos catastrales de la zona.

Otros restos más antiguos recogidos en algunos textos que -si no fuera por los fotografiados no pensaríamos en la existencia de una fortaleza-, parecen ser de la era del Bronce, por lo que pudiera significar existir un yacimiento arqueológico de interés, evidentemente desconocido para los no eruditos, entre los que siempre me incluyo .

Bueno, ahí queda otro de los muchos lugares de ésta ciudad y sus alrededores -no conocido por la mayoría, salvo para los profesionales que podrán aportar más datos, y rectificar los míos-, que merece la pena conocer.

Otra vista desde la carretera.

Vídeo de lo que queda del castillo



Fotografías del autor

7 comentarios :

Jerónimo Sánchez dijo...

joder... ¡¡¡ pues no me quedan cosas que visitar !!!! otra para la lista de la que no tenía ni idea....

Paco Muñoz dijo...

A mi desde luego me ha parecido interesante.

Saludos

Eladio Osuna dijo...

Infatigable Paco
¿Cómo podremos, como podrá pagarte la ciudad, este quehacer divulgador que medios más poderosos han sido incapaces?
Gracías Paco, y sigue.

Paco Muñoz dijo...

Gracias Eladio. Infatigable no, que cada vez me cuesta más trabajo subir las cuestas y escaleras. Ayer me mosquee y todo en la campiña, a pleno sol y después de una subida de que tiene guasa, al cerro del Telégrafo.

José Manuel Ben-saprut dijo...

Alucinado.

Paco Muñoz dijo...

José Manuel es un sitio muy bonito, la pena es que no se podía acercar uno más. Hablé con un amigo que es guarda forestal -creo que se llama así ahora- y conoce al de esa zona y le va a pedir el favor de un día determinado dejarme entrar hasta la base.

José Manuel Ben-saprut dijo...

Pues que no se te olvide contárnoslo, como siempre.

Un abrazo.