jueves, 17 de junio de 2010

FOTOS DE CORDOBA (y 3)


Portada noble (foto número uno)

Una tercera entrega en la que se publican dos portadas, una placa en una fachada y un interior. A sabiendas que la fotografía de interior puede ser difícil de precisar, porque la perspectiva no es usual conocerla desde donde está efectuada, pero estimo que por los elementos que la componen puede ser fácil de averiguar.

Portada que lo fue (foto número dos)

De las dos fachadas, una existe aún de entrada a una casa noble, y la otra fue puerta y quedó en ventana. En esa ventana se ponía una señora a vender jardines en el verano de un inmenso jazmín que tenía la casa, cuya entrada la tiene por otra calle.

Placa en la pared (foto número tres)

La placa estuvo puesta algún tiempo en Facebook, no fue descubierta o por lo menos no le interesó mucho al personal. Hay que reconocer que existen en la red, cordobeses y alguna cordobesa, con una capacidad deductiva y de conocimiento de la ciudad fuera de lo común que no están participando.


Foto de interior de edificio (foto número cuatro)

Con esta entrega de cuatro fotografías, que supongo no será difícil, finalizamos de momento este semijuego cultural.

ACLARACIÓN.

Primera fotografía.

Casa de los Argotes en la calle del Lodo

Desde el Realejo hasta el Buen Suceso bajaba la calle del Lodo (actual Isaac Peral), así llamada porque era un verdadero lodazal camino del Arroyo de San Andrés. En ella están dos casas importantes, la primera de ellas es la de la fotografía, en el número cinco, con fachada del 1547, y llamada según D. Teodomiro, de los Argotes, “tradicionalmente se dice que en unión del huerto número 7 constituían las solariegas de los Mecías, a quienes representan aquéllos, las cuales fueron arrasadas también, porque sus dueños eran parciales de don Enrique”.

La otra era de los Negretes en la acera de los pares y en el número seis, de la que formaba parte el Monte de Piedad y ahora la Agrupación de Cofradías además de viviendas. Una enorme propiedad que adquirió un ruso casado con una profesora de baile.

Segunda fotografía.

Fachada del Oratorio del Hospital de San Andrés.

Esta fachada de la calle Alfonso XII, número 23, cuya entrada la tiene ahora por la calle de La Palma, por el antiguo Hospital de San Andrés. Fue en su día Oratorio. Se fundó por escritura de 13 de enero de 1551, con poder y bienes de D. Pedro Gutiérrez de los Ríos.

La portada cegada, convertida en ventana, es manierista adintelada. Los escudos de los Ríos y una hornacina oval la coronan. Un tejaroz protege el vano. Este tipo de iglesias no tiene campanario. Hay otra igual en Córdoba que es la del Caballero de Gracia, en la calle Encarnación y por esa carencia sonora son considerados oratorios.

Estas ventanas, pues son dos las que dan a esta calle, formaban parte de un colegio había en ese edificio. En el verano, una señora se ponía en la ventana de la mencionada portada manierista, y vendía jazmines, que compraba para mi novia, cuando íbamos al cine de verano Andalucía, y que estaba guapísima con los jazmines en el pelo.

Tercera fotografía.

Calle Gragea

La losa está en una casa de la calle Gragea. Yo trabajé en esa calle en los principios de los años sesenta del siglo pasado (esto del siglo pasado suena fatal), unas casas al lado de donde está la losa. De esa calle me gustaba una chica y luego resultó ser su madre prima hermana de mi madre, lo que abortó el posible idilio que, dicho sea de paso no paso de cuatro miradas esquivas.

La calle Gragea es una calleja que tiene la calle Lineros antes de llegar a Candelaria, a la izquierda desde el Potro hacia las Cinco Calles. Hubo un momento que se pretendió darle salida a la calle de Armas, proyecto que no cuajó. Una casa que ahora hace un pequeño rincón en la calle de Armas que antes no existía, era la comunicación con la calle Gragea o Grageda, que parece que tomó el apellido de un jurado que vivió en ese barrio. Tiene una calleja sin salida a la derecha (barrera como las llama D. Teodomiro) y un pequeño rincón con tacón a la izquierda.

En múltiples publicaciones citan que Miguel de Cervantes Saavedra vivió un tiempo por esa zona. El cita en sus textos el Caño de Vencesguerra deformación popular de Vicente Guerra –lo escriben de diversa manera-. Pues bien, en una de sus casas entrando desde Lineros en la acera de la derecha, tres o cuatro casas Gragea adentro, está la losa en la fachada. No se garantiza la autenticidad del hecho concreto a que se refiere la placa, es más podemos estar más cerca del no que del sí.

Los bisabuelos Rodrigo y Catalina, del autor del Quijote, eran cordobeses, al igual que su abuelo Juan de Cervantes, Su padre Rodrigo de Cervantes trabajó en el Hospital de la Caridad (actual Museo de Bellas Artes), y vivieron en la actual Romero Barros (antes Sillerías). Cita estos lugares en sus novelas, “Don Quijote de la Mancha” y “Rinconete y Cortadillo”, y frecuentó muchas veces la ciudad.

Cuarta fotografía.

El Picadero de las Caballerizas Reales

Edificio que conozco bien, por haber estado en él bastantes años, primero cuando estaba asignado al Ministerio de Defensa (1996– 2001) y después con el Ayuntamiento (2001– 2006). Tiene adosado el Picadero para cuya edificación que hubo que cortar, en su día la muralla de la ciudad que, describiendo un ángulo recto discurre después paralela a la calle Postrera hasta la barbacana de la Puerta Sevilla. Por lo tanto pasando el Arco de Caballerizas, a la izquierda hay un edificio que es del mismo conjunto, y si se gira a la izquierda hacia la calle Postrera, toda la acera son las paredes del Picadero, que es una nave monumental con grandes ventanales, construida con esa estructura metálica parecida a la que tenía el Mercado antiguo de la Corredera, o las construcciones metálicas de las estaciones de ferrocarril tipo Atocha, Valencia o cualquier otra de ese tiempo en el que, el acero y remaches eran un elemento habitual.

La fotografía está realizada desde una pequeña azotea, que culmina el edificio y da por uno de sus lados a esa plaza una vez pasado el arco, y por el otro cierra la gran cristalera del Picadero por arriba. Cristalera que casi llega hasta el suelo pues existen unas salas semisótano. Antes, desde el callejón de entrada, había una escalera empinada que subía a las salas que dan a la cristalera citada, que se tapió, también había otra que subía a la primera planta se cegó. En el resto de las paredes del Picadero no hay nada más elementos que la pared y los soportes de la cubierta. Hace unos años se construyó una nueva cubierta de material ignifugo, antes estaba construida con tejas planas, que son las que se ven en la fotografía, gran parte de ellas rotas, lo que suponía un problema con la lluvia. Podemos estimar que cada una de las aristas del rectángulo mira a un punto cardinal, luego esa pared sería noroeste.

Vista aérea de Caballerizas. Señalada la muralla de la ciudad.

Como lo que nos ocupa es el Picadero nos quedamos aquí, ya que hablar del Edificio sería mucho más extenso. En realidad tiene una edificación en su lado noreste, que era parte del acuartelamiento, desde la planta baja de esa edificación existe un pasadizo que va en línea recta hasta el Salón de Los Mosaicos del Alcázar; la cuadra principal, que da a la calle Caballerizas, y una primera planta similar en extensión a la cuadra. Antes estaba divida por habitaciones y con falso techo y ahora creo que está diáfana con arcos igual que la cuadra principal; la parte del techo estaba cerrada, siendo toda la techumbre accesible desde la azotea citada a una especie de buhardilla a lo largo de todo el edificio. La otra cuadra del patio de armas, tiene también una techumbre de madera, en la que en una de sus vigas está grabado a fuego, el nombre de un tal Salcedo que fue Comendador de la ciudad. El conjunto del edificio ardió y fue reconstruido después. Parece que la construcción original de edificio lo fue utilizando sillares de Medina Azahara.

Es una descripción breve desde luego.





Fotografías del autor

30 comentarios :

Manolo Trujillo dijo...

Milagrosamente sí conozco las fotos, por una vez. La antigua portada es de lo que hoy es el Juan XXIII, en la fachada a la Plaza del Viconde de Miranda, y la primera en la calle Isaac Peral

Anónimo dijo...

Esa ventana, ha sido testigo de mi niñez y adolescesia. Mi novio siempre que pasábamos por delante tenia el detalle de comprarle a la señora que estaba sentada detrás de la reja con su bandeja llena de bonitos y olorosos ramitos de jazmines, ramo que seguidamente me ofrecía con la mirada de enamorado, que yo le correspondia. Gracias.

Francisco dijo...

La uno esta en la calle del que invento el submarino.
La dos fue una ermita con aspa.
La tres ni idea
La cuatro me arriesgo a decir que Regina

Paco Muñoz dijo...

Por una vez no Manolo, porque las conoces y seguro que las otras también. Las dos que dices son correctas. Piensa un poco las otras que no son tan difíciles, la interior comprendo que es desde un sitio no habitual y lo es más.

La placa en la pared hay que leer el texto y pensar un poco.

Paco Muñoz dijo...

Anónimo.

Esta no vale porque yo soy el novio, que sigue igual o más enamorado que antes.

Paco Muñoz dijo...

Francisco

Primera sin lugar a dudas.

La segunda también acertada.

La tres te digo igual que a Manolo Trujillo.

Y la cuatro es difícil porque corte una referencia para ponerla más, pero también se llega a ella. En principio te has ido a un edificio de altura, Regina, el Convento, pero este no tiene esa estructura que es tipo Eiffel sin serlo.

ben dijo...

Paco,en la placa no sé si pone algo
así como que "aqui paso parte de su
infancia miguel de cervantes saavedra"...."ben"

Paco Muñoz dijo...

Tanto Manolo Trujillo como Francisco -el Anónimo no vale por lo explicado-, han acertado las dos primeras, por lo que procede declararlas:

Fachada del Oratorio del Hospital de San Andrés

Esta fachada de la calle Alfonso XII, número 23, cuya entrada la tiene ahora por la calle de La Palma, por el antiguo Hospital de San Andrés. Fue en su día Oratorio. Se fundó por escritura de 13 de enero de 1551, con poder y bienes de D. Pedro Gutiérrez de los Ríos.

La portada cegada, convertida en ventana, es manierista adintelada. Los escudos de los Ríos y una hornacina oval la coronan. Un tejaroz protege el vano. Este tipo de iglesias no tiene campanario. Hay otra igual en Córdoba que es la del Caballero de Gracia, en la calle Encarnación y por esa carencia sonora son considerados oratorios.

Estas ventanas, pues son dos las que dan a esta calle, formaban parte de un colegio había en ese edificio. En el verano, una señora se ponía en la ventana de la mencionada portada manierista, y vendía jazmines, que compraba para mi novia, cuando íbamos al cine de verano Andalucía, y que estaba guapísima con los jazmines en el pelo.

Paco Muñoz dijo...

La primera fotografía tanto Manolo Trujillo como Francisco la han localizado rápidamente

Portada de la casa número cinco de la calle Isaac Peral, llamada de los Argotes.


Desde el Realejo hasta el Buen Suceso bajaba la calle del Lodo (Isaac Peral), así llamada porque era un verdadero lodazal camino del Arroyo de San Andrés. En ella están dos casas importantes, la primera de ellas es la de la fotografía, en el número cinco, con fachada del 1547, y llamada según D. Teodomiro, de los Argotes “tradicionalmente se dice que en unión del huerto número 7 constituían las solariegas de los Mecías, a quienes representan aquéllos, las cuales fueron arrasadas también, porque sus dueños eran parciales de don Enrique”.

La otra era de los Negretes en la acera de los pares y en el número seis, solar después del que formó parte el Monte de Piedad y ahora la Agrupación de Cofradías, además de viviendas.

Paco Muñoz dijo...

Efectivamente eso pone Ben. Ya la tienes localizada ¿no? Si no esa es la pista principal el texto.

Se que la foto aérea es muy mala pero seguro que has sacado muchas cosas.

Un abrazo

Joaquinrafae dijo...

Esa estructura metálica me recuerda a la que existe protegiendo los baños árabes de la pescadería situados en varias casas de la calle La cara.

Creo que pueden ser esa la fotografía número cuatro.

Joaquinrafae dijo...

Creo recordar, si la memoria no me engaña, que pudiera ser que sí, que en esa casa número cinco de la calle Isaac Peral existía un pequeño un local donde los niños del barrio íbamos a jugar al futbolín.

Lo cierto es que al principio de esa calle, en la acera de la izquierda, entrando por el Realejo estaba ese local recreativo sin tener certeza de la ubicación exacta, que creo identificar con esa fachada.

¿Alguien puede confirmarme ese detalle?

Paco Muñoz dijo...

No no es Joaquinrafae esa la estructura. Y lamento no poder confirmarte el extremo que preguntas, yo me acuerdo de la taberna de la esquina entrando a la derecha, la calle Isaac Peral, que tenía puerta al Realejo y esa calle, y en la acera de enfrente es un edificio nuevo, y bien pudieran ser ahí los juegos recreativos, la casa tres y cinco tienen la misma construcción.

Maikol dijo...

Un muy buen amigo mio vive en la foto uno.
Y es toda una maravilla el edificio...y de noche se puede observar la Mezquita "de tu a tu", increible.

Me gustaria saber lo de la placa, si...

Un saludo!

Saqunda dijo...

Hola Paco. Me he sentido aludida en tu alusion a la gente que no está participando, por aquello del chorrijuego de Puerta... Te leo pero no te comento porque mi horario laboral y el cansancio no me dejan mucho tiempo.
Sólo quería comentar que el Hospital de San Andrés es hoy el Círculo Cultural Juan XXIII, y la placa esa es mas falsa que Judas (aunque no se donde está).
Un abrazo

Puerta de Osario dijo...

Por aquí, "algún cordobés" lleva unos días que bastante tiene con llegar a estas horas entero, darse un agua y tirarse a la cama... Además, no tenía ni idea. Ya vendrán días más inspirados.

Paco Muñoz dijo...

Saqunda,

la alusión espero que la interpretes como positiva, porque ese es el sentido. Es el problema de lo escrito, que tiene poco margen de aclaración. El aludirte a no estar tú, lo es en la línea de que no se te resiste nada y quizás por ello tardamos más en descubrir. Siempre, lo sabes, y lo sabe muchísima gente, mi criterio hacia ti lo ha sido en el sentido de la admiración por tu capacidad deductiva, profesionalidad y el conocimiento amplio de lo más inverosímil. ¿Obligación a participar? no existe, faltaría más, es libre y lo primero es lo primero y además es lo esencial.

En cuanto a la placa estimo que es absolutamente turística, y como tú dices una falsedad, así la considero, pero me llamó la atención y además no deja de ser una curiosidad.

Un saludo, gracias por tu presencia y espero que haya quedado claro.

Paco Muñoz dijo...

Maikol, pues ese edificio es enorme, creo que tiene un patio interior con piscina y todo, en el centro de la Axerquía prácticamente. Lo que no entiendo es lo de ver la Mezquita desde allí, que puede, pero de "tu a tu" no lo veo. Estamos hablando de la calle Isaac Peral en la Axerquía, y de allí a la Mezquita, además de ésta estar tapada por el desnivel de la parte centro de la ciudad hay como un kilómetro y pico en línea recta. En fin a lo mejor es una confusión.

Un abrazo Maikol y espero que esos planos vayan viento en popa.

Paco Muñoz dijo...

Puerta, te puede servir parte de lo dicho a Saqunda, para no reiterar. Pero muchas gracias por tu aclaración que no era necesaria, lo primero es lo primero.

Un saludo.

ben dijo...

Eso del manojito de jazmines,que recuerdos me trae Paco,no porque
yo fuera tan detallista en cosa
de novios,que no lo era,pero sí
por mi madre,que cada día de verano
en la siesta se lo hacía para lu
cirlo en la noche,otras lo compraba
ya hecho,para colaborar,decía ella,
porque de jazmines no nos faltó nunca.Por seguir en su recuerdo,ten
go uno enorme en mi casa,que se llena de flores blancas...."ben"

Paco Muñoz dijo...

Mi madre igual le gustaban. Pero a mi mujer más, el olor es -por lo menos para mi- de lo más fino y agradable. Ayer mismo cogí unos cuantos de la Trinidad y tuve toda la mañana un olor exquisito.

Joaquinrafae dijo...

Respecto de la fotografía número cuatro que falta por localizar, sigo insistiendo en los baños árabes, aunque esta vez me traslado al campo de los Santos Mártires, a los baños califales.

ben dijo...

A mi la 4,me parece una estructura
nueva,dentro de un edificio,como si hicieran una ampliación,podría
ser en un museo...."ben"

Paco Muñoz dijo...

JoaquinRafae

Es más cerca de los Baños Califales de los Mártires, eso sí. Pero los Baños Califales no tienen estructura metálica de esa índole.

Para Ben

No es un museo Ben es un gran edificio para una actividad concreta, construido después -bastante- del conjunto monumental que lo contiene.

Paco Muñoz dijo...

Estimados amigos:

Al final de la entrada está la ampliación resolutoria de las fotografías publicadas en este Post Fotos de Córdoba (y 3).

Maikol dijo...

Es cierto, con la emoción no leí lo de Isaac Peral, por que yo me refiero a una casa que hay en Tomas Conde, al lado del Hotelazo "nuevo" y Los Marqueses. Cuya puerta es casi igual...

Al contrario que la gente que aqui comenta es que yo soy muy poco avispao pa estas cosas...jeje.

Un saludo!

Maikol dijo...

De tu a tu. =)
http://www.flickr.com/photos/maikol/4491121834/

Paco Muñoz dijo...

Maikol ahí si. Desde el hotel, desde sus habitaciones, algunas tienen una vista maravillosa a la torre de la Mezquita. Pero desde la ventana que está hecha la fotografía de la calle de la Judería, es que ni siquiera puedes ver toda la torre, porque está debajo. Te ruego que mires en la siguiente dirección:

http://notascordobesas.blogspot.com/2009/10/27-de-agosto-de-1952-mi-primer-amanecer.html

He estado repasando el álbum y hay unas fotos preciosas, no se si son todas tuyas pero son muy bonitas. Muchas gracias.

Un abrazo.

Alimoche dijo...

De la casa de los Argotes (Isaac Peral, nº 5), sacaron a mi tío abuelo para fusilarlo en el verano de 1936. Creo que entonces pertenecía a Manuel Martínez Lora, quien sería comisario local de excavaciones arqueológicas durante los 40 y 50, dueño de la Finca El Bramadero, en Hornachuelos....

Paco Muñoz dijo...

Alimoche, es un documento de mucho valor eso que comentas. Esa casa ahora es propiedad, de un Sr. judio creo, y su señora tiene una academia de baile clásico, según me han dicho quien ha estad en ella. Es enorme. Muchas gracias por tu comentario.