martes, 29 de junio de 2010

LA ERMITA DE SAN PEDRO DE ALCOCER (EL CARPIO)

Ermita de San Pedro de Alcocer

Visitar las Grúas de El Carpio conlleva, obligatoriamente, visitar la Ermita de San Pedro. Seas o no creyente merece la pena. Un entorno muy bien cuidado, con un ambiente paz y tranquilidad y flores, muchas flores. Eso es lo tangible, luego si te introduces en la historia ahí debes tirar de publicaciones e historias orales. Al final te das cuenta que, casi siempre, los lugares que una civilización considera sagrados, es porque otra civilización más vieja los ha considerado también, casi siempre de distinto credo.

Contrafuertes laterales traseros

Plinio ya citó este lugar, por lo menos lo situaron los eruditos, como la Onuba romana. Después seguro que los visigodos utilizaron las instalaciones, y luego los árabes. Antes, mucho antes la cultura de la edad del bronce ya había dejado vestigios que han sido estudiados. Discretos fragmentos cerámicos de dos mil años a.C. han aparecido en los distintos estratos estudiados, así como iberos y bastantes romanos. En 1985 se hizo un trabajo y se llegó a descubrir a 1,30m. de profundidad una entrada a un silo de arenisca, que conectaba con otro construido de ladrillo y teja, ambos subterráneos. Así como los restos de lo que fue una fortaleza árabe.

Contrafuertes laterales delanteros

En la época árabe, se llamó Al-Qusayr, el palazuelo o palacete, que por deformación fue Alcocer. En ese tiempo era el núcleo consolidado de los carpeños del momento. Luego, la conquista -siempre puntualizo que fue conquista, pues no se puede reconquistar lo que no ha sido tuyo nunca-, en 1240 de Fernando III, éste que fue el repartidor del grandioso botín de guerra entre sus huestes, se lo dio a la familia de Méndez de Sotomayor y por 1325, Garci Méndez de Sotomayor, un descendiente, tomó el control, éste edificó la Torre actual. Y claro a su sombra y protección, el núcleo de la orilla del río se fue abandonando y poblándose los alrededores de la Torre fortaleza, como casi en todas las aldeas medievales.

Altar de la Ermita

Fue uno de los señoríos más importantes de la zona, en 1549 lo elevan a marquesado, y alcanzó su jurisdicción a Pedro Abad y Adamuz, y a algunos núcleos de los Pedroches. La casa de Haro, como figura en una lápida de la Ermita, se une a la de Alba, a finales del XVII. Ésta es ahora en la actualidad una de las grandes propiedades de la villa.

Puerta principal

La Ermita que nos ocupa, está datada en el S. XV, por la forma de su construcción, contrafuertes, y el barroquismo de su decoración. En su interior se aloja, el patrón cristiano de El Carpio, Nuestro Señor Ecce Hommo, en presbiterio rectangular. Está construida de ladrillo de planta rectangular, cubierta con bóveda de cañón dividida en cinco tramos, apoyados en pilastras, decoradas con yeserías geométricas planas.

Imágen del titular

La portada es un arco de medio punto, y el pórtico dos arcos descansando en una pilastra central. Tiene una espadaña simple. Los contrafuertes del exterior la fechan en el citado siglo XV. Toda ella es barroca. Tiene una puerta lateral que da al hermoso patio. Y una pequeña habitación sin salida con una ventana.

Lateral al patio

La fiesta más importante que se celebra es, la Romería de Nuestro Señor Ecce Hommo, patrón de la villa. Desde 1756, cuando se trajo un tal de la Ripa, una imagen de Italia, que parece creó Labartini. La actual se construyó, con motivo de la destrucción de la primera en la guerra civil, por un imaginero granadino llamado Miguel Espinosa, en 1944.

Patio

Pareja a la fiesta citada se da otra en honor de la Cruz. Su origen se liga a la leyenda de un trozo del Lignum Crucis, que parece le regaló el Papa Alejandro VI, en 1473 a Diego López de Haro. El día 3 de mayo se baja en romería, la imagen a la Ermita. Luego sigue la fiesta con los tradicionales peroles cordobeses en los alrededores de la Ermita. Finalizan los actos con la subida al altar de la imagen y, a esperar al siguiente año.

Geranios en el Patio

Un entorno bonito e histórico, a dos pasos de la ciudad, en un paraje protegido como Bien Cultural por la Junta de Andalucía. Siempre me llama la atención que cualquier sencillo lugar de la geografía cordobesa, tiene muchísima más historia a su alrededor, de la que somos capaces de imaginar.

Lápida dónde figura el nombre de la Casa de Haro

Fotografías de los mismos de las Grúas.

15 comentarios :

Molón Suave dijo...

Un estupendo artículo, Paco. No conozco esta ermita pero prometo ir a visitarla. Y las Grúas, claro. Me parece acertadísimo lo de la conquista, en lugar de reconquistas, como se empeñan en seguir sosteniendo los historiadores de aficiones godas. El de conquista es un término que yo utilizo también desde hace un montón de tiempo, desde que empecé a leer y a pensar por mi cuenta y me dejé de historias aprendidas en los manuelas.
Ya seguiremos. Buen verano.

Paco Muñoz dijo...

Felices vacaciones Molón. Y merece la pena visitarla, y más que nada pensando lo que tiene detrás de historia. Iberos, romanos, visigodos, árabes y cristianos, todo en un pedazo pequeño de tierra a la orilla del Guadalquivir. Las Grúas están inmediatamente detrás,cuarenta metros todo lo más.

Me acaba de decir Conchi el poder ejecutivo mío, la que nació en Mucho Trigo), que te lee y le gustan muchos tus artículos. Y a mi también.

Un abrazo.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Estas ermitas nuestras,blancas de
cal,con muchos geránios en sus cer
canias,en verano con el calor y la
chicharra fuera,son un remanso de
paz en su interior,me gusta ir a
la de Lucena con los calores y a
horas de siesta.Esta del Carpio
nunca he ido,ni a las Gruas,estando
el pueblo tan cerca,vamos ni siquiera he ido nunca a El Carpio,
es lo que pasa con muchos pueblos
cercanos a Córdoba,pasas por la carretera y ni siquiera entras a
tomarte una copita.Pero prometo ir.
..."ben"

Talbanés dijo...

Hola Molón Suave, creo que si lo miramos desde el punto de vista religioso, si que se puede hablar de reconquista, recordemos que además del poder lo que movió a los distintos monarcas cristianos a avanzar hacia el sur islámico fue la religión. España (Hispania) era ya cristiana antes de la llegada de los musulmanes. Tiene buena pinta esa ermita, en mi pueblo tenemos una que es preciosa, la Ermita de El Calvario, si algún día pasas por Montalbán no te vayas sin verla. Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Ben merece la pena pasarse por allí. Es lo que dices, lo cercano no lo conocemos y dime que matrimonio joven no conoce los "campos de concentración" de la Ribera Maya, o República Dominicana. Eso es así y no podemos cambiarlo.

En Lucena estuve hace muchos años. Dónde más he estado ha sido en Cabra, por razones de índole técnica, no religiosa, pero el sitio es precioso, y si luego haces la ruta del Bailón hasta Zuheros pues ya está el completo.

Paco Muñoz dijo...

Talbanés, desde ese punto de vista puede que lleves razón, yo lo he planteado siempre desde el político, aunque en este país nunca ha ido, como debiera ser, desligado lo uno de lo otro. Vamos que la "reserva espiritual de occidente" no es un "pego".

JOSE EDUARDO DE VICENTE GARCIA dijo...

Hola Paco, me voy a meter un poco en la cuestión entre Molón Suave y Talbanés.
Creo que no es hasta con Alfonso VI en el 1072, con un acercamiento a Roma, cuando se establece una conexión entre iglesia y reconquista, a la vez que un cambio en el concepto que se tenía acerca de la guerra con los musulmanes que pasa a ser cruzada.
Saludos

Paco Muñoz dijo...

Jose Eduardo, no hay polémica, es una cuestión de conceptos. Tu aclaración siempre viene bien, desde el punto de vista historicista, pero la cuestión es que detrás de todo siempre está el interés económico. No creo que quede en la conciencia de la gente, después de tantos siglos de aceptación de otro concepto de cultura, idioma y religión, sobrevenido por la corrupción del gobierno visigodo, que quedasen ni siquiera residuos familiares, para tener el concepto de reconquista. Luego como todos se iban a llevar el botín de guerra, impulsan esa "cruzada", llamada así por choque de religiones. No hubiera sido cruzada con Francia por ejemplo si ellos hubieran sido los dominadores. Los casamientos entre Aragón y Castilla, no pensaban en la "patria", pensaban en el poder y lo que conlleva el dinero, y la Iglesia como tal siempre al calor del mismo.
Los reinos cristianos tenían alianzas con reinos musulmanes y viceversa, para quitarle al vecino, fuese de la religión que fuese, sus propiedades o subirle el IVA.
En el fondo es igual, siempre el dinero.

Talbanés dijo...

Efectivamente Paco, yo no lo he hecho ese comentario con el ánimo de crear polémica, sólo he intentado aportar un punto de vista distinto. Me encantaría ir contigo alguna vez de senderismo por el arroyo Pedroche o por cualquier otro sitio interesante de nuestra sierra Paco, seguro que aprendo un montón si voy contigo. Un saludo amigo.

JOSE EDUARDO DE VICENTE GARCIA dijo...

Hola Talbanés, no es cuestión de polémica, solo es aportar diferentes puntos de vista como bien dices, he querido puntializar en que momento historico empezo a convertirse en una guerra de religiones, que creo que hasta ese momento no lo era.
Por cierto alguna vez me meto en los blogs que sigue Paco y en el tuyo hize un comentario en la entrada de Moro, el perro de los entierros, con referencia a brujas, en la que nos distes las gracias a todos los que comentamos sobre el tema.
Saludos

Talbanés dijo...

Efectivamente José Eduardo, las brujas que se convertían en perros negros jeje, ¿qué pueblo es el tuyo? me parece una leyenda muy interesante. Saludos amigo.

Paco Muñoz dijo...

Con gente así da gusto. Talbanés tienes que tener en cuenta que José Eduardo lo nombré, por méritos más que suficientes, y por ser el altavoz de la historia de su ciudad, Torrelaguna. Por esa razón no puede haber con él polémica nunca.

Y lo que aprendemos todos de las opiniones de los demás. Quien menos te esperas te sorprende.

Talbanés te agradezco tus palabras, pero hay en la red una gente con unos conocimientos fuera de lo común, que nos superan bastante, aunque eso no quiere decir que no acepte tu ofrecimiento y esté ahí para cuando se tercie.

Un abrazo a los dos. Ah, José Eduardo, ayer en Córdoba un termómetro 45º y en la noche no hemos bajado de 24º. Lo más que he visto hace muchos años fueron 51º, y entonces no había tantos vehículos, ni aparatos de aire echando a la calle el calor de las casas.

Paco Muñoz dijo...

Se me quedó atrás lo esencial Cronista Oficial de Torrelaguna.

JOSE EDUARDO DE VICENTE GARCIA dijo...

Bueno Paco, lo de cronista oficial es un título que tu me otorgas y del que te estoy agradecido.
Solo comentar que he entrado en comunicación con Talbanés en mi blog y darte las gracias por prestarme un rato a tus amigos.

Paco Muñoz dijo...

Te llevas lo mejor.