sábado, 14 de agosto de 2010

EL CONVENTO DE SANTA MARIA DE GRACIA (PLAZA DEL POETA JUAN BERNIER)


Portada del Convento, que deja ver al fondo San Rafael.

Ya se ha terminado la segunda remodelación de la Plaza del Poeta Juan Bernier. Carloteño, cofundador de la revista Cántico, junto con otra serie de poetas cordobeses, como García Baena, Aumente, Molina, Núñez, López y los pintores del Moral y Liébana. La segunda remodelación en pocos años desde que dejó de ser el Convento de Santa María de Gracia.

 Vista de la plaza, al amanecer, desde la esquina de San Rafael.
Vista de la plaza, al amanecer, desde la esquina de San Rafael.

Como decimos, la plaza ocupa lo que antes fue el Convento de Santa María de Gracia, en la manzana formada por las calles, del mismo nombre, Portería de Santa María de Gracia, Arroyo de San Rafael y Pleitineros. De él sólo queda una sola portada, muda, testigo de una serie de circunstancias que rodearon a su cierre en 1968 y posterior derribo, amén de lo que pudo significar expolio artístico, y la operación urbanística.

 Vista de la plaza, con la fuente al fondo.
Vista de la plaza, con la fuente al fondo.

En la Web Cabrera-Villaseca se ofrece una versión detallada de hecho del derribo, que puede, a aquel que le interese, profundizar en el asunto y formarse su propia opinión. Evidentemente desde un ángulo posiblemente interesado también. En principio el Convento ocupaba la plaza y el solar del bloque que la cierra por su lado oeste.

 Vista del lado oeste de la plaza y el bloque de viviendas citado.
Vista del lado oeste de la plaza y el bloque de viviendas citado.

Anteriormente, no se sabe exactamente la fecha, existían otras fincas, que dan sus fachadas a la calle Pleitineros que bien pudieran haber sido parte del primitivo convento. Era habitual que ocuparan los conventos manzanas enteras, y son muchos los ejemplos los que ilustran esa teoría, pero de este no existe documentación que lo atestigüe.

 Portada del Convento, que deja ver al fondo San Rafael
Moderna fuente que refleja la Portería de Santa Maria de Gracia.

En el plano de Córdoba de 1811 se delimita toda la manzana, y en el de 1884 que ennegrecen los edificios religiosos, la manzana que citamos está ennegrecida en todo su perímetro. Sin entrar en más consideraciones urbanísticas, decir que detrás de todo derribo de edificio, existe una especulación.

 Interior de la portada del Convento.
Interior de la portada del Convento.

En este lugar en principio, había con entrada por la calle Pleitineros, un solar en el que estuvo ubicado el cine de verano Ramos, y las casas de vecinos adyacentes, que seguimos manteniendo fueron fruto de una segregación anterior no documentada. Después se generó con el derribo un gran movimiento ciudadano, que posiblemente impidió la construcción de viviendas en todo el solar, y quedara la plaza, aunque en parte si miramos el catastral observaremos que hay tres bloques, A, B, y C, y otros dos solares más en la manzana. Por lo tanto, el edificio que tiene entrada por la plaza, creemos formaba parte de la última etapa del convento, bueno lo que quedaba de él.

 Momento de la inauguración de la plaza.
Momento de la inauguración de la plaza.

En cierta ocasión se pensó hacer un aparcamiento subterráneo, pero diversos motivos lo desaconsejaron. Como dijimos es la segunda remodelación (¿?), no sabemos porque se enterró en granito, el coste que tuvo la ciudad con la primera. Otro capítulo más que sumar a gestiones poco afortunadas. Por mucha justificación técnica que se le quiera dar, la plaza llevaba pocos años arreglada para gastar otra vez un dineral en una nueva remodelación, sea de los fondos E o Z. Y además tenía un sector para niños que ésta no tiene, bueno era para niños e incívicos propietarios de perros.

 Otro momento de la inauguración.
Otro momento de la inauguración.

Si no existieran los antecedentes de un excesivo derroche económico, podríamos decir que la plaza es recoleta, agradable, pero con el dichoso color gris del granito, que con el grosor que tiene seguro conservará todo el calor del sol hasta por la mañana, no dando tiempo en el verano a enfriarse las losas, por lo que al atardecer será un tormento la estancia en ella.

 Plano catastral de la zona.
Plano catastral de la zona.

Supongo que habrá otros métodos para el piso de una plaza. Estimo que un terreno bien prensado, de tierra, con un drenaje adecuado, con jardines, es más adecuado que esas losas “sepulcrales”, de color mausoleo, que es la moda en la ciudad. Dicen que “doctores tiene la iglesia”, pero por otro lado dicen también dicen que “hay quien está cuarenta años de municipal y no sabe dónde está el Ayuntamiento”. Refranes para todo desde luego, pero que cada uno se aplique el suyo y alimente su opinión.

 Portada del Convento, que deja ver al fondo San Rafael
Plano de 1811 donde se ve que la manzana la cita como toda del convento.

Una plaza con historia, dedicada ahora a un excelente poeta, que generó en su momento un volumen de ganancias para quien fuese -normalmente los mismos-, expolio primero y especulación después, además de bastante dinero de los cordobeses enterrado en ella que, a lo mejor hubiera sido posible destinarlo a otra cosa más necesaria.

 Plano de 1884 donde se ve el ennegrecimiento de los bordes de la manzana.
Plano de 1884 donde se ve el ennegrecimiento de los bordes de la manzana.

Esto es lo que dice Don Teodomiro Ramírez de Arellano, en sus Paseos, del Convento.

“Fundación del Convento de Santa María de Gracia

Don Pedro Ruiz de Cárdenas, alcalde mayor y veinticuatro de Córdoba, de quien dijimos en el paseo anterior que casó con doña María Fernández de Arenillas, no logró sucesión en su matrimonio, y deseando emplear sus bienes en alguna obra meritoria, en 16 de enero de 1475 otorgó su testamento ante Diego Correa, mandándose enterrar en la capilla de Santa María de Gracia, en los claustros del convento de San Agustín, y que sus casas principales en el barrio de San Lorenzo, linderas con las de Alfonso Sánchez de Castro, otras de Cárdenas y el arroyo, fuesen para fundar un colegio de doce mujeres honestas, por las ánimas de don Pedro Fernández de Córdoba y doña Elvira de Herrera su mujer, las de sus padres, hermanos y parientes.

Dejoles situados doce cahíces de pan terciado sobre el cortijo de Guadatín, otras casas en el barrio de San Nicolás de la Ajerquía, un mesón y otras casas en Barrio Nuevo, hoy calle de Maese Luis y dos mil maravedises de renta sobre otros bienes. Dispuso que once de aquéllas fuesen llamadas hermanas menores, y por hermana mayor y patrona nombró a su mujer, tras ella a su sobrina doña Elvira Fernández de Córdoba, hija de su hermana doña Leonor Sánchez de Cárdenas, y que después fuese hermana mayor una matrona noble de las de su linaje nombrada por elección entre las once y que tuviera el patronato su sobrino Luis Gómez de Cárdenas y sus sucesores, a favor del cual fundó también un mayorazgo con los demás bienes que poseía.

En 23 de febrero de 1488 tomó posesión de la plaza de hermana mayor la expresada doña Elvira Fernández de Cárdenas, y he aquí el principio del convento de Santa María de Gracia, en que después se convirtió aquel beaterio, cuyo patronato conservan los señores Cañaverales, teniendo derecho a dar varias plazas de religiosas los señores Bodaña y los condes de Villanueva de Córdoba y de Prado Castellano.

La Iglesia Conventual

Este convento ha sufrido varias reformas. En 1601 le labraron la iglesia, que es de muy buena forma, con el presbiterio muy lindo y un altar mayor en cuyo centro se ve un buen cuadro de la Encarnación. Ocupan sus lados otros que representan a San Pedro de Verona y Santo Domingo de Guzmán, a cuya orden pertenece, y por cima están las efigies de San Francisco y San Raimundo, ocupando el centro un buen Crucifijo.

En la cruz que forma esta iglesia hay dos buenos altares modernos y de buen orden, con Santo Domingo y Santa Catalina de Sena, teniendo otros cuatro, uno de ellos dedicado a la Virgen del Rosario, en el que se ve un buen cuadro, obra de don Antonio Monroy. En la capilla del Descendimiento había un San Andrés, de Castillo, que ya no está en su sitio. Tiene coro alto y bajo muy espaciosos. En 1868 se refundió en esta comunidad la de Jesús Crucificado, por haberse suprimido su convento.
En el de Santa María de Gracia estuvieron las monjas que después lo fueron del Espíritu Santo las cuales, además de armar varias cuestiones con la comunidad, se salieron un día, con escándalo de toda la población, y se fueron al edificio de la calle del Liceo, como minuciosamente contaremos al llegar a aquel sitio.

Desgracia sin percances

El 29 de abril, Sábado Santo de 1642, cerca de oraciones, declarose un incendio tan grande en el expresado convento de Santa María de Graciaque en poco tiempo casi todo parecía una hoguera. Las monjas intentaron salvarse, mas viendo la imposibilidad de salir por la portería, ellas mismas, auxiliadas por fuera de algunos operarios, abrieron un gran agujero en la pared que da al arroyo y se salieron a la calle, yéndose acompañadas de unos capuchinos y otras personas al convento del Espíritu Santo, donde permanecieron hasta fines de mayo, en que, reedificado el suyo, se trasladaron a él. Este fuego duró hasta medianoche, que logró extinguirlo la multitud de gente que acudió y estuvo a las órdenes del obispo, del corregidor y todas las demás autoridades y personas importantes allí reunidas.

Apenas vueltas del susto las pobres monjas sufrieron otro casi de igual importancia. Era el 14 de junio, víspera de la Santísima Trinidad. Celebrábase una fiesta y las religiosas tan tranquilas ocupaban el coro bajo, oficiando la misa, cuando de pronto un espantoso ruido y multitud de gritos dejó asombrados a los sacerdotes que estaban en el altar y al público que ocupaba la iglesia. El coro alto se había desplomado y la comunidad quedó envuelta en sus ruinas.

Como sucede en todas las desgracias, la noticia cundió velozmente por toda la ciudad, acudiendo los maestros, las autoridades civiles y el obispo, que lo era el señor Pimentel. Procediose a quitar maderos y escombros, con especialidad hacia donde se oían lamentos, y cuando todos esperaban encontrar los cadáveres de las pobres monjas, las hallaron completamente sanas, si bien con algunos hábitos destrozados. La alegría reemplazó al llanto, y el obispo se dirigió al altar, donde entonó el Te Deum laudamus, contestándole la comunidad y el clero, y postrándose de rodillas la mucha gente allí reunida y que consideraban un milagro lo que acababan de presenciar.

En este tiempo, como siempre, había en la comunidad algunas señoras de los Cárdenas y Pinedas, por cuya intercesión el fiscal del Santo Oficio don Ramón de Pineda Ramírez de Arellano costeó el altar del Rosario, y don Nicolás de Pineda dio su venera de calatravo, con que hicieron a Santo Domingo la estrella con rubíes que lucía en las grandes festividades.”


Fotografías en blanco y negro del Ateneo Casablanca (Cordobapedia)
Bibliografía Web Cabrera-Villaseca y Paseos por Córdoba.
Resto de fotografías del autor.


Un añadido a la entrada y dos fotografías.

Siguiendo con la cabezonería de tratar de confirmar el perímetro del Convento de Santa María de Gracia, visité el Archivo Municipal, en el ánimo de conseguir una fotografía que había visto hace tiempo del Arroyo de San Rafael, donde se vislumbraba una extensa pared a la derecha, en sentido de San Lorenzo, un Arroyo de San Rafael, haciendo honor a su nombre, con las aguas por el centro de la misma.

 Arroyo de San Rafael desde la Plaza de los Caballos, al fondo San Lorenzo, a la derecha la tapia del Convento de Santa María de Gracia.
Arroyo de San Rafael desde la Plaza de los Caballos. Al fondo San Lorenzo y a la derecha la tapia del Convento de Santa María de Gracia.

La fotografía parece está tomada desde la mitad de la calle Buen Suceso, en su confluencia con Arroyo de San Rafael, precisamente casi en la Plaza de los Caballos. Lástima que el fotógrafo no la hiciera desde un poco más atrás y veríamos la calle Pleitineros, cuestión que confirmaría la teoría de la totalidad de la manzana. Aunque es más posible que imposible que así lo fuera.

 Espadaña y nave del Convento de Santa María de Gracia, desde la calle Polichinela.
Espadaña y nave del Convento de Santa María de Gracia, desde la calle Polichinela.

Luego otra, cuyo emplazamiento fotográfico es desde la calle Polichinela que, permite comprobar, teniendo en cuenta el quiebro de cuarenta y cinco grados que hace la mencionada calleja para salir a la calle Santa María de Gracia, que la nave del Convento está en la dirección cristiana este-oeste y su espadaña la podemos situar hacia la mitad del solar. Yo me atrevería a señalar que estaría a la altura del bloque que da a la Plaza de Juan Bernier. Esa enorme construcción si la tengo en mi memoria de niño, pero ni entré ni tengo más recuerdos cercanos, bueno si de haber asistido más de una vez de novios, a las sesiones de verano del cine Ramos, cuando era un solar, segregado o no, del huerto del convento.

Estos documentos gráficos, si bien no confirman nada, merecen la pena estar junto a esta entrada, en la espera de activar otras memorias que nos puedan añadir más cosas.

Fotografías de un libro de mi amigo Juan Lozano y que a su vez son de Archivo Municipal

52 comentarios :

José Manuel Ben-saprut dijo...

Bueno, al menos no llegaron a construir. Si no me equivoco, la portada del convento pretendía ser el acceso a una especie de manzana cerrada de casitas con patio común, parecido al adefesio de la casa del Indiano.

Siempre habrá tiempo de poner las cosas en orden. Mientras tanto, que los albañiles sigan ganando dinero con el ponme y quítame esas losas.

vértice dijo...

Me reitero amigo Paco, eres un pozo de sabiduría sobre nuestra Córdoba.
Un saludo.

Gerardo Pedrós dijo...

Pues tienes mucha razón Paco en eso de la losa sepulcral. A alguien escuché comentar que en esta plaza y en el Boulevard de Gran Capitán se inició la "ola gris" que ha convertido a Córdoba en una superficie dura y aún más calurosa.

Para esta iniciativa el Ayuntamiento ha tomado como referencia el libro del geógrafo de la Universidad de Córdoba Pedro Domínguez Bascón titulado “Clima, medio ambiente y Urbanismo en la ciudad de Córdoba”. El profesor Bascón hace una serie de recomendaciones en este libro para mejorar la climatología de Córdoba: evitar el granito como material que tapiza gran parte de las plazas y que según sus mediciones alcanza temperaturas de hasta 85º; búsqueda del elemento sombra, tener en cuenta la orientación de los edificios, etc.

La iniciativa ha sido hacer lo contrario recomendado por este geográfo.

¿Por cierto se sabe que arquitecto-a ha perpetrado la remodelación?

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco Muñoz

Te felicito por el articulo sobre el Convento de Santa Maria de Gracia.

-En el año 1951, entré yo en ese convento de clausura acompañado por Pablo García Baena, que como "cabeza visible" de la Hermandad del Remedio de Ánimas, gestionó la posibilidad que allí se guardara el paso una vez terminada la Semana Santa.

Según recuerdo entramos en el convento por una puerta que estaba al fondo de la Portería y que estaba junto al "torno". Hasta ese lugar nos acompañó el sacristán de las monjas (Santa María de Gracia), al que conociamos por el apodo del "chocolatero" y que tenía su casa en la Plaza de San Rafael, enfrente de donde estaba ubicado el taller de Juan Martinez Cerrillo.

Nada más entrar nos recibió una monja bastante mayor que portaba una campanilla, que tocaba de forma seguida para advertir a las monjas que se quitaran de la visión de los "intrusos" visitantes que en esa ocasión éramos, Pablo, mi hermano Rafael y yo.

Pablo García Baena, con la exquisitez que le caracteriza, afradeció a las monjas "EL MISERERE" que ese año habían cantado las monjas al paso del Cristo de Ánimas por el Convento, como era costumbre desde 1949, en que se refundó la Hermandad.

Luego, despues de que hablaran lo que fuera, se despidió con la palabra más o menos de: "Gracias Madre Sor Tránsito". Ya en el patio de la portería, nos acompañó hasta la calle el simpático "Chocolatero".

Ya en otro plano de cosas el mismo Pablo García Baena, y camino de la Iglesia de San Lorenzo, nos comentó: "En este convento cuando aún eran casas de D. Pedro de Cárdenas, (antes de ser convento), vivió en modo de alquiler Gonzalo Fernández de Córdoba (El Gran Capitán).

Efectivamente en el archivo de Protocolos se encuentra un documento que dice:

"1477, Octubre, 16. Córdoba

Pedro de Cárdenas, alcalde de la Villa de Lucena, y Juan de Cárdenas, hermanos, hijos del jurado Gonzalo Gómez, difunto, en nombre de su nadre Leonor Sánchez de Cárdenas....Otorgan el arrendamiento de una casa en la collación de San llorente, en las que vivió Pedro de Cárdenas, alcalde mayor y tio de los otorgantes, que tiene por linderos la calle mayor que va a la Iglesia de San lorenzo, las calles del Baño y el Arroyo, en favor de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, hijo de don Pedro, señor de la casa de Aguilar, por 7.000 maravedis de renta anual. Ante Juan Ruiz y Gómez Gonzalez, escribanos públicos de Córdoba."

Archivo de Protocolos de Córdoba. Oficio 10. folio 45 rv.

Paco Muñoz dijo...

José Manuel de albañiles entiendes tu una "jartá".

Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Emilio pozo de sabiduría Manuel Estévez, lee su comentario y verás, es un añadido a la entrada que tiene categoría de artículo.

Paco Muñoz dijo...

Gerardo me alegro de leerte, te contesté por el otro lado también.
Bueno según lo que dices será para llevarle la contraria al Profesor Bascón, porque otra cosa...

No lo he mirado, pero estará en el cartel que no lo habrán quitado aún, los carteles pueden durar años después de las intervenciones, mañana con el paseo matinal intentaré verlo.

Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Manuel una felicitación tuya es un premio. Muchas gracias.

Antes le decía a Vértice, que es uno de los fotógrafos con el archivo más variado y completo de la provincia de Córdoba que conozco, y no sólo en la variedad sino la calidad, que algunos comentarios son verdaderos documentos, como este tuyo.

Me descuadran un poco las fechas, tenías que ser un niño Manuel, cálculo que andarías por los ocho años todo lo más, pero con una memoria fotográfica. Yo sólo me acuerdo desde luego de las paredes.

Lo que comentas dijo Pablo García Baena, ya lo dijo D. Teodomiro Ramírez de Arellano, en el texto final de la entrada. Es interesantísimo el documento de alquiler de una casa para D. Gonzalo, en esas fechas su hermano Alonso era persona importante en Córdoba, y años arriba años abajo, sucedió la problemática de los judíos, en la que se vio involucrado Alonso directamente y el famoso herrero, desencadenante del problema por el fanatismo religioso, y más que el fanatismo posiblemente alimentado por quienes saldrían ganado con la masacre. Como siempre para no perder la costumbre.

Nuevamente muchas gracias por tu aportación.

Un abrazo

Eladio Osuna dijo...

La primera vez que tuve conocimiento de esa portada fue una Semana Santa, tendria yo 16 añoso asi, en la que mi amigo J.Mena me llevó el paso del Cristo de las Ánimas y en eso momento las monjas le cantaron un Miserere. En aquel tiempo estábamos presente cuatro gatos en la calle y fue emocionante.
Después me tomé muchos cafés con Juan Bernier en la tertulia que tenia Pepe Jimenez en la terraza del Siroco. Juan era habitual de ella y yo iba a diario por mandato del periódico porque aquella tertulia era una fuente inagotable de noticias. El propio Juan por si mismo era un manantial.
Cuando Pepe le reñía por haber pedido un medio de 24, Juan siempre contestaba con la socarronería que le caracterizaba
-No te preocupes, ya me he tomado la pastilla de la tensión.
Realmente pienso que Juan se merecía quizás otra plaza más relacionada con su incansable labor arqueológica pero es lo que hay.
Y sobre el granito y los naranjitos
pues opino como la mayoría -excluidos nuestros insignes arquitectos- a lo mejor nuestra plazas se merecen otros materiales más acorde con nuestro clima...

Paco Muñoz dijo...

Estoy harto de decir que, en el momento que se estimulan los recuerdos de los cordobeses, estos son una fuente inagotable de anécdotas y documentos para la historia.
Lo que más vale de estas entradas son los comentarios, el colectivo, la suma de vivencias de todos. Siempre hay algo en cada comentario que es singular, bastante singular, pero que sumado a otras singularidades hacen la pluralidad de todo. Cualquier recuerdo es más que importante, bien es verdad que el respetable ya lo es de por sí, pero siempre se aporta. Es más, hay quien dijo "cree en los que enseñan, no en los que mandan".

Paco Muñoz dijo...

En una contestación anterior a Manolo Estévez, hice referencia a la rebelión contra los judíos y he observado que el enlace no iba, por eso lo intento otra vez.

problemática de los judíos.

Espero ahora tener suerte.

ben dijo...

Tal como la veo en tus fotos,estu
pendas,han dejado a esa plaza para
poco usarla,de maqueta,dura de tanto granito.Desde luego una plaza
para mirarla desde fuera.Pero no se
ve ni una pequeña zona,blanda,para
juegos infantiles,ni para sacar a
los animalitos de compañia.Sombras
apenas hay.No podré llevar a mi nieta a jugar,ni podré sacar a la
perrita,es alérgica al mármol.
Como mausoleo,puede pasar,sólo le
falta la llamita al lado del agua.
Paco,los dueños de animalitos de
compañia,la mayoría somos respon
sables,lo que pasa es que una o dos
cacas,ya son asquerosas verlas,tam
bién ocurre que diseñan una plaza
y no piensa en poner un lugar para
el servicio de perritos,lo mismo
que no piensan en zona de jegos pa
ra niños,ni bancos comodos para sus
abuelos.Eso sí lo hacen en paises
con sensibilidad,hacía sus ciudada
nos..."ben"

Paco Muñoz dijo...

Ben deseo puntualizar, en cierta ocasión me dejé llevar por la generalización y hubo gente se ofendió, no es tu caso, pero si me hace reflexionar tu comentario dirigido a “los dueños de los animalitos de compañía”.

Es cierto que no son todos afortunadamente, pues son muchas las veces que me encuentro con personas con su bolsa para recoger los excrementos de los animales y el civismo del que hacen gala es muy grande, lo que pasa es que se ve lo malo antes que lo bueno lamentablemente.

En esa plaza había una zona de juegos y algunos, sólo algunos, incívicos permitían que sus animalitos hicieran sus necesidades en el lugar donde los niños jugaban, o a lo peor algunos eran callejeros, para llevar más lejos la puntualización.

Por todo lo demás, como casi siempre, coincidencia con tus apreciaciones.

Paco Muñoz dijo...

El haber encontrado dos fotografías de principios del S.XX y a lo mejor de finales del XIX, me han permitido ampliar la entrada con las mismas.

Creo que con ellas se dota de nuevos elementos de conocimiento del lugar.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Muñoz

En cuanto a la ubicación de la Iglesia y la Espadaña del Convento de Santa Maria de Gracia, te digo lo siguiente:


-Vista en planta la actual Plaza de Juan Bernier, y la dividimos en tres partes, dos de ellas (las que dan) a la calle de Santa Maria de Gracia, sería la ubicación en planta aproximada de la Iglesia.

El resto de la parte que da al Arroyo de San Rafael, era un patio en donde al principio estaba la porteria, y al fondo, estaba el torno y la entrada al convento. este patio era empedrado de piedras de canto rodado. Este patio a la izquierda tenía la pared de la Iglesia, en donde había una entrada a la misma.

La espadaña estaba unicada al norte de la nave de la Iglesia, pero esta "quedaba unos metros antes" de la calle Polichinela, pues coincidía practicamente con el Horno de Doña Pepa. Lo digo porque cuando ibamos a por tortas de aceite a dicho horno, soliamos coger "palos del nido" de las cigueñas que todos los veranos había en la espadaña. Y recuerdo que desde la puerta del Horno, mirabamos para arriba en su vertical la ubicación de la "Torre-Espadaña.

Pudieramos decir con bastante aproximación que lo que está edificado (pisos), desde la Plaza de Juan Bernier, hasta la calle del "marmolillo" (Pleitineros), era realmente la parte dedicada al propio Convento de las monjas

Manuel Estévez dijo...

Amigo Muñoz:

Tu formidable articulo sobre el Convento de Santa Maria de Gracia, nos ha estimulado a que todos busquemos información.

-Hoy me han confirmado que Juan Antonio Palomino Herrera, (+), tenía la mejor colección de fotos del interior del Convento.

LA DECISIÓN DE LA VENTA

La decisión de la venta correspondió exclusivamente a las monjas de la Orden de Santo Domingo (dominicas), que para este tipo de decisiones eran totalmente independientes del Obispado, en aquel caso del Obispo Monseñor Fernández Conde. Las gestiones se empezaron a realizar a últimos de los años cincuenta.

En un principio se pensó dedicar el “Solar” para una utilización mixta. Por una parte se pensó en hacer una Residencia de estudiantes, y de otra parte dedicar el resto a fines urbanísticos y de vivienda. En una comisión que se formó para decidir este tema, sobresalió la opinión del arquitecto D. Felíx Hernández, mantenedor de la Catedral-Mezquita de Córdoba. Este técnico dijo: “O todo o nada”, es decir, o se aprovechaba todo como edificio de equipamientos, o se convertía en solar.

Al final se decidió convertirlo todo en solar.

RECLAMACIONES LEGALES

El Marques de Ontiveros y Señor de Luque, más tarde Marqués de Cañete de las Torres, reclamó un supuesto derecho sobre “La Iglesia del Convento”. Los demandantes, entre los documentos que presentaron incluyeron “El contrato de arriendo del Gran Capitán”. Para resolver todo este asunto, el Juez, nombró a un perito en paleografía, pues se trataban de documentos de la Edad Media. Finalmente el Juez resolvió no reconocer ningún derecho a los demandantes. (Al final se supo que tenían derecho a un enterramiento en la citada Iglesia).

DERRUIDO EL CONVENTO

Al principio de los sesenta se llevó a cabo el derribo total del Convento, cuyo solar quedó dividido en dos partes (Norte y Sur), el Sur sería lo que luego fue la Plaza de Juan Bernier. En cuanto a la otra parte (Norte), que lindaba con la calle “del marmolillo” (Pleitineros), se dividió en dos partes. La quedaba a la calle Santa María de Gracia, se convirtió provisionalmente en un cine de verano regentado por los hermanos Ramos. La otra parte que daba al arroyo de San Rafael, quedó cerrada como local.

En el momento de todos estos trámites la Abadesa del Convento, se llamaba Sor Inmaculada y era del norte.

vértice dijo...

Tenias razón amigo Paco, los comentarios de Manuel Estévez, que digo comentarios, Artículos, son geniales y tu investigación no se queda atrás.
Un Saludo.

Paco Muñoz dijo...

Manolo eres una enciclopedia de muchas cosas, U. Laboral, Electro, etc. pero del barrio de San Lorenzo eres la Universidad. Tus comentarios por si solos son el artículo del Convento de Santa María de Gracia.

Coincido con lo que dices de la distribución en planta. Las fotografías aéreas del vuelo de los americanos lo atestiguan –con mucha voluntad al interpretarlas por su mala definición- y se ve en ellas ese patio separado de la mole de la nave de la iglesia, en dirección a San Rafael. En la Web de Villaseca hay una fotografía, posiblemente de ese patio empedrado, con arcos de claustro y un pasillo con un jardín o huerto al fondo.

La explicación de la espadaña está meridianamente clara, concreta en cuanto a su correcta ubicación. De esa pared y la puerta principal me acuerdo personalmente, era muy joven, pero me acuerdo.

Hay un elemento que repites, que es que el convento era toda la manzana, pues dices que llegaba hasta la calle del marmolillo -que supongo será aún el mismo-. Manolo un experto me dijo que no era lo que yo sospechaba y tú me confirmas, luego no se puede fiar uno mucho de expertos que se valoran a sí mismos. Todo lo contrario que decía creo, San Agustín, “si me valoro yo no valgo, peo si me comparo valgo muchísimo”. Por eso y en sentido inverso a la frase, al comparar se queda en cuadro.

El plano catastral determina en parte las señales del tiempo, las parcelas A,B, y C, eran las que citas como casa del convento, la del cine Ramos estaba segregada así como otra finca de la calle Santa María de Gracia. Me siento satisfecho de la intuición primera que tú confirmas.

En el segundo comentario amplias detalladamente la operación. En primer lugar se ve el freno especulativo de Feliz Hernández, tratando de evitar lo que subyacía y al final se hizo en parte.

Lo que me extraña es que los conventos que tenían un status de Patronazgos y eran siempre los nobles los propietarios, la decisión de vender correspondiera a las monjas u Obispo, dejar de ser convento sí, pero el solar siempre sería de los patronos.

Luego está el revuelo ciudadano en el estuvo al frente Sebastián Cuevas, en el plano periodístico, por el expolio posible de obras de arte, D. Teodomiro habla de cuadros de Antonio del Castillo, entre otros, eso sin entrar en otras obras de arte.

Como siempre mi reconocimiento a tus explicaciones aclaratorias con rango de artículo principal.

Paco Muñoz dijo...

Emilio, ya has visto lo que te decía y tu has corroborado, Manolo es una enciclopedia.

Manuel Estévez dijo...

En torno al Cine Ramos


La película que según recordamos mas éxito tuvo fueron 2LOS CAÑONES DE NAVARONE”, esta película estuvo una semana en cartel.

En este local de verano y antes de que se convirtiera en Cine, la Peña deportiva el Príncipe, presidida por Diego Fernández y Manuel Rey Almoguera (El chico Fortuna), celebró dos años una especie de verbena, recuerdo que entre los bailarines más talluditos se encontraba el matrimonio “Mancha”, que vivían en la casa de enfrente.

El cine Ramos de Verano se incorporó a los más de veinticinco cines de verano, que ya existían en Córdoba. La empresa Ramos, explotaba el Cine Góngora (terraza) y el cine Ordoñez. Como particularidad de esta empresa, era el hecho de que tenían para Córdoba la exclusiva de todas las películas del actor mexicano “Mario Moreno-Cantinflas”. Era muy frecuente ver a uno de los hermanos Ramos, que con su pierna derecha rígida, transportaba con su moto Ipso, las pesadas sacas de las películas.

En el momento de todos estos trámites la Abadesa del Convento, se llamaba Sor Inmaculada y era del norte.

La portera del convento, era la simpática Flora, mujer de muy buen carácter y gran humanidad. Lamentó tener que levantar su casa por el derribo del Convento.

Cuando en la entrada anterior dije que asistí a varios entierros celebrados en la Iglesia del Convento (1954), era porque mientras se celebraba en la Parroquia de San Lorenzo, la fiesta de su titular, (San Lorenzo-10 de Agosto), se celebraba por aquellos tiempos EL JUBILEO DE LAS 40 HORAS, en las que durante ese espacio de tiempo estaba expuesto el Santísimo de forma ininterrumpida, por lo que no se podían celebrar entierros. Dichos entierros por proximidad se celebraban en el Convento.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco:

Buscando entre mis archivos he encontrado este documento:

"1475, enero 16. Córdoba

Testamento otorgado por Don Pedro de Cárdenas, alcalde mayor y veinticuatro de Córdoba, por el que, entre otras cosas, dispone la fundación de un convento para religiosas que se llamará de Santa María de gracia en sus casas mayores, en la collación de San Lorenzo.

Archivo del Convento de Santa maria de gracia.

Casa de Cabrera en Córdoba. 1779, Pág. 319-320. Cita.

Real Academia de la historia. Colección Morales. C.14. ff.424-442. Copia del siglo XVIII."

Paco Muñoz dijo...

Manuel:

Película muy famosa en su época, que barbaridad.

Me acuerdo del Sr. Ramos, como no, y de la terraza del Góngora uno de los cines de verano de más tranquilidad de Córdoba, aunque molestaban las nuevas luces de neón de las Tendillas. No se podían comer pipas, mecedoras en lugar de sillas, subir en ascensor, acomodadoras, etc.

Luego, en los noventa, la peña estaba en la antigua Casa Manolo -muy amigos tanto el como Encarni, su esposa- pero sin actividad, unos amigos nos propusieron a varios que la activáramos -Juan León y Costilla- pero no se hizo así y ya le perdí la pista.

De la materia que hablas, Superiora, portera y cuestiones religiosas me pierdo porque no las sé.

Y el documento del testamento una joya. Tienes un buen archivo Manuel.

Muchas gracias.

Laurentino dijo...

¿El cine Ramos era ese tan precario en el que cuando pasaba un autobús por Santa María de Gracia no se podía oir la película?

Ah, Paco, ya ves que como le dejes a Manolo Estévez "carnaza" con algo de "su" San Lorenzo es que no deja títere con cabeza. Es una enciclopedia andante.

Un abrazo a todos.

harazem dijo...

Entre las brumas de mi memoria (últimamenteme queda sólo la justa para pasar el día) me has despertado el recuerdo de algo que no sé si será fruto de un idem o de una alucinación. No sé por qué yo tengo asociado el derribo del convento con Ana María Vincent. Creo recordar que fue una de las pocas personas que, como siempre hizo cuando le tocaban "sus piedras" se enfrentó a las autoridades demoleitor de la época. Es más a finales de los años setenta llegué a escuchar la versión de que había recurrido el derribo a Madrid y que en vista de que había posibilidades de que viniera orden de paralización, como al final parece que ocurrió, lo terminaron de derribar a marchas forzadas en un par de días.

Tal vez nuetro amigo Eladio pueda ilustrarnos sobre ello.

Por lo demás chapó, Paco, como siempre.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco Muñoz:

Es que tu articulo lo merece porque demuestra tu amor a Córdoba, y lo bien que estas "pertrechado" de fotos e información. Quiero que sepas que es un placer acceder a los temas que pones en tu blog.

Te prometo que ya no voy a tener "mas entradas", porque sino, no acabariamos nunca.

Me da alegria cuando me hablas de Jimenez Costilla y de Juan León. Tengo que decirte, que yo disfrutaba mucho cuando su hermano Carlos León, "aparcaba" el caballo en un acacia de la Plaza de San Lorenzo, mientras en Casa de Manolo, se tomaba su copa. Al final solía hacer unas cabriolas con el caballo que nos gustaban mucho a los más jóvenes.

Precisamente en esa acacia, al principio de los años sesenta, mi hermano mayor (Gabriel), desgraciadamente fallecido, colocó un foco para que se pudiera iluminar la torre de San Lorenzo de noche.

Siguiendo con tu Convento de Santa Maria de Gracia, hoy he coincidido
en la iglesia de San Andres, en el entierro de Carmelina Navajas, con un nieto de Flora, la portera del Convento, que me ha dicho lo siguiente: "En el Convento y en el patio en el que estaba la portería y vivia mi abuela, existía un pozo que las monjas en el 4 de agosto, festividad de Santo Domingo de Guzmán, daban a beber como agua "tocada" por las reliquias del Santo, para las personas que voluntariamente lo pedían.

Eladio Osuna dijo...

Paco entre tú y Harazem me traéis de cabeza este verano torpedeando memoria y archivos. Tengo la idea clara de que el proyecto de construcción se paralizó en gran medida por la presión de la prensa así que paso a ordeñar mis archivos a ver qué encuentro. Pero con vuestro ritmo no sé si llegaré a tiempo.

Paco Muñoz dijo...

Gracias Laurentino, llevas toda la razón una enciclopedia, ya se lo he dicho.

Paco Muñoz dijo...

Manuel Harazen, en esa fecha se armó revuelo y parece que la batuta de la prensa la llevaba Sebastián Cuevas, y claro la prensa tendrá más conocimientos de lo oficial, de lo de a diario, que es lo que vale, sin desmerecer a la prensa, bueno a algunos periodistas. Eladio seguro estará al quite.

Pero es que no era sólo el derribo, era la operación urbanística y el expolio de las obras de arte que se “distrayeron”, que es lo que subyace detrás, sino acuérdate del presidente del Real Madrid y Santa Clara o la Santa Cruz, como lo quieras llamar, una operación de envergadura y dos enormes cuadros ya no están donde estaban (me lo dijo un amigo que conoce el paño y estuvo en la operación de compra de una parte, la derruida por el Ayuntamiento), que al final la Superiora castellana, trasladada, no aceptó pese a que las condiciones eran inmejorables y para dejar la parte que han dejado caerse, a edificio público para el barrio.

Todo es así lamentablemente, por eso para no cabrearse mejor es quedarse en la nata o el velo del vino y no profundizar, porque no se consigue nada. Pasaría Romero Barros, pasaría Castilla del Pino, y tantos más, incluida la señora que mencionas ¿pudieron hacer algo? ¡Nada!. ¿Crees que lo podrá hacer Al-Quibla? ¡Menos! Por mucha voluntad que tenga.

Paco Muñoz dijo...

Manolo, ya ves lo que dice Laurentino, y no es porque sea amigo, la razón no tiene nada más que un camino. Y el placer es mío. Lo que no comparto es lo de no hacer más comentarios, pero no te preocupes que sacaremos algo que nos interese para seguir, cuando agotemos Santa María de Gracia.

Ambos son muy amigos míos, a Carlos lo conocía menos, y son muchas las copas que nos hemos tomado en casa de Manolo, Juan, Antonio y los respectivos poderes ejecutivos. Juan está como siempre y Antonio muy changado. Juan es de los que bebe aún en el vaso característico del octavo de litro. El “medio”. Y el tabernero muy especial.

Pica en San Juan de Letrán y dale un repaso a esta entrada, de la que seguro serás un experto, mi fuente ha sido Miguel Serrano que vivía en la misma casa del boticario y su suegra (de Miguel) era la que tenía en puestecillo en la plazoleta, y su hermana, la mujer de Pepe el del bar de San Lorenzo de la misma plazoleta.


Miguel fue el sacristán de San Juan de Letrán cuando era un nene y conoce el paño por dentro, en las fotos lo verás.

Ya tenemos más tema.

Un abrazo y muchas gracias Manuel.

Paco Muñoz dijo...

Manuel Estevez, se me ha ido el santo al cielo, y nunca mejor dicho porque es muy significativo lo del pozo, del que no te he hecho referencia, pero que forma parte también de la historia.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco:

Aunque he dicho que no iba a entrar más en este articulo quiero que sepas lo siguiente:


-En Septiembre de 1963, vi yo con mi novia en el Cine Ramos, la pelicula "LOS CAÑONES DE NAVARONE".

Recuerdo perfectamente esta pelicula porque al margen del exito que pudo tener, a lo largo de la secuencia y cuando uno de los que formaban el comando "TIENE UNA HERIDA GRAVE EN UNA PIERNA", hizo que yo me sensibilizara de forma "sugestiva", pues en el mes de junio de ese año, mientras moria el bueno de Juan XXIII, me operaron de la pierna derecha y estaba aún convaleciente.

Te doy el dato para que lo tengas como referencia.

Paco Muñoz dijo...

Eladio y lo que disfrutamos moviendo las neuronas.

El otro día hice fotografías de los sótanos de tu cuartel, las llaves de la zona no se donde estarán, pero podríamos antes de que la Facultad o la piqueta, quedar un día de estos (yo cojo el permiso el diecinueve) y entras conmigo para acordarte de más cosas, por lo menos a los patios que andurreaste en el 72.

Y seguro que tienes de Santa María de Gracia bastantes datos.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco:

No me puedes poner a Miguel Serrano Antunez, como cebo. Miguel, además de buena persona, es hermano del "Pirulo", que fue gran amigo mio hasta que se marchó a Barcelona.

Tanto sus hermanas, Antonia e Isabel, como ellos dos son hijos de mi admirado Miguel Serrano Deza "El Artillero", del que hice una pequeña semblanza en mi blog.

Paco Muñoz dijo...

Manuel Estévez, También como te dije, estuve muchas veces en el Ramos también. Me parece interesante la anécdota.

No te dije cuando hablaste del cine Ordoñez, que era el cine que tenía las sillas más malas de toda Córdoba, y el sillero era un Sr. que se llamaba Crespo. Su hijo, Pepe Crespo, tuvo un taller de platería algunos años después en Arroyo de San Lorenzo, y murió en circunstancias extrañas. Muy amigo por cierto y muy buena persona. El taller estaba frente a la casa actual de Juan León más o menos. Creo en esa casa hubo un horno, sino por Arroyo de San Lorenzo por Escañuela.

Paco Muñoz dijo...

Bueno Manolo Serrano está en Córdoba, se jubiló y volvió a esta ciudad. Es socio de la Peña Amigos de San Lorenzo en la Plaza de San Juan de Letrán. Y cuando me refiero a Miguel Serrano siempre antepongo el título "mi amigo Miguel", creo que es de los amigos más fieles que se pueden tener. Hoy precisamente después de subir a las Ermitas, en las que he estado con Conchi, pensamos subir a su finca y al final hemos tirado para casa (yo digo finca pero es una parcela en el Cerro de San Cristóbal). En la parcela de Migue y Lucia bautizó a mi hijo Gabriel (el profe de guitarra) en el verano del 83, Juan Perea Moncayo.

Nos vamos a liar Manuel Estévez. Yo corto ya, que no pegan estas citas en lo de Santa María de Gracia.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco Muñoz:


Perdona pero es que cuando me cuentas algunas cosas no tengo más remedio que "recordar".

-En el Arroyo de San Lorenzo, y enfrente de la Casa de Juan León, estaban situadas:

-Primero Casa Lola Soler, carnicera y abajo precisamente había un local de charcutería en el que al dependiente se le conocía simpáticamente por el apodo de el "Sopla".

-Más para la Magdalena había un local ocupado por una carpinteria que era propiedad de un valenciano llamdo Soler, y al que le faltaba una pierna.

-Más adelante, estaba situada la que era casa de Pepe Bojollo, el sempiterno sacristán de San Lorenzo. En esa misma casa había un local en el que había una tienda de comestibles regentada por un tal Julián.

-Más adelante, estaba situada la casa de los Zambrano, que eran los que comercializaban las tortas apestiñadas, "Nuestra Señora del Araceli" por tanto ahí estaba el horno.

-Más adelante estaba la "Miga Carmelita", que será motivo de un comentario más extenso.

-Finalmente estaba la casa del "Curri" y su cuñado el "Chato", famoso en todo San Lorenzo. Esta casa es citada en el crimen de la calle San Pablo (no el del barbero), sino otro que tuvo lugar en la casa Residencial de los García (nº 18, junto a Correos). esquina con Santa Marta

Paco Muñoz dijo...

Que barbaridad, un extenso y didáctico recorrido por el Arroyo de San Lorenzo, y eso que no has dicho la acera de enfrente, fundidor etc. en aquel largo callejón.

Y el horno pues en la casa de los Zambrano, ventana, puerta y cochera, un patio enorme y al final el obrador.

Francisco dijo...

Como curiosidad aportar el dato que aparece en la revista Alto Guadalquivir (especial cuaresma1993), en artículo firmado por Julian Hurtado, en el que se afirma que en la Semana Santa de Jaen actualmente procesiona en la tarde del Domingo de Ramos desde la Iglesia de San Eufrasio,una imagen de Jesus Nazareno de finales del siglo XVII procedente de este convento de Santa María de Gracia. Se trata de una imagen perteneciente a una antigua cofradia llamada de la Pasion que radicaba en el antiguo convento de Los Martires existente entoces en la Ribera, y de allí paso al de Madre de Dios. (creo compuesta por hortelanos). Dicha imagen fue trasladada y entregada al convento de Santa María de Gracia donde estuvo hasta que en 1955, la superiora hizo entrega formal de la misma , al convento de dominicas de Jaen.
Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Francisco

Se agradece la aportación, has citado tres instituciones religiosas de las cuales dos están desaparecidas y la tercera sólo queda la iglesia pero en ruinas. Son muy normales estos traslados entre instituciones de útiles religiosos, lo que no lo es, y es lo que en cierta medida denunciamos es el expolio artístico, y el traslado de ese patrimonio que debe ser del Estado a los circuitos comerciales.

El Convento de los Mártires ocupaba lo que después se llamó Ronda de los Mártires, desde el Molino de Martos a la esquina de la muralla en las cercanías a la Puerta de Baeza, que se ve perfectamente en el grabado de Guesdon. De igual manera también se ve el de Madre de Dios.

ben dijo...

No entiendo como una imagen(que no
es un útil),por su valor sentimen
tal en los creyentes,una monja pueda decidir su traslado,sin más,
a otra diócesis.Sin embargo,si que puedo entender,que ante las necesi
dades económicas por las que han
pasado muchas congregaciones,se han
visto obligadas a vender,cuadros y
otros objetos,con valor artístico
muy limitado,que es en la mayoría
de los casos,eso sí de forma legal,
con pago a Hacienda,cosa que en
muchos casos no ha sido asi.
Me parece,que me he limitado,Paco,
pero es que a veces,no sé,leo y
no puedo aguantar el escribir,lo que pienso.

Anónimo dijo...

Imprecionante, tanto los artículos como los comentarios , por favor no los escatiméis, es mucha información la que nos proporcionáis,curiosidades que no aparecen en ningún libro, por que son vivencias, y eso no tiene precio, y nos las ofrecéis gratis. Muchas gracias a todos.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco:


-En la misma casa en donde vive actualmente Juan León, y también vivió Antoñito Puntas, antes fue una casa en la que vivió una gra mujer llamada Soledad y que estaba casada con el guardía de circulación que se llamaba Gustavo.

Esta casa tenía un patio-jardín, bastante grande y allí era la casera la tal Soledad, que tuvo una prole muy extensa. Tuvo cuatro hijos:

-El más pequeño, serio y formal era José Fuentes Muñiz, autonomo del negocio de la imprenta, de la que era gran profesional y mejor persona.

-El mayor era Salvador, hombre muy alto y un tanto desgarbado, que siempre se quedó soltero y era cliente asiduo a Casa Gamboa. Los últimos años de su vida laboral trabajó en el economato de la Westinghouse, en donde se jubiló. Era gran aficionado al Real Madrid.

-El intermedio al que le decían "Chico", se casó con una de la calle el Cristo y se fue a vivir al Barrio Cañero. Era gran aficionado al Atlético Bilbao, del que adoptó de forma simpática el apodo de "El Mauri".

-Luego tenían otro hermano que era muy buena persona y que era un forofo del Real Madrid. Emigró muy joven a Francia, en compañia de su hermana, y de allí vino jubilado y todo. Por sus caracteristicas personales, le llamaban familiarmente como "El mariquita azucar". De joven vendió en San lorenzo, tabaco al extraperlo, con el "Chico Fortuna" y el "Asaura", y "el rompetechos".

-También tenían dos hermanas que son las únicas que viven en la actualidad.

-De esta casa tengo buenos recuerdos, pues allí mi tia, la jeringera Concha, guardaba la caseta del puesto de los jeringos, que ponía en la puerta de Huevos fritos.

Por la confianza que tenía con mi tia Concha, cuando Añón, puso el Cine San Lorenzo, (de verano), en su casa-jardin de Santa María de Gracia (esquina con Pedro Verdugo)
desde casa de Soledad, se veía la "Pantalla al revés" y podimos ver el estreno de la primera pelicula que proyectó, que no fue otra que la "Pelicula DUMBO".

Este Cine de San lorenzo, no hay que confundirlo con el que hubo antes en casa de camacho (Talleres Camacho-Varo).

Paco Muñoz dijo...

Ben

Lo que yo no entiendo es que se venda el patrimonio del Estado, pues hay bienes que superan la propiedad privada con creces. Comprendo la parte que tú dices del punto de vista sentimental, pero acuérdate de las vigas de la Mezquita, y eso es la punta del iceberg. Y para mí no te has extralimitado, has dicho lo que piensas nada más.

Anónimo,

Muchas gracias a ti por tu aliento, pero ya ves el plantel de conocimientos que tienen los colaboradores y, evidentemente son cosas que no vienen en los libros pues las tiene cada uno en su disco duro.

Manuel Estévez

Yo trabajé con Antoñito Puntas hace muchos años, hasta su jubilación que sería a los setenta, más o menos. Creo que tengo una fotografía de comida de empresa con él, o quizás la de su jubilación. Buen aficionado que era a las quinielas. Y conozco a su hija. Al resto de las personas que haces referencia no, a lo mejor de vista a alguien, pero por el nombre no.

Los cines de verano que dices los tengo catalogados pero no los he conocido, aunque estoy confundido con una de la calle Abejar. El que dices no hay que confundirlo será el de Arroyo de San Lorenzo, que hacían veladas de lucha libre: Sepúlveda y Marcos “el Maldito”...

Manuel Estévez dijo...

Amigo Francisco Muñoz

-En el cine que se celebraron combates de boxeo y en los que pudimos disfrutar de "El Mangui" y otros aficionados a este deporte, fue el Cine CORDOBA CINEMA, que finalmente le llamaron GRAN VIA.

-En San Lorenzo, hubo dos cines de verano con el nombre de "Cine San Lorenzo".

-El primero estuvo un poco más arriba de la casa de Juan León, en unos talleres que había -Varo, Camacho y un fundidor- A ese casa se le llamaba en el barrio como "Casa Camacho", en donde también se dieron algunas verbenas por los años cuarenta. Yo no lo conoci como cine, pero tuve el testimonio de mi madre.

-Desaparecido este cine, y en la extensa instalación-granja, que
tenía Añon, en Santa María de Gracia, esquina con la calle Pedro Verdugo, fue el otro intento de cine de verano que te lo cito con la pelicula "Dumbo" y sería al principio de los cincuenta.

-Independientemente, en un solar que hasta hace poco ha existido en la calle Abejar (frente de la calle Pedro Verdugo), existió un cine de verano que se llamó "Iris" y duró cuatro o cinco años (49-54)
Posteriormente en este solar, hubo un futbolin y Alfonso el droguero de San lorenzo, tuvo una fábrica de alpargatas.

Te prometo que ya no te molestaré más con estas cosas "particulares"

Paco Muñoz dijo...

Manuel dices molestar, ya quisiera yo que siempre me “molestaran” cuando preguntara lo que no se.

A ese taller he entrado muchas veces, al fundidor, un callejón estrecho que al final se ensanchaba donde estaban los talleres.

Entonces hay un primitivo cine de verano en Arroyo de San Lorenzo (ese detalle se me escapa, lo conocía de oídas pero no su ubicación, y veo que tu por referencias de tu madre), el Iris de verano en la calle Abejar, y el Córdoba Cinema, después Gran Vía que si lo conozco y me ha llevado mi padre alguna que otra vez. Y entre medias el intento de Añón en la esquina Pedro Verdugo, completa la instalación de cines de verano del barrio.

Una recopilación, nunca mejor dicho, de película.

ben dijo...

No sabía que hubo un cine Iris de verano.Sin embargo el de invierno
era mi preferido,para cuando hacía
campanas,la rabona,la rata...Que
mal olor hacía ese cine!Era una
mezcla de botas de soldado,cloaca..
En fin,barato si lo era.Ponian peli
culas muy viejas,algunas de mucha calidad...."ben"

Paco Muñoz dijo...

Ya ves si aprendemos cosas todos los días. Y es verdad lo del olor, y bastante bien descrito, y las colas de Helga, que fue un boom para ver a la señora salir del baño y parir. Grandes colas que salían de la calleja y rodeaban la calle.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco:


Veo que has mencionado la pelicula "Helga" que bajo la denominación de "Arte y Ensayo", se proyectó en el Cine Iris de invierno.

Al hablar de ese cine hay que hablar de algunos personajes a los que les gustaba el tufillo de los "nenes", este sin lugar a dudas era el caso de "Fra Polo", un personaje que era hermano de la sacristana de San Rafael, Socorro, y que vivía en la misma casa sacristía en la qu vive hoy el que fuera el famoso "Cantinflas" del Pozanco. Y solía asistir muchas veces a la función de las tres de la tarde que valía 0.50 ptas.

"Fra Polo, era un hombre al que en aquella época se le denominaba "Pato", y digo lo de pato, porque a él le gustaba salir a la calle "desfilando con dicho animal". Y no le desagradaba el calificativo.

Fue boxeador, practicó las artes marciales y fue un gran nadador. Todavía se recuerdan sus saltos espectaculares desde las "Torvas" del Molino Martos.

Algunas veces el "Chocolatero", sacristán de Santa Maria de Gracia y que vivia practicamente enfrente de él, pedía ayuda a su hermana Socorro, para que él "Pintara de cal" El patio del mencionado Convento de Santa Maria de Gracia, así como otras pequeñas labores de limpieza.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco:

En el comentario anterior, he querido poner:

"En el que vive actualmente el que fuera hermano mrnot del famoso "Cantinflas" del Pozanco"

Para su corrección

Anónimo dijo...

MIRA EN ESTE ENLACE Y VERAS FOTOS DEL INTERIOR DEL ANTIGUO CONVENTO, DESDE ESPEJO-MONTILLA, UN ABRAZO

http://www.cabrera-villaseca.es/16522.html

Paco Muñoz dijo...

La película fue un exitazo de taquilla, y yo no le veía más importancia que a un documental y además modesto.

En aquellos tiempos de mucha represión sexual, cualquier cosa era un acontecimiento.
Ejemplo: Duelo al Sol , Gregory Peek trata de echarse encima de Jenifer Jones, el inevitable corte y la calenturienta mentalidad, por otra parte lógica del respetable, se imaginaba y decían después haber visto el acto sexual completo. No he conseguido esa escena “porno”. O la quitada de manguito erótico de Margarita Cansino (Rita Hayworth) en Gilda. O el “Ya viene el negro zumbón, bailando alegre el ballón" de la película Ana por Silvana Mangano. O el chiste de “Cuando ruge la marabunta”, que la había visto el vecino de siempre, o un amigo de un amigo, en Francia y las hormigas eran todas señoras “en cueros”, en fin.

He oído hablar mucho del personaje, y de sus inclinaciones, pero no recuerdo haberlo conocido, es más no lo situó físicamente. Si andaba por el Molino de Martos mis cuñados que eran de la calle Mucho Trigo y asiduos de la Ribera seguro.

Paco Muñoz dijo...

Estimado Anónimo:

Te agradezco mucho tu ayuda y tu interés, pero decirte que en el tercer párrafo cito esa Web con un enlace a ella. No quise en principio poner las fotografías. Sí, por el contrario citar la Web, para qué quién quisiera documentarse con una versión de los hechos relacionados con el recinto y su derribo, lo hiciera.

Espero que por tu zona el agua no hiciera de las suyas.

Un saludo