jueves, 19 de agosto de 2010

EL PICO DE LA PERDIZ

 Panorámica desde el Pico de la Perdiz
Panorámica desde el Pico de la Perdiz

En la mañana que amaneció gris de un día diecinueve de agosto, después de unos días de tormentas, Paco, Rafa y yo subimos al Pico de la Perdiz. El Pico de la Perdiz es un vértice geodésico del mismo nombre y mirador natural, sito también en la cortijada Pico de la Perdiz, en el término municipal de Obejo.

 Vértice geodésico Pico de la Perdiz
Vértice geodésico Pico de la Perdiz.

Pasada la Ermita de San Benito, a la derecha por la carretera o camino del cerro del Calderín, a unos catorce kilómetros del hermoso pueblo de Obejo está la subida al pico. La carretera es una pista de tierra, está arreglada y salvo alguna zona que tiene algunos baches, en términos generales está buena.

 Desnivel de la subida
Desnivel de la subida.

Una vez se llega al cortijo Cerro de la Perdiz, propiedad de D. Eutimio, se sube por la linde del mismo por el cortafuego de acceso a la cima que está a 621 m. sobre el nivel del mar en Alicante, que es la definición completa. La subida es complicada por el desnivel. Puede parecer una barbaridad, pero la inclinación de la subida anda por un 25 % de media, con un tramo de unos veinte metros superior al 40%, casi vertical. A saber, se sube desde la cota de los 524 m. hasta los 621 m. que tiene la cima, en unos trescientos noventa metros de recorrido.

 Cerro del Pico de la Perdiz desde el cortijo del mismo nombre
Cerro del Pico de la Perdiz desde el cortijo del mismo nombre.

Las vistas sencillamente maravillosas, la desembocadura del río Cuzna, en un espectacular meandro, y el río Guadalbarbo a la derecha, al pantano de Guadalmellato, con el cerro del Calderín en un primer plano, eso si miramos hacia el suroeste, pero si lo hacemos hacía el norte, tenemos la cuenca del Cuzna, el pueblo de Obejo colgado de la serranía algo a la izquierda y la frondosidad de la Sierra Morena, ese espacio amplio, muy amplio, de la sierra con pequeñas y aisladas pinceladas blancas de caseríos, hacía el horizonte del Valle de los Pedroches. Olivos, encinares, monte, grandes manchas de jaral, tapizan todo el territorio.

 Vista de las colas del Pantano Guadalmellato
Vista de las colas del Pantano Guadalmellato.

Arriba los restos de la criminal guerra, que llenó de muertos este país en la década de los treinta del siglo pasado, en forma de trincheras, desgastadas por el inexorable tiempo, pero que se vislumbran aún.

 “Muerte de un fotógrafo”
“Muerte de un fotógrafo”.

El frente que partía desde ahí, llegaba a la campiña cordobesa, Bujalance y Porcuna, y que prácticamente duró toda la guerra. Nos permitió hacer la gracia y en una de las oquedades del terreno en la cima, emular la famosa foto de Robert Capa “Muerte de un miliciano”, en Cerro Muriano, haciendo una que llamamos la “Muerte de un fotógrafo”, y que en lugar de un fusil lleva en la mano izquierda un trípode. El modelo, Madrigal, para mi gusto mejor que Capa.

 Trincheras tapadas por la vegetación
Trincheras tapadas por la vegetación.

Luego la bajada la hicimos saltando la alambrada, en el punto del vértice, que nos hizo recordar a Emilio (Vértice su nombre de campaña, por aquello que estamos hablando de guerras), otro formidable fotógrafo que seguro tiene éste congelado para la posteridad en cualquiera de sus múltiples álbumes. Como decía, ante la dificultad y el peligro de la bajada por el mismo lugar, saltamos a la finca, que tenía labrado el terreno y nos permitía la bajada con todas las garantías. Bien es cierto que estábamos temiendo que los tres enormes mastines -plantilla eso sí, que daba algo de tranquilidad-, que tiene la finca, nos dieran la bienvenida y el mal rato, pero no fue así.

 Al fondo Obejo y una fila de cortijos blancos que suben a él.
Al fondo Obejo y una fila de cortijos blancos que suben a él.

Vuelta a saltar la puerta de la finca hacia la carretera, y una vez recorridos unos metros vimos entrar a la finca al propietario citado, D. Eutimio, que haciendo gala de la hospitalidad serrana, nos hizo pasar y departir con nosotros sentados a la sombra de un olivo, delante de una parra cargada de racimos de uvas negras, al lado de una chumbera de dorados chumbos. Gatos negros, blancos, romanos, rubios, rondaban esperando la envoltura del salchichón con que nos obsequió. Alguno, más atrevido, saltó a la mesa y se acercó al plato, pero duró lo justo de recibir el ¡zape! reglamentario.

 Un meandro del río Cuzna .
Un meandro del río Cuzna.

Hablamos de lo divino y humano con D. Eutimio. Que él para atender a su tierra venía desde Huelva un par de veces al mes, pues había fijado su domicilio allí. Nos comentó las dificultades de la recogida de la aceituna en la sierra, y la labor de mantenimiento. Que los olivareros serranos tenían puestas sus esperanzas en el Comisario europeo Frank Fislher, pero que se vieron frustradas por los intereses de los más poderosos de la campiña. Que el cortijo en la guerra había sido un puesto de mando del ejército faccioso, y nos confirmó la autenticidad de las trincheras, así como la muerte de un miembro del mencionado ejército, que estaba enterrado en un cerro hacía el oeste. Parece ser, la única pérdida de vida humana de ese sector, que fue afortunadamente tranquilo.

 Vista de la zona desde Google.
Vista de la zona desde Google.

El motivo de la subida al Pico de la Perdiz fue fotográfico y de disfrute del extraordinario paisaje que lo circunda, pero fue secundario, el verdadero motivo fue el de un asalto incruento –seguimos con la terminología militar- a la huerta de un amigo, Miguel, para recolectar una serie de productos de la misma, ante la imposibilidad de éste, de hacerlo, y que se pasaran de fecha. Pimientos enormes de diversos tipos, berenjenas, calabacines gigantes, tipo Nacho Vidal, lechugas, tomates, y algo más que seguro se me olvida, ya que el relato del asalto a la huerta requiere una entrada en exclusiva.

 Vista de Obejo.
Vista de Obejo.



Fotos y Vídeo del Autor.
Actor: Paco Madrigal

11 comentarios :

Francisco Madrigal Aznar dijo...

Magnifico reportaje de la jornada, Paco.

Seria cosa de volver en Otoño con mas tranquilidad y disfrutar del paisaje en esa época del año.

Saludos.

Paco Muñoz dijo...

Paco te estaba escribiendo ahora mismo. En otoño será distinto por los colores.

Rafael Jiménez dijo...

Como siempre una documentadísima entrada, Paco. Además veo que te estás convirtiendo en un experto en manejar el yutube.

Menos mal que los enormes mastines eran ya plantilla, porque cuando me di cuenta que, además, estaban en ayunas, se me erizó el pelo.

Ya he subido al faisbul (como dicen en Radio 3) dos fotos con tu presencia: una el making off de la "Muerte de un fotógrafo" y otra mientras fotografiabas Obejo en la distancia.

Espero la entrada sobre la huerta. Y que me aviséis en otoño.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco:


Eres incombustible y cada vez nos sorprendes con cosas nuevas que enriquecen el acervo cultural de los que amamos a Córdoba.


Viene a cuento el titulo de tu articulo -Punto Geodesico-Pico
de perdiz-

Pues yo tuve una experiencia con mi hijo buscando puntos Geodesicos por la provincia de Jaén.

Viene bien el titulo, porque despues de andar todo lo que tu puedas imaginar "Localizamos uno que había instalado en una finca que se llamaba Almenara". Hasta ahi todo normal, distinto es que te diga, que cuando ya estábamos coronando el cerro, pudimos ver por primera vez en mi vida. "Una fila de unas quince perdices, andando una tras de otra, por el surco y en auténtica fila india" fue para mi algo que no se me olvidará nunca en mi vida.

Hablando con mi amigo Paco Castro (huevos Castro), uno de los mejores aficionados al pájaro perdíz, me dijo: "Es que esa finca además de tener un vértice Geodésico, tiene las mejores perdices del mundo"

Talbanés dijo...

Bonitas fotos Paco, hacía tiempo que no venía por aquí. Jejejeje, La "muerte del fotógrafo"... al parecer la foto esa superfamosa de la Guerra Civil también fue tomada así haciendo teatrillo jejeje, un saludo amigo.

Paco Muñoz dijo...

Gracias Rafael,

ya he visto las fotografías. En cuanto a lo de experto en “yutube”, bueno, tarda lo que quiere y muchas veces me dice error, y no veas la gracia.

Buenos perros sí señor, aunque a pesar de que dijo Eutimio que son mansos, hay que acordarse del refrán “Líbreme Dios de las aguas mansas, que de las bravas me libro yo”, por si acaso.

Lo de la huerta le tendré que preguntar a Paco para no dar muchas pistas, vayamos a que la Benemérita nos tenga en busca y captura.

Paco Muñoz dijo...

Manuel,

es una bonita historia, nosotros vimos el otro día tórtolas, pero ninguna perdiz.

El Instituto Geográfico Nacional tiene una página en la que están todos los vértices geográficos de España, con detalle de su ubicación altura, etc. Jaén tiene 283, como el único dato que das de tu experiencia es la finca, es difícil localizar el punto que dices. Si por lo menos hubieras dicho el pueblo, sería mucho más fácil.

En huevos Castro estuvo trabajando mucho tiempo Paquito, que era cincelador, que estuvo con Paco Díaz Roncero, de la Puerta Almodóvar, allí estuve yo con nueve años, El artista Paco Díaz era como de la familia, pues vivimos juntos en Medina y Corella. Paquito tuvo un pequeño taller en la Calle Jesús Nazareno, en la calleja sin salida frente a la de Yerbabuena, en la puerta de enfrente, creo que no tenía nada más que esa. A lo mejor lo conoces.

Muchas gracias por tu aportación.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco.

En esa calle sin salida que me dices
enfrente de la calle Yerbabuena, vivió en primera instancia el polémico cura "rojo" de Santa Marina. D. Martín

Fue en el tiempo inicial que estuvo de coadjutor de San Andrés.

Paco Muñoz dijo...

Talbanés gracias. Eres al único que le ha llamado la atención por aquí y Facebook esa fotografía, y como estuvimos discutiendo esa posibilidad pues jugamos.

PD: Me resulta imposible (o no sé cómo hacerlo) dejar comentarios en tu Blog, puede que sea incompatibilidad pero debe haber una forma. Algunas veces me dice que no acepta comentarios, la realidad es que no puedo.

Talbanés dijo...

Hola Paco, no eres el primero que me dice que no puede dejar comentarios en mi espacio, no se que diantres le pasa para que la opción de los comentarios les funciones a unas personas si y a otras no... cada vez estoy más arrepentido de haber hecho mi espacio personal en windows live. Un saludo amigo.

Paco Muñoz dijo...

Yo antes podía pero ahora no, claro también antes podía otras cosas, que no tienen que ver con el blog, y ahora no.

Solución, cámbiate a Blogspot, es muy fácil crear el Blog, y sin dejar el otro te incorporas a este sistema que es más común. Luego poco a poco, si lo estimas oportuno puedes pasar todo lo que tengas en Window Live a él, para tenerlo todo en Blogspot.

Lo que yo tengo es Blogspot, las fotos en Web Picasa, y el control de las fotografías en el PC con Picasa. Todo es de Google, y me va bastante bien. Prueba por lo menos.

Gracias por aclararme el asunto.