sábado, 21 de agosto de 2010

"HURTO" EN LA HUERTA DE LA HACIENDA LA FRESNEDILLA


Fruto de la recolección
Fruto de la recolección.

"Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera."

M. Hernández

El otro día, el mismo de la expedición alpina al Pico de la Perdiz, a la vuelta de ésta, estuvimos en la Hacienda La Fresnedilla, unos cuatro kilómetros en dirección a Obejo desde la finca Pico de la Perdiz por el camino del cerro del Calderín. Hay que comenzar diciendo que, la recolección que comentaré fue con el permiso del propietario pero no del hortelano, cuestión que nos puso al margen de la ley a los tres expedicionarios a los ojos de D. Paco Quintana. Bien es verdad que Madrigal ya hizo los oportunos contactos, aclarando cuestiones dudosas y la vía diplomática dio excelente resultado, no teniendo que visitar Obejo por ello, ningún ex presidente del Gobierno.

 D. Paco Quintana
D. Paco Quintana.

Decir primero que la finca es propiedad de un amigo y compañero de Facebook, cordobés también como los tres “maleantes”, Miguel Navazo, un ecologista de pro y no hay nada más que visitar la Hacienda para comprenderlo. Una “importante ganadería” –que está allí pastando, pero que no es suya, no vayamos a que la Hacienda a la que hay que temer, tome cartas en el asunto, por ello la aclaración-, y sobre todo un aprovechamiento de un terreno hostil, gracias, me imagino a las manos del hortelano, que es el cuidador “oficial”. También la cabaña aviar estaba bien surtida, pero no era nuestro objetivo, el objetivo que nos llevó allí era “hurtar” –no se hizo uso de la violencia- de la forma más delicada posible, algo de productos hortícolas.

 Caballos pastando, de Paco Madrigal
Caballos pastando, de Paco Madrigal.

Aún a pesar de tener los permisos reglamentarios, pensamos que si aparecían los “homo triconiensus” y nos preguntaban que hacíamos allí ¿qué pruebas podríamos darle de que no éramos unos vulgares “cacos”? Ninguna, hubiera sido una complicación.

 Lechugas
Lechugas.

Justo es decir que, por muchos conceptos expuestos y no, la Hacienda La Fresnedilla -a pesar de no haber en ella, creemos, ningún fresno-, es un sitio maravilloso, con un entorno de categoría y un respeto por el medio ambiente exquisito. Y claro con todos esos ingredientes, los frutos de esa tierra tenían que ser de primera calidad, como en verdad lo eran una vez degustados.

Tomates y pimientos
Tomates y pimientos

Para mí es la primera vez que, con o sin permiso directo del propietario, “recolecto” nada de una huerta, es verdad que estaba Madrigal que lo tenía, pero la sensación de la primera vez era inevitable. Si por lo menos hubiera estado D. Paco Quintana, el cuidador y supuesto artífice, hubiera sido la cosa otra. Además de que nos hubiera explicado detalladamente los frutos, para conocerlos. Algunos empleamos hasta unas tijeras de una navaja suiza, para cortar los tallos de los pimientos, más finura no creo se pueda tener. Creo que nos pasamos en delicadeza, aunque posiblemente no en cantidad.

 Pimientos y berenjenas
Pimientos y berenjenas

Pimientos de varias subfamilias, berenjenas, calabacines, lechugas –los tomates verdes aún-, y demás productos, fueron el fruto de la recolección. Pero más los pimientos, fueron la estrella. A pesar de lo erótico de algunos calabacines, a los que les llamamos tipo Nacho Vidal.


 Calabaza
Calabacin

“El pimiento es el fruto hueco de una planta herbácea que recibe su mismo nombre. Pertenece a la familia de las Solanáceas y, en concreto, al género Capsicum. Son pocas las Solanáceas comestibles. Entre ellas se encuentran el pimiento, el tomate y la berenjena, de gran relevancia en la alimentación. Son oriundos de América “

 El huésped agobia al olivo
El huésped agobia al olivo.

Es importante una pequeña introducción para determinar el género:

“Pimientos dulces: Pueden ser rojos, amarillos o verdes, de forma y tamaño diferentes. Pimiento morrón: es una variedad gruesa, carnosa y de gran tamaño. Pimiento dulce italiano: su forma es alargada, fina y la piel es de un color verde brillante que se torna rojo conforme madura. Picantes picantes: Entre ellos figuran los populares pimientos del piquillo, del Padrón y los de Gernika. Pimiento del piquillo: es originario de Lodosa (Navarra) y suele comercializarse en conserva. Su piel es de un rojo intenso.

Pimiento de Padrón: Unos pican y otros no. Pimiento de Gernika: se produce y envasa en el País Vasco. Es un fruto pequeño, de color verde, estrecho y alargado, que se consume sobre todo frito.

Calabaza
Calabaza.

En función de su forma, los pimientos también se pueden clasificar en dos grupos.:

"Pimientos cuadrados: son pimientos uniformes y de carne gruesa. En este grupo se incluyen tres tipos: pimiento Maravilla de California, pimiento Sitaki y pimiento Salsa.

Pimientos alargados o rectangulares: son los más apreciados. Como ejemplo cabe destacar al pimiento de Reus y al pimiento de Lamuyo.”

Pero sin duda, unos de los mejores pimientos del mundo, son desde luego, los de La Fresnedilla.

Un día completo, subida al Pico de la Perdiz, charla con D. Eutimio de la Finca El Pico de la Perdiz, recolección y… sólo hubiera faltado la Benemérita si alguien, al ver extraños en la finca de Miguel, la hubiera llamado. Hubiera sido un punto hasta poder demostrar la autorización del propietario.

Para terminar nuestras disculpas a D. Paco Quintana, por si hicimos algo mal, y darle las gracias a Miguel por habernos permitido disfrutar de la calidad de los productos de su huerta, en un día propio de una granja-huerta-escuela. Riquísimos los productos, a pesar de ser un terreno, supongo, no adecuadamente apto para ellos.

Y sobre todo, agradecer a Miguel que nos haya permitido las licencias necesarias para narrar la “recolección pimentera” en clave de humor.

Fotos del autor, uno de los "recolectadores".
La foto de D. Paco y la de los caballos, de Paco Madrigal
Bibliografía de Wikipedia.

12 comentarios :

Rafael Jiménez dijo...

Quizás sean mis últimas palabras antes de morir, Paco, pero en la primera foto los pimientos están muy modositos, antes de llegar a nuestras casas y empezar a reproducirse como aliens-conejos y ocuparlo todo. Para llejar hasta el ordenador, a escribir este que puede ser mi último post, he conseguido escapar de la cocina, completamente ocupada por ellos, pero pronto he descubierto que un batallón de pimientos cuadrados me perseguía, mientras otros de padrón se estrellaban contra mi boca para producirme quemaduras en la lengua. Los de Guernica, se han auto-frito y alfombran el suelo que piso, de modo que he ido resbalando hasta poder llegar al cuarto del ordenador y empezar a escribir. No sé cuanto aguantaré, pues un enjambre de pimientos alargados están golpeando furibundamente el cristal de la puerta y ya tardarán poco en romperlo... Hasta siempre amigos!

P.D.: genial la composición del calabacín!

Paco Muñoz dijo...

Todavía me estoy riendo, no he querido entrar en lo sucedido después de acabar la expedición y me quedé donde está. No te creas que nosotros en casa no hemos tenido ataque como el tuyo, que sí, precisamente ahora en la mañana del domingo tenemos preparada una deportación de urgencia a Cerro Muriano, a una propiedad de mi hermana. Había una teoría que decía que los chinos, andando simplemente podrían conquistar el mundo, es una cosa parecida a lo de los pimientos, en el momento que les surja un líder con carisma estaremos perdidos.

Un abrazo
PD: La composición era en principio más grosera, con dos berenjenas situadas estrategicamente, pero no pasó el censor de mi casa.

Paco Muñoz dijo...

De lo que nos libramos. A raíz de la visita a la Finca La Fresnedilla se ha puesto en marcha lo siguiente:

Sobre los robos en el campo

Uff.

Francisco Madrigal Aznar dijo...

¡Fenomenal Paco!

Buen relato de la "recolección" y descripción del lugar, pero tanto tú como Rafalín soy unos "exageraos" parece que hemos cargado con una tonelada de pimientos, que quereis que: formen una comisión de investigación.

Rafael Jiménez dijo...

Paco M.: la composición ha quedado excelente, pues mezcla lo natural con lo tecnológico, así que no te apures si las berenjenas quedaron censuradas.

En cuanto a la noticia que enlazas parece hecha para nosotros. !Menos mal que el coche que vimos de lejos no era de los que anuncian en el enlace! porque si no, podría haberse convertido en un día "de perros", sobre todo si los mastines se hubieran conchabado con los del coche.

Por mi parte no te preocupes, logré superar el ataque de anoche y derrotarlos. Hoy los últimos pimientos, presos en una fuerte bolsa, han sido deportados a Montilla, donde serán finiquitados adecuadamente.

P. Madrigal: "semos" exageraos porque semos andaluces. y no es que nos trajéramos una tonelada, es que parece que se reproducen por bipartición esos pimientos. Pues a pesar de que cogimos bastantes, las matas quedaron repletas de ellos.

Y ya en serio: es de bien nacidos el ser agradecidos, así que aprovecho para dar las gracias a Miguel por su generosidad y a D. Paco Quintana por el mimo con el que sin duda -y a juzgar por sus abundantes y ricos frutos-, cuida ese magnífico y ecológico huerto.

Un abrazo.

miguel dijo...

Aquí está, él amo del huerto, al menos el titular, con mucho gusto me habría ido con ustedes ese día, lo tenemos que repetir en Septiembre. Podemos hacernos un perol de pisto "in situ" con los productos de la huerta, esperemos que queden tomates, invitamos a Paco el Horterlano, toda una gran persona y un buen personaje, le llamamos a Utimio,y a quien quiera hacercarse.


Participo con vosotros en la milagrosa multiplicación de los pimientos, Hay que ver lo que cunde una caja de pimientos,cada semana una caja, da para muchos pimientos fritos, muchas ensaladas,y asados,! preguntar a la mujer de Paco!, Encani o la mía "Carmen".

HBasta la próxima que se tercie

Lisístrata dijo...

Qué exageraos sois con los pimientos! si luego, una vez fritos, saben a pocos y se acaban enseguida en cuanto se junten en torno a la mesa 4 esmallaos, ejjeej

Paco, sigo tu blog, así como otras muchas lecturas q se me amontonan, a duras penas por no tener tiempo suficiente, pero aún así, como puedo, voy poniéndome al día de tus excursiones al los lugares más insospechados y a la vez cercanos de nuestra Córdoba.

De mi experiencia con la huerta, procedo de familia de hortelanos q además vendían sus frutos en la plaza de abastos (mi abuela era la vendedora), os puedo decir que los pimientos más ricos para freír son los aquí llamados "de hocico de buey" (por la semejanza del morro del animal con la terminación de dicho fruto. Creo q coinciden con los llamados cuadrados. hay que cogerlos pequeños que tienen el canto mas delgado y dejar los que crecen en "la cruz" (donde se cruzan las ramas de la planta, para que se pongan grandes, rojos y con canto grueso que después servirán para asarlos. Ahora tb tengo huerto, mi Jose es tb un experto hortelano q le viene de familia igualmente y cuando yo hago la recolección de pimientos (el prefiere que no la haga) me vocea dsd el otro lado: "Los de la cruz nooooo, q te conozco" (yo no me he empapado tanto de experiencia horticultural como él), espero que no hayáis cogido ninguno de los de la cruz reservado para asar, ejejej)

Para terminar una receta fácil que en mi casa, al menos, hace las delicias:

Aceite para Tostás con esencias de pimientos y ajo:

1-Cada vez que vayáis a freir pimientos verdes usar siempre aceite virgen de oliva recien salido de la arcusa.

2-Se van friendo las tandas de pimientillos a la vez que con un par de dientes de ajo en cada fritada.

3-no hacer más de 6 fritadas en el mismo aceite.

4- Una vez terminados los pimientos, se deja enfriar el aceite que filtraremos en una botella de cristal o de agua q esté perfectamente limpia y seca usando un embudo con un filtro de café .

5 - las tostás de nuestro desayuno estarán rebosantes de aroma y sabor rociadas con el aceite reservado.

Espero q me digáis si os gustó cuando lo probéis si no lo sabíais.

BUEN PROVECHO!

SALUDOS CORDIALES A TOD@S

Paco Muñoz dijo...

Miguel, muchas gracias, yo te tomo la palabra para septiembre, y si Paco es como Eutimio, vamos bien servidos. Es cierto que cunden si no que se lo digan a Conchi, bueno y a Encarna. Rafa ha exagerado pero s una cosa parecida.

Te reitero las gracias otra vez Miguel.

Paco Muñoz dijo...

Gracias Lisis, yo te sigo lo que puedo también, eso de la cruz no lo sé. La verdad es que de huerta se muy poco. Tomo nota de la receta para la Conchi pero ya ves que está al día ella más que yo, por lo que lo leerá también. Lo que te tienes es que apuntar con tu José al perol.

Un saludo

Lisístrata dijo...

Bueno, te explico lo de la "cruz" que para nada tiene sentido cristiano sino literal, de punto de unión o cruce, y además es fácil de entender: En los árboles como en las plantas se habla de la "cruz" cuando el tronco o tallo principal q sube desde la raíz se ramifica por primera vez. Pues es en ese cruce de ramas procedentes del tallo principal de la planta idóneo para dejar madurar y engordar los pimientos destinados al horno (si es de leña, mejor), por lógica, es el lugar herbáceo dnd nutrientes van en tropel y los frutos, pimientos en este caso, lo agradecen (nosotros tb).

Gracias por la invitación, pero con estas calores no me muevo a ningún lado. Todo se andará en un futuro.

Aquí una nómada difícil de seguir por estar en muchos lugares y ninguno suyo.

Saludos >:0]

Paco Muñoz dijo...

Pues se queda un traspuesto con las explicaciones que das, que pueden más bien estar en la serie el Escarabajo Verde, u otra de Canal Sur que un Sr. con un sombrero, muy amable nos explica las cosas del campo.

Que suerte tiene uno, de tener amigas con esos conocimientos hortofrutícolas. Es un lujo de verdad.

Rafael Jiménez dijo...

Con mucho gusto asistiré a la quedada de septiembre. Será un placer disfrutar a pie de huerto de sus frutos.

En cuanto a la receta de Lisis, tomo nota, pues, además de que "se me ha hecho la boca agua" mientras la leía, resulta llamativa por lo fácil y ecológica que resulta al "reciclar" el aceite de la fritura.