martes, 24 de agosto de 2010

MONUMENTOS EN LOS JARDINES DE LA AGRICULTURA


 Vista aérea de los Jardines de la Agricultura.
Vista aérea de los Jardines de la Agricultura.

Cuando era alcalde de la ciudad el Duque de Hornachuelos se aprueba la construcción de los Jardines de la Agricultura, o Jardines Bajos, o Jardines de los Patos, como los hemos conocido muchos. El proyecto fue de Rafael de Luque Lubián y se inició por 1863.

 Antigua Rosaleda.
Antigua Rosaleda.


 Pasillo del amor comercial en su tiempo.
Pasillo del amor comercial en su tiempo.

Ha tenido una remodelación hace pocos años, que los ha dejado más funcionales posiblemente mejor que estaban. Tiene algunos ejemplares raros y otros de bastante edad. Un rincón muy importante, hoy lamentablemente desaparecido, para la construcción de una Biblioteca, era la rosaleda. Ahora está rodeada por una valla y no sabemos cuánto tiempo estará así. La rosaleda ha sido testigo del comercial amor de las prostitutas cordobesas, que tenían en ella un mercadillo a diario.

 Estanque de los patos.
Estanque de los patos .

El estanque que da el nombre popular a los Jardines de los Patos fue obra de José M. de Montis y se construyó en 1868. Siempre ha tenido patos, aunque me parece que en una época no. En sus alrededores se instalaba el famoso Teatro de Marionetas, cuyo actor principal era Chacolí, y era el héroe de cientos de niños que disfrutaban ayudándolo contra la bruja.

 Antigua bascula municipal.
Antigua bascula municipal.

En su esquina norte estaba la báscula municipal, cuyo edificio aún continua, y detrás existen unas instalaciones que tenía a su cargo la empresa Sadeco.

 Ubicación antigua biblioteca Séneca.
Ubicación antigua biblioteca Séneca.

La Biblioteca Séneca fue inaugurada en 1919, aprovechando la caseta hexagonal existente desde 1882. Era un modelo de biblioteca sin vigilantes, el lector cogía un libro y se sentaba en los bancos del alrededor decorados con azulejos y con pensamientos de Séneca. Luego devolvía el libro a la biblioteca una vez leído. Tuvo hasta 2000 volúmenes, además de una sección para niños. Estuvo funcionando hasta los años sesenta del siglo XX. Hoy sólo quedan los pensamientos del filósofo cordobés, muchos de ellos deteriorados, aunque la mayoría en buen estado. Pero no hay que dar muchas pistas.

 Monumento a Julio Romero de Torres.
Monumento a Julio Romero de Torres.

Su monumento más importante, por su tamaño, es el dedicado a Julio Romero de Torres, en su lado sur. Este monumento fue creado por Juan Cristóbal González, de Almería, e inaugurado en 1940. Está formado por una estatua de Julio Romero envuelto en su capa y su fiel galgo Pacheco, además de unas alegorías. Cuántas veces nos hemos deslizado por sus rampas, que están marcadas de los zapatos gorila, y no gorila, de miles de niños cordobeses.

 Rampa deslizante en el Monumento a Julio Romero de Torres.
Rampa deslizante en el Monumento a Julio Romero de Torres.

Cercano a éste monumento, estuvo instalado muy poco tiempo el dedicado al Ministro Barroso, que en 1918 fue destruido por el pueblo de Córdoba después de una manifestación. Fue un poco como el asalto al palacio de invierno y símbolo del tratar de acabar con el caciquismo. Era obra de Mateo Inurria. De los restos no se sabe oficialmente nada, sólo un trozo de una alegoría de las que estaba compuesto, está en los jardines del Alcázar reparado.

 Monumento al Agricultor, a la Agricultura y al Progreso..
Monumento al Agricultor, a la Agricultura y al Progreso..

En uno de los estanques está un grupo que representa al Agricultor, a la Agricultura y al Progreso, que se instaló en 1964. También está la escultura dedicada al compositor cordobés Martinéz Rücker, que fundó el Conservatorio de Música, obra de Enrique Moreno "El Fenómeno", fusilado en 1936 simplemente por ser republicano, y leal con el gobierno establecido legalmente.


 Monumento a Martínez Rücker
Monumento a Martínez Rücker.

En otra placita, cercana a la Avenida de Cervantes, está el monumento dedicado a Mateo Inurria, obra del escultor Adolfo Aznar -no tiene nada que ver con el otro-. Notable escultor cordobés autor de muchas de las obras importantes de la escultura contemporánea.

 Monumento a Mateo Inurria
Monumento a Mateo Inurria.

Otros dos monumentos recuerdan sendos hechos lamentables ocurridos en los jardines. Uno dedicado al jardinero Aniceto García Roldán, asesinado en 1986 por proteger a una ciudadana. Y otro dedicado a los Abuelos de los Patos. Recordando el asesinato de Doña Juan Victoria Domínguez de 87 años, para robarle la recaudación del quiosco de golosinas y comida para las palomas que regentaba, desde hacia cuarenta años, y estaba ubicado a la salida del jardin al cruce de la Avenida de los Tejares con la de la Victoria.

 Monumento a Aniceto García
Monumento a Aniceto García.

Tenía también un palomar de obra y unos servicios junto a la Avenida de Mozárabes, que ahora no se usan. En esa ala de los jardines, ahora existe un sector de juegos infantiles. Para terminar el quiosco conocido siempre como Bar Playa, ahora también restaurante, que está en su lado sur.

 Monumento a los Abuelos de los Patos
Monumento a los Abuelos de los Patos.

Aparte de los monumentos, hubo en el jardín un avestruz que murió envenenada, cuyo "crimen" recogieron las coplillas de carnaval. También se habló de una serpiente de verano, que todo el mundo había visto pero que nadie vio, otra cosa es que se viera una camisa de serpiente de gran tamaño, que depositó un bromista al que conozco y del que me reservo el nombre.

 Palomar.
Palomar.

¿A qué viene toda la descripción monumental de unos hermosos jardines, paso obligado de los ciudadanos que venían, cuando no había otra manera de venir, desde las barriadas de las Margaritas, María Luisa y Colonia de la Paz, y cruzaban el paso a nivel en dirección al centro de la ciudad? pues es muy simple; ayer cuando los visitaba vi una columna con una basa y un medallón en la que se veía una efigie y un texto circular que decía “El príncipe de la poesía castellana”, y nada más, escondida entre la vegetación detrás de donde se ubicaba la Biblioteca Séneca. No supe quién era, reconozco mi incultura, pero es que además no lo pone.

 Monumento a Rubén Darío.
Monumento a Rubén Darío.

Esto me obligó, por desconocimiento, a mirar fotografías de poetas y literatos, de los siglos XIX y XX, hasta encontrar uno parecido con el rostro del medallón. Es posible que tenga que lamentar mi desconocimiento, e incluso que tenga que ponerme de cara a la pared un rato para disculpar mi ignorancia y lavar mi culpa, o escribir quinientas veces el nombre del poeta, pero es que, palabra de honor que no pone a quien está dedicado el monumento, o por lo menos yo no lo he visto, por más vueltas que le he dado a la columna, con el riesgo de que me hubiesen llamado la atención por pisar el césped, o de caerme que es peor.

 Dependencias de Sadeco.
Dependencias de Sadeco.

En fin, lavadas mis culpas de ignorancia supina, me llevo una enorme satisfacción al comprobar que está dedicada al poeta nicaragüense Rubén Darío. Rubén Darío fue el llamado “Príncipe de la poesía castellana” y su muerte le llegó con 49 años, después de una azarosa vida, de tres grandes amores.

 Bar Playa.
Bar Restaurante Playa.

Por lo tanto si alguien pasea por esos maravillosos jardines, y sufre como es natural con la destrucción de la rosaleda -podían haberla proyectado en otro lugar, que los hay y cercanos-, y ve la columna citada -bueno la columna sí, otra cosa es el medallón con el rostro del poeta centroamericano "Príncipe de la poesía castellana", por que está semioculto entre la vegetación-, sepa que está dedicada a Rubén Darío, simplemente eso.

Fotos del autor y la aérea de Google.

25 comentarios :

malabaddon dijo...

Los mejores jardines de la ciudad. Aunque hayan destrozado un trozo, un lugar que era genial para leer, amar o charlar en los días soleados de invierno o en las primeras jornadas de primavera.

ben dijo...

Cantidad de recuerdos,anecdotas y
gamberradas,en estos jardines,de mi
infancia.Mejor callar,que muchas
las hicieron personas de altos car
gos,jajajja.
Hoy día,para mi gusto,como jardín
urbano,después de las remodelacio
nes hechas,ha quedado estupenda
mente,perfecto.
Ahora sólo queda que terminen la
biblioteca y supongo que recuperen
en el mismo solar,parte de la rosaleda o toda.Son posible ambas
cosas,espero que tengan guardadas
en macetas,las plantas de rosales
que había..."ben"

Paco Muñoz dijo...

Llevas toda la razón Malabaddon. Como la fotografía aérea es de antes de que la quitaran se ve toda la rosaleda. No acabo de entender cual es el interés que sea ese el sitio. Podían haberlo precisado antes y haber hecho una reserva en los terrenos de enfrente, antes de hacer el jardín. Hay sitio de sobra antes de llegar al túnel. No se cuales son los criterios, pero ahora está el tema presupuestario...

Paco Muñoz dijo...

Ben yo creo que no caerá esa breva. Y como le he dicho a Malabaddon dudo hasta que la terminen.

No entiendo la gestión en absoluto.

Talbanés dijo...

El bar Playa es famoso por tener el tronco de un árbol vivo por dentro del restaurante jeje, que fino sería el arquitecto, aunque mirado desde el punto de vista ecologista al menos el arbolito salvó el pellejo o la corteza mejor dicho.

Paco Muñoz dijo...

Si que es cierto.

He estado remirando el plano y ya ves si podrían haber utilizado para la biblioteca la esquina norte, le de las dependencias de Sadeco, que es cemento puro, conservando la báscula, casi equivaldría a la superficie de la rosaleda.

Eladio Osuna dijo...

Se te ha olvidado contar que en navidad, toda esa zona que va desde el Fielato hasta el cruce con el antiguo paso de las Margaritas, y la parte de enfrente que era de mercancias de Renfe, se convertía en un gigantesco mercado de pavos vivos. Cientos de vendedores, de jaulas, de básculas romanas, y miles de personas haciendo el esfuerzo de comprar el mejor pavo para las comidas navideñas. Creo que procedían de la provincia, y el por qué del sitio no lo sé, y si tenía relación con la Renfe.
A veces, en la cercana calle de la Bodega se compraba a granel un litro de coñac y otro de anís.
Creo recordar que en algún sitio he visto una foto de esa gran pavada. Pero no recuerfdo dónde.
Perdón si el recuerdo es poco cultural, demasiado prosaico.
Saludos

Paco Muñoz dijo...

Si Eladio me acuerdo de eso que comentas perfectamente y posiblemente fuese por la cercanía a Renfe el establecimiento de ese peculiar mercadillo.

Has dicho Fielato, y habrás observado, seguro que sí, que no he mencionado Fielato, si no Báscula Municipal, me pareció más explicativo que tener que entrar en el asunto de consumos.

No se te escapa una Eladio. Muchas gracias por estar ahí.

miguel dijo...

Me gustaría señalar, en una nueva aportaci´pon a Los Jardines de Agricultura, algo que no ha sido comentado. La importancia de os azulejos, aunque en un lamentable estado, conserva el parque.
Los bancos estan cubiertos de cerámica de Talavera del mejor artista de principio de siglo, hechos en el taller Ruiz de Luna,obtuvo prmios internacinales y participó en la exposición internacional de Sevilla,la temática es Cervantes, estamos hablando de los bancos que servian de lectura a la bibloteca pública que tenía el Jardín, una biblioteca asociada al deseo de acercar la cultura, la lectura,a calle, al ciudadano.
Podría ser una nueva idea para la futura biblioteca, que ésta estuviera abierta y accesible a los usuarios del parque.

ben dijo...

Bueno,sigamos con esos hermosos re
cuerdos,de los que tengo un montón,
sobre este jardin.
Los pavos,estaban ahí,por la cer
canía de la estación y porque te
nían que pagar el impuesto,en el
Fielato(le ponian una anilla,en
la pata).Claro muchos lo pasaban y
luego lo vendian y otros "paveros",
no lo pasaban,pero cuando el parti
cular lo compraba,para no estar
fuera de la ley,tenía que pasarlo
para la anilla.Al estar cerca de
la estación-Fielato,los paveros
jugaban a eso,a que acababan de traerlos y ya los irin pasando,mien
tras tanto iban vendiendo.Me acuer
do,de los problemas de conciencia
que me creaba mi padre,al comprar
las dos pavas y querer evitar la anilla:"venga niño,no seas bobo,
metelos,en el triciclo(alquilado)
y a casa"..."Pero papá,que el de Fielato nos mira..."Nada,nada,has
lo que te digo"...Ja,ja.
En aquellos tiempos,los impuestos
iban asi y el conocer a los impo
sitores,iba bien,para ahorrarselos.
Seguramente,mi padre,conocía,al
vijilante(gorrilla)de impuestos.
Otra cosa,existia el regateo,en
la compra,mi padre era maestro en
esos menesteres.
Es curioso,los pavos venian directa
mente de los cortijos y por eso te
nian que pagar impuestos,pero el
sistema no les preocupaba si estaban sanos.Desde luego llenos de
parásitos en las plumas(piojillo propio)estaban,pero como estas no
se comian....."ben"

malabaddon dijo...

Paco, eso que dices de haber utilizado las dependencias de Sadeco también lo pensé yo en su día. Pero cuando algún alto cargo se encapricha con algo, no hay ningún argumento racional que le haga cambiar de opinión. Cada vez que paso por allí me entra una pena especial...

Paco Muñoz dijo...

Miguel, me imagino que te referirás a los bancos que estaban alrededor de la Biblioteca de Séneca, aunque casi todos los bancos del jardín eran de fábrica y tenían azulejos, incluso la bancada de alrededor del jardín creo recordar que estaba fileteada de azulejos.

Aquí puedes ver los de la antigua biblioteca

Muchas gracias por la aportación.

Paco Muñoz dijo...

Ben te estoy leyendo y disfrutando, en primer lugar me parece muy oportuna la aclaración sobre los pavos, era esperar antes de pasar la frontera y te los vendo en la zona franca, luego tú pagas el impuesto, no puede por tanto ser otra. En segundo lugar cuando te refieres a tu padre estoy viendo al mío, era una cultura de subsistencia, de compadreos, de pequeños enredos o corruptelas, precisamente cuando existía el impuesto para los aparatos de radio, mi padre ante la sospecha de que el inspector estaba abajo en la calle, subía a mi casa la apagaba y le echaba por lo alto un trapo para que no se viera si subía el inspector. El caso era no pagar pero porque no se tenía.

Triciclo de alquiler, un numerito, alquilarlo en la parada y devolverlo a su debido tiempo. También he sido participe de camuflajes con algún pollo–muerto-, delante de la casetaa de algún consumista. El pensaba que a un niño no lo iban a registrar, y como los abrigos te los compraban dos tallas más por si crecías, daba para mucho la anchura. Ibas como las contrabandistas de tabaco, forrado del cuerpo del delito.

Que tiempos.

Paco Muñoz dijo...

Malabaddon, creo que no merece la pena que sufras, aunque es lamentable, pero la única realidad es que somos así, un individuo elegido por el pueblo, eso sí, se cree que tiene patente de corso durante cuatro años para hacer y deshacer, sin rendir cuentas a quien le debe la elección. Luego los ciudadanos concienciados que le exigen son una minoría minúscula, y no hacen daño, por eso se los pasan por allí.
Hay unos documentos que se llaman Programas, que se aprueban antes de cada elección y son, o deben ser, los compromisos a cumplir. Así no se equivocarían, siguiendo al pie de la letra esos textos.
Y ese terreno del que hablamos lo he visto lleno de coches particulares, y hubiera sido idóneo.

ANGEL DEL MAL dijo...

Mi querido paco,perdona que haga esta intrusion en tu entrada,pero la época estival me demoró bastante a la hora de contestarte tu pregunta de como estoy,pues bien te diré que estoy,que os sigo,que me sigo enamorando de esa maravilla que es cordoba a traves de tu pluma(en este caso teclas),que tengo ganas de retomar y de hacer la vuelta del Angel pronto pero que mis quehaceres maleficos me entretienen demasiado mi masa encefálica,desde mi guarida te mando un abrazo fortisimo y muchisimas gracias por tu preocuapción,y te pido disculpas por la tardanza.

Eladio Osuna dijo...

Recuerdo que detrás del Bar Playa, junto a la paqueña biblioteca pública, la banda municipal daba conciertos en verano creo que un día a la semana.
También recuerdo muchos años grandes piezas de mármol blanco del templo romano en el lateral del paseo principal de los jardines. Después esas piezas sobre el año 1965, se colocaron en la reconstrucción del templo, donde están ahora junto al Ayuntamiento

Paco Muñoz dijo...

Ángel, me alegro de saber que estas por aquí, incluso mi amigo Eduardo de Vicente de Torrelavega, me ha pregunta alguna que otra vez. Como supongo que nos leerá, ya está comunicado. Reitero mi satisfacción por lo que dices y muchas gracias.

Paco Muñoz dijo...

Eladio, ahora me he perdido un poco, lo de la banda si lo recuerdo pero la "pequeña biblioteca pública" detrás del bar Playa me despista, porque la biblioteca única fue la del kiosco hexagonal que ahora no existe, cercana a la rosaleda ¿Es que hubo otra?

Esas piezas fue una idea de un funcionario municipal, y había por diversos sitios distribuidas, Jerónimo Páez, las Doblas y algún otro sitio. En los que te digo todavía están

Conchi dijo...

Hola a todos, cuantos recuerdo me traen esos comentarios, han tenido la virtud de transportarme a mi infancia. La verdad no se por donde empezar pero en unos segundos han pasado por mi mente, las marionetas,los soldados cortejando a las criadas,"así las llamaban" ellas con su uniforme negro delantal blanco y cofia también blanca,muchas paseando a los niños de sus señores,muchos niños pijos con juguetes caros. Como a dicho Eladio recuerdo lo del Fielato lleno pavos y de gentes de muchas partes deambulando por la zona,yo iba con mi madre que a su vez iba con algunas vecinas,esa era la primera parada pero no para comprar pues los pavos los adquirían en la corredera por la cercanía una vez satisfecha la curiosidad nos deplazabamos a la calle de la bodega,como bien dicho Eladio para comprar coñac y anís de relleno lógicamente, para los críos salir del barrio era casi una aventura,lo pasábamos "chupi" Miguel a mentado los bancos de azulejos antiguos que tanto me han gustado eso y los arboles centenarios era lo que mas me gustaba, y eso que estaban los patos y las palomas.En fin que gracias por avivar mis recuerdos.

Eladio Osuna dijo...

No, Paco, perdona, me refiero a esa pequeña biblioteca hexagonal La recuerdo vagamente.
Mi madre, que tiene 92 años, tembién me cuenta que por ahí recuerda ella que ponían el cico Krone, supongo que sería antes de que se diseñaran los jardines actuales. Del tema rosaleda-biblioteca prefiero callarme porque mi comentario seria muy agrio, solo os recuerdo que en Sevilla tratan de hacer lo mismo pero allí parece que algún colectivo se ha opuesto y la cosa va por los tribunales.

Paco Muñoz dijo...

Conchi muy interesantes tus recuerdos, pero recuerdo que no me has dicho eso nunca, claro posiblemente no te lo he preguntado. Claro espero no te hayas olvidado lo de "algún que otro beso furtivo", que puede ser.

Bromas aparte, Chacoli y la bruja en el recuerdo, pavos, patos y palomas, bancos de azulejos, "chachas" o "criadas", niños "pijos" -supongo que los llamaríamos "niños bien"-, calle de la Bodega, etc. lo importante es como salen, a poco que estimules las neuronas, recuerdos que están el cerebro almacenados sin usar desde, para muchos mucho tiempo, bastante.

Un beso sin que sea "furtivo".

Paco Muñoz dijo...

En primer lugar, no sabes lo que me alegro que tu madre tenga esa edad, y deseo que te haya transmitido sus instrucciones genéticas. A mí me contaba mi madre lo del circo Krone, que estaría como dice tu madre, instalado por esos llanos.

Los mayores contaban, que las acomodadoras, que hacían horas extras en sus ratos libres, dejaron una buena serie de contagios de males de la entrepierna a muchos. Y que una vecina, que mi madre peinaba (era peluquera de señoras), y se quedó en el barrio de “mantenida”, había trabajado en el circo Krone de trapecista. A esta señora yo la conocía pues mi madre me llevaba con ella cuando iba a peinar a las “señoras”. La verdad es que ya era bastante mayor pero tenía un buen porte. La llamábamos la Sra. Marquesa.

Rosaleda, silencio.

Miguel Gómez Losada dijo...

Quisiera preguntar a este foro: tengo un vago recuerdo de un mono atado con una cadena y a una columna, en la parte frontal del Bar Playa. ¿Alguien puede decirme si he soñado o fue así? En la terraza del bar hay tres columnas con capitel, no llegan a los dos metros de altura, y me suena que el mono estuviese atado a una de ellas, como atracción. Gracias de antemano y felicidades por el blog.

Paco Muñoz dijo...

Miguel, yo no lo recuerdo eso, pero es posible que estuviera en algún momento puntual. Yo he jugado de niño en esas rampas que estaban gastadas de deslizarnos. Y seguro que si en ese tiempo que yo frecuentaba eso me acordaría. Eso es lo mismo que en el Bar de los Monos de Trassierra, te llamaba la atención. Muchas gracias un abrazo y Feliz año.

Miguel Gómez Losada dijo...

Gracias Paco!