miércoles, 29 de septiembre de 2010

CATÁLOGO DE OBRAS DE D. FRANCISCO AZORÍN IZQUIERDO.


Repasando una entrada mía que no considero completa, sobre D. Francisco Azorín Izquierdo, y el extraordinario trabajo que en el Blog Calleja de la Flores, publicó Saqunda denunciando injusticias arquitectónicas de esta ciudad, en el que volví a releer algún proyecto de establecer un catálogo de diversas obras de este republicano de pro, socialista, esperantista, arquitecto, masón - que curiosamente tenía como sobrenombre el de “Franco”, me imagino que se referiría a la sinceridad, no al general-. En los comentarios de este artículo citado de Saqunda, hay uno de Manuel Harazem que dice: “hicieras una pequeña lista con las obras que se conserven del arquitecto socialista”. Aquello se me quedó porque tenía pensada esta entrada, y además porque estuve la otra mañana con mi amigo Julián Palomino, nieto del concejal socialista Juan Palomino Olalla -asesinado en agosto del 36, por el criminal Zurdo-, que era un buen amigo del arquitecto y participó con él cuando diseñó la Casa del Pueblo en la Plaza de la Alhóndiga. Eso me hozo volver a recordar aquella autopromesa que me hice de que tenía que hacer el mencionado listado y dedicárselo a mi amigo Harazem. Por todo ello, hoy cogí la cámara y visité la lista de obras conocidas que, buscando aquí y allí, he podido relacionar.

No sé si empezar por el norte o por el sur para hacer el recorrido, o por el más cercano a mi casa. Iniciaré la ruta por cercanía para hacerla de un tirón. 


Almagra, 8

Primero visitaré la casa que fue de Pérez Barquero, en Almagra 8. Este inmueble está cerrado y esperemos que la ruina no lo invada. Es un bonito edificio, con el estilo característico de D. Francisco Azorin, con dos balcones acristalados, en un balcón corrido, en la primera planta, y unos tímidos arcos regionalistas en la segunda. Tiene una significativa puerta. 


Plaza de Abades, 4

Este que es conocido de todos, no puede negar su estilo regionalista, con ese tinte oriental que se era la moda en ese tiempo. En algún sitio he leído que se llamó casa de Cabrera. Ha tenido un remozamiento hace unos años,  ahora tiene en su planta baja un bar. Y es muy significativo los diferentes tipos de azulejos con los que adorna las ventanas, con motivos geométricos. También las ventanas de la planta superior con arcos de herradura flanqueados con dos columnas.


Plaza de la Alhóndiga, s/n

Luego me dirigí a la Plaza de la Alhóndiga, que fue casa del Pueblo del socialismo cordobés, en el participó el abuelo de mi a migo Julián, D. Juan Palomino Olalla con D. Francisco. En unos de los arcos de la puerta figura el nombre del arquitecto, y la fecha de su construcción 1917. Parece mentira que sea de esa fecha con ese diseño tan actual. Ha tenido una intervención arqueológica que puede verse en la Web Arqueo Córdoba.


Grupo Escolar Rey Heredia

Cruzar el puente y al Grupo Escolar Rey Heredia, con su escudo republicano en la puerta, frente a la Ermita de San José, olvido posiblemente de los próceres del régimen que está allí desde su implantación sin que nadie se diera cuenta. Este es el denunciado por el artículo citada de Saqunda y que ahora tiene el nombre de creador del Catecismo del Régimen, Fray Albino. 1918.


Torrijos, 8

De allí a una zona que fue de mi juegos de niño, cuando el turismo no era un gran invento. En sus bajos se inició el comercio de “Souvenirs” en esta ciudad por el Sr. Adarve. Me estoy refiriendo a Torrijos 8, entre la casa de la familia Baquerizo, que luego fue el Mesón del Conde y actualmente Bandolero, y la entrada de Maternidad por Torrijos, que ahora es tablao Flamenco. Creo recordar que esta casa fue propiedad de Manuel Baquerizo, aunque esto no está comprobado. El estilo regionalista de esta inmueble es significativo. 1916.


Diario de Córdoba, 5

Luego bajé hasta Diario de Córdoba, para ver el edificio con ese templete llamativo sobre las escaleras de Fernando Colón. Templete en el que subí hace unos años –bastantes- para instalar una antena de TV al hermano de Fidela de Santa Ana, que precisamente era un inquilino de esa casa. Es uno de los dos edificios de D. Francisco Azorín, de los que conozco su interior,  este su cubierta también.


Cruz Conde 24

De ahí a Cruz Conde 24. Lo que en su tiempo fue el bar López de la Manzanara y estanco que lo sigue siendo, esquina Manuel de Sandoval. Un feo semáforo anuncia una autoescuela en su planta primera, así como otro enorme cartel con promesas incumplidas referidas al pelo. En la baja una administración de loterías y un bar así como otro tipo de comercios. Este edificio hace esquina y tiene tres plantas siendo la fecha de su construcción el año 1925.


Reyes Católicos, 17

Luego a Reyes Católicos, 17. Este edificio lo conocía en la década de los cincuenta. Mi madre adquiría allí los productos para la peluquería en un distribuidor que allí había en una de us plantas altas en una vivienda. Recuerdo haber subido muchas veces las escaleras del mismo, la referencia cuando íbamos a él era:

–Vamos a por saquitos. 

Los saquitos eran un reactivo que se ponía en el pelo con los bigudíes para luego mojarlos y hacer la permanente. Me imagino que sería un producto tipo cal o parecido que reaccionaba al mojarlo. Los pisos eran muy grandes. Luego tuvo una remodelación en los noventa, que no tiene nada que ver con lo anterior, sólo queda la fachada. De corte modernista. 

Hubo otros dos edificios en nuestra ciudad que fueron demolidos: el llamado Peláez Deza en la calle Concepción, y el de Colinet en la calle san Álvaro, e ignoro si habrá alguno más en Córdoba, en Madrid  construyó el Mausoleo de Pablo Iglesias y la Casa del Pueblo y en México el monumento a Lázaro Cárdenas.

Se podría hablar mucho más de este arquitecto, esperantista, masón, socialista, escritor… comprometido con su tiempo, que tuvo que exiliarse en México huyendo de la barbarie, pero hoy está limitada la entrada en el blog a la lista de edificios que nos dejó en la ciudad.

En el libro Los Origenes del Socialismo en Córdoba 1985-193, Manuel Ángel García Parody lo define así: "Era un hombre que no tuvo una labor pasiva en el Consistorio, que fue el auténtico portavos de la minoría.... Que apenas falto a su compromiso con las urnas... Un hombre, en definitiva, que dificilmente podía permanecer impasible ante la desidia y la ineficacia en que había caído en Córdoba la institución municipal." 








Fotos y vídeos del autor

28 comentarios :

harazem dijo...

Gracias, como siempre, Paco, por esta magnífica entrada.

Ahora lo que habría que conseguir es que el Ayuntamiento desistiera de su proyecto de demoler el colegio Rey Heredia, renombrado atrozmente Fray Albino, y crease en él un Museo de la Escuela Republicana en el que se recogiera todo el material que se pudiera acerca de los revolucionarios métodos pedagógicos que la República puso en marcha y que fueron dinamitados por los fascistas nacionalcatólicos para sustituirlos por una enseñanza oscurantista.

ben dijo...

El de la plaza Almagra,siempre me lla
mó la atención porque destaca bastan
te en el entorno,aunque si Azorín,a
demás de republicano era masón,desde
luego en la fachada no veo los símbo
los característicos,frontón triangu
lar,con los adornos de compás y he
rramientas,pero siempre me gustó ese
edificio,yo vivi cerca del lugar y
pasé muy buenos ratos en el bar la Pa
rra,jugando al dominó,con medio por
delante,los estudios daba tiempo pa
ra eso.
Enfrente del bar se ponía,en una
pequeña mesa,alrededor la gente
apostaba dinero,colocándolo encima
de la carta preferida,de un juego
de cartas,en pequeño y pegadas so
bre un cartón.El premio era 10 ve
ces lo jugado,como era menor y me
conocian del barrio,me permitian
"jugar",con "perra chica" y "perra
gorda"(5 y 10 centimos de pela).
la carta ganadora la sacaban de una
talega pequeña,la cartita premia
da iba dentro de un tubito.
Aunque el sistema franquista,no
permitía el juego,se hacía el loco
en muchos casos,en este,porque los
que "croupiers",pertenecían al gru
po de chivatos,que al estar en la
calle,sabían y escuchaban muchas
conversaciones.También se jugaba
y muy fuerte,en los casinos Labrado
res,Mercantil y la Amistad,pero bueno eso ya es otra cosa.
En el caso de la Almagra,eran pe
queñas cantidades ya a mi me iba
bién,porque llegué a descubrir tru
quitos y como apostaba poco no me decian nada y me sacaba algunos cen
timos.Eso era en los años 60 y algo

vértice dijo...

Muy interesante la entrada, debo de reconocer que no sabia nada o casi nada de D. Francisco Azorín, lo estoy descubriendo gracias a Paco, pero ya que estoy os voy a hacer una consulta, he estado dando un paseo por la Arruzafa y de camino haciendo una fotos y cual a sido mi sorpresa al ver una especie de cueva, mina o alcubilla en frente de lo que fue el convento ( he pasado por allí miles de veces y no me había fijado) haber si algún
erudito me puede decir algo.
Un Saludo.

Conchi dijo...

Muy interesante y didáctico como todos.
La idea de harazen me parece extraordinaria, y ojala la pudiéramos ver cumplida,ya que después de tantos años de democracia, no hay nada que recuerde esa etapa de la historia de España tan importante y tan vil mente truncada, ya va siendo hora.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Vertice


Simplemente porque te lo mereces y porque eres de los colaboradores más correctos que conozco.

De este tema por su amplio conocimiento de aquella zona, tenía que ser Lurentino quien te hablara, pero en atención a ti, voy a darte mi versión.

Amigo Vertice, aquello fue una zona en donde abundaron los ermitaños, durante siglos.

Los perolistas de las Margaritas, y de esto debe saber el simpático Ben, a esas cuevas le llamaban las Cuevas del Guerra.

Pero esa Cueva está identificada perfectamente por D. Juan Bernier Luque, que su libro maravilloso de "CORDOBA NUESTRA", y en la página 138, cita lo siguiente:

"Recordemos esta ida historia, cuando nuestro amigo el académico y procurador Sr. Torres, amante de las cosas de antaño, nos habla de sus correrias infantiles, por la cueva de San Dieho".

Al parecer este San Diego, no es otro que San Diego de Alcalá que según D.Bartolome Sánchez de Feria
en su libro el "Yermo de Córdoba", (pág. 82) cita que por el Siglo XVI, moraba por allí este hombre muy cerca de la fecha de fundación del Convento de la Arrizafa.

Saludos amigo Vertice











Voy a colaborar con ciertas reservas porque a las personas que voy a mencionar no seran del agrado de algunos habituales, y antes que

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco


De este personaje interesante de nuestra República en su faceta como arquitecto, hay una obra que para mi tiene un significado recordatorio especial.

El Grupo Escolar Colón, (1926) cuando éramos pequeños e ibamos a la Huerta de la Reina, a que nos pincharan el calcio y vitamina la practicanta del "seguro", nos gustaba andar por estas cornisas del Colegio, y estando en ello, a mi hermano mayor se la cayeron las inyecciones y se le rompieron. Por lo que se terminó el tratamiento.

También recuerdo la parada de trisciclos que había en la puerta de Colegio, y que cada vez que nos montaban hacían las delicias de todos nosotros.

Eramos una charpa de nenes que habiamos ido a "lanzarnos" con el aro cuesta abajo. Pero como quiera que vimos a Blancart, con el carro (trisciclo) de las gaseosas Pijuan le pedimos que nos montara, y él no tuvo nada más que bajarnos a "dos-ruedas" volcando todo el trisciclo.

Al final, gaseosas y nosotros con nuestros aros, terminamos dentro en el taller de motos de Leopoldo Roldán.

Antonio Blancart Moreno, fue de los primeros que le gustó andar con dos ruedas en trsiciclo.

En el lugar del garaje, existe hoy una floristería.

Por aquellos tiempos los chavales disfrutabamos en "tirarnos" por la cuesta agarrados a la guia del aro
Afortunadamente no había coches.


Saludos

Paco Muñoz dijo...

Manuel Harazem

Ojalá se pudiera evitar que ese edificio caiga bajo la piqueta, se puede dar la paradoja que el escudo legal de la II República, que no lo quitó la Dictadura lo quite la democracia, sería para verlo.

Se me ha quedado mucho material en cartera, pero como la cosa estaba dedicada a tu interés por el catálogo, el día de la Huelga General por la mañana hice el recorrido y esa misma noche lo terminé, por eso de las bulla que me es característica.

Paco Muñoz dijo...

Ben
Sabes que me imagine que tu por los amores debías conocer este edifico que mencionas, lo cierto es que es muy bonito, pero si observas cuando pases veras que está en un tris de meterle mano. No sé si estará protegido, todavía no lo he mirado en el Catálogo de l Gerencia.
Es muy interesante lo que cuentas. Y la confitería California, y el del cambio de novelas y tebeos de frente, y el Bar Azul…

Paco Muñoz dijo...

Estimado Emilio (Vértice)

Espero que hayas entrado en la cueva. Tiene mucha suciedad. Ya te ha apuntado eficazmente Manolo Estévez gran parte de su historia, yo no llego a afirmar la santidad de Diego de Alcalá pero lo que si he leído en todos los sitios que era una buena persona. Luego está la gente y la fe que le pone a las cosas que, desde luego, hace milagros.

Te pongo dos link a dos entradas sobre la cueva. No entré por la suciedad pero es lo que ves. Todo ello estaba como te ha dicho Manolo lleno de ellas y las referencias que te da a los libros donde mirar, es la correcta.

http://notascordobesas.blogspot.com/2010/03/convento-de-san-francisco-de-la.html

http://notascordobesas.blogspot.com/2010/03/la-cueva-eremitica-de-la-arruzafa.html

Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias. Estoy de acuerdo contigo Conchi, la importancia que tuvo la cultura para el Gobierno de la II República fue esencial. Los maestros dieron el do de pecho, demostrando lo vocacional de su profesión sobradamente. No como los del Góngora, que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y los bachilleres hicieron huelga, se dieron el desmarque para no perder -como los convencidos que la hicieron y por ellos y por todos-, el importe del día. Es que eso de las vocaciones…

Paco Muñoz dijo...

Manuel

Le has comentado a Vértice todo muy claramente, y sí, efectivamente Diego de Alcalá o San Diego de Alcalá a posteriori, vivió en una de esas cuevas. Lo dice Sánchez de Feria y otros escritos. No era cordobés, pero como si lo fuera. Nació en San Nicolás del Puerto y muere en Alcalá de Henares, después de recorrer medio mundo. Estuvo en Canarias y bastante tiempo en la Arruzafa, en el Convento, que ya ves en la entrada que le he puesto a Vértice lo que queda de él. Desde que hicieron el parador acabó.

Manolo no te prives de nada porque, por favor, no estamos para privaciones, que bastantes tenemos ya y peor que no lo van a poner. Cada uno es como es y sus creencias son respetables. Así que te lo repito, te ruego no te autocensures por nada.

Paco Muñoz dijo...

Manolo

Los triciclos, alquiler de triciclos. Pues había que echarle valor para tirarse por la cuesta y a dos ruedas. Las gaseosas, La Constancia, Pi juan o la Fama Cordobesa, o ya estaba la Casera que se ha quedado con el nombre de la gaseosa, aquella que te salía el carbónico por la nariz.

Se me olvidaba, creo que el Grupo escolar Colon es obra de Rafael de la Hoz Saldaña. Pero no estoy muy seguro, de lo que sí es que no es de Azorin.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco

El Arquitecto D. Francisco Azorin Izquierdo, era amigo intimo de D. Eloy Vaquero Cantillo. En ideas pedagógicas tenían buena afinidad.

El 14 de Abril de 1932, en la Escuela Obrera del Arroyo de San Lorenzo, se dió una chocolatada a los alumnos, para celebrar el aniversario de la proclamación de la República.

A aquella celebración además de los alumnos, asistió:

-D. Eloy Vaquero "Zapatones"
-D. Francisco Azorin Izquierdo
-El Dueño de los Laboratorios
Besoy (San Pablo)
-"Navajitas" Industrial pintor con domicilio en la calle Abejar, y la esposa de éste que era profesora de la escuela.

Y varias personas adultas más, entre las que se encontraba mi tia que era la portera del Colegio.

La chocolatada que se dió en la fiesta, la pagó el dueño de los Laboratorios Besoy.

La especie de "cafetera" en la que se supone se repartió el chocolate
y que pertenecía a la vajilla de D. Eloy, varias tazas, así como la sopera y el cachorro del perejil, se perfectamente en donde están actualmente.

Otra anécdota

La familia directa del simpático pintor navajitas, desgraciadamente todos han muerto ya. La última que ha muerto recientemente ha sido su hija menor Carmelina Navajas.

(Eran dos hijos varones y cuatro hembras)

El amigo "Navajitas" al ser intimo amigo de "Zapatones", no creyó oportuno bautizar a sus hijos cuando eran pequeños.

Despues de la guerra, y a petición de la Condesa de Colomera, clienta suya, los bautizó ya de mayores a todos y en el mismo día.


Saludos

Paco Muñoz dijo...

Muy interesante Manuel.

Debías fotografiar esos objetos ya que sabes donde están, siempre es mejor una fotografía.

Eladio Osuna dijo...

Hablas de Cruz Conde 24, La Manzanara. Recordarás que un poco más arriba había una confiteria muy pequeña pero con unos merengues enormes en el escaparate, creo que se llamaba La Sultana. Y a continuacion había una pescadería, que no sé por qué recuerdo que el pescadero se llamaba Rafael. Después alguien me ha apuntado que se llamaba Santos

Paco Muñoz dijo...

Eladio sí, lo que no consigo ubicar es dónde estaba la mujer que vendía los cacharros de barro, si en ese tramo o en el anterior. También la tienda dedicada a cosas sacras. Parece que estoy viendo al señor que llevaba la Manzanara, para mi no tenía pinta de Tabernero. Y si seguimos la calle (dirección Chirinos) Casa Miguel, que es un oasis. Seguro que no vendió y no se lo anecionó nadie de al lado.

Anónimo dijo...

El edificio de Cruz Conde,es bastante insulso,poco tiene de ma
són,si quitamos las pobres líneas rectas,pero desde luego ni frontón
ni nada.Lo mismo fue esa la inten
ción.
En la pescadería,vendian los mejo
res langostinos y gambas cocidas,en
feria,conjuntamente con el bar de
la calle de la Plata,de entonces.
Cada feria ,el mismo problema fami
liar,más bien de mi padre,que a los
demás nos daba tanto igual.Y era
en dónde comprarlas aquel año,para
degustarlas con cerveza en jarra de
litro del Aguila,bien amarga y fría
Mi padre,para la cosa del comer era
muy sibarita,y se mosqueaba ensegui
da del color del crustáceo,que ya
se comenzaba a decir,por entonces,
que para conservarlas más tiempo le
añadian pequeñas cantidades de yo
do.Vamos,una minucia con lo que vendría después.Años 50-60

Eladio Osuna dijo...

En los datos de esta reunión hay una extraña mezcla que desconcierta mis notas. Dices que acudieron
-D. Eloy Vaquero "Zapatones"
-D. Francisco Azorin Izquierdo
-El Dueño de los Laboratorios
Besoy (San Pablo)
-"Navajitas" Industrial pintor con domicilio en la calle Abejar, y la esposa de éste que era profesora de la escuela.

Tengo una foto publicada de Sebastián Cuevas investigando en la casa de Eloy Vaquero en La Rambla. Su enlace:

http://www.flickr.com/photos/eosunao/4887196923/in/set-72157601235279117/

Pero del propietario de los Laboratorios Besoy en San Pablo tengo una nota de que es alli donde empezó el Opus Dei en Córdoba ¿ES correcto?

ben dijo...

El comentario de las gambas,es mio,de "ben"

Manuel Estévez dijo...

Amigo Eladio Osuna


Eloy Vaquero Cantillo, en la época de esa cita vivia en el Arroyo de San Lorenzo.

Allí mi tia (prima hermana de mi madre Concepción González Ruiz, era la portera y vivía con sus hermanos)

Ella me facilitó parte de esa vajilla, que cito perteneció a D. Eloy Vaquero.

A parte del testimonio de mi madre y el de mi tia, tengo la versión de una persona que Feizmente vive todavía y que se llama Francisco Marmol. El estuvo como alumno en aquella chocolatada.

Se que los hijos de D. Vicente Lombardía, dueño del "Besoy" del que no quise mencionar su nombre, eran del Opus Dei. Pero eso no cambia para nada la "chocolatada".

En lo que te refieres a la mujer que vendía cosas de barro en la calle Cruz Conde, es bueno que sepas que se trataba de:

"Rafalita" la torera que tenía un negocio de venta de macetas y decoración en barro.

Ese negocio estaba ubicado en la tienda de relojes que actualmente se llama "PANDORA".

Sabemos que esta mujer era torera, porque al final de los años 70, se se publicó una entrevista en el DIARIO CORDOBA, que asi lo confirmaba.

Esta mujer vivia en un chalet pionero de la calle Sansueña, junto a los tambien comerciantes, camisas Blasco.

En cuanto al "Pescaero" Santos, ese estaba en el siguiente tramo hacia la Avda. de los Tejares.

Tenía otra pescaderia en la Juderia, muy cerca de la farmacia.

Este hombre se casó con una tal Tere, que no tenía todas la voces de su parte, ya que según rumores se le relacionaba de antiguo, con un vecino de la casa que hacia esquina en la C/ Cespedes, y que al final provocó la separación de esta pareja.

Este "pescaero" tomaba un gran protagonismo especialmente en la Feria de mayo, cuando se daba en los jardines de la Victoria.

Toda la gente que se daba cierto cartel, se llevaba las gambas del "Famoso Santos". Antes de tener que comerse una gamba según se decía "que tenía varias ferias".

El montaba un puesto totalmente a base de gambas y totalmente con buena iluminación.


Saludos amigo Eladio

José Manuel Ben-saprut dijo...

Ojalá esto sirva para concienciar y para evitar los derribos del trabajo de este artista comprometido.

En cualquier caso, aquí queda el magnífico trabajo de Paco Muñoz, y eso ya no nos lo quita nadie.

Gracias Paco.

vértice dijo...

Pues muchas gracias Manuel y no tengas reserva al escribir, ya que todo lo que se dice o en este caso se escribe a mi por lo menos me enriquece, todo es historia de nuestra Córdoba y como historia unas veces es buena y otra no tan buena, pero no cabe duda que la historia no debe cambiarse ni modificarse a gusto de nadie.

Paco gracias por los enlaces

Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

José Manuel, gracias. Este cordobés de adopción, no sólo era arquitecto, y su hijo también lo fue, si no escritor, y tiene una notable colección de obras. Era un enamorado del Esperanto, dotado del romanticismo que tenían los que pensaban en esa lengua universal para que nos entendiéramos todos. Y comprometido con la II República que le costó el exilio.

Eladio Osuna dijo...

Bueno Manuel: muy buena y detallada tu información. Lo del puesto de la mujer torera no te lo pregunté yo, pero si conocía su historia. Ese puesto creo recordar que estaba en la manzana anterior.
La única duda que me queda es si el Eloy Vaquero del que hablamos es el mismo. Me remito a la información de Wikipedia por ejemplo y a la foto ue te cito.
Bueno Paco, gracias por acoger a estos abueletes y sus batallitas.

Laurentino dijo...

Al hilo de lo del Besoy, y corroborando lo que dice Manuel, una tía abuela mía que trabajó allí de joven contaba cómo un día se presentó la policía para detener al dueño de los laboratorios, por el cargo de ser "masón", y que éste no se cansaba de repetir a las muchachas mientras lo iban sacando "no va a pasar nada, no va pasar nada..."

La pena es que mi tía ya falleció hace años, y como lo contaba cuando yo era niño, pues como tal no se me ocuría ni preguntar en qué fecha fue el incidente ni qué pasó finalmente, aunque creo recordar (sin estar seguro) de que el dueño pudo salir bien de aquello.

Saludos a todos.

Paco Muñoz dijo...

Eladio tengo que recordarte respecto a lo de abueletes que soy de una quinta anterior a la tuya.

Manuel Estévez dijo...

Amigo Eladio


Eloy Vaquero Cantillo, nació en Montalbán, pero buena parte de su actividad politica se desarrolla en Córdoba.

El por muchas razones era intimo de Francisco Azorin Izquierdo, pues además de ser republicanos, tenían ideas sobre la enseñanza muy cerca el uno del otro.

El, Eloy del que yo te hablo era el conocido familiarmente en el barrio de San Lorenzo de forma simpática como "Zapatones", por los enormes zapatos que calzaba, su andar nervioso y su casi eterna gabardina.

Era del partido de Lerroux y con ese partido se presentó varias veces a la eleciones.

En el tema de la enseñanza era muy liberal y antes de proclamarse la Republica compró UN HUERTO, en la calle ARROYO DE SAN LORENZO.

Allí ubicó su vivienda y puso una escuela a la que llamó LA ESCUELA OBRERA, a la que hizo funcionar con sus ideas liberales.

Mi tia fue portera de esa Escuela y mi hermano mayor que nació en el 1937, se crió allí hasta los ocho años.

D. Eloy Vaquero Cantillo, era muy conocido en S. Lorenzo, de ahí los testimonios de mi madre y mi tia.

Este hombre a pesar de sus cargos politicos, iba y venía a su casa en donde siempre permanecieron sus muebles.

(Se perfectamente en donde se halla gran parte de su vajilla)

Este hombre no fue un exiliado de la guerra, puesto que se marchó pot Gibraltar, nada más conocer los resultados electorales del 36.

Evidentemente yo tengo datos sobre los testimonios de mi madre y mi tia que lo conocieron y hablaron con él personalmente.

Aunque despues de la guerra, fui muchas veces "AL COLEGIO" aún estaba mi tia de portera (1950). y saqué muchas veces agua con de la noria y comi de los membrillos que allí había. Lo de la "chocolatada" no me lo transmitió mi madre.

ESO ME LO HA COMENTADO CON TODO DETALLE, D. Francisco Mármol (88) que fue alumno de la escuela de D. Eloy Vaquero, hasta el mismo año 1936. Elos ayudaron al traslado poco menos de los muebles.

Al hablarle de Francisco Azorin, y de la oportuna COLABORACION de Paco Muñoz, ha querido completarla con el detalle anécdotico de la "FAMOSA CHOCOLATADA", Él como uno de los asistentes a ella, me ha relatado todo e incluso me ha prometido fotos.

D. Francisco Mármol, es presidente de honor del PSOE, en Córdoba. y militante practicamente desde toda su vida.

Finalmente, Amigo Eladio, no se que me quieres insinuar con el nombre de Sebastián Cuevas. Sólo he de decirte, que cuando este hombre vendía materiales para la construcción, yo sacaba agua en la NORIA DE LA CASA DE ELOY VAQUERO.

Ya con esto termino mi opinión sobre la "dischosa chocolata".


Saludos y un abrazo.

Eladio Osuna dijo...

Querido y leido Manuel: No intento insinuar nada, simplemente que encontré este verano esas fotos que no recordaba. Ni siquiera recuerdo la razón por la que coincidimos Sebastián y yo en Montalbán. En las fotos hay otras personas que no recuerdo tampoco. Lo que sí recuerdo es que él iba buscando un político, y yo creo que era Eloy Vaquero. En la foto aparece de fondo en la pared la foto de un político que posiblemente alguien me pueda confirmar que era él. Simplemente eso, confirmar y superar mi ignorancia.
De todas formas tus prolijas informaciones enriquecen mi conocimiento sobre personas y hechos que lamentablemente están en el olvido. Por tanto mi gratitud más sincera a tus aportaciones.
Y Paco, lo de abuelete lo llevo con mucha dignidad, lo que no es óbice para que firme frecuentemente como jubiLATA. Y lo de lata no es ocasional.