domingo, 10 de julio de 2011

MURALLA ROMANA EN EL RESTAURANTE "GARUM, 2.1"

Pared de la muralla romana en el restaurante Garum

En la esquina de la calle de la Feria con Cardenal González, en la Cruz de Rastro, está el restaurante Garum, un establecimiento comercial moderno, inaugurado en 2010, que se incluye en al concepto “Bistronomic tapas bar”, nombre extraño por lo menos el primero, pero que sólo parece que quiere decir cocina elaborada a bajo precio, mezclando la cocina tradicional y la de vanguardia.

Una vista de la muralla y el restaurante

Una de las cuestiones más significativas para nosotros, además de la culinaria que no nos afecta mucho aquí, aunque también, es la integración de la muralla romana, que cerraba con la Puerta de la Pescadería (Cardenal González) el tramo ampliado hasta el río. En el establecimiento se puede ver un amplio trozo de la misma que, de igual manera a todo lo largo de la calle de la Feria está detrás de los edificios.

La muralla

Los sillares son de calcarenita, material en cuya composición forma parte el carbonato cálcico. Se formó en periodos geológicos del Oligoceno superior y Mioceno. Son producto de la sedimentación en grandes masas de agua dulce o marina. En el valle del Guadalquivir existe la teoría de la existencia de un mar interior que se llamó Tetis. Posteriormente este mar levantó sus fondos (ejemplo, fósiles marinos en la Loma de los Escalones), dando origen a grandes masas de este material. En algunos sillares de la muralla en el restaurante, se confirma su pasado geológico sedimentario marino por el fósil de concha que incorpora un sillar, y que puede verse en una fotografía. Aclarar que en geología estoy pegado.

Fósil bastante manoseado 

Unas notas sobre el nombre del establecimiento. Cuando hablamos del “garum”, ese alimento selecto de la alta cocina del imperio romano, motivo de la fundación de Baelo Claudia, factoría más importante del país en su momento, lo consideramos una única fórmula, pero en el fondo fue variada, dependiendo del lugar dónde se manufacturaba. En suma que cada lugar tenía su seña de identidad.

Otra vista del restaurante

Su fama se la lleva Roma, pero su invención no fue romana, si es cierto que los romanos fueron quienes lo difundieron y explotaron, pero lo primeros que los comercializaron fueron los griegos cuatro siglos antes de Cristo. Su nombre procede del pez llamado por ellos “gáro” y que no es otro que nuestra caballa. Y aclarar también que si en geología estoy pegado, en cocina cero.

Sillares.

Creo que poco más podemos añadir a esta descripción, un moderno establecimiento, que da un aire actual a una zona que fue en su momento la ampliación de la mancebía medieval, en el siglo XX, y que integra perfectamente los restos de la muralla romana. Hay una curiosidad que me gustaría reseñar, en ese edificio que casi siempre, en su planta baja, fue bar, en una de las ventanas de la planta superior, la más cercana a la esquina, se ponía por las noches el número de los “ciegos”, es decir el número premiado de la ONCE.

Bonito y acogedor salón.

En aquellos tiempos no había televisión y pocos aparatos de radio, por lo tanto la forma de saber qué número había tocado esa noche era pasara por la Cruz de Rastro y mirarlo. Desde la Delegación, que estaba entonces en Costa Sol (Ciudad Jardín), seguramente lo comunicarían por teléfono y colocaban en la ventana los tres números premiados, en un ovalo cerámico al efecto. Entonces eran sólo tres números, del cero al mil. 

Otra dosis de sillares

Y para terminar decir que, para ver la muralla no hay que pedir permiso, sólo basta con acercarse al restaurante y a la vez que se comprueba la cocina de diseño se disfruta de la cercanía de los dos mil y pico años de su existencia.

Fotos del autor y de la web del restaurante.
Bibliografía geológica culinaria de la enciclopedia.


Para hacer la gracia completa:
Restaurante Garum 2.1 - San Fernando (La Feria) 120-122
14003 Córdoba - Telef. 957 487673

4 comentarios :

Marcos Y. Jiménez Hidalgo dijo...

Lugares así, solo son posibles en Córdoba sin duda. Bonita mezcla de la muralla con un restaurante con un toque contemporáneo.

Paco Muñoz dijo...

Bueno Marcos, tienes también el Hotel Conquistador, que estás, en este caso, encima de los restos. O en el Hotel Palacio del Bailio, en el que el comedor tiene el suelo de metacrilato y ves la domus romana debajo, y algún establecimiento más en el que están integrados los restos arqueológicos a la vista.

Saludos Marcos.

ben dijo...

Paco,he visto que se ha abierto
"la colleja",como alternativa al
cierre de "la calleja de las flo
res" y que tú participas,lo que me
parece estupendo.
Hay una cosa,que en todas las novelas históricas,sobre Córdoba
no me aclaran y es un plano sobre
el transcurrir de las murallas de
los dos recintos amurallados que
habían en la época de los árabes,lo
mismo tú puedes aproximarte y dibu
jarlas en un plano actual,ya que
estás siguiendo el tema.
Saludos.

Paco Muñoz dijo...

Carlos, efectivamente estoy colaborando en la medida de mis posibilidades con ese Blog que citas.
A la segunda pregunta. Empezamos por la ciudad romana época republicana. Puerta gallegos, esquina Tejares, Puerta Osario, Puerta Rincón, Puerta de Roma(Alfonso XIII), calle la Feria y no está definida claramente, por lo menos me pierdo ahí, a la altura de Cuesta Lujan, buscar por Alta de Santa Ana otra vez la Victoria y Puerta Gallegos, Luego en época augustea desde la Cuesta Lujan hasta el río, para subir a la puerta de Almodóvar y nuevamente Puerta Gallegos.
Luego desde Puerta Rincón a Torremalmuerta, Colodro, Misericordia, Ronda del Marrubial, Padres de Gracia, a Arroyo de San Lorenzo, La Magdalena, Puerta Nueva, Santiago, Molino de Martos, al puente y de ahí subir a la Puerta de Almodóvar, En el Alcázar Viejo otra ampliación hasta la esquina del puente Nuevo y a Fleming nuevamente. No se si está claro de memoria, si puedo te envío un mapa a tu correo.