sábado, 17 de diciembre de 2011

EL ACUEDUCTO DE VALDEPUENTES, POR FIN

El majestuoso Acueducto de Valdepuentes

Por fin, he podido visitar el Acueducto de Valdepuentes, en junio me quedé cerca. Dentro del programa de Recorridos Temáticos de Madinat Al-Zahra 2011, y en el apartado “Arqueología y Paisaje de Madinat Al-Zahra" —el 17 de diciembre, cinco día antes de que nos toque la Lotería de Navidad, que más que el calvo parece nos ha tocado un tuerto, pues siempre perdemos, sin acordarnos de que la mejor lotería es una buena economía—,

Esperando para hacer la ruta

“La infraestructura hidráulica de Madinat Al-Zahra: el Acueducto de Valdepuentes”, hemos tenido el honor de disfrutar del lujo de que nos explique el lugar, el Profesor de Arqueología de la UCO, D. Ángel Ventura Villanueva. Y efectivamente ha sido un lujo su disertación apasionada, como si aún estuviera elaborando su tesis doctoral que versó sobre ello. Se nos dotó de una amplia documentación, planos, esquemas y el trabajo citado del Profesor Ventura.

El Profesor Ventura Villanueva y el Director de Medina Azahara Sr. Vallejo

Con una temperatura otoñal deliciosa, una sierra cordobesa que no la valoramos en su justa medida, en suma un paisaje de ensueño, a las once de la mañana partimos del hall del centro de recepción de visitantes y, en una lanzadera, nos trasladaron a la puerta de entrada del yacimiento, para iniciar el recorrido que tuvo siete paradas explicativas.

El Profesor Ventura en su primera exposición

La primera de ellas en el llano que configura un cortafuegos, con una duración de unos veinte minutos de clase magistral, que supieron a poco. Luego una segunda más ya adentrados en el camino; otra en el tramo de superficie ruinoso del acueducto, con su grieta inmensa; otra más en el acueducto califal de Valdepuentes, de tres arcos; delante de un pozo de resalto; y así hasta siete la grabaciones descriptivas que he realizado de lo que estábamos viendo. 

Los asistentes atentos a la disertación

El capítulo fotografías, cuando se realiza una excursión masiva, siempre es precario pues nunca encuentras un encuadre que no contenga un compañero o compañera de viaje dentro del mismo. Pero ese es el tributo que hay que pagar para disfrutar del recorrido. En este recorrido he tenido, por una parte la pena de que no lo haya disfrutado Conchi, por problemas de ciática.

Camino de Valdepuentes

Y la alegría de habernos dado a conocer Pepe González y el que suscribe, que fuimos compañeros de fatigas en orillas distintas, pero muy cercanas y distintas responsabilidades también, en los primeros cuatro años de la década de los noventa, del siglo pasado, y que hayamos concretado una visita el próximo jueves, de la que daré cuenta en el blog, para efectuar una visita al jardín laberinto de la Alameda del Obispo, otro gran desconocido, que pudimos disfrutar en la presentación del libro Jardines Arcanos, el pasado miércoles en el Botánico.

Explicación sobre la concreción calcárea

Volviendo a la visita de hoy creo que lo mejor es transcribir el trozo del trabajo del Profesor Ventura dedicado al acueducto y que forma parte de su trabajo “Los acueductos romanos de Córdoba y su rehabilitación Omeya”, además de las distintas explicaciones que nos dio durante el recorrido de aproximadamente tres horas, y que se pueden escuchar en audio. Por otro lado el vídeo de la fotografías que hemos realizado y un corto vídeo donde el Profesor Ventura se extiende ya en las inmediaciones de las ruinas de Valdepuentes, primer tramo de un solo arco, ahora destruido.

La acequia se introduce en la sierra.

El “aquae-ductus” o conducto de agua, que cumplía la función de dotar a las ciudades de agua corriente, “obras de romanos”, mediante las “specus, rivus” o acequias abiertas, generando el sistema mixto de conducción que, este del Valdepuentes, una vez se abandonó durante los trescientos años que duró su uso, que son años.

Un pozo de resalto

Lo rehabilito la familia Omeya para el abastecimiento de aguas de la ciudad palatina. Dieciocho kilómetros seiscientos metros de acequia, desde las fuentes del Bejarano, Escarabita y Venero de Vallehermoso, hasta la ciudad de Córdoba, el Aqua Vetus, que transportaba un caudal entre 20.000 y 35.000 m3 de agua al día según cálculos efectuados a partir de una determinada formula llamada de Mannig. 

Otro pozo de resalto

Una obra realizada en todo su trazado con opus caementicium revestida con opus signinum, que consistía en una caja rectangular de 90 x 64 cms de luz con paredes de un espesor de 35 a 40 cm. y una bóveda de cañon por cubierta, de un radio de unos 30 cm. Con un elemento muy particular para evitar su autodestrucción, los pozos de resalto o spiramina que reducían la velocidad del agua, teniendo en cuenta el desnivel que superaba los doscientos ochenta metros, desde donde se captaba hasta la ciudad.

El acueducto desde el oeste

Habló de las concreciones calcáreas, que son una enciclopedia de pólenes, que permiten conocer la masa vegetal que en aquellos años ocupaban la serranía. Que al igual que los círculos de los árboles han dejado su índice de lo ocurrido en esos tiempos. También citó a Ambrosio de Morales de memoria, al referirse a su criterio de que el acueducto cruzaba la montaña. D.Ambrosio, desde que se cercenó los genitales, no me merece mucho crédito.

Curvas de nivel del trazado del acueducto

De lo complicado de la construcción con el artilugio coróbate, que iba midiendo los desniveles para que la pendiente fuese siempre la adecuada, y la complicación del abastecimiento de materiales. Del porqué de ir subterráneo salvo en el lugar que nos ocupa, para mantener el frescor del agua, así como para evitar su rotura por fuerzas maliciosas en momentos de conflicto.

Plano del trazado desde el Bejarano a la ciudad

Un trozo del trabajo del Sr. Ventura Villanueva: "La elevación de status de la ciudad a colonia de ciudadanos romanos de pleno derecho (Colonia Patricia Corduba) y el asentamiento efectuado de soldados veteranos (deductio) produjeron un crecimiento notable de la población, que provocó la ampliación del perímetro amurallado hasta alcanzar una extensión de 79 Ha. y una reconstrucción planificada del interior de la ciudad, todavía maltrecha tras el asedio a que la había sometido Cesar en el año 45 a. C. (Ventura 1999). 


Esquematización de un pozo de resalto


Es entonces cuando se traza la red de calles y cloacas y se construye el primer acueducto que, gracias a los testimonios epigráficos, sabemos que se denominó Aqua Augusta (posteriormente "Aqua vetus"). Nuestra investigación ha permitido identificar los restos materiales del mismo con los del conocido "acueducto de Valdepuentes", obra que en la bibliografía era tenida por califal (López Cuervo 1985)”.


El instrumento coróbate

En concreto, una interesante visita, con un conferenciante “in situ” de categoría, que siempre sabe a poco en función del interés que  suscita, a medida que se va desarrollando. Felicitar desde aquí a la Organización por lo acertado de sus Recorridos Temáticos 2011, que deseamos continúen en el 2012, y al profesor Ventura Villanueva por su interesantísima exposición.

Fotografías del autor y trabajo del Prof. Ventura.
Audio de las distintas explicaciones del Profesor
Bibliografía del trabajo citado 

16 comentarios :

José Manuel Fuerte dijo...

Imagino que ha debido ser muy instructivo y ameno. Además el tiempo que está haciendo incita a hacer cosas así. Enhorabuena y gracias por compartir.

Información que te llevas tú, información que nos llevamos todos, y eso se agradece.

¿Queda muy lejos y está de alguna manera protegido por alguna valla o algo? ¿Es posible hacer la visita de forma independiente?

Paco Muñoz dijo...

En el plano de las cotas se ve que es unos dos kilómetros dirección oeste. Te tiene que llevar el autobús hasta Medina Azahara, ya que no puedes llegar con el coche. Hay toros sueltos (yo ayer vi uno echado en el cauce del arroyo)la anterior vez ninguno. El terreno es privado (no hay ningún lugar que no lo sea y ahora cada vez más)de la finca de San Jerónimo. Los planos publicados te dan una idea.

Carmen dijo...

No dejas de sorprenderme Paco con tus actualizaciones tan elaboras, tan detallistas.

Las sigo por el reader, aunque no me detengo en todas como quisiera

A veces digo...Paco está metido hasta en los charcos (entiéndeme esto como algo estupendo)

Me alegra que haya personas como tú, que dejan testimonio de tantos lugares y de tantas vivencias que las han poblado.

Un beso



pd: con este poder de internet y gracias a tu información te diré que ya tengo mi libro de Jardines arcanos pedido y espero que me llegue esta semana

RECOMENZAR dijo...

..tengo que felicitarte por la maravilla de presentación que has áque hacen de tu blog algo realmente especial
Felices Fiestas

Paco Muñoz dijo...

Carmen Muchas gracias y espero que te guste, también la labor que tu haces es inmejorable. Un beso

Paco Muñoz dijo...

Felices Fiestas Mucha, es un honor para mi que entres en esta tu casa.
Un beso.

fus dijo...

Paco es increible como me gusta venir a leerte, cada vez me dejas mas sorprendido en tus entradas y como las muestras con tus explicaciones.
Se traza la red de calles y cloacas y se construye el primer acueducto que, gracias a los testimonios epigráficos, sabemos que se denominó Aqua Augusta (posteriormente "Aqua vetus").Esta parte es la que mas me ha sorprendido, con el crecimiento de la ciudad.

Enhorabuena Paco

Te deseo un pròximo año lleno de paz, salud, tolerancia y trabajo...Feliz Navidad

fus

Paco Muñoz dijo...

Fus el sentir es reciproco. Yo también te deseo a ti lo mejor, pero no por las fiestas que son cada vez, por lo menos para mi, menos importantes, si no por lo que se nos avecina. Y en cuanto a tolerancia creo que ambos estamos sobrados. Un abrazo.

Lansky dijo...

El pajarito de la foto es una tarabilla, macho (Saxicola rubetra) y el recorrido interesantísimo; en cuanto tenga oportunidad lo hago siguiendo tus precisiones.

Un saludo

Juan Guijarro Moreno dijo...

Hola amigo Paco, veo que te estás haciendo un especialista en la arquitectura arqueológica de tu querida Córdoba. La verdad, tienes unas entradas muy buenas con un rigor documental estupendo. Los aficionados a esta disciplina deberían pasar todos por tu página. Me alegro de que siempre hayas tenido ese afán de conocimiento de lo que te rodea, de ir más allá.
Un abrazo fuerte.

Paco Muñoz dijo...

No lo conozco Lansky pero siempre se agradecen las aportaciones. Me pareció muy gracioso pararse en la antena del vehículo. En cuanto al recorrido te voy a enviar una fotografía de Google Earth con el lugar más detallado.

Paco Muñoz dijo...

Juan Muchas gracias, como se nota que nos apreciamos. Es que hay mucho dónde mirar, ayer estuvimos en Peñaflor y es una maravilla de pequeñas cosas, y en el mundo romano fue una importante ciudad, con vestigios por cada esquina.
Un abrazo.

Talbanés dijo...

Enhorabuena Paco, que entrada más buena amigo. La he leído con gran interés, como me hubiese gustado estar allí y ver en directo el acueducto y por supuesto escuchar las disertaciones. Ese acueducto queda apuntado en mi lisa de sitios por visitar en nuestra querida sierra cordobesa. Un saludo.

Paco dijo...

Andrés muchas gracias, en bicicleta va mucha gente. Y las disertaciones -las más importantes- están grabadas en audio que las puedes escuchar.
Un abrazo.

Vértice dijo...

Por fin, lo conseguiste.
Un saludo.
P.d. Aunque no escribo, pero te sigo fielmente.
Feliz Navidad.

Paco dijo...

Gracias Emilio, por fin llegué. Un abrazo muy fuerte y felices fiestas.