jueves, 2 de febrero de 2012

EGIPTO: A UN AÑO DE LA REVOLUCIÓN (CASA ÁRABE DE CÓRDOBA)

Portada del folleto

"Ha trascurrido un año desde la revolución del Tahrir en Egipto que forzó la renuncia del presidente Mubarak. Desde entonces, un Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas asumió el poder y se hizo cargo de pilotar el proceso de transición política. En este tiempo han tenido lugar una modificación del texto constitucional, legitimada con un apresurado referéndum, y unas elecciones legislativas en las que los Hermanos Musulmanes han conseguido una holgada victoria. Mientras tanto, las movilizaciones populares no han cesado, contestando la tutela militar del proceso y la perpetuación de numerosas prácticas del antiguo régimen. ¿Qué perspectiva de evolución se puede vislumbrar en este país clave de la región árabe a la luz de los resultados electorales y la formación del nuevo gobierno que deberá redactar una nueva constitución democrática?"

Los prolegómenos, fotos para la prensa

Con diez minutos de retraso sobre el horario previsto, comenzó la conferencia del Profesor Hassan Nafaa, de la Universidad de El Cairo sobre “Egipto: a un año de la revolución”. Lo presentó Amira Keider así como el encuadre de la misma dentro de la serie de las Primaveras Árabes que la Casa Árabe está ofreciendo. Glosó Amira su persona y señaló las líneas maestras de lo que iba a exponer, y le pasó la palabra al Profesor, que comenzó su disertación con la frase “En el nombre de Dios que es misericordioso, buenas tardes”. Punto de partida significativo, a nuestro juicio, de lo impregnado que está el mundo árabe de su religión, sin considerar que eso sea peor ni mejor que en nuestro mundo occidental, dónde la Iglesia ejerce un poder similar o en ocasiones quizás mayor. 

Dijo haber estado en Córdoba hace 35 años y cuando hoy paseó por la ciudad se ha vuelto a enamorar de ella aún más, que cuando la conoció por primera vez. Inició el planteamiento de su conferencia para tratar de exponer la diferencia entre lo que era la Plaza de Tahrir de El Cairo el 25 de enero  de 2011 y lo que es el 25 de enero de 2012, comparando así lo que ha conseguido la revolución, cuyo objetivo principal es implantar un gobierno democrático en Egipto.

El profesor  Hassan Nafaa

El 25 de enero de 2011 –consideró- fue importante que el pueblo se manifestara con la ayuda de su ejército, que fue un sueño ver a la gente; hombres, ancianos, mujeres y niños, delante de los tanques sin miedo. En el aniversario suele haber gente festejando la revolución pero ahora la diferencia es que el ejército es un escollo. Antes perecía haber unidad y ahora el ejército no está al lado del pueblo. Todos han estado siempre de acuerdo con la caída de Mubarak, del régimen, pero ahora hay razones política muy importantes.

Amina Keider de la Casa Árabe

Habló del pasado y de como siempre Egipto ha estado gobernado por el ejército. De la revolución de Nasser cuando se echó a Faruk -al que no mencionó abiertamente- y generó una esperanza en un pueblo que pasaba a ser una república. Recuerdo -para un niño de aquel tiempo- la subida de Nasser al poder que significó un revulsivo en el mundo árabe. Los Oficiales Libres tomaron el poder y Egipto empezó a sonar en el mundo. Nacionalizó el Canal de Suez y significó la intervención de las potencias occidentales. Se alineó con el mundo socialista y construyó la presa de Assuan (que en el mundo de la Cultura supuso el nacimiento de la UNESCO), con la ayuda importante del bloque soviético. Creó con Siria la RAU o República Árabe Unida que pudo ser la unidad de esa gran nación que pudo llegar a ser ese mundo árabe unido. Pero lamentablemente no cuajó el intento. 

Presentando al conferenciante

Después –dijo el Prof. Nafaa- Anwar Sadat le sucedió, cambiando el esquema socialista de Nasser y entrando en una política de conversaciones con sus naturales enemigos de siempre, los israelitas. Como dijo el Sr. Nafaa, era la mano derecha de Nasser, como siempre sería el militar poderoso el que dejaba como heredero a otro militar que había estado a su lado, y de casualidad sucedió Mubarak a Sadat, pero en éste último la sucesión fue contestada pues quería perpetuar la dinastía con su hijo. Había roto el esquema sucesorio militar egipcio después del nasserismo.

La plaza de Tahrir 

Continuó diciendo: Mubarak gobernó Egipto, el milenario Egipto con más de siete mil años de historia, con mano dura durante treinta años sin ninguna democracia. Anuló los partidos políticos y no permitió ninguna participación del pueblo en la vida política del país. Egipto llevaba más de 30 años sin guerras y por el contrario las hubo y muchas, con Nasser y Sadat. Ha participado en todas las conversaciones de paz y por ellas se podrían haber conseguido logros económicos para el pueblo. Hay que tener en cuenta también que hay cinco millones de egipcios trabajando fuera del país, y que las divisas que aportan son del orden de cinco mil millones de dólares anuales.

Escuchando la presentación

Más de un cuarenta por ciento del pueblo –dijo- está por debajo del umbral de la pobreza viviendo con unos dos dólares al día. Dieciocho millones de egipcios vivían en los cementerios. El sistema sanitario y educativo era antes mejor, con Mubarak empeoró y no había atención digna. Las razones sociales son, que la corrupción predomina por todos los ámbitos. Las FF.AA. son profesionales y consiguieron muchos dineros que venían de otros sectores económicos para asegurar la sucesión.

Inicio de la conferencia

El panorama es muy parecido a otros países, las razones como se ven fueron sociales, económicas y políticas. El inicio de la revolución –añadió- fue en la clase media, los desempleados y el extraordinario servicio que prestaron las redes sociales, pero no había una adscripción política determinada. Las redes unieron a gentes de toda índole, por ello la revolución se considera pionera. No era de ricos contra pobres, ni política, ni generacional, era un pueblo contra el régimen. Y se notaba la unión del pueblo. El papel del ejército fue muy importante y a primera vista  sirvió de apoyo, pues tenía control sobre el Gobierno.

El ejército tiene unas reivindicaciones distintas. Lo que decide el ejército es lo que se hace. Desde Nasser son los herederos. La revolución sin ideología, sin lideres, no era natural y en ese escenario era lógico que el ejército o mejor dicho el Consejo supremo de las FF.AA. tomara el poder. Ahora es distinto lo que quiere el pueblo y lo que quiere el ejército. Es lo mismo que antes pero con otro traje. Mubarak comenzó un proceso de reformas, por eso no cayó antes, pero eso no prosperó.

El profesor Hassan Nafaa

Consideró que había dos problemas principales. Primero la relación del pueblo con el ejército y el papel del ejército en el nuevo gobierno. Desde el año 1952 siempre ha sido el ejército el que ha marcado la pauta en Egipto. Y segundo que no se habían desglosado los gastos militares. Citó la estructura legislativa del país que tiene dos cámaras, el Consejo Popular y el Político que son los que eligen la Junta que está formada por 100 personas. En ésta los islamistas son casi el 70% de su representación por lo que se supone aprobarán una constitución a su medida. 

Habló de la unión de los Hermanos Musulmanes y los salafístas que suponen el setenta por ciento de los votos. Los Hermanos Musulmanes son una organización que funciona desde el año 1928, pero ahora es la primera vez que se convierte en partido. Dijo que no parecía un problema la diferencia de ideologías.  Y así fue desgranando la problemática y volviendo en diversas ocasiones al eje principal de la relación del pueblo con el ejército y el problema de la sucesión.

Durante la conferencia

Luego se sucedieron unas muy adecuadas preguntas en el debate, pero a mí me dio la impresión que volvió nuevamente al eje central y las dejó sin contestar o a medio contestar. En una de ellas se citó al Sr. El Baradei, y qué por qué había sido desbancado. A esto no le contestó  Que hablara sobre la comparación 25 enero de 2011 y 25 de enero de 2012 y que pensaba ocurriría en enero de 2013. Otro asistente le preguntó sobre la dimensión internacional si el ejercito abandona el poder y si habría violencia.  También sobre el conflicto USA/Israel con Irán. Una Sra. le preguntó si cree que la religión interfiere en la vida civil y esperaba que pasara al ámbito privado que es donde debe estar. Pero viendo la cantidad de partidos religiosos cree que eso no es posible. Un asistente preguntó si pensaba que algún país musulmán alcanzaría alguna vez la democracia. Otro se interesó sobre la preparación de los partidos islamistas. Una Sra. quiso saber que, si cuando hablamos de democracia estamos pensando en el modelo nuestro u otro distinto. Y si el ejército estaría dispuesto a dejar el acaparamiento del poder político.

El Prof. Hassan Hafaa y Amina Keider durante la exposición

Contestó que hay que pensar que en Europa es dónde ha habido los más importantes dictadores –no mencionó al general Franco-, señalando a Mussolini. Que un pilar importante del gobierno es la shura o consejo, el método de tomar decisiones en el mundo islámico, y que eso puede ser tan válido como en Europa. Que el despotismo no es patrimonio del mundo árabe, sino de todos los gobiernos. Dentro del mundo árabe hay diversos modelos y que él -continuó- no tiene miedo a los islamistas y piensa que todos deben defender un sistema democrático y plural. No se debe olvidar que el sistema capitalista ha llevado al mundo a muchas guerras, y que el Islam no es el culpable de los problemas del mundo.

Que Israel no quiere la paz, que es el único país que se salta todas las normas internacionales y las leyes, que habría que preguntarle si quiere la paz o sus intereses propios. Y que los estadounidenses han apoyado a todos los dictadores de la zona y luego los quitan, cuando ven el desarrollo de los acontecimientos. Pero manifestó la esperanza en que se solucionen los problemas y que la esperanza la centra en los jóvenes. 

Una pregunta muy certera sobre aspectos religiosos

Quien suscribe piensa que después de un año, en Egipto existe una gran amalgama de partidos, más o menos como en las otras primaveras, la gente se cansa, los de siempre se lavan la cara y continúan siendo los mismos, eso lo hemos vivido con eso que llaman la “transición modélica” española, o incluso con el 15M. El género humano, la ambición, los intereses y todo lo que lo rodea y sobre todo, las “guardias pretorianas”, los ejércitos, son siempre dragones que duermen, son los que tienen las armas y deciden si cambian o no de emperador al estilo de la antigua Roma para que no cambie nada.

De todas formas que cada uno se haga su composición escuchando el audio de la conferencia y las preguntas del debate.

Momento final de la conferencia y debate

Profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de El Cairo, también ha ejercido la docencia en Estados Unidos y en Omán, así como en distintas instituciones académicas egipcias. Es especialista en relaciones y organizaciones internacionales y en política de Oriente Medio, materias sobre las que ha escrito más de 40 ensayos.
Es un frecuente colaborador en la prensa egipcia y árabe. Antes de las revueltas de 2011, fue el coordinador de la Campaña ciudadana contra la sucesión del hijo de Mubarak como presidente de la República.”

Fotos Audio y Vídeo del autor, una de la red
Bibliografía y notas de la conferencia.

4 comentarios :

Lorenzo Miró dijo...

Mal lo veo y peor van a ir. Supongo que esta conferencia fue antes de los disturbios del campo de futbol.

Llama la atención que a los egipcios les dan la oportunidad de votar libremente para tener una democracia, y van y votan a los Hermanos Musulmanes. Y me temo que esos son todo lo contrario a lo que entendemos como tal democracia.

Y echando balones fuera con lo de las dictaduras y los israelies. Parece aquello de "Y tu más".

En fin Paco, muy interesante e ilustrativo.

Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

El mundo es muy complejo Lorenzo, y es difícil comprender a otras sociedades, Luego están los listos, entre los que incluyo a las religiones en un puesto destacado. Lo primordial de los pueblos es la cultura o la educación -que son cosas distintas-. Dificil de arreglar desde luego pues entran los intereses económicos de las grandes potencias que quitan y ponen a su antojo. Ya no habla nadie de Libia, como las empresas estarán repartiéndose el botín eso ya no es noticia de prensa, toda vez porque los medio están al servicio del capital, salvo honrosas excepciones.
Gracias y un abrazo.

fus dijo...

Me imagino Paco que la conferencia debiò de ser de lo mas interesante, como siempre el poder es muy dificil de dejarlo por las personas que consideran que ellos son los salvadores de la patria. He estado en Egipto y es una maravilla todo su estado y sus obras arquitectònicas, espero que el poder politico y militar le den una soluciòn ràpida y sin derramamiento de sangre.

un abrazo

fus

Paco Muñoz dijo...

Ya se lo comenté antes a Lorenzo Fus, la complejidad y a la vez la simpleza, porque siempre está detrás la codicia el espolio, el crimen para conseguir lo anterior, etc. A lo largo de la vida ha sido igual, siempre perdía y perderán "los parias de la tierra y la famélica legión", y luego está el coche de sociedades, en las que a pesar de las injusticias que conllevan siguen imperando las religiones y generando más injusticia aún. Estamos viendo, por poner un ejemplo, la ablación del clítoris en las mujeres en el siglo XXI, son las mismas mujeres las que lo aceptan, y no hablo de las niñas a las que mutilan, sino las madres ¿Por incultura? ¿Por cuestiones religiosas? Cómo vamos a comprender ciertas cosas. Y luego están los medios de comunicación en manos de los poderosos para que el pueblo oiga lo que ellos quieren que oiga. Aquí en España vamos por ese camino y salvo que salga un Juan Pablo I en la Iglesia Católica, su gerontocracia que parece de hace diez o quince siglos, cuándo pasaron de ser perseguidos a casi acabar con los contrarios, nos lleva por ese camino, implantando "su moral", dudosa al resto de los que ni nos va ni nos vienen sus pensamientos. Es muy complicado Fus es muy complicado.
Un abrazo y muchas gracias.