sábado, 25 de febrero de 2012

UN PERRO FLAMENCO Y UNA ORQUESTA INTERNACIONAL

El "Canis flamencus cordubensis"

En un maravilloso puente romano, después de su reparación, con un tráfico humano exagerado, que se asemeja a una ONU cualquiera. Ya no son los vecinos del Campo de la Verdad “que vienen  a Córdoba”, o los de Córdoba que “van a la Barriada de Fray Albino, a buscar novia de tipo fino”, hoy había –lo están todos los días–, unos personajes muy peculiares: un perro flamenco que, en nombre de su dueño pide una donación, antes se llamaba limosna, pero la dignidad canina es la dignidad, y una orquesta internacional compuesta por un contrabajo y un acordeón, ayudados por un amplificador.

La orquesta internacional

El can es un “canis flamencus” pues su indumentaria tiene poca duda, un sombrero cordobés y un clavel en el mismo, además de la seriedad y la majestuosidad característica del habitante de esta tierra de pescadores alados, como el que lo vigilaba desde arriba de su pedestal, ese que el gremio de curtidores y fabricantes financió, su restauración: “Mayor gloria de Dios y culto de nuestro Santo Custodio, el gremio de curtidores y fabricantes (…) esta santa imagen celebridad de la feliz exaltación al trono de nuestro católico monarca R.D. Carlos IV porque Dios le guarde muchos años”

El perro con su carro "del que no tira"

El que fue confidente de Roelas, posiblemente en las crisis febriles de su enfermedad, pero eso es lo mismo. El que cantó y dibujo Lorca, en el poema oración que dedicó a su tío Rafael Martínez Nadal, en carta fechada el 23 de octubre de 1928: “San Rafael Arcángel,/muchachito de azafrán,/amigo de los que navegan/por la tierra y por el mar./ Tu sacaste a Tobías/del fugitivo cristal,/ oprimiendo su cintura/movible de blanco pan./Arcángel de corazones,/de los que vienen y van,/ recuerda siempre  a tu siervo/Rafael Martínez Nadal./”

Dibujo de San Rafael de Federico García Lorca de su museo en Fuente Vaqueros (Granada)

Pues ese era el escenario que rodeaba al pastor alemán cordobés, con un carro que no tiraba por aquello de no herir la sensibilidad extranjera, en país de toros lanceados, de cabras desde el campanario y de corridas… de toros. En país al que no queda a la izquierda ni un miserable medio escrito dónde poder lamerse las heridas, pero que tiene capacidad para resarcirse de ello. Pues bien tiene, en por lo menos seis idiomas escrito:

El texto en español

“Hola amigos del mundo animal. Os doy las gracias por  vuestra donación. Gracias a vuestra donación no nos falta nuestra  comida, aseo, veterinario y educación para poder convivir  con la especie humana. Nuestro dueño nos tiene mucho cariño y nos trata muy bien, el carro es solo para llamar la atención, y echar fotos, nunca hemos tirado de él. Muchas gracias por ayudarnos y por vuestra donación.”

Otra pose seria de un serio can (el sombrero no es cordobés)

Luego, al alejarnos del lugar inundados por una luz insultante, seguíamos oyendo la orquesta, con popurrí en sones rusos en el que mezclaban; Noches de Moscú, Kalinka y otras, tipo “Capricho ruso” de Luís Cobos, y que nos permitieron, con el máximo respeto que nos merecen los músicos callejeros y los no callejeros, porque tenemos un hijo músico, compararlos con los de la orquesta del chiste de Fernán Núñez, aquella que cuando los visitó el Borbón de nuestra época, le tocaron la Cucaracha: “La cucaracha, la cucaracha…” y cuando el monarca les preguntó si podrían tocar otra cosa, por ejemplo, La Traviata y ellos le dijeron que si que tocaban todo y tocaron: “La traviata, la traviata…” con ritmo de la Cucaracha.

Fotos del autor
Dibujo del Museo de Lorca en Fuente Vaqueros (Graná)

14 comentarios :

Chary Serrano dijo...

Siempre es un placer venir por aquí y leerte.
Una entrada entretenida, divertida e instructiva.

Paco Muñoz dijo...

Chary muchas gracias, el motivo simple, principal, te permite introducir o aderezarlo de algunas cuestiones que requerirían muchas páginas, pero que están ahí al lado del motivo. Es como los venenos la diferencia entre curar y matar es la dosis.
Un saludo.

Molón Suave dijo...

Qué bueno, Paco. Me he hartado de reir... y de pensar. Qué grande es el ingenio de los que nada tienen para averiguarse las habichuelas. Y qué gran puente ha quedado después de la restauración, pese a las protestas (interesadas) de los vecinos de aquel lado del río. Por cierto, Rafael es un nombre hebreo que viene a significar "Medicina de Dios", una medicina especialmente efectiva en las ardentías femeninas.
Quizás un poco tarde me entero de que andas un poco pachucho. También de que te nombraron secretario de la asociació Amigos de Medina Zahara. Cuidate, que estás a un paso de entrar en el club de los jubilatas. Y enhorabuena por ese nombramiento.

Paco Muñoz dijo...

Querido amigo "Medicina de Dios", muchas gracias. Sí, somos un pueblo de picaros y de ocurrentes, de undangarines que no saben nada, pero si cogen los dividendos y se hacen palacetes de siete millones de euros, y de paquirrines cualquiera. Pero qué bien se lo montaban los hebreos con esa especie de bombero, aunque posiblemente si la medicina era de Dios a lo mejor el ardor no era amoroso y procedía de una uretritis o vaginitis cualquiera, pero da igual, es curioso. Lo del puente no tiene nombre es una maravilla, por lo menos para mí y cuando ves las fotografías de cómo ha estado, y la reforma de libro de principio del XX, y como está ahora no tiene comparación, pero siempre hay ortodoxos para todo, que si el corte de las losas, que si el color del granito, que sí… ingenieros de los jubilados de las obras de la ciudad, que si se sumaran las horas perdidas en la observación, critica y soluciones que dan, antes de la cultural partida de dominó, o se aplicara ese tiempo en otros menesteres sería, por lo menos para mi modo de ver ideal. Una modesta gripe, unos ejercicios ayudando a los albañiles, un carnet de identidad de cuando la explosión de Cádiz y la muerte de Manolete, y algo de depre por empezar la cuesta abajo, todo sumado. Y lo otro, lo de Medina es cuestión de amigos, claro y de haberme ofrecido para coger una piocha, no de otra cosa, pero gracias.

Lansky dijo...

¡Por fin un sombrero cordobés que le sienta bien a alguien! Claro que el perro es muy guapo...

Paco Muñoz dijo...

No es un sombrero cordobés Lansky, el cordobés es mas alto de copa

http://www.youtube.com/watch?v=8YzY-GZOJgM

Aquí puedes ver una fabricación de uno.

Saludos

Lansky dijo...

Entonces, Paco, el de Clint Eastwood en los spaguetti western no es cordobés, ¿verdad?

Mike S. Blueberry dijo...

Esta vena sarcástica y llena de fina ironía me produce una enorme satisfacción para este día de Andalucía. Gracias Paco por tu aportación.

Paco Muñoz dijo...

Lansky tienes que ver una fotografía del Guerra -cuidado, el torero- y ese es más legitimo, luego me imagino que las modas lo han ido desvirtuando, pero siempre ha habido una diferencia entre el sobrero cordobés y el sevillano. El del Sr.Eastwood no se el modelo pero seguro que en todo caso "almeriense".
Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Mike, no nos queda nada más que engujarnos las lágrimas elegantemente y, a pequeñas dosis como homeopáticamente, dejar caer, unas veces irónica otras directamente como lo haces tu, sin ambages, para curar lo nocivo que nos inunda -claro desde nuestro punto de vista, para otros será jamón de Jabugo- pero para mí no puede ser más venenoso.

fus dijo...

Que guapo has fotografiado al perro y lo de la traviata..traviata a ritmo de cucaracha...no lo sabìa. Espero que esa gripe estè ya en el destierro y ¿es verdad que te jubilas?....bueno si eres muy joven aùn....bueno si tù lo dices me lo creerè...

un abrazo

fus

Talbanés dijo...

Hola Paco, desde que nuestro querido Puente Viejo se peatonalizó (sobre todo tras la última gran restauración) es impresionante la cantidad de gente que hay siempre caminando por él y la variedad de procedencias, yo diría que Córdoba se está haciendo de nuevo cosmopolita (ya lo fue hace mil años, entonces por ser centro cultural y de poder del mundo, ahora por el turismo) y donde se ve más claramente ésto que digo es en ese lugar concreto de la ciudad. Hay una perspectiva del puente, mirándolo desde la zona de la Puerta del idem. (pero un poco más arriba hacia la Mezquita), desde allí, si lo miras al mediodía o por la tarde, que es cuando hay más gente cruzándolo, por el efecto de la perspectiva parece que estuviese abarrotado. Un saludo y enhorabuena por la entrada, a ver si tengo suerte y puedo ver al can flamenco un día de estos.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias por lo de joven Fus, como se nota que eres amigo. Pero es inexorable, el 17 de marzo de 1947, el año de la explosión de Cádiz y la cogida mortal de Manolete, 5 kilos y algo, de nalgas, y en su casa me tuvo la Loles (Dolores Carreras, mi madre), que quedó para el arrastre. Ese es un chiste de los muchos que tenemos de Fernán Núñez, como los de Lepe en Huelva y los de Maracena en Granada. En Córdoba tiene la fama Fernán Núñez y sin embargo le ganan algunos de Montalbán, a buenas personas no pues son lo mismo pero a brutos…

Paco Muñoz dijo...

Ha ganado en demasía Andrés, ya era hora. Yo lo he estado cruzando para ir a trabajar a la calle Tenerife, 73, durante muchos años, y aunque no había mucha circulación el cruce de dos autobuses de Pio XII –que entonces se decía que eran el colmo de una beata ponerse de rodillas delante del autobús de Pío XII, empresa en la que trabajé varios años, luego fui directivo de ella- y sobre todo en la bajada de puente que había que esperarse uno en la curva. Y si te subes al jardín empedrado de chino cordobés del Triunfo, desde la esquina mejor perspectiva, para mi digan lo que digan los detractores, es una obra excelente, más si miras las fotografías de principios del XX o finales del XIX, era una verdadera ruina. Pero estamos muchos “arquitectos” entre los jubilados y no jubilados que hicieron una cruzada, con todo el derecho del mundo si de verdad creían en ello. Pero es que había entre ellos algunos que habían sido alcaldes de esta ciudad que se las trae, cuando tienen en su haber destrucciones del patrimonio horrorosas. Podemos estar orgullosos del conjunto, aunque yo lo estoy muy poco de determinados dirigentes vecinales que quieren el tráfico como antes por la Ronda de Isasa y la Avenida del Alcázar, y que creen que representan al Campo de la Verdad en pleno, eso sí que es una aberración. Desde la Cruz de Rastro, hasta la Cuesta de la Cárcel, sólo los cuatro curas que tiene cochera en San Pelagio, y los residentes del otro tramo y pare de contar, el resto es estropear. Y las procesiones –que luego no limpiaran el pavimento de la cera- pueden hacer más penitencia por el nuevo y el del Arenal, que más kilómetros hacen los adictos sevillanos. Sólo para el peatón puro y duro, para su disfrute.