viernes, 2 de marzo de 2012

EL MILIARIO DEL PUENTE DE RABANALES


Fotografía del miliario LXII

El Otro día cuando buscaba unos datos sobre el Puente del arroyo de Rabanales, tuve que ojear una publicación de la Comisión de Antigüedades de la Real Academia de la Historia, en su volumen 7 de Jorge Maier, y en el apartado dedicado a Córdoba, venían una referencias a unas notas del 24 de febrero de 1876 en la que se citaba una noticia del diario El Imparcial acerca del descubrimiento de un miliario romano en las cercanías del Puente de Rabanales. Esta noticia me llamó la atención y busqué ampliación de la misma, encontrando en un Boletín de la Real Academia de la Historia unos textos de Enrique Romero de Torres, y de Fidel Fita, que transcribo textualmente, obviando la parte que dedica Romero de Torres al descubrimiento de otro Miliario en los terrenos de Villarealejo.

En la nota que está fechada en 1º de febrero de 1910, menciona Enrique Romero de Torres que el miliario estaba colocado en el arco de Bendiciones del Patio de los Naranjos de la Mezquita de Córdoba, con un notable deterioro, y acompaña una fotografía. En otra nota se refleja un dibujo del citado miliario cuyos autores son Francisco de Borja Pavón y Rafael Sierra y Ramírez, y luego adjunto un texto del  Trabajo de D. José María Almendral Lucas, Ingeniero de Camino, Canales y Puertos titulado  Caminos antiguos entre Cástulo y Córdoba donde se cita el mencionado miliario también.

Miliario LXII en las cercanías de la puerta de Deanes del Patio de los Naranjos

"BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

Del emperador Tiberio sólo se conocen en Córdoba dos miliarios. 

El primero (Hübner, 4.712) está colocado en el arco de las bendiciones de la catedral, y está muy estropeado. Según antiguas especies contaba LXIV (64) millas, como el de Augusto (Hübner, 4.701); pero este número se ve retocado por mano moderna y creo que se reduce en su original a LXIII (63). El segundo se ha perdido. Estuvo en la calle del Viento, de la que fue trasladado al Museo de Villaceballos, donde en balde lo buscó Hübner (núm. 4.715). Marcaba 82 millas. Uno y otro, como el presente de Villarrealejo, o de la Casa de Postas, contaban de la misma manera el año de su instalación, que corría entre el 35 y 36 de Cristo, imperando Tiberio.

El Sr. Marqués de Santa Rosa, poseedor del insigne miliario, cuya fotografía ilustra este breve Informe, se dispone a trasladarlo al patio de su casa de Córdoba, y a cederlo quizá después de sus días al Museo Arqueológico de la provincia.

Córdoba, 1º de Febrero de 1910.
ENRIQUE ROMERO DE TORRES, 
Correspondiente.

LA VÍA AUGUSTA DEL GUADALQUIVIR DESDE EL ARCO DE JANO HASTA. EL OCÉANO

Cuatro kilómetros antes de llegar a Córdoba, la carretera general de Madrid a Sevilla, que pasa por Bailén y Andújar, cruza el arroyo Rabanales (1), sobre un puente junto al cual en el año 1876 se halló un precioso miliario, registrado por Hübner, bajo el número 6.208 en el suplemento de su gran colección epigráfica. Debió este miliario erigirse junto al puente, o a no mucha distancia de él. Es del año 39 de J. C., imperando Calígula; y señala el trayecto de 62 millas, contadas desde el arco de Jano Augusto, cuya situación a punto fijó se ignora. (2), y será fácil determinar aproximadamente, andando el tiempo con el auxilio de otros miliarios que se descubran y con la luz de los datos que ya poseemos.

Tomando por primera base positiva del cálculo el trazado de dicha carretera general, donde han aparecido los miliarios, cercanos, o pertenecientes a la vía, antes y después de Córdoba, observo que en el puente de Rabanales se marca distante de Madrid el kilómetro 387 y en la Casa de Postas, dentro del territorio de Villarrealejo, el espacio comprendido entre los kilómetros 417 y 418. La diferencia viene a ser de unos treinta kilómetros, o de veinte millas romanas, poco más o menos, que sumadas a las 62 del miliario del puente de Rabanales, producen 82. Y con efecto en la Casa de Postas, se vieron los miliarios LXXVII y LXXXI (Hübner; núms. 4.713 Y 4.714), y ahora se ha mostrado el LXXVIII, cuya descripción y fotografía nos ha proporcionado D. Enrique Romero de Torres. Del mismo lugar se llevó probablemente a Córdoba el miliario LXXXII (Hübner, 4.715), coetáneo del LXXVIII. Allí tal vez se ocultan el LXXIX y el LXXX.

Semejante aglomeración de miliarios en un mismo sitio, no puede parecer extraña. Siete miliarios de la vía romana, que iba de Barcelona a la ciudad de Vich, habiéndose juntado en el. molino de Set Canas, al qué dieron nombre, fueron objeto de un estudio publicado en el BOLETÍN académico (3).

La fotografía del miliario LXXVIII, que nos ha enviado el Sr. Romero de Torres, merece en particular que la estimemos, porque demuestra ser innegable la designación, si bien excepcional, o digámoslo así anormal, del año 21 del sumo pontificado de Tiberio, que Hübner con justa suspicacia enmendó en las copias de los miliarios coetáneos (4.712 y 4.715), que expresan respectivamente 64 y 82 millas de esta misma vía.

Ante la evidencia no cabe oponer dificultades, que se resuelvan, atendiendo a que todo argumento negativo, fundado en la carencia de ejemplos, se disuelve con la presencia de otros y la reflexión prudente sobre las circunstancias que lo acompañan. En los miliarios de las provincias distantes o muy lejanas de Roma, ocurren alguna vez estas anomalías, mas no sin causa, con el fin de mejor precisar el tiempo. Sabido es que el emperador Tiberio obtuvo la dignidad de Pontífice máximo en 10 de marzo del año 35 de la Era Cristiana. El año XXI del pontificado comenzó por lo tanto en 1o de Marzo del año 35; y de consiguiente la fecha de los tres miliarios no es anterior a ésta; y no dista mucho de la del fallecimiento de Tiberio, que aconteció en 16 de Marzo del año 37.

Con esta nota cronológica se avienen las demás que los tres miliarios señalan. Tiberio fue aclamado Emperador por vez octava, hacia el año 21, y no volvió a serlo; fue Cónsul por quinta y última vez en 1º de Enero del año 31, y su tribunicia potestad comenzó a fines de junio del año 2 antes de J. C. El año 37 de ésta potestad, empieza a correr desde mediados del 35 de Cristo; y es de tres meses posterior al principio del año 21 del pontificado (4). En resolución, estos tres miliarios concordes y bien concertados en sus cuatro designaciones cronológicas del imperante Tiberio, se erigieron durante el intervalo que corre desde el promedio del año 35 de J. C., hasta el 10 de Marzo exclusive del año siguiente.

Y toda vez que en estas disquisiciones, tan delicadas por las equivocaciones a que están expuestas, como por la importancia histórica y geográfica que incluyen, no ha de estar por demás toda precaución, he pedido al Sr. Romero de Torres la irrecusable fotografía del miliario del Puente de Rabanales, ahora existentes en el Patio de los Naranjos de la catedral de Córdoba. He aquí la fotografía, que además de probar mi aserto, constituye un ejemplar preciosísimo de la escritura monumental, estilada en Córdoba durante el año 39 de J. C.

MILIARIO DE RABANALES (CÓRDOBA)

C(aisus) Caesar Germanicus, Germanici Caesaris f(ilius), Ti(berii) aug(usti) n(epos), divi Aug(usti ) pron(epos), divi Juli abn(epos), aug(ustus) p(ater) p(atriae) co(n)s(ul) II, imp(erator), trib(unicia) pot(estate) II, pont(ifex) max(imus). A Baete el Jano augusto ad Oceanum, LXII.

En Córdoba se contaba por consiguiente el miliario 64, o tal vez el 65.

Por desgracia no se han descubierto otros miliarios anteriores, o que marquen de la misma vía menor número de millas. En Obulco, o Porcuna, ha de buscarse otro, pues consta por Estrabón (5) que la vía pasaba por esta ciudad, y que su distancia , hasta Córdoba era de trescientos estadios, o de 37 millas y media, que restadas de 64 y media, producen 27; distancia más o menos aproximada hasta el arco de Jano.

Por otro lado Estrabón, midiendo por esta vía la de la longitud de la Bética, declaró que no excedía mucho de dos mil estadios o de 250 millas romanas (6), cuya justa apreciación manifiestan por un lado el miliario de Hasta Regia, que marca 222 millas (7) y por otro lado las estaciones consignadas en el Itinerario de los Vasos Apolinares y en el del emperador Antonino Caracalla (8).

Madrid, 16 de Febrero 1910
FIDEL FITA.

(1) Itinerario descriptivo militar de España, formado y publicado por el Depósito de la Guerra, pág. 64. Madrid, 1867.
(2) Hübner, La Arqueología romana de España, pág. 99. Barcelona, 1888. 
(3) Tomo XIX, págs. 532-536.
(4) Véase Dessau, Inscriptiones latinae selectae, vol. I, pág. 41, núm. 152. Berlín, 1892.
(5) III, 4, 9
(6) III, 2, I.
(7) Hübner, 4.734
(8) Este Itinerario de Antonino (núm. 7) marca desde Hasta Regia hasta el Océano, o hasta el puente de Zuazo (ad Pontem), 30 millas; que sumándose a 222, dan exactamente el número de estadios propuesto por Estrabón."

Texto del  Trabajo de D. José María  Almendral Lucas, Ingeniero de Camino, Canales y Puertos 
 "Caminos antiguos entre Cástulo y Córdoba" 




Texto del oficio de Borja Pavón y Sierra Ramírez

Dibujo de Fco. Borja Pavón y Rafael  Sierra Ramírez

Portada del libro de la Comisión de Antigüedades

Los diferentes textos lo explican todo y no es necesario extenderse en ellos, simplemente volver a decir que, en esta ciudad, en cualquiera de sus rincones o en sus alrededores, existe una riqueza patrimonial de miles de años, la pena es que quienes tienen que protegerla y promocionarla, se pierden la mayoría de las veces en temas banales, muchas veces por cuestiones partidistas, otras por falta de visión de futuro y la mayoría de las veces por inoperancia. Y no vale entrar en cuestiones presupuestarias, porque posiblemente con una política adecuada los costos serían infinitamente inferiores a lo que se piensa y sobre todo el producto que se obtenga es sin lugar a dudas inmensamente mayor.

Fotografías de diversos artículos

8 comentarios :

Molón Suave dijo...

Lo que puede dar de sí un puente hoy casi perdido, Paco, y qué estupenda labor realizas. Ahora bien, fíjate el lío que se traen con el llamado Palacio del Sur, cómo se van a acordar de estas cosas antiguas y (para ellos) hasta despreciables. ¿Y dónde se encuentra ahora este miliario? ¿Lo sabes? En el texto de Fidel Fita se dice que está en el patio de los naranjos. Pero no estoy seguro.

Vértice dijo...

Magnifica la entrada Paco.
Un saludo

Paco Muñoz dijo...

Rafael en primer lugar muchas gracias. Me quedo con “cosas antiguas y (para ellos) hasta despreciables”, y es la verdad a los dirigentes(posiblemente salvo honrosas excepciones) ni les va ni les viene, y he dicho dirigentes porque no dirigen nada, a pesar de que el bufón de Merkel de turno, se ha tirado un “rentoy”, la soberanía se perdió cuando se entró en el juego de mercaderes europeo. Dinero de España al 1% por ciento para los “excomulgados” (debieran estarlo pues seguro son píos hombres de familia) usureros que se llaman banqueros y por ende mercados, para que se lo presten a España al 6%, ganando un 5% de miles de millones de euros sin mover ni un euro físicamente, porque estamos hablando de apuntes bancarios, anotaciones en papeles. Eso es la UE (unión de extorsionadores) europea, con una serie de peones (cagones) subordinados. Bueno es la inercia de la indignación que se sufre y se acrecienta cuando el aborregamiento del pueblo los magnifica con sus votos, es decir les da la cuerda para que le apriete el cuello. Veremos la miseria intelectual de Andalucía a finales de marzo. Porque clama al cielo y hay que ser tonto para darle el poder al del caballo, con derecho de pernada, y dueño de vidas y haciendas. Envidio al pueblo islandés.
Perdóname Rafael, pero aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid…
Los miliarios están en el Patio de los Naranjos de la Mezquita -bueno cuatro-, los fotografié todos el otro día, porque descubrí que el que creía era el de Rabanales, no está en la Puerta de Bendiciones, sino más hacia la Puerta de los Deanes y es el que he puesto cambiando la fotografía que consideré era errónea. El que me interesaba de momento, pues quiero profundizar algo más en ellos y dedicarles una entrada, es el 62 (LXII), no el 64 (LXIIII) que era el de la foto. Ahora la fotografía coincide con el dibujo que Borja Pavón y Sierra hacen. Concreto, en la puerta de Santa Catalina, siempre en la pared sur del patio de los Naranjos, hay cuatro, uno en las cercanías de la citada puerta, dos en la de Bendiciones y el otro cerca de la de los Deanes. Cuando estaba fotografiándolos el guardia me miraba con mucha atención y me dio la impresión que iba a decirme algo, como cuando le dice a las señoras que se pongan un chal que venden en la tienda de frente a la Puerta del Perdón, peo no seguro sería curiosidad ver a un oriundo fotografiar una cosa que normalmente no se fotografía, y que a lo mejor ignora lo que es. Pues a uno de ellos le han puesto una inscripción posterior sobre Jesucristo, que otra mañana me llegaré y fotografiaré completa.

Paco Muñoz dijo...

Emilio muchas gracias.
Un abrazo

Vértice dijo...

Cuanto razón tienes amigo Paco, yo era de los que creían que Europa y el Euro eran un gran invento y que todos los ciudadanos de esta vieja Europa por fin seriamos uno, y que mentira tan grande, como nos han engañado, al final creo que todo esto lo que ara es traer mas diferencia entre los pueblos de Europa.
Un saludo

Paco Muñoz dijo...

Un gran invento si hubiera sido una Europa política no monetaria, o mejor dicho ambas cosas, con igualdades salariales y fiscales, no sólo en el tráfico de esclavos y capitales que es lo es o de los mercaderes.
Subvenciones a los grandes terratenientes, protección a la agricultura de determinados países en detrimento de otros etc.etc. y sobre todo obligatoriedad de comprar armamento a los poderosos.
Saludos

fus dijo...

Tienes razòn Paco que el fallo de Europa es que solo tenemos una moneda en comùn pero en la Europa polìtica cada uno baila con la que mas le guste. Y esto nos lleva a tener una Europa endèmica.

un abrazo

paco

Paco Muñoz dijo...

Y la fiscal, y la social, aunque ambas entran en la política y enfrente el dólar.

Un abrazo