miércoles, 7 de marzo de 2012

LAS CUEVAS ROMANAS

Monolito a la entrada al jardín

Hace tiempo que venía pensando en realizar una entrada de las Cuevas Romanas. Este lugar está entre el arroyo de los Pradillos y la N-432, para los cordobeses no existe duda, es la primera calle a la derecha del camino del Santuario de Linares, tomando la primera salida de la N-432 dirección Badajoz, la nº 265, nada más subir la cuesta de Pedroches. 

Vista aérea de la situación

Como tal, el pasado domingo me dispuse a pedir el permiso reglamentario al propietario del restaurante, donde está ubicado el monumento de más de dos mil años que ha surtido de piedra a la Córdoba de entonces. Muchos de los monumentos cordobeses están realizados con esa piedra calcarenita. Manuel Pérez el propietario, que a su vez también gestiona Casa Salinas de la Puerta de Almodóvar, fue -como es natural en su familia, a la que conozco desde hace casi cuarenta años, pues Josefina, a la que queremos mucho todos los que hemos tenido hijos en el Colegio público Juan de Mena,  es su madre, y Manolo su padre ha sido mi peluquero hasta que se jubiló-, todo amabilidad.

Pasarela de una de las entradas a las cuevas

En el transcurso de la conversación, que derivó por los problemas que afectan al sector, como consecuencia del abuso de las entidades bancarias, que ahogan a las familias, hablamos de cuando mi hijo Gabriel, profesor hoy de guitarra del conservatorio, junto con un grupo pretendieron realizar un espectáculo flamenco en el marco incomparable de las Cuevas. Pero los tiradores conservadores, egoístas, y aprovechados del mundo flamenco hicieron lo imposible para que aquello no llegara a feliz término. Es una especie de monopolio que desde luego funciona por la desidia de los demás.

Perspectiva de grandiosidad del conjunto

Luego repasando el folleto, y la Web Cuevas Romanas, descubro que mi admirado amigo Fernando Penco Valenzuela, arqueólogo, investigador escritor y director del Museo del Cobre de Cerro Muriano, es el autor de los textos que transcribo, porque un lego curioso como yo en la materia ante sus conocimientos, con decir amén ya es suficiente. Otra cosa es poder expresar la espectacularidad del yacimiento, que apabulla, sobre todo su simetría, su rectangularidad, sus columnas estudiadas hace dos mil años para soportar los techos, sus paredes con las marcas de los sufridos canteros de entonces, su encanto.

Simetrías, rectángulos...

El lugar es la zona que fue de peroles por excelencia Peña Tejada, o el cerro Aulagar, cuando no existía la urbanización que lo ocupa, eso sin tener en cuenta la población de casitas adosadas con hortera y abandonado “mausoleo”  en su entrada, de las cercanías, que al igual que un clérigo famoso ya jubilado firma sus “regalos “ al pueblo de Córdoba, para compensar la tala criminal de cientos de encinas, efectuada con determinadas complicidades administrativas . Esto es desde luego para un trabajo exclusivo y sobre todo puede desvirtuar la belleza y el lugar que tratamos de describir. Decir que no pude reprimir a la entrada de la calle tener un recuerdo para Enrique Molina, médico, lamentablemente fallecido joven, que en ella tenía su retiro de amante de la naturaleza .

Desde dentro, el jardín exterior

“Excavada en calcarenita miocénica y areniscas blancas, la Cantera del Cerro “Aulagar” constituye, sin duda, uno de los ejemplos más relevantes y monumentales de la península ibérica. Con toda probabilidad de origen romano, ésta es equiparable a las canteras de toba de tipo “fosase” de la región del “Latiún”, como son los casos de la Gruta Oscura o la de “Aniene”, en las que se aprecian las grandes salas originadas por la extracción de enormes bloques de piedra.


Otra vista interior

La Cantera del Cerro de Aulagar cuanta al menos con una gran sala y diversas galerías. Resulta fácil apreciar los elementos propios en este tipo de yacimientos: marcas de herramientas de cantería, desgaje de bloques de gran volumen, frente de cantera, pilares desbastados para sostén del elemento horizontal, huellas de fuego pertenecientes a lámparas de aceite (lucernas, candiles…)


Simétrica sala rota por la formación central

La proximidad del yacimiento a la vía que unía a la capitales de “Corduba” y “Emérita”, y que debió de servir para transporte de la materia prima hacia la Colonia Patricia Corduba, y su posible uso como cantera en periodos posteriores (islámico, bajomedieval, etc.) hacen de este monumento un caso único en la región. Fernando Penco Valenzuela, Arqueólogo.”

Un banquete en las cuevas

“Gastronomía, historia y arqueología, se funden para dar lugar a una propuesta única en Andalucía, El Restaurante Cuevas Romanas. La más sugerente cocina tradicional cordobesa en el interior de un conjunto arqueológico de más de dos mil años de antigüedad.


Salón principal del restaurante

Las Cuevas Romanas del Cerro Aulagar, descubiertas en 1929, son uno de los hallazgos arqueológicos cordobeses  más relevantes de los últimos tiempos.  Por su proximidad con la vía que unía a  las capitales de “Emérita” y “Corduba”, todo indica que sirvieron como cantera para el abastecimiento de material utilizado en la construcción de monumentos en la Colonia Patricia “Corduba” y en periodos posteriores.”

Máquina de presión

“En este entorno cargado de historia y belleza se sitúa la más novedosa oferta gastronómica y cultural de Córdoba, el Restaurante Cuevas Romanas. Conocerlo y disfrutarlo será un placer.”

"Estrabón llegó a decir de sus gentes que se adaptaron a la manera de vivir de los romanos hasta el punto de olvidar su propio idioma. Desde aquí, partían hacia Roma naves cargadas de trigo, aceite, salazones y metal. Corduba, capital de la Provincia Ulterior, era residencia estable del Procónsul y una de las ciudades más prósperas de Hispania” 

Es curioso señalar que Estrabón que es el autor más consultado de aquel tiempo nunca estuvo en Hispania.

“Ellos, bajo tierra, en las galerías de día y noche van dejando la piel y muchos mueren por la excesiva dureza de tal labor. Pues no tienen casi ni respiro en sus trabajos, sino que los capataces, a fuerza de golpes, les obligan a aguantar el rigor de sus males, y así echan a barato su vida en condiciones tan miserables (…) (Diodoro, V. 36-38) Relieve minero romanos procedente de Linares

“Plano de las canteras correspondiente a la Gran sala y una de las galerías. Se trata de una explotación en fosase, similar a las canteras de tobas volcánicas de Aniene, Cappellaccio o Grotta oscura en la región romana del Latium. Esta cantera, probablemente de origen romano, debió de estar en uso durante siglos.”

“Bajorelieve funerario de un cantero en el que se representan una escuadra, un martillo de caras cóncavas y una escoda (Museo del Berry Bourges), según J.P. Adam.”

Curioso artilugio

Fotografías y vídeos del autor, otras de la Web Cuevas Romanas.
Textos de la Web Cuevas Romanas y folleto de las misma.

6 comentarios :

Molón Suave dijo...

Un sitio espectacular que no muchos cordobeses conocen, por lo que tu entrada resulta, a más de interesante, muy oportuna. Quizás, algún mal pensado estime que se trata de publicidad para el restaurante, pero valió la pena correr el riesgo. Lo que no entiendo muy bien, Paco, es cómo un monumento de tal calibre puede ser de propiedad privada.

Lorenzo Miró dijo...

Espectaculares cuevas. Me recuerdan las que hay debajo del castillo de Bellver, aquí en Palma. Estas también se crearon al extraer el material para la construcción del castillo.

Un abrazo!

Paco Muñoz dijo...

Rafael yo lo he pensado también pero lo he hecho porque tú no sabes la amabilidad con la que me trataron, y la de facilidades que tuve para hacer lo que quisiera allí, y sobre todo porque a esa familia la conozco de toda la vida, y porque hablamos de muchas cosas y se del estado complejo en el que está el negocio y mi hijo Gabriel en su momento sufrió, cuando quiso con otra gente hacer frente a un monopolio flamenco de esta ciudad y perdió la batalla, y afortunadamente ganó, de momento otra, su puesto en la enseñanza del Conservatorio. Y como somos mayores y tolerantes que cada uno piense lo que quiera. Y cuando hablamos de la Mezquita, o de cualquiera de los muchos centros de culto… no le hacemos propaganda.
No se contestar a tu pregunta adecuadamente sobre la propiedad. Pero pasa igual con San Jerónimo, con la Mezquita, con el monumento a los muertos en la Batalla de Alcolea, y pienso con muchos más que se me olvidan y que son privados, que tienen la normativa de la obligatoriedad si son BIC, de permitir su visita, pero el derecho a exigir al estado o a la comunidad que arbitre los mecanismos de apertura y visita sin que le cueste el dinero al propietario, y como no lo hace –estoy pensado en San Jerónimo- los cordobeses nos quedamos a la espera de una migaja de cualquier institución que organice una vista restringida y pequeña en tamaño, para poder disfrutar de ese monumento.
Saludos y un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Amigo Lorenzo, espero poder, después del diecisiete oficialmente, de hoy prácticamente, y si los dirigentes de tu comunidad en lugar de darle al yernísimo dineros, y los nuevos propietarios del solar patrio por la gracia –vaya gracia- de los votos, y las directrices de la señora teutona, no lo quitan –soy tan gafe que seguro ahora que me toca a mí no continúan con el programa- poder visitar tu tierra, ver sus excelencias y darte un abrazo.

fus dijo...

Paco es sorprendente ver este tipo de cuevas romanas en manos privadas, me imagino que algùn mantenimiento tendràn que darles, igual tienen subvenciones. Por otro lado es una maravilla que des a conocer estas cuevas, ¿solo se pueden ver si se pide permiso al Sr. del restaurante?.
Y otra pregunta que me hago es si se han encontrado restos arqueològicos como vasijas etc.
Como siempre sorprende con tus investigaciones y tus fotos.
un abrazo

Paco

Paco Muñoz dijo...

Amigo Fus, que yo sepa no tienen mantenimiento y tampoco subvenciones, y claro cuando está abierto el restaurante no hay problema en visitarlas. Lo de los restos no te lo puedo precisar pero lo preguntaré.

Muchas gracias por tus palabras y un abrazo.