sábado, 24 de marzo de 2012

UN BARQUITO CHIQUITITO... EL TATOOSH

La popa y babor del yate

El pasado diecisiete de marzo fuimos a festejar Conchi y quien suscribe, mi jubilación a Málaga y le hicimos una visita al barco del amigo, Pablito G. Allen, cofundador de Microsoft, una buena persona que se ha dado cuenta que le puede tocar el malfario, como le tocó, aunque de momento se ha librado, a pesar de tener dinero como para ahogar a medio mundo. Y ahora se dedica a su ocio de navegar y gestionar una fundación  Paul G. Allen Family Foundation. Nos trajimos de la visita un catarro común que aún nos dura, por ser posiblemente de tierra adentro y estar poco acostumbrados a la brisa marina.

La proa del Tatoosh, destaca el palo del velero

Aquí lo importante es el barquito que estaba atracado en el flamante muelle 2 del puerto malagueño al que llegó para su mantenimiento desde Gibraltar. Hay que decir que de vez en cuando le suele alquilar el barco a determinadas personas, algunas de ellas “bastante respetables”. 

Con la catedral de Málaga al fondo

Como puede ser “Teodorín”, hijo del dictador de Guinea que salió de teniente de la Academia Militar de Zaragoza, y que después le dio a su tío Macias, un pequeño golpe y desde  el 1979 está a cargo del país del golfo (no es un juego de palabras), pues bien a “Teodorin” le ha costado 400.000 libras el disfrutar del barco durante un crucero en la Navidad. Claro con la "reforma laboral" guineana han conseguido reducir el déficit del país y por lo menos se pueden permitir, los pobres gobernantes, hacer una viajecito en las fiestas.

Estribor y la proa del yate

El barquito lo encargó el magnate de la telefonía Craig McCaw, y se construyó en los astilleros de Nobiskrug, sitos en la ciudad alemana de Rendsburg. Corría el año 2000 y en el 2001 lo adquirió Pablo G. Allen por cien millones de dólares de hace doce años. Todo tipo de equipamiento se puede encontrar instalado en el barco. 

El helicóptero en su helipuerto

Tiene cinco cubiertas, en la superior  se encuentre una Master Suite Greg, un salón y diversas habitaciones. Por la cubierta principal un salón con chimena de piedra caliza francesa. En la popa una piscina en sombra de 1,8 m. de profundidad. Tiene sala de cine y un tanque para langostas (¿?) 

La lancha a motor de la cubierta superior

Como puede verse en las fotos dispone de helipuerto y helicóptero incorporado, un barco a motor en la banda de estribor de la marca Hinckley y un velero de la misma marca, de doce metros de eslora estibado a babor. Entre lanchas y motos acuáticas cuenta con cinco embarcaciones más de la marca See-Doo. El atraque le cuesta mil euros diarios y la tripulación la componen unas treinta personas de distintas nacionalidades: finlandeses, británicos, canadienses, filipinos, sudafricanos…

Donde ponen las empresas los patriotas españoles que nos salvaran de la crisis y que ojalá se los comiera el de la Fuensanta.

"Ficha técnica:
Eslora: 92,42 m.  Manga: 14,94 m.  Calado: 4,30 m.  Tonelaje: 3.229 gt.
IMO: 1006336  MMSI: 319801000  Distintivo de Llamada: ZCIF8
Astillero: HDW Nobiskrug  (Rendsburg, Alemania)  Nº: 757  Año: 2000
Propulsión: (2) Deutz SBV16M628  Potencia: 3300KW.
Propietario: Paul G. Allen.
Puerto de registro: Georgetown Guyana  Bandera: Islas Caimán."


Un mensaje: mañana domingo es día de votaciones en Andalucía, votemos para que nuestros gobernantes banqueros y asesores de grandes empresas, puedan también gracias a la "reforma laboral"  hacer un viajecito en barco, y que no se resfríen como nosotros delicados proletarios. 


Fotografías del autor y de Santiago Mena
Vídeos de You Tube
Datos técnicos de Jaime Pons

12 comentarios :

Juan Guijarro Moreno dijo...

¡Vaya con el yatecito!, si es que lujo ha habido siempre y lo habrá, supongo; como ha habido pobres y los habrá siempre también, también supongo. Espero que lo pasarais bien en vuestro viaje, aunque no dispusierais de 400.000$ para alquilar esta joya de la repanocha. Un abrazo

Eduardo de Vicente dijo...

Bueno Paco felicitarte por tu jubilación y que te sea entretenida, ya sin obligaciones laborables a vivir la vida.
Una pasada el barquito.
Suerte para mañana y que los andaluces sepan elegir.

Un abrazo.

Eladio Osuna dijo...

Por encima de toda otra consideración, recibe mi más efusiva felicitación por tu jubilación. Bienvenido al Club (mientras nos lo dejen)
Conociéndote, estoy seguro que tu familia será la primera en disfrutarla y los demás, los que te seguimos en la WEB, porque ahora tu producción seguró que se incrementará más aún

Paco Muñoz dijo...

Querido amigo Juan, ya ves volvimos con catarro por la brisa marina, si es que nos nos pegan determinados lujos a los proletarios, nos contaminan. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Eduardo amigo, muchas gracias. También espero que los andaluces elijan adecuadamente, porque si no nos espera una larga travesía del desierto a los trabajadores bueno, y a los jubilados. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Amigo Eladio, en primer lugar muchas gracias por aceptarme en el Club. Y eso mientras nos dejen. Decirte que no puedo ponerte comentarios en tu blog, me es imposible. He probado de todas maneras y no puedo me rechaza la dirección. Pero no dudes que te sigo y te leo.
Un abrazo.

Molón Suave dijo...

Paco: Te veo con muy buen ánimo y mejor humor, a pesar del catarro. Y me alegro. ¡Menudo yatecito! Y por lo que leo, es visitable. ¿Para qué querra la gente algo tan desorbitado? ¿De verdad se es feliz con esas cosas? ¿Y se pude uno pasear por esos mares sin temor con la bestialidad de hambre que hay por medio mundo? Sin temor y sin vergüenza, claro. ¡Es tremendo!
Escribo este comentario a las siete y media. Tal y como iba la participación a las seis, me temo que que dentro de media hora el tío del yate estará más contento, aunque no sea español, y nosotros bastante más tristes. Ojalá falle en mi augurio, porque apañados vamos.
Un abrazo y a mejoraros los dos, Conchi y tú, rápidamente.

Paco Muñoz dijo...

Querido amigo Rafael, estamos haciendo un esfuerzo de voluntad para no caer en el pozo. Sí que es visitable pero como comprenderás al que suscribe no le dejan pasar por la puerta siquiera. Si observas, al propietario le diagnosticaron un linfoma y le cogió miedo al asunto, claro eso se lo diagnostican, si llegan a tiempo de diagnosticárselo al albañil del tercero, y entrega el palustre inmediatamente. Para eso sirve el dinero, aunque muchas veces ni para eso, cosa que a mí me llena de satisfacción, no por el dolor ajeno, sino por la igualdad de oportunidades. Si ves la fundación del Sr. la filantropía es de risa, seguro que es para ahorrarse fiscalidad.

Te contesto con la tranquilidad de saber los resultados ya. Al del yate le traerá sin cuidado pero el moreno estará cabreado, es que ya es la quinta vez. Seguro que le darán un ministerio o carguillo importante para quitarlo del cachondeo. No sabes cómo me alegro de que hayas fallado.

Un abrazo muy cariñoso para los dos y como siempre el deseo de la mejoría en la recuperación, nosotros vamos mejor y con el bálsamo de hoy más.

Talbanés dijo...

Hola Paco, felicidades por esa merecida jubilación, disfruta amigo. Un abrazo.

PD: menudo barquito "chiquitico" jeje.

Paco Muñoz dijo...

Amigo Andrés

Muchas gracias por tus buenos deseos.

Un abrazo.

Molón Suave dijo...

Paco: Pues no sabes cóm me alegro yo de haber fallado. ¡Enhorabuena! El señor de la bocanegra se acabó y esta vez será para siempre. Trincará su cambio y se largará otra vez a Madrid, aunque en esta ocasión lo va a tener más crudo que en otras. Aunque mi alegrían no es por la derrota de esta tipo, sino por el triunfo de la izquierda. Andalucía sigue estando en el lado que le corresponde. Ahora atacarán de todos los lados, ya he leído algunas cosas inquietantes acerca de los mercados, pero si estos, sobre todo IU, mantienen el timón firme saldremos adelante manteniendo las prestaciones sociales. Enhorabuena otra vez.

Paco Muñoz dijo...

Y yo también me alegro, sobre todo por el asunto de las prestaciones sociales, y como tú por el giro que debe dar hacia el lado lógico (según nosotros claro está). Lo que le ocurra a este Sr. ni fu ni fa, opino igualmente. Creo que nos merecemos aunque sea una vez una ligera alegría.
Abrazos.