jueves, 4 de octubre de 2012

DE AMORES CULTURALES ROTOS



“para antonio contodo el hamor del mundo y todo lo que él y llo sen timos uno por él otro sen ti mí ento pasión y todo el cariño que él se merese mil besos tequiero
Mercedes”

En la Biblioteca dejan libros, algunos ni siquiera leídos, para que otras personas, si los quieren, se los lleven. Hoy Conchi se trajo uno editado por la Universidad de Cádiz, sobre la sierra y la campiña de la Tacita de Plata, pensando que me gustaría. Al abrirlo encontramos la declaración de amor de Mercedes a Antonio. Estimamos que ella le regaló el libro y se lo dedicó, pero posiblemente se rompió el amor sin darse cuenta, y Antonio seguro llevó el libro a la biblioteca y lo soltó en la estantería de los libros regalados. Mercedes a lo mejor no lo sabe aún –lo del libro- porque me imagino que lo del amor se lo debe haber dicho. Mercedes regala libros a su amado aunque su ortografía no sea de leer mucho, pero se ve la voluntad cultural, y yo particularmente deseo que pueda regalar y dedicar otro libro a un nuevo amado, que de seguro tendrá más sensibilidad -con el libro-, que Antonio. 

Mercedes si una puerta se cierra, muchas se abren, ánimo.

11 comentarios :

Lansky dijo...

emocionante, no quiero ser injusto con el destinatario de la dedicatoria y del propio libro, vete a saber como llegó ahí, quizás murió y los herederos lo liquidaron (el libro digo)

Aquí en Madrid ha surgido una inciativa interesante, una librería gratuita, LibrosLibres, te llevas lo que quieras y dejas lo que te parezca

Paco Muñoz dijo...

Yo tampoco, lo he querido tratar con la máxima delicadeza, porque lo importan es lo que se dice -en este caso con el corazón- no como se dice, obviando lo académico. Y llevas razón puede haber llegado de muchas maneras. En la Biblioteca Central de Córdoba -que está instalada en un antiguo cuartel de infantería, donde se enseñaba a matar a otros seres humanos, lo que pasa es que se camuflaba con aquello de servir a la patria, seguro se recordara el edificio no como cuartel sino como biblioteca- sucede lo mismo, hay un lugar donde dejas los libros y recoges lo que te interese.
Saludos y gracias.

Lucas Jurado Marín dijo...

Muy interesante Paco. Resulta un tanto emotiva la dedicatoria por varias razones: la caligrafía, la forma de expresarse tan directa... Sin duda, el misterio nunca podrá ser resuelto. A saber como ha llegado esa dedicatoria ahí, pero siempre nos quedará la imaginación.

José Manuel Fuerte dijo...

Seguro que, pese a los fallos ortográficos, el destinatario se enteró, que es lo importante.

El destinatario se deshizo del libro con su dedicatoria, porque Mercedes perfeccionó su ortografía y se codeó con más personas, y una de ellas, un trompetista cubano, le hizo una proposición para llevársela a su tierra, y ella le respondió con una enorme misiva, que sí, que ya era hora de vivir la vida, que ya estaba harta de su marido, que la maltrataba, y a sus 75 años vive hoy en día feliz entre sus nietos cubanos, en una casita de las afueras de La Habana.

Ea, ya está. ¿Por qué no?

Paco Muñoz dijo...

Si Lucas nos llamó la atención, quiero decir que tiene apellidos pero yo no los voy a decir desde luego. Pues sabes que a lo mejor un excelente investigador como tú lo resuelve. La dedicatoria tiene su sentido: a Mercedes le gustó ese libro y se lo regaló a Antonio. Éste por la razón que sea no le gustó (Lansky más arriba habla de tragedia, que también puede ser, pues cabe todo) y en lugar de tirarlo lo dejó en la cesta de libros regalados para que los recoja quién sea, y Conchi dijo pues se lo llevo a Paco que seguro le gusta, y es muy interesante y me gusta, pero no me lo dedicó, que podía haberlo hecho.
Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Es verdad José Manuel, se entiende todo perfectamente porque como digo cuando habla el corazón la cosa está muy clara. Pero lo que ocurrió no lo sabremos seguramente nunca. Esto es como Casablanca, con los “doscientos” finales que tenía preparados. Tu historia es muy buena, aunque tú los has casado y yo creo que eran novios.
El libro a lo mejor no fue el más adecuado (pensando en Antonio), está escrito por Wilhein Giese, alemán, y es un estudio entre los años 20 y 30 del siglo pasado, de la sierra y Campiña de Cádiz. Seguro que si hubiera sido el Kamasutra no lo tira.
Un abrazo.

talbanes07 dijo...

Cuanto sentimiento escondido entre el caos ortográfico... jejeje. Muy bueno. Un saludo Paco.

Paco Muñoz dijo...

El tal Antonio ni siquiera lo ha abierto pues algunas hojas están pegadas de nuevas. Si, pero lo escondido es lo que vale la ortografía es un accidente, que gusta pero solo un accidente.
Un abrazo Andrés.

fus dijo...

No me puedo creer que Conchi no te lo haya dedicado, ¿le has regalado un ramos de claveles como a ella le gusta?.....ahhhh ves como todo tiene su explicaciòn...

un fuerte abrazo para los dos.


Paco

Paco Muñoz dijo...

¿Claveles...? Buena memoria Paco. Un abrazo

abandonoseneltiempo dijo...

Aunque tenga falta de ortografía me gusta la dedicatoria, muy bonita. Un saludo Paco.