lunes, 19 de noviembre de 2012

EL EUCALIPTO DE LA AVENIDA DEL AEROPUERTO

El lugar del crimen tapado con cemento, nos debe llamar la atención el diámetro del árbol.

El eucalipto que nos ocupa vivia majestuoso en la esquina de la antigua Carretera de Puesta en Riego, actual Avenida del Aeropuerto, en el cruce con el camino que bajaba al Cementerio de la Salud, cerca del pilar de Vista Alegre, en lo que era el solar de la Diputación, luego de Ruiz Mateos cuando la abeja daba miel, y después los enormes bloques de viviendas.

Ha pasado a mejor vida, ha dejado de luchar contra la contaminación de esa avenida, y colaborar con los vecinos con su intercambio de oxigeno y de dar sombra, en una ciudad que le hacen falta, después de la granítica costumbre de esas duras plazas y avenidas a las que nos someten. En los años cincuenta estaba ahí majestuoso, cuando íbamos a jugar a la pelota a los llanos de Vista Alegre, al Bar Piloto después ya algo mayores, o cuando nos llamaban la  atención los refugios antiaéreos de la guerra incivil, a la orilla de la carretera.

Una perspectiva desde el hotel Palace. A la derecha el solar de la Diputación y una de las glorietas. En el centro el eucalipto. A la izquierda Vallellano. Al fondo el Cementerio de la Salud.

Cuando mi padre me llevó en 1954 a ver el entierro de Cascajo, ese oscuro personaje (para mí) de la guerra incivil, al que: “Los latifundistas y alta burguesía cordobesa en agradecimiento por ser el cabeza del levantamiento militar le honraron con homenajes y prebendas, regalándole un chalet en la Avenida República Argentina” , desde donde lo trasladaron en un armón de artillería hasta el Cementerio de la Salud. Ya nos dio sombra ese árbol. 

Esta mañana he visitado el lugar del arboricidio, y cosas curiosas de la vida, en un lugar de éste blog hablé una vez de que en ese entierro citado, vi a nuestro vecino de la Judería vestido de militar, al Sargento Segura, con el correaje y el casco, que impactó siendo un niño, pues bien en el mismo momento de hacer la fotografía quedó plasmado en ella, de espaldas, un nieto del citado vecino militar (que cuidó a mi padre hasta su fallecimiento), que pasaba por allí, y sobrino de mi amigo Paquito "del Sargento". Una casualidad pero son así, los entrelazados de la vida.

La cerca del lugar del crimen y el sobrino de mi amigo

Ya en la carretera de Madrid luchamos los vecinos hace más de veinte años, por otro saludable ejemplar "que molestaba" cerca de la Choza del Cojo, y perdimos, es decir lo perdimos también. Me enteré del "crimen" de la Avenida del Aeropuerto cuando escuche, mejor dicho vi, en PTV Telecom una entrevista que le hicieron a mi amigo Pancho Gamero, biólogo, extremeño, pero más cordobés que muchos de nosotros. La reproduzco integra al final para que puedan conocer de primera mano esta y otras “iniciativas” de nuestro consistorio.

También a continuación dos cartas al periódico Córdoba, una de Pancho y otra de un vecino de la Ciudad Jardín, sin quitar ni una coma, en la que expresan su pesar por el “crimen”. Yo particularmente estimo, desde luego desde mi más neófita opinión en materia vegetal, que la tala debiera ser la última instancia a cualquier problema de estos árboles singulares, mayores que muchos de nosotros, mucho mayores, y que forman parte del patrimonio vegetal de nuestra ciudad.

Otra vista aérea. A la izquierda el camino al cementerio y éste. Al fondo las viviendas de Vista Alegre. El solar de la Diputación y la glorieta. En el centro el Eucalipto. En el solar otros eucaliptos que cayeron antes ,estos culpa de Rumasa

La carta de Francisco Gamero "Pancho":


"Tala de árboles singulares

En estos días se está leyendo en las redes sociales que varios árboles singulares se van a talar en Córdoba. El pino de Santa Rosa de la calle Laurel, gran ejemplar éste, que según parece los vecinos quieren eliminar. El eucaliptus del Alcázar, árbol de gran porte y de buen número de años, está también en la lista negra. Otros eucaliptus como el de la avenida del Aeropuerto que ya ha sido talado esta semana y el que está en la avenida de Vallellano que es el próximo candidato a la sierra arboricida.

Mi pregunta es, ¿hasta cuándo se van a seguir eliminando árboles singulares en nuestra ciudad? Los ciudadanos tenemos que protestar ante el gran número de malas podas que existen por doquier en los barrios. Por la gran cantidad de tocones de árboles muertos de nuestras calles, por el número indeterminado de alcorques vacíos esperando un árbol que le aporte su verdadera función.

Sé que le quedan pocos días al eucaliptus de la avenida de Vallellano así cómo al del Alcázar. Ruego desde este diario para que paren las órdenes dadas para su eliminación. Son parte de nuestro patrimonio y no lo podemos dejar ir.

Francisco José Gamero Gutiérrez / Córdoba"

Esta vista es desde Vista Alegre.

 La carta de D. Manuel Huertos:

"Sobre "Tala de árboles singulares"

Me refiero a la carta publicada por ese diario el pasado día once del corriente, firmada por el señor Gamero en defensa de la conservación de los árboles singulares de nuestra ciudad. Suscribo plenamente las opiniones de dicho señor ya que siempre he defendido el patrimonio arbóreo de nuestra ciudad tan maltratado desde hace tiempo por nuestros regidores. Por eso me asombra, me entristece y, desde luego, me indigna sobremanera que se haya talado el monumental eucalipto de la Avenida del Aeropuerto. ¿Por qué se ha consumado esta barbaridad? Su aspecto no delataba que estuviera enfermo. ¿Es que le estorbaba a alguien? Estoy seguro de que a nadie podía molestar este espléndido ejemplar. Lo recuerdo en esa esquina desde que llegué a Córdoba hace ya muchos años cuando existía la carretera que llevaba hasta la entrada del cementerio de la Salud.

Estos árboles deben conservarse por su magnífico porte, por la sombra que dan, porque son un verdadero patrimonio de la ciudad, donde dan realce a los espacios en que se alzan y porque el más elemental sentido común rechaza su eliminación.

No me cabe en la cabeza que puedan seguir su triste destino los que se mencionan en el citado escrito del señor Gamero. Y sería deseable que por quien corresponda se explique a los cordobeses las razones, si se pueden llamar así, que haya para su tala.

Yo también apelo al buen juicio de quien corresponda y se dé marcha atrás a esta auténtica barbaridad que pretende privarnos a los cordobeses que amamos nuestra ciudad de unos árboles que son parte intrínseca de la imagen de Córdoba desde hace ya muchos años.

Manuel Huertos Rodríguez / Miembro de AVV "Nueva Ciudad Jardín""





Fotos del autor y del AMC
Bibliografía del diario Córdoba.

13 comentarios :

Lansky dijo...

la forma de tratar a los árboles urbanos es un test certero de la cultura de los ediles de una ciudad, más que otros actos supuestamente 'culturales'

BiCiClo dijo...

Puedo confirmar que ese árbol (más bien esos árboles) estaban allí desde hace mucho tiempo.
En los años sesenta yo pasaba por este punto en mi camino desde la calle Previsión (donde yo nací y vivía entonces; exactamente en el nº 10) hacia mi colegio, cerca de la Puerta de Almodóvar.
En aquella época eran dos los eucaliptos que había en esta esquina. Ya hace muchos años que cortaron el otro. No sé cuándo.
En la 4ª foto de tu entrada, si se amplia lo suficiente, se pueden ver los dos pies de los dos eucaliptos. Siempre me impresionaron por su tamaño.
Soy de la opinión de que los eucaliptos no son demasiado buenos en grupo, pero sólos o en pequeños grupos y en lugares donde no puedan provocar daño resultan majestuosos

Molón Suave dijo...

Coincido plenamente con Lansky: la forema de tratar a los árboles da fe de la cultura de los ediles de una ciudad. Yo añadiría que también del pueblo que lo tolera, como mínimo con sus votos. Uno se pregunta cómo es que quedan siquiera árboles en la mayoría de las calles de la ciudad, después de que pasan el tórrido verano sin una sola gota de agua. Así están los pobre, sufriendo un estrés hidrico de tres pares de narices.

Paco Muñoz dijo...

Buen test desde luego. Lo que evidencia es una enorme falta de sensibilidad sin lugar a dudas. Un abrazo Lansky

Paco Muñoz dijo...

Biciclo Las fotos son de 1950 ó 52. La calle de la Previsión no era como tal aún. Fíjate no me acuerdo del segundo, y es verdad en la fotografía se ven dos troncos desde abajo, en mi descargo yo tendría unos cinco años y las percepciones de la memoria son muy especiales. Yo no entro en ese debate de buenos o malos, porque cuando me resfriaba mi madre siempre me decía que hiciera vahos de eucalipto, las hojas hervidas. Luego en Marruecos vendían las semillas, y haciendo con ellas una muñequilla con un pañuelo y oliéndolas te aliviaba la congestión nasal, luego eran “amigos”. Muchas gracias por tu aportación. Saludos.

Paco Muñoz dijo...

Rafael ayer vi alcorques tapados con cemento y luego el acerado, es decir, como la humedad no les entre por el subsuelo, por arriba imposible. Lo que pasa es que muchas veces es la propia gente la que se queja de las molestias de los árboles sin tener en cuenta el saldo favorable de los beneficios. Unos con las alergias, otros con la suciedad. Las naranjas antes las recogía una empresa (ahora no se), en el barrio de Cañero se caen y nadie las recoge, y presenta las aceras llenas de naranjas machacadas, pero no se acuerdan en la floración del agradable olor a azahar. En fin.

Eladio Osuna dijo...

También este árbol, está en mi memoria desde la infancia. Yo también iba a jugar al solar de la Diputación -donde se iba a cinstruir en principio el Hospital Provincial- y también jugaba en los llanos de Vista Alegre. Por encima de otras consideraciones digamos fito-sanitarias, debe de haber un respeto a la memoria y al paisaje de la ciudad, un consenso a este tipo de actuaciones, que se hacen sin explicar nada etc.
Esta mañana he pasado por alli y he visto las vallas que circundan el "enterramiento". Me cachis... Casualmente hace unos dias publcaba esto sobre el tema

http://cordoba10minutos.blogspot.com.es/2012/11/arboricidios-varios.html

Eladio Osuna dijo...

Por cierto Paco, esta mañana he coincidido una vez más con Gabriel en el desayuno y me ha hablado de una actuacion suya popr Navidad. A ver si coincidimos.Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Eladio, sé que como habías vivido por ese barrio posiblemente conocieras bien la zona, y no me he equivocado. He incorporado al final de la entrada una referencia a tu trabajo, ajeno a la iniciativa de Pancho Gamero pero coincidente, porque en el fondo el sentir de muchos de nosotros es similar aunque cada uno vamos por nuestro camino. A lo mejor así se multiplica la difusión pero se difumina la fuerza. No sé, aunque en el fondo es calar en la opinión (dormida en muchas cosas) pública. Ayer –no tiene nada que ver con esto, pero si en cuanto a la comprensión de los problemas- trataba de explicar, solo explicar, la situación actual a dos matrimonios, amigos, de jubilados. Tuve la sensación de que no me escuchaban. Son personas que nunca han ido a una manifestación, y que además dos de ellos eran votantes ingenuos del PP, de los que están sufriendo los desmanes económicos en muchos frentes, una pensión ridícula, medicinas, hijos en paro, etc. y sin embargo los habían votado. Opté por cambiar de tema porque me di cuenta que no era receptiva la explicación. En conclusión, es muy difícil que las personas se involucren en determinados temas que su cerebro no admite por múltiples razones, miedos, el no está bien, la criminalización de los manifestantes, etc. Claro así nos va.
No sé esa actuación que me comentas de Gabriel pero estaremos al tanto, luego cuando venga a comer (está de Rodríguez y come en una pensión en la que la patrona es su madre, y tenemos la suerte de verlo todos los días) se lo preguntaré y espero que coincidamos. Muchas gracias.

Eduardo de Vicente dijo...

No se si en Andalucía habrá legislación sobre árboles singulares, en Madrid existe y son catalogados.

Saludos.

Paco Muñoz dijo...

Querido amigo Eduardo, hay tenemos practicamente de todo, pero lo que estimo es que a la misma vez hay unos taifas que hacen de su capa un sayo. Y ese es el problema. Un abrazo.

José Manuel Fuerte dijo...

No sé por qué le tienen la guerra declarada a los eucaliptos. Bueno, le tienen la guerra declarada a todos los árboles, pero especialmente a los eucaliptos. Alguien se inventó un día que erosionaban la tierra y que enfermaban muy a menudo.

En defensa general de los árboles de gran porte (algo que falta en nuestra ciudad)y en particular de los eucaliptos, yo me quedo con los olores tan agradables que me daban cuando allá por los finales de la década de los ochenta o principios de los noventa, a eso de las 5:40 de la mañana, nos acercábamos a la fábrica Electromecánica para ir a nuestros puestos de trabajo, en un día lluvioso, y era como masticar un caramelo de menta o respirar savia.

Aquellos bosques de eucaliptos que llegaban hasta Madinat al-Zahra desaparecieron con el tiempo para dar paso a naves industriales, casas y carreteras.

Pero nadie me va a quitar ya de mis recuerdos ese olor tan intenso y puro de la hoja del eucalipto mojada por la lluvia o el rocío.

Paco Muñoz dijo...

Creo que no es guerra declarada es ignorancia, y presiones en algunos casos de la gente. Pero me acuerdo de esas eucalipteras enormes, casi juntos por eso crecían tanto. Tengo entendido que eran para la fundición de cobre, similar al salitre en la fundición de la joyería, para limpieza del material fundido. Pero yo tengo todavía semillas que compre en Marruecos y hago vahos de sus hojas.
Saludos