jueves, 6 de marzo de 2014

MONUMENTO A ABBÁS IBN FIRNÁS, EL LEONARDO DEL CALIFATO CORDOBÉS.

Vista frontal (norte) del monumento

El día 5 de marzo, mes por excelencia de efemérides en mi familia, dos de la serie extensa que se repite con notable frecuencia, y en las que curiosamente el número siete forma parte mayoritaria, en realidad esto es una cuestión afectiva personal que no tiene nada que ver con el interesante paseo que dimos. Emilio, Pedro y yo. Estos amigos son dos trabajadores de la empresa de transporte público de Córdoba, que ojalá consigamos entre todos que no entre a formar parte de la vorágine privatizadora que trata de implantar soterradamente la derecha local.

Vista sur del monumento

Entre muchos, uno de los lugares que visitamos cuando íbamos a ver los restos de Dar al-Naura en la esquina del vado de Casillas, que ahora salva el esbelto puente de Abbás Ibn Firnás, fue el monumento a ese rondeño, cordobés de adopción, que fue como el Leonardo da Vinci del mundo árabe. Que es un gran desconocido en nuestra ciudad y un gran personaje estudiado en el mundo árabe. Prueba de ello un monumento que tiene en la propia Bagdad y su estudio en los libros de texto.

Vista aérea actual

Para acceder al monumento se puede hacer incluso en automóvil, pero andando sería la mejor manera, porque si es temporada de aguas el camino para acceder por debajo del puente puede estar embarrado. Se utiliza la carretera actual a las instalaciones de Sadeco y se aparca el vehículo en la zona y por la parte izquierda se puede acceder cómodamente al monumento. 

Vista aérea de 1956 del vado de Casillas

Otra opción sería andando por el paseo que corre desde el molino de la Alegría hasta el propio de Casillas. Este último fue en su momento fábrica de electricidad. La reforma del azud, elevándolo, ha permitido que la lámina de agua en temporada normal, establezca una zona desde el Puente Nuevo hasta el azud que podría utilizarse para deportes náuticos. Otra curiosidad, desde la orilla derecha en los años cincuenta, sirvió la torrontera de la orilla izquierda como receptora de prácticas de tiro de los acuartelamientos militares de la ciudad.

El puente y el monumento

El monumento. Su creador es Francisco Javier Galán Domingo. Escultor madrileño. Nace en Madrid en 1968. Con diecisiete años aún en el bachillerato, Trabaja en el taller familiar de joyería de Alcalá de Henares. Después de una dilatada vida profesional de obras y premios, en 2002 crea una empresa "Mester Artis",  en Antequera (Málaga). Pero si se quiere conocer más del artista se puede hacer en esta Web.


Pedro y el autor delante del monumento (foto Emilio)

Consta del texto/inscripción en el lado derecho, y en el izquierdo está la figura que representa a Abbás Ibn Firnás con el sistema de alas para poder volar. En la parte sur que da al río están grabadas varias alegorías del inventor con su ingenio, y el alzado del puente, junto con las medidas  del mismo: Longitud 365 m., Luz de los vanos 132,50 m., Ancho 30,40 m., y flecha de los arcos 34,23 m. también en ese lado tiene una abertura que, a mi particularmente me parece el perfil de un paracaídas o de un globo aerostático. Aproximadamente tiene una altura de 2-3 metros, 4-5 metros de ancho y más o menos medio metro de ancho.

El texto/inscripción. 

"En el siglo IX, Córdoba era capital / del mundo e irradiaba luz y ciencia / por todo el orbe. 
Abbas ibn Firnás (Ronda 810 - Córdoba 887)
Fue un brillante ingeniero, científico / y humanista de las cortes de / Abderramán II y Mohamed I. Matemático, astrónomo, músico y / poeta, introdujo el cero en Europa, / fue padre de la cristalografía, inventor del primer reloj mecánico, / y constructor del primer planetario. 
Es universalmente reconocido como / el precursor del vuelo y padre de la / aeronáutica.
Con unas alas de seda y plumas se / lanzó desde la torre de la Rusafa / y sobrevoló con éxito las cabezas / de los asombrados espectadores.
Este puente se erige en su honor / y simboliza el salto cordobés que / supuso el de la propia humanidad / hacia la conquista del aire."

Una vista del río y del molino de Casillas desde la plataforma del monumento.

Este rondeño fue conocido como el "el Sabio de al-Ándalus", por aquellos que vivieron su época. Fue un hombre del siglo IX pero podía haber sido del XXI, antes lo he citado como el Leonardo da Vinci del Califato. Y como todos los grandes del momento dominaban muchas facetas. Precursor de la aeronáutica, alquimista, poeta, científico, químico, físico, filósofo, un bereber  humanista en suma. Se introdujo en la corte del II Abderramán y su sucesor y participó notablemente en el desarrollo de la cultura omeya de al-Ándalus.


Molino de Casillas

Perfeccionó la talla de cristal, diseñó una clepsidra o reloj de agua, un planetario y esfera para determinar el movimiento de los astros. Imitó a Dédalo con sus trabajos aeronáuticos, construyó unas alas de madera y las recubrió de telas, una especia de ala delta actual. Desde la torre de la Rusafa, según los textos se lanzó, sobrevolando varios metros por encima de los espectadores. Ese experimento le costó varias fracturas óseas, pero a su vez le permitió considerar la modificación de su artilugio que le permitiera dirigirlo.

Monumento al Abbás Ibn Firnás en el aeropuerto de Bagdad

Por sus trabajos es muy conocido en todo el orbe árabe. Varias universidades tienen su nombre y en aeropuerto de Bagdad existe una enorme estatua de su persona. Y como curiosidad en la Luna un cráter lleva también su nombre. Claro para no perder la desagradecida costumbre cordobesa de no valorar a sus "hijos", la inmensa mayoría de los cordobeses desconocen su existencia, que de seguro, como dijo Emilio, si por el contrario conocen a los vulgares famosillos de amarillentos programas televisivos.

Representación del inventor saltando desde el minarete

De todas formas este puente es un homenaje a este cordobés de adopción, precursor de la Aeronáutica. Él no estaba retenido en Creta, como Dédalo, pero si lo estaba en su tiempo y por eso quería volar y ser un adelantado al mismo. Esto es otro ejemplo más de que la cultura del Califato cordobés fue lo más importante de final del primer milenio y comienzos del segundo, a pesar de que fundamentalismos pretendan ocultar o incluso borrar, su presencia en nuestros días de formas vulgares e imposibles de llevar a efecto. La historia es implacable y no permite determinadas veleidades.

Un detalle, en la visita al monumento nos acompañó esta preciosa ave.

Otras entradas referidas al puente:

El puente de Abbás ibn Firnás (III)

Fotos del autor, Emilio y la Red
Bibliografía variada.

21 comentarios :

Manolo Trujillo dijo...

Como siempre una completísima información. El paseo desde el Puente de San Rafael es muy bonito, al menos en verano, no sé si ahora tendrá mucho barro. Toda esa zona merece ser más conocida. Incorporo esta entrada al catálogo de lugares de interés del término http://www.adesalambrar.com/index.php/lugares-de-interes

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. Paco, muchas gracias por acercarnos a esos lugares desconocidos–por nuevos–que son interesantísimos. A nuestro paisano sólo lo conocía por haber inventado la Esfera Armilar, comúnmente conocida como Astrolabio. Me topé con él hace poco, cuando me documentaba para escribir un relato inacabado de Ciencia-ficción. Es una pena que personajes como estos hayan sido ocultados por los descendientes de los que entraron en al-Ándalus con la espada y la cruz. Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Manolo, es para mí un honor que figure la referencia en A Desalambrar. Sí que es bonito el paseo por lo menos hasta que pasas el Botánico es una alameda muy bonita. Luego está más pelado, claro me imagino que no lo habrán limpiado después de la riada. Lo que es Dar al-Naura, o lo que queda de ella, tiene barro hasta media puerta casi. Estuvimos también en la alberca árabe y en los arrabales, pasando por Caño de María Ruiz, fue una mañana muy productiva.
Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Estimado Patxi muchas gracias. Oye pues no sabía lo de la Esfera Armilar, yo se la achacaba a Eratóstenes, pero ya lo sé. Ya tendré oportunidad de leer ese relato espero. Está por un lado la desidia cordobesa para su gente (aunque era rondeño), y por otro la poca importancia que le da el poder a todo lo que viene de ese tiempo.
Un abrazo.

Talbanés dijo...

ole ahí ese gallardo perdigón. Qué mejor forma de terminar esta estupenda entrada dedicada al gran Ben Firnás que con la estampa de una de las aves insignia de nuestras campiñas. Sé que soy algo pesado con las comparaciones, pero si este hombre en vez de haber volado en Córdoba lo hubiera hecho en otras ciudades españolas que no hace falta nombrar estoy seguro de que sería muchísimo más famoso y conocido por todos aquí en nuestro país. Un saludo y enhorabuena por esta entrada Paco.

Paco Muñoz dijo...

Talbanés, muchas gracias, eso pienso yo también, lo que pasa es que no me gusta caer en tópicos. Somos especiales. Y cruzaron el camino varios, y además ni se preocupaban de nosotros. Un abrazo

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenas noches, amigos. Amigo Paco: Hay dos cosas del saber que ni me ocupan ni me preocupan, que son el Ajedrez y la Astronomía. Dicho esto te explico lo de la Esfera Almilar. Tenía que haberme explicado mejor. Efectivamente ésta fue obra de Eratóstenes. Mi amigo Juan–que era un erudito en ambas materia– me comentó en su día: “aunque haya cerca de 1300 años de diferencia, es como comparar una carreta de bueyes con un Ferrari. Los árabes–Abbás ibn Firmas fue uno de ellos– cogieron las carretas de muchas parcelas del conocimiento y, las transformaron en Ferrari, en menos de 200 años. Pido disculpas por si he inducido a error. Un abrazo
P/S: Bonita patirroja.

Emilio Fernandez dijo...

Paco ,compartir una mañana como esa no tiene precio,nunca dejaremos de aprender,de una forma u otra....Gracias....

Pedro Yuste dijo...

Hola Paco, quiero daros las gracias a tí y a Emilio por dejarme participar en la aventura de ir descubriendo poco a poco la historia de Córdoba.
PD: Espero y deseo que me enseñéis más cosas de Córdoba

Emilio Fernandez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Emilio Fernandez dijo...

http://binged.it/1lDb8iJ ¿y que me dices de esta joyita? quizas otro dia tengamos la posibilidad de perdernos dentro el laberinto,quien sabe.

Paco Muñoz dijo...

Patxi yo prefiero quedarme con tu observación, no me hacen falta aclaraciones. Lo que dices para mi es correcto. Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Emilio desde luego que no tiene precio. Muchas gracias.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Pedro a tí, también aprendimos de la muy noble e invicta ciudad de... ( la tuya). siempre se aprende. Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

La semana que viene le pido permiso a un buen amigo que es como si fuera el hijo del dueño y vamos pero de momento mira aquí http://notascordobesas.blogspot.com.es/2011/12/el-jardin-laberinto-de-la-alameda-del.html

Sonia Garrido dijo...

Siempre me estás desvelando rincones desconocidos de nuestra Córdoba...otro más que apunto en mi lista para visitar...cada día maaaaas larga....

jordim dijo...

Me encantan los documentos gráficos.

Paco Muñoz dijo...

Sonia es que no paras (y yo me alegro, cuando no lo hagas ahora), estas viajando bastante, el otro día en Cuenca (preciosa), nosotros estuvimos unos días hace mucho tiempo, y nos hospedamos en un monasterio, ciudad arriba. Luego, los alrededores; Ciudad Encantada (me gusta más el Torcal), Beteta, etc. Y tú cada día con menos tiempo, y cuando vengan los niños menos. Saludos y gracias.

Paco Muñoz dijo...

Me alegro Jordim, un saludo y gracias.

José Manuel Fuerte dijo...

No tenía ni idea de que se le hubiera hecho un monumento a Ibn Firnás aparte de dedicarle el puente sobre la variante oeste, y cuyo remate central está dedicado a él.

¿Te va a quedar algún rincón con el que sorprendernos?

¿Para cuándo un inventario en toda regla? Pero ese vas y lo publicas en libro, con fotos, mapas y coordenadas. Estoy seguro de que vendería, y de que se convertiría en la guía más completa del entorno histórico, medioambiental y anecdótico de esta ciudad.

No estoy de broma.

Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Tengo que reconocer que pregunto demasiado, porque cuando estuve las primeras veces no estaba el monumento, y esa es la razón. Hoy he estado en un lugar muy llamativo y anteayer en otro relacionado con Medina Azahira, ambos cercanos, pero este último en el este no en el oeste como lo de Castejón del otro día, por eso lo los diferentes criterios de los investigadores que te he dicho en otro lado.

Si te digo la verdad tengo dos amigos de dos editoriales distintas que me han dicho eso mismo, pero la contestación ha sido que no le considero valor a estas cosas como para un libro.

Y hoy precisamente debería haber estado dando una conferencia sobre lo mismo en la Universidad Javeriana de Bogotá (Colombia) como invitado, pero por razones de salud y la misma razón que doy arriba a tu pregunta, no hemos ido. Muchas gracias José Manuel, yo se que eres sincero y yo también, no es falsa modestia, es lo que pienso.