lunes, 23 de junio de 2014

POR EL CAMINO NÚMERO 51 DE LAS ORDENANZAS, TRAMO DEL ARROYO DE LINARES

Plano del recorrido

Una cita por "guasap", de Manolo Trujillo, presidente de la Plataforma "A Desalambrar" para la seis de la tarde del domingo, en el grupo telefónico Exploradores de la Sierra, hizo que tres personas configurásemos la expedición; el citado presidente, Humberto y quien suscribe. El objetivo era recorrer el camino 51 de las Ordenanzas, para habilitarlo al paso, en su tramo paralelo al Arroyo de Linares, desde el puente romano, desaparecido por la vegetación, y que vaticinamos que en unos pocos años nos lamentaremos de su falta de protección ahora, y el cortijo Huerta de Mena enlazando con la Cañada Real Soriana y el 52. Sobre todo hacer camino al andar para evitar su desaparición.

Comienzo del Camino 51, la primera en la frente

Dice la Ordenanza sobre los tres caminos paralelos que suben a la sierra desde el Santuario de Linares: 

"Nº 51.- Camino Vecinal. El que partiendo de la carretera general anteriormente expresada, en terrenos de la hacienda del Majano, se dirige por Peña tejada, Torreblanca, olivar de León, tierras de Doña Manuela Cabrero y hacienda de Velasco hasta el santuario de Linares, continuando arroyo arriba por terrenos de San Cebrián el bajo a  la huerta de Mena hasta incorporarse en este punto con el camino de los Escalones, o sea la Cañada de la Mesta.

Nº 52.- Camino Vecinal. El que partiendo del puentecillo de la hacienda de Velasco se dirige por tierras de San Cebrián el alto a unirse en la Valenzonilla con la cañada de la Mesta y la carretera de Córdoba a Almadén.

Nº 53.- Camino Vecinal. El que partiendo del abrevadero de Linares se dirige por las huertezuelas de San Cebrián el bajo y terrenos de la hacienda de las Pitas, cañada de los Gavilanes, arroyo del Manzano, haciendas de Carrasquilla y de Armenta hasta la casa de esta última finca en que termina." 

Vado del arroyo en el Cortijo de los Velascos

El texto sobre el citado camino 51, motivo del recorrido que nos ocupa, es escueto y simple, poco significativo. Éste recorre el margen izquierdo del Arroyo de Linares, hasta que se separa de él en la citada y abandonada Huerta de Mena. Iniciamos el camino en una primera cancela que bordeamos y atacamos el mismo siempre por el margen izquierdo, subiendo un primer roquedal para luego acercarnos al arroyo. El cortijo de los Velascos, a la izquierda más arriba, el abandonado cortijo de San Cebrián Bajo, refugio de ganado lanar. Con una remozada torre amarilla cuadrangular. También en la zona caballos, pocos. Y un vado del arroyo pedregoso.

Camino, adelfas y dorado del pasto

Más arriba coincidiendo con los plegamientos prehistóricos de la loma, a la misma altura, el arroyo que aún lleva agua, hace graciosas y musicales cascadas en lo escalonado de su cauce. Algunas pozas, tímidas en el recién nacido estío, deben ser importantes en el invierno cuando el arroyo recoja el agua de la vertiente que, aunque corta, es concreta y considerable. Zonas de ribera con anchos pastizales dorados ya y señalando incipiente peligro de incendio. Menos mal que no es ruta habitual el camino 51, en él vimos pocos restos de la civilización.

Restos de agua y adelfas

Olmos enfermos, y mucho lentisco, a mi me pareció, ahora que son días de realezas rancias, el reino del lentisco. Sin olvidar a una reina por excelencia y además en flor, preciosa pero venenosa adelfa. Poca jara y la que había pringosa. Acebuches. Alguna que otra encina y pinos enormes. Algarrobos y mucha zarza que, al finalizar el recorrido parecía que nuestros brazos se habían peleado con algunos gatos. A la zona le llaman en algunos textos, "La Umbría". El encajonamiento del arroyo de Linares que, no sabemos si en su pasado fue el escultor del terreno, hacen que en invierno el sol no entre de lleno dentro de su recorrido. 

Un tronco en el camino

Las vertientes son muy empinadas, culpa de ello fue una leve y glútea toma de tierra por mi parte, en evitación de mayores, y de rotura de la cámara fotográfica (eso fue el achaque verbal, la verdad es que ya va uno siendo torpe), en una zona en que el camino está invadido en la orilla del arroyo por una espesa vegetación, y tuvimos que subir una empinada y escurridiza  ladera por la sequedad de su terreno.

Los pliegues tectónicos

Dice Francisco Carrasco en su descripción poética sobre el arroyo de Linares: 

"Pasa ahora el arroyo por un frondoso cañaveral donde se distrae el viento y nos complace con su música otoñal."

Humberto dijo no haber visto nunca cañas más largas, y Manolo y yo lo corroboramos, nos llamó la atención, algunas sobrepasaban sobradamente los cuatro metros y estaban todas curso arriba, vencidas hacia el norte. Seguro que el viento ascendente las ha malcriado así. Pero es llamativo por su verdor y frondosidad, lo que demuestra el agua que debe haber siempre en la zona.

Un tímido salto de agua

Ahora nos encontramos la Huerta de Mena, con segura mina de agua que no encontramos, y dos albercas, una considerable que regaba los bancales del margen izquierdo. Buen olivar y tres enormes eucaliptus, dos de ellos secos. arriba en la Loma un enorme pinar. Al frente majestuoso San Enrique, en la margen derecha. Un poco más abajo también en el mismo margen Las Albarizas, precioso y bien cuidado, que hoy es una amarilla isla o de color albero, entre la nueva y antigua N-432, que las domina desde su atalaya.

Cañaveral

La huerta-cortijo de Mena es una cortijada abandonada, sus bancales y el tamaño de su alberca principal denotan una floreciente época pasada. Manolo buscó la alcubilla pero encontró sólo una conducción hasta otra alberca más pequeña cauce arriba. Humberto y yo lo esperamos sentados en la puerta de lo que parece una renacentista entrada. La casa está en la cota de los 340 mts. y la cañada en la de los 420 mts. por lo que el carril de acceso tiene un desnivel de 80 mts. desde la casa hasta la Cañada de la Mesta (le he quitado lo de Real, imitando a Monse Demetrio con lo de la Mezquita).

Pinar

Después de un notable aumento personal de mí frecuencia cardíaca, sin llegar a la f.c.m., llegamos a la cancela superior. Pasándola ya dejamos el camino nº 51, ahora estamos en la Cañada Real Soriana, cuya anchura lo es en función de la maldita burbuja del ladrillo, para los camiones que se llevaban su manto vegetal y mineral. Una enorme y criminal herida que han hecho a ambos lados del camino con las canteras. Al no necesitar tanto cemento la explotación está abandonada, pero no restituida a su estado original. Las heridas de la burbuja no son sólo en las familias desahuciadas y en los millones de parados, sino también en el patrimonio serrano.

Un dorado prado

Un profesional texto de Fernando Penco que describe la Cañada de la Mesta:

"La vía Corduba-Emerita Augusta se adentra solemne y majestuosa hacia el interior de la Casa de la Balazona, aunque alejada, discurre paralela entre el Arroyo Salado y la vía de ferrocarril Córdoba-Almorchón. Es a lo largo de la Loma de los Escalones, a una cota de entre 373,99 y 440,00 m.s.n.m., donde los ingenieros romanos aprovecharon la zona de pendiente menos pronunciada y donde cajearon y manipularon la roca madre para trazar la vía que uniría a las capitales de la Baetica y la Lusitania. Aquí, la anchura de la vieja calzada republicana oscila entre los 3,15 y 3,60 m y, en algunos tramos, aún conserva un piso de cantos rodados trabados con mortero –glarea strata-; 

Entrada en terrenos de la Huerta de Mena

sin embargo en otras zonas de la Loma de los Escalones y del entorno del Cortijo Huerta de Mena, la vía progresa por esa amplia caja excavada en la roca madre que hace que el desnivel sea menos abrupto permitiendo así el paso del cisium o del carrus de forma posible y segura. En todo este tramo, la Corduba-Emerita Augusta ya ha salvado unos 320 metros de desnivel, el gran escalón entre el fértil valle del Guadalquivir y el borde meridional del macizo hercínico más importante de la península. La vía se pierde a la altura de Villa Enriqueta pero vuelve cercana a la nacional 432 en pequeños tramos fácilmente reconocibles hasta desaparecer poco antes de llegar a Cerro Muriano."

Alberca de la Huerta de Mena

Y unas pinceladas sobre el Arroyo de Linares, acompañante geográfico eterno  del camino. Este arroyo es uno de los más importantes de los afluentes que desembocan en el de Rabanales. Su nacimiento es cercano a una de la cotas más alta de término municipal, Torreárboles. Por el Km. 259 de la antigua N-432 cruza la carretera y luego por su kilómetro 12, la antigua vía de Almorchón. El cruce del antiguo trazado de la vía  es en la curva de entrada al túnel. Ahora riega los terrenos de la Huerta de la Balanzona, que da nombre al famoso túnel y Estación-Apeadero del ferrocarril Córdoba-Almorchón, ahora sueño imposible de creación de una Vía Verde. 

La portada de la Huerta de Mena

Este ferrocarril fue posiblemente uno de los más importantes de la cuenca minera, para lo que se construyó, y su desnivel era considerable, posiblemente uno de los más importantes del país. Fue el contacto con la civilización ferroviaria de muchos jóvenes, cuando fueron reclutas y cuando se utilizaba el ferrocarril para subir a Cerro Muriano a hacer la mili. A veces había que reforzar con otra máquina de vapor para poder superar los fuertes desniveles. Por su lentitud se podía bajar y volver a subir en marcha. El sonido de su esforzada locomotora daba pie a una cancioncilla: 

¡Qué fa-ti-gas, que tra-ba-jo, cues-ta a-rri-ba cues-ta a-ba-jo...!

Fin del camino 51, Cañada de la Mesta y Camino 52

Seguimos la Cañada de la Mesta y hablamos sobre el otro camino al este de la Loma de los Escalones, el que sube paralelo al arroyo de la Balanzonilla, hasta San Cebrián Alto, donde la gran curva ferroviaria a derecha rodea Villa Enriqueta en dirección Cerro Muriano y a la izquierda hacia la fantasmal estación de la Balanzona, recién salida del túnel del mismo nombre. Este es el nacimiento del arroyo de la Balanzonilla, al que se unen Salado y Parrón, por la derecha, para que las aguas de los tres viertan al de Linares en el comienzo de nuestra ruta saliendo paralelos al camino de las Pitas.

Puerta accesible Loma de los Escalones

Ahora pasamos el precioso y geológico lugar lleno de fósiles según los expertos, por ser fondo marino, pero que yo como me pasa con los espárragos no veo hasta que no me digan, ahí está. En invierno mojada la pizarra desmenuzada, con brillo de onix, es una zona preciosa. Abajo a la derecha otra vez Los Velascos y ya bajamos el abrupto sendero destrozado por las dos ruedas de ciclistas y motoristas. El puente romano perdido, el marmolillo símbolo nuevo de camino de Santiago. Unas flores en un árbol seguro señalan alguna desgracia.  Y... fin del recorrido.

Escalones

Aérea de Bing 


Vídeos y fotografías del autor y aérea de Bing.
Bibliografía Plataforma A Desalambrar, "Acerca de la minería del cobre en Cerro Muriano y de la aprobación de un planeamiento urbanístico desproporcionado", Fernando Penco Valenzuela. Director Museo del Cobre de Cerro Muriano. y "Arroyos de Córdoba" de Francisco Carrasco, Ateneo de Córdoba.

12 comentarios :

Manolo Trujillo dijo...

Magnífica y ultrarrápida descripción, yo todavía no he acabado el de hace dos meses. Cuando me preguntaste donde empezaba el camino te dije en el puente, luego cai que no es así, sino que empieza en la carretera. Lo que pasa es que todo el resto del trayecto coincide con la carretera de acceso y en una buena parte por dentro de la Soriana, por eso no me acordé.
En fin, con unos repasillos creo que este camino es recuperable sin demasiados problemas.

Canario dijo...

Hola, este blog no para de sorprenderme, acabo de suscribirme porque lo dejo caer en el olvido, y cuando lo vuelvo a visitar por algún motivo concreto, siempre encuentro sorpresas agradables.

Paco, soy Paco Rojas, hace poco tuvimos un intercambio de correos con el tema del pdf de "Las Aguas de Córdoba" y algún tema más, pero además tengo el gusto de conocer tanto a Manolo como a Humberto desde hace muchos años y coincidir en temas relacionados con A Desalambrar, ellos desde el senderismo y yo también, pero sobre todo por la Bici de Montaña.

A este camino hace tiempo que le tengo ganas, aunque no me había atrevido a meterme sin más por si había problemas con las fincas tras la valla del principio, a pesar de que antiguamente accedíamos por ahí a la Cañada Real, y luego subíamos el rampón a la derecha poco después del cortijo del torreón que mencionas.

el caso es que la Huerta de Mena siempre ha sido un imán para mi, y hace pocos meses he estado en tres ocasiones con diferentes compañeros recorriendo en bici la vía del tren a Cerro Muriano en diferentes tramos, desde Córdoba (Puente de Hierro) hasta Villa Enriqueta, incluyendo la gran curva (el resto ya lo tenía recorrido anteriormente) y pasando los interesantes túneles. Cuando pasas justo frente a la Huerta de Mena (con la vía apoyada en un enorme contrafuerte, que parece un tren alpino) he visto un par de personas en la casa, con lo cual no creo que esté abandonada, lo que me hizo desistir nuevamente de probar ese camino 51. Desde enfrente la casa se veía deteriorada pero parecía en uso ¿estáis seguros de que está abandonada?.

Comentaros también que nos sorprendió mucho que en la vía, justo a la altura de la Huerta de Mena, encontramos un paso a nivel incluso con una cadena cerrándolo (inútil puesto que el muro está derruido) que parece sar fé de que allí hubo una pista transitable por vehículos y que daría acceso a la Huerta de Mena desde la carretera de Cerro Muriano, puedo señalaros exactamente le punto porque llevábamos Endomondo funcionando para registrar el track. De hecho, algo más adelante y justo antes de acceder al túnel de la Balanzona (perfectamente practicable a pesar de las zarzas de la entrada) hay otro paso a nivel, menos evidente que el anterior, que parece venir de la vaguada de la izquierda (también de la carretera de Cerro Muriano) por donde se aprecia una clara fila de eucaliptos que parecen señalar una antigua pista, y que luego se pierde tras cruzar la vía en dirección a la vaguada del Arroyo de Linares. Por cierto, que en el primer paso a nivel se ve como aunque está totalmente comida la ladera por la erosión, bajaba la pista directamente al Arroyo de Linares para vadearlo y subir a la Huerta de Mena.

Espero que os sirva de algo, un placer leeros...

Un saludo

Paco Rojas



PD: ahora voy a dejarte otro comentario sobre los torreones en otra entrada reciente...

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenas tardes, amigos. Magnifico como siempre. A los que habéis mencionado la línea de Cercadilla a Almorchon, os dejo un enlace que quizás os interese.
Paco, Las rampas más fuertes de esta línea están entre 30 y 33 mm, muy parecidas a las de Puigcerdá a la Tour de Carol. Pero son algo más pendientes las de Cercadilla a Almorchon.
Una anécdota: Cuando empezaron a subir los ferrobuses hasta Peñarroya tenían serios problemas, sobre todo en el túnel de La Balanzona. Tuvieron que veneir los antiguos maquinistas de vapor, para servir de practicos de via, ya que un día sí y otro también se quedan tirados-argot ferroviario-vamos, que no llegaban a su destino.
P/S: Mi bisabuelo fue capataz de via nueva, en La Solana, mi abuelo fue Jefe de Tren –falleció en la catástrofe de La Solana, mi padre fue maquinista es esta línea. Así que cuando se habla de esa línea, me emociono. Un abrazo

ferropedia.es/wiki/Línea_Córdoba_-_Almorchón._Por_Amoluc

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Manolo,
la descripción dice que, desde la carretera, Majano, Peña Tejada, Torreblanca, Olivar de León, Doña Manuela, Hacienda Velasco y Santuario, luego arroyo arriba, y el tramo es Arroyo arriba. Entiendo que al igual que las otras carreteras muchas tiene parte del recorrido común. Pero coincido contigo que puede ser recuperable con muy poco.
Un abrazo Manolo.

Paco Muñoz dijo...

Paco Rojas claro que me acuerdo muchas gracias.
Oye acabas de hacer un aporte considerable -lo mejor de los blog los aportes, los comentarios, es verdad- que seguro Manolo lo habrá tenido en cuenta. Desde abajo sí que se ve bien el contrafuerte que citas, que soporta la vía e impresiona. Yo he tratado de mirar en Google lo que comentas y donde únicamente se ve algo de lo que dices en el vuelo de los americanos, ahí se vislumbra un camino que se aproxima a la entrada del túnel, lo que supongo será el segundo paso a nivel que citas. Manolo cuando bajó al arroyo buscando la alcubilla también habló de un camino, creo en este caso el primero. Como tienes las coordenadas pues seguro que él lo ubica correctamente. Salvo uno o dos lugares todo el camino es practicable y seguro que esos lugares también lo que pasa es que no nos paramos mucho y en un par de pasadas más se soluciona.
Un abrazo Paco.

Paco Muñoz dijo...

Amigo Patxi, Gracias.
Tú en ferrocarriles eres un experto. No te he preguntado nunca si tu profesión es esa directamente, pero estimo que siendo tú abuelo ferroviario -que se dejó la vida en ella-, y tu padre, me imagino que a lo mejor la saga ha seguido en ti, sobre todo por la dispersión geográfica, ya que eso es genético en las familias. Los amigos que tengo de la empresa,: Naz, Costilla, Reyes, Funes, también sus hijos siguieron en la misma, en la época dorada, que ahora es menos romántica.
Mirando el perfil del trazado del link que sitas, se ve el desnivel desde Mirabueno hasta el Muriano. Córdoba 121 msnm, y Cerro Muriano 394 mts. más arriba, en lso 515 msnm. No me extraña que a los motores de gasoil de los ferrobuses le costara trabajo.
Un abrazo

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenas tardes, amigos. Paco, mi bisabuelo, mi abuelo, mi padre, mi tío, mis dos hermanos varones y yo, ferroviarios, y por si esto fuese poco, ahora una sobrina. No sé si habrá alguna familia de tan larga tradición. Conozco a Reyes y a Funes.
P/S: Yo llegue opositando hasta lo máximo. Como tenía el carnet político equivocado ahí me quedé, viendo pasar a muchos de los que yo había sido su jefe, porque ellos tenían el carnet adecuado al momento político. Ahora, sabiendo lo que sé, no entraba a este engendro de ferrocarril, ni a recoger billetes de 500 euros. Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Me lo había imaginado Patxi por la dispersión geográfica que, salvo la de las armas y me consta que esa no, es lo normal. El hijo de Reyes estaba en Zaragoza, Funes está lamentablemente donde nos debe esperar mucho tiempo, y su hijo también trabaja aquí, y los demás jubilados. Tuve mucha relación con esa familia por la asociación cultural de aquí. Luego por mi trabajo recibía a muchos para la tarjeta, que al final quedó en un destacamento de Madrid. Y vivir en la Huerta de la Reina tú familia era un síntoma más clarísimo. Pero el carnet equivocado lo tenían los otros Paco, ahora se lo habrán comido con patatas, o a lo mejor se han cambiado la chaqueta, ya sebes aquello del que nace lechón.... Ahora conozco a otros pero están en ADIF, el otro engendro. Muchas gracias.

Emilio Fernandez dijo...

Muy buen aporte esta vez Paco y compañia,tendré que explorarlo un día cuando tenga tiempo,por cierto Patxi siempre me llano la atención esa lapida tan majestuosa en el cementerio de San Rafael.dedicado a las víctimas de accidente ferroviario de la Solana,no sabía de que se trataba y me puse investigar hace unos años,fue una autentica desgracia el accidente y una forma de perder la vida muy dramática.cayendo dentro del fogón,bien se merece una entrada en este blog,en el vídeo de ultimo tren almorchon se ve creo el túnel De la solana,el resto de la historia este perfectamente ilustrado con todo lujo de detalles en la prensa histórica,jamas pensé que quedará alguien vivo en Córdoba que recordara la tragedia y mira por donde estaba delante nuestra....muy gustaría un día que pudieses ampliarnos si quisieras claro,esta historia.un saludo

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Emilio, hay una web de ferroviarios ferropedia y amigos que detallan los accidentes de esa vía
http://www.ferropedia.es/wiki/Cat%C3%A1strofe_ferroviaria_de_La_Solana
En este perdió la vida el abuelo de Patxi, pero el de 1920 fue horroroso en el túnel nº 1,
http://www.ferropedia.es/wiki/Accidente_del_t%C3%BAnel_n%C2%BA_1 y otro en 1964
http://notascordobesas.blogspot.com.es/2010/03/estacion-de-los-pradillos-via-de.html
http://notascordobesas.blogspot.com.es/2010/03/la-estacion-de-la-balanzona-y-el-tramo.html
Yo estuve en la entrada del túnel por ver si había restos de destrozo, y seguro lo repararían pues no vi nada, y el accidente que cayeron al precipicio, desde abajo donde cayeron casi al arroyo pedroches, hay un salto.
Un abrazo.

Emilio Fernandez dijo...

Es cierto Paco hace poco la vi,y tus entradas sobre el accidente De 1920 también,intento no perderme ninguna historia de estas,.......soy un maquinista de tren "frustrado" me hubiese encantando serlo desde que mi abuelo desde pequeñito me llevaba a la antigua estación de Cordoba a ver los trenes,bueno ya ves el destino me puso asfalto debajo en vez de raíles,asi que de algubs manera conseguí mi sueño.un saludo

Paco Muñoz dijo...

Emilio a todos nos ha llamado la atención el ferrocarril, tiene una atracción especial, en los románticos tiempos del vapor y ahora. Pero en realidad y tú lo dices tu trabajo es muy parecido aunque tú puedes salirte de la vía, esa es la diferencia que yo veo.
Un abrazo Emilio.