martes, 12 de agosto de 2014

CORTIJO DE LOS VELASCOS, DE VALERO O SAN ANTONIO, Y RUINAS EN EL SURESTE DE LOS VELASCOS

Cortijo de Los Velascos

Por lo que se ve, si se chequea el Catastro, las fincas de la zona o son de Orive o de Los Velascos. Casi todas las que he comprobado les corresponden a una de esas dos propiedades. Es posible que sólo sea el nombre, aunque la numeración de las parcelas son desde luego distintas, teniendo en cuenta que estas cuestiones pueden que sean por razones de otra índole.

Interior, arcadas al fondo de las caballerizas

Esta mañana a las nueve, cuando ya marcaba el termómetro 27º, he visitado el inmenso y hermoso caserío del Cortijo de los Velascos, toponímia idéntica al de las cercanías del Santuario de Linares, que se llama en realidad Velasco Bajo -éste último está compuesto de dos núcleos, el de la casa matriz y el molino que está más arriba, y ahora se utiliza para guardar el ganado-.

Vigas 

Saltamos los arroyos de Pradillos, y Pedroches y nos situamos de nuevo en la ruta Los Velascos en las cercanías de Sto. Domingo. El camino parte desde la antigua casilla de peones camineros y paso a nivel, en la N-432a que pasa por debajo de la actual y baja hasta el arroyo, en la zona de la Fuente de los Mártires, para luego subir, y merece un cierto respeto por su desnivel. Este camino se hizo para permitir la salida de los camiones de la cantera de Orive, cerca de Santo Domingo, para acarreo del material que se empleó en la Variante Sur de la N-IV. Era más fácil salir a la N-432 que dar la vuelta por Santo Domingo.

Catastro de 1950

Las oportunas riadas del arroyo de Pedroches, y el abandono de la explotación de las canteras de Orive, destruyeron el puente de tubos que construyeron y el camino en algunos lugares. Si vemos las fotografías del 1956 vemos que el camino no existía, así como en planos anteriores. Ya en el vuelo del 1977 está el camino en funcionamiento y tímidamente la cantera. En los planos topográficos de 1872, militar de 1853 y Geográfico de 1893 figuran otros caminos y nomenclatura.

Topográfico del siglo XIX

Este gran caserío se llama de Los Velascos. En algún sitio he leído que tenía una gran cuadra, y que es la nave que da al patio con tres grandes arcos, y está situada en su lado oeste. La producción del cortijo era principalmente cereal, como se puede comprobar por la era de unos 400 m2, de la que aún se ve su empedrado en su lado sur. Así como ganado. Las medidas del cortijo son un rectángulo del orden cuarenta y algo metros por más de veinticuatro, aproximadamente unos 984 m2. Parece que estuvo en uso hasta los años sesenta, pero este extremo no está confirmado.

Vuelo de 1956, no hay camino aún, y se ven los llanos del cortijo

Tiene varias construcciones de dos plantas, y una serie de patios. En un rincón de su lado norte tiene un horno. Podemos precisarlo con más detalle por las fotografías. Todo el conjunto del cortijo está sobre una plataforma semidesaparecida encima de la ahora dorada loma. Su acceso, según por los planos antiguos, parece que se realizaba por el margen del arroyo de Santo Domingo desde el actual puente de hierro, sin menoscabo de otros caminos por la zona de la Viñuela o Palomera Alta. Lo cierto es que es un gran cortijo, y da una gran pena verlo en el estado que se encuentra.

Vuelo de 1977 ya está el camino

La ubicación del cortijo es excelente, en una loma en la cota de 252 m. de altura, elevación de una gran explanada que permite una visión de todas las variables de verdes de sus alrededores. También se presenta una buena visión de la parte del Cambrón, lo que ahora llaman el 14%.  

Topográfico de 1893

Recorrido actual
 Camino





CASILLA EN RUINAS AL SURESTE DEL CORTIJO DE LOS VELASCOS

Casilla al sureste de Los Velascos

Unos metros más abajo, hacia el sureste existen unas ruinas de una construcción de dos habitaciones, tipo torre, de las que no he podido precisar su significado. Esta casi enterrada en vegetación a la derecha del camino que va en dirección al arroyo de Santo Domingo. No es una torreta vigía, y no he encontrado signos de que sea construcción hidráulica pero allí está por si alguien nos puede aclarar su uso y significado, evidentemente igual que cualquier cosa relativa a este cortijo y, como no, al resto de las construcciones.

                                      Otra vista de la Casilla al sureste de Los Velascos

CORTIJO DE VALERO, CASILLAS DE SAN ANTONIO O INGERTAL

Ruinas de Valero, San Antonio o Ingertal

Llegando al cortijo desde el arroyo de Pedroches, existe a la derecha un camino que nos lleva a lo que en planos de 1896 se llama Cortijo de Valero o Ingertal, y en otros planos lo llaman Casillas de San Antonio. Al final del camino citado nos encontramos las ruinas que tienen una superficie de unos trescientos metros cuadrados. Otra buena cortijada en otro hermoso enclave; por el norte el valle del Barrionuevo y Torreárboles, este Meseta Blanca, Orive Bajo y Pedroches; sur también Pedroches y la ciudad, y oeste el escalón de Sierra Morena.

Desde Valero la Meseta Blanca la cornisa

El camino de acceso está empedrado en un trozo. Desde el cortijo baja un sendero hasta el arroyo Pedroche, y en la vertiente izquierda del mismo podemos ver el cortijo de Orive Bajo, así como las cornisas de la Meseta Blanca. Hay poca documentación sobre estas cortijadas, por lo menos yo no la he podido localizar. Si es cierto que están ubicados en un lugar de la sierra privilegiado. No he podido encontrar vestigios de pozos o aljibes lo que lo haría mucho más autónomo. 

Desde Valero el puente de Abbas Ibn Firnás y la ciudad

Los ciclistas y motoristas crean nuevos senderos y caminos, que desvirtúan los primitivos. De todas formas los accesos son cómodos porque todos ellos se mueven, una vez subidos a la cota, por similares alturas. Pinar, algarrobos, encinar, coscoja, lentisco y jara, las más significativas, además de otras muchas especies. La vuelta cuando ya eran las diez de la mañana, porque el termómetro rondaba los treinta grados centígrados. Un lugar en ruinas con, seguro, muchas historias enterradas en ellas. 

Desde Valero Orive Bajo
Fotos y vídeos del autor
Bibliografía de la red.

6 comentarios :

Emilio Fernandez dijo...

Paco si ver las ruinas aun impresiona,no te quiero ni contar que seria llegar a lomos de un mulo o borrico subiendo por el pedroches,que buenas historias y anecdotas se tuvieron que contar sus moradores a la sombra de un emparrado
o al calor de una fogata en el invierno,tan buenas seguro como las que tu nos cuentas,gracias por acercarnos este rincón de nuestra sierra y contarnos su pasado.

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. ¡¡¡Magnifico trabajo!!! Claro, que acercarnos estas cosas te tienes que mover más que los precios en corralito argentino. A simple vista el cortijo o lo construyó un zumbado, o se hizo en más etapas que la Vuelta. A simple vista he podido apreciar construcciones en Mixtum, calicanto, tapial y muros con todo junto. Me ha llamado especialmente la atención que hay arcos de ladrillo que soportan poco peso, y sin embargo hay una puerta con dintel de madera, sin arcos de descarga que está aún de pie.
En estos cortijos los que llegaban con mulos y burros sólo contaban calamidades, y de lumbre nada, se quitaban el frio con el calor de los animales. No digo que este sea el caso, pero muchos de estos cortijos, con la vista gorda de las autoridades del momento, eran estaciones de paso del comercio ilícito, principalmente de caballos. Bueno, Paco, un abrazo.
P/S: Cuentan que Diego Corrientes fue detenido cuando hacia contrabando de caballos con Portugal. Mientras se dedicaba a saltear caminos tuvo problemas, pero cuando hizo competencia con el contrabando de los caballos, lo denunciaron lo detuvieron y …

Paco Muñoz dijo...

Emilio. Siempre me imagino cosas de ese tiempo ¿Y los niños. Cómo sería su vida, sin colegio, y... sin tv y móvil? Bromas aparte, allí imperaría la tradición oral, que es la que siempre queda. Si alguien sabía leer, es quien leería algún periódico que llegara o algún libro que tuvieran. Aunque no creo que tuvieran mucho tiempo. Luego está la guerra incivil, también me he imaginado las situaciones que puede haber creado. Gracias a ti que has sido el instigador o cooperador necesario.
Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Patxi. Si que se anda un poco, pero eso es sano y lo es más conocer rincones, y el hacerlo solo te da tiempo a hacer lo que quieres y casi siempre estás de acuerdo. Interesante apunte sobre la construcción. Y sobre el contrabando, siempre es lo mismo.
Un abrazo

diegrodber dijo...

Buenas tardes:
Pedazo de investigación, yo me pateo mucho esta zona pero apenas conocía nada. Como curiosidad, la esquina opuesta al horno, presenta una especie de torre o habitación tapiada, o pared muy gruesa, ignorando su cometido. Por otro lado, quería comentaros que algunos cazadores y hombres mayores de mi barrio conocen a la casa de Valero como "la Casa de las Pu...", aunque dudo enormemente de la rentabilidad de un negocio de dicha naturaleza tan lejos de la capital. Y por último, frente al cortijo de Los Velascos y a la izquierda de Valero, si sigues esas pequeñas veredas y te internas un poco, pasarás junto a una construcción más o menos subterránea, delimitada por unos pocos ladrillos, tal vez para fabricar áridos o cal. Hay una muy parecida al lado del puente de hierro, perdón por la biblia!

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Diego, investigación de mapas si, aunque pobre en la verdadera historia. Bueno cuando lo conocen así el cortijo de Valero no creo que sea por el negocio, seguramente por un caso concreto. Esas veredas creo que van a la Cantera de Orive, a la dorsal entre los arroyos de Santo Domingo y Barrionuevo. Después de rodear la cantera por el borde, hay una vereda que va hasta el último poste eléctrico cuyo vano es bestial, 710 m. desde ahí hasta un cerro al norte del cortijo de Orive Bajo, es impresionante, sobre todo por el peso de 700m de cable, sobre el arroyo de Pedroches. Si puedes señalarme la construcción en el mapa te lo agradecería o las coordenadas. Muchas gracias por la "biblia" porque se aprende todos los días.
Un abrazo