lunes, 8 de febrero de 2016

PUENTE EN EL ARROYO SAN CRISTÓBAL

Puente (Foto Pepe Serrano)

Al final del Camino de la Fuente, donde debía estar la misma -y que aún no la hemos encontrado-, junto a la cantera del arroyo de San Cristóbal, hay un moderno puente -en los mapas de Google pone Arroyo del Moro, aunque ya ha sido enviada la oportuna reclamación para rectificar el erróneo toponímico, y esperemos no nos pase como en la Web Conoce tus Fuentes-, arroyo que luego se llama; Saldaña, Sansueña, Las Piedras, de Madre de Dios, de la Fuensanta y Santa Matilde, al introducirse en la ciudad, antes hoyado su dominio hidráulico por el Gimnasio Sansueña, y abajo de Chinales por la empresa de ascensores, impunemente, con la mirada no se sabe dónde del Consistorio. 

 Vuelo 1956

Catastro 1950

Digo moderno porque su construcción, sus materiales así parece que lo determinan. La modernidad la podemos estimar en sesenta o más años, ya que lo vemos en el vuelo de 1956. Sus muros son de mampuesto, del mismo material de que dispone la cantera, y su tablero de placas de cemento. A pesar de que el muro de la margen izquierda, tiene un enorme socavón que posiblemente sea proxima causa de su destrucción. Llama la atención su finalidad, que nos hizo elucubrar, buscando un motivo para su construcción. Decir que me lo enseñó Pepe Serrano y él lo había visto por casualidad en una incursión tipo "correcaminos" con el compañero José Antonio Fernández.

Vuelo 1977

Actual 

Las elucubraciones sobre su sentido son varias, en algunos planos se ve un camino o restos de un camino que subiría al sendero, que va desde el Lagar de la Cruz al abrevadero de San Cristóbal, o viceversa. Por otro lado la presencia de la cantera nos hizo también pensar, en la explanada para poder moverse los transportes de material de ésta. el Camino de la Fuente ahora es un sendero estrecho, pero tiene una caja tallada bastante considerable. Luego están todas las estructuras hidráulicas de esa zona, que dejaremos para otra ocasión.

 Detalle de la pared de mampuesto

Socavón en la pared del margen izquierdo

Del libro "Arroyos de Córdoba" de Francisco Carrasco, entresaco un pasaje referido al arroyo donde, sin ánimo de enmendar la plana a tal autoridad geográfico-poética, observo los errores toponímicos de siempre, llama fuente del Orquín al abrevadero del valle de San Cristóbal, en el cruce de caminos, desde el Lagar de la Cruz a los Morales, Conejera, Cañada de la Monja o San Pablo, allí donde nace el arroyo. Un pozo seco, sólo el brocal acompaña al cauce. Y no cita los acontecimiento geográficos de la Mina y Alcubilla de Antas, además del puente que nos ocupa y el resto de la hidráulica, pero eso no son errores son carencias. 

 Detalle del tablero

Puente desde cauce arriba (Foto Pepe Serrano)

"SAN CRISTÓBAL
Bajamos la pendiente abrupta del cerro de San Cristóbal. Habíamos estado hablando con el casero de la finca, muy amable. El cerro de San Cristóbal es, además de muy inclinado -casi una pared- muy cerrado del monte; Rafael, Andrés, Bernardo, Rodrigo y yo con ellos, llegamos a la Fuente del Orquín dando agua al arroyo que nace en dos laderas de la finca. Cerca de la fuente se hallan unos viejos lavaderos de mineral, al parecer de época califal.

Charcas en el pedregal unos metros cauce arriba

Un nido vacío de oropéndolas cuelga de un almendro, y una camada de polluelos de perdiz corre tras de su madre. La cañada del nacimiento de este arroyo, muy bravo, la indultan: el marrubio, la escabrosa, el cardo y la umbela en triunfo del hipérico o corazoncillo, y los verdes felices del torvisco y el hinojo que se renuevan cuando el otoño por estas tierras del sur.

Piedras sostén torrentes en el margen derecho, por donde estimamos iba el camino

El cauce baja entre pinos, testigos centenarios de las desbordadas crecidas de inviernos pródigos que apenas viven en el recuerdo. Junto a la fuente pasa un camino ancho que inunda el arroyo y une la casa de la finca con el Lagar de la Cruz. Monte abajo va este arroyo apropiándose tierras de Los Morales donde hay recuerdos de mi infancia. Pasa el arroyo ante la casa de recreo que en tiempos pasados era lugar de descanso, en arriendo, de familias pudientes. Cruza la carretera del Sanatorio y pisa el olivar de los Ballesteros donde hay avellanos y una planta muy desconocida por aquí que es el zumaque, utilizado por los musulmanes en el encurtido del cuero para los cordobanes.  ..."

Fotos del autor Pepe Serrano y GoolZoom
Bibliografía Arroyos de Córdoba de Francisco Carrasco