sábado, 19 de marzo de 2016

ERMITA DE SAN ZOILO

Portada

Durante mucho tiempo ha permanecido cerrada la Ermita de S. Zoilo, y en el pasado año se reabrió de nuevo. Días atrás satisfaciendo mi curiosidad entré en ella, me abrió la puerta un sacerdote,  muy amable por cierto que, ante mis dudas en la entrada, me facilitó la misma, y me la enseñó practicamente. Está situada en el barrio de San Miguel, en la calle San Zoilo, en su número tres. Tiene una portada renacentista, de piedra calcárea, con escalón de piedra de mina veteada, posiblemente de las canteras del Rodadero de los Lobos. Y arriba de la misma en mármol, una talla del pozo. 

Catastro

Boceto de la casa desde el aire

Límites de la finca

Desde la esquina de S. Miguel

A ambos lados unos medallones que señalan "Año de 1740", posiblemente la fecha de la construcción. Más arriba San Zoilo agarrado a un tronco, dentro de una hornacina. Y en el tejado un falso balcón que protege una espadaña con una pequeña campana, coronado por una veleta. Completan la fachada dos ventanas, una a ras de calle y otra superior con reja. Un hall tipo galería, con destacadas vigas, que contiene un espacio de paneles informativos con una cronología de determinados acontecimientos históricos y religiosos de Córdoba. A la izquierda una puerta que da acceso a la escalera de la planta superior.

 Detalle de la hornacina con el titular

 La espadaña y balconcillo

Medallón con la fecha

Luego una cristalera de dos arcos, con una columna central y dos medias embutidas en la pared, en cada uno de los extremos. En un lado una habitación y la escalera, en el otro la salida a un bonito y recoleto patio, encalado, con muchas pilistras, helechos y otras plantas en el suelo, macetas de gitanillas y geranios colgadas en la pared, en la que también hay unos bonitos faroles. El suelo del patio tapizado de chino cordobés, con bonita cenefa pegada a la pared y dibujo de cuatro cuasi círculos con una maceta central que parece una especie de palmito. 

 El patio y puerta de la iglesia

 Arcos

Balcón de la planta superior

Frente, una puerta renacentista coronada con triángulo incompleto, de calcarenita. Encima de la misma una hornacina con una cruz dentro. Arriba un ventanuco redondo. Todo de tejado de teja moruna. Si miramos a la entrada desde la puerta de la Ermita, vemos los dos arcos acristalados citados. Arriba un balcón corrido de cuatro puertas, de madera verde con cristales, canalón y bajante del mismo color, y a la izquierda arriba de la pared, una serie de recipientes de barro para agua, en una especie de poyete. Y en el paño de la derecha una ventana. 

 Puerta de la iglesia

Interior

La ermita es una nave rectangular con un altar en la parte frontal, y puerta a la izquierda. Me imagino que dará acceso a la sacristía. El techo tiene las vigas vistas, que le otorgan un cierta armonía. Contiene la ermita dos tallas policromadas de San Zoilo y Santa Bárbara, procedentes del museo diocesano, que estuvieron antes en este lugar. El altar fue construido en 1718 cuando en esta casa estaba la cofradía que hoy no existe. Tiene una imagen de San Zoilo en el centro, y dos figuran se sitúan a ambos lados enmarcándolo. Así como una virgen con niño que estimo es del Carmen, aunque lamento no conocer la simbología católica para determinar quién es quién.

 Altar

Pozo con el agua "milagrosa"

Bajorelieve del pozo

Esta es un breve detalle de la Ermita posiblemente con errores arquitectónicos descriptivos. Pero siempre lo podemos completar con la visión de las fotografías. He de manifestar que no soy creyente, de ninguna religión. No comprendo por tanto determinados mensajes que alteran la historia de las cosas y su gente. Digo de ninguna, porque no se pueden criticar los ritos de la religión católica y aceptar los de la mitología griega por ejemplo. Claro es muy difícil asimilar en el siglo XXI, para una persona media, todas estas historias de milagros de los llamados mártires cristianos (aún no eran católicos), aceptables en los tiempos que sucedieron por las carencias científicas de los pueblos de entonces.

 Campana de San Zoilo


Luego las reliquias han sido talismanes de las personas, e incluso cuando hubo carencia de estas, ver como se multiplicaban por contacto entre ellas, como si fuesen imanes. Hubo en ese tiempo un amplio tráfico de las mismas, y los poderosos las atesoraban dentro de su propia ignorancía. Contemporáneo nuestro, un dictador fascista dormía con el supuesto brazo momificado de una señora en la mesilla de noche, que seguro le hubiera recordado en sueños, si fuese verdad lo de la santidad, los miles de muertos de seres humanos que causó su golpe de estado. También hay que comprender que, cuando la noche es negra para las personas, lo bien que le vienen a éstas un simple fósforo. 

Cuadro del supuesto martirio

Otra visión del martirio

En fin habría mucho que discutir de estos asuntos, siempre desde un punto de vista objetivo y científico, nunca desde eso que llama el catolicísmo fe, y que no es ni más ni menos que aceptar sin discusión los dogmas. Don Teodomiro Ramírez de Arellano, dice en sus Paseos: 

"Toma el titulo del antiguo hospital, después solo ermita y últimamente casa de aquel Santo Mártir; unos dicen haber sido esta morada de donde salió para sufrir la muerte, mientras otros solo aseguran que en el pozo que está en lo que fue iglesia, arrojaron los riñones del Santo, y no faltan beatas de las antiguas que aseguren haberlos visto salir en el cubo al sacar agua, y que, al irlos á recoger, han saltado por si solos á lo hondo, donde han de permanecer incorruptos. Esta creencia ha hecho que la víspera del día del Santo vaya mucha gente á llenar sus cántaros á aquel pozo, bebiéndola como medicina celestial que, cura todos los males." y como podemos ver, ironiza los milagros.

 Panel

Panel

Ninguna de estas cuestiones de debate, anulan los aspectos artísticos, y la recuperación de un espacio mítico para la religión e histórico para mí. Sea bienvenido todo lo que sea recuperar nuestro patrimonio, aunque este sea propiedad de la iglesia católica. Luego que cada uno lo interprete como pueda o quiera, y si le sirve para ser mejor persona siempre es agradable. Por lo tanto hay que celebrar la iniciativa de recuperar estos lugares de la historia o la leyenda cordobesas.   

 Sobre el milagro

Sobre los mártires
Fotos del autor, de Apple, y de la red.

6 comentarios :

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. Muy buen relato. Durante mi infancia he pasado por la calle San Zoilo, “cienes de veces” y nunca la había visto abierta. La que si estaba siempre abierta era una que tenía un cartel que decía: “hermandad de alférez provisionales, que si no recuerdo mal, estaba en la casa de la esquina. El que si he visitado es el espectacular Monasterio de San Zoilo en Carrión de los Condes. Bueno, a ver si me respeta la informática. Un abrazo, salud y República.
P/S: bebiendo tanta agua santa en Córdoba, ¿Cómo había tanto Cólera y fiebres tifoideas? Igual, es que eso era y es un camelo.

Paco Muñoz dijo...

Enhorabuena Patxi, te empieza a respetar el windows 10. Estos tenían hasta una Glorieta en Vallellano. He estado leyendo sobre el monasterio y el trasiego de huesos que tuvieron los poderosos buscando el talismán como el otro con el de Santa Teresa. Patxi, te imaginas (es desde luego una leyenda) como tendrái que estar el agua de un pozo donde han tirado unos riñones, cuando en un aljibe cae en animal y se pudre, el agua está abonada pata tifus o cualquier otro tipo de infección. Además eran riñones vivos que si los sacabas se volvían a tirar ellos al agua. Si ves los óleos (de dos artistas distintos), donde están pinchando es más alto de los riñones, claro los pintores no tenían porque saber de anatomía interior.

Salud compañero. Un abrazo.

Rafael Garrido dijo...

Muy buenas! Soy seguidor del Grupo de historia de Córdoba en Imágenes, además de arquitecto. Gracias por tu entrada acerca de la Ermita de San Zoilo, como has visto este año se ha recuperado al culto la edificación que se erigió por lo mismo.

Soy feligrés de la Parroquia de San Miguel y he colaborado, en parte, en su reapertura pues todo el mérito lo tiene el párroco y sus vicarios parroquiales que se decidieron a rehabilitarla. Si necesitas más información o quieres hacer una visita, lo que necesites estoy encantado de atenderte.

Mil gracias de nuevo!

Paco Muñoz dijo...

Rafael, muchas gracias por tu ofrecimiento. Mi felicitación por la excelente recuperación de la Ermita, que te ruego las hagas llegar si está en tu mano, a los responsables. La recuperación del patrimonio cordobés es siempre una buena noticia, independientemente de las creencias de las personas. Me quedaron dudas, bien es verdad que había culto en ese momento y no era el adecuado, pero te digo, tiene como puede verse en el catastro, en su lado oeste un segundo patio que no puede ver y estimo que el pozo podría estar por ahí. Luego supongo existirá una sacristía cuyo acceso será por la puerta al lado del evangelio. Y hay una cosa que ocurría en las casas antiguas y era el solapamiento de unas propiedades con otras, la fachada de la Ermita solapa con la de la casa número 5 en lo menos un metro, eso me hace deducir que a lo mejor la finca 5 formaba parte en la antiguedad de la 3 o viceversa. Es solamente una curiosidad. Muchas gracias de nuevo Rafael por tu amabilidad -y te cojo la palabra- similar a la que tuvo el sacerdote conmigo personalemnte. Un abrazo

Rafael Garrido dijo...

Pues ahora que veo la ficha del catastro ese patio no es de la Ermita pues no existe acceso al mismo, ¡nunca había consultado este!. Cierto es que la Ermita tiene dos huecos a los patios de los vecinos colindantes, uno de ello a este patio que mencionas, también la vivienda oeste abre un hueco al patio de acceso a la Ermita.

De nuevo existe un fallo en el plano de catastro pues la sacristía se encuentra a la Izquierda del pozo, mirando desde la entrada. Recordarás que había un frontal de palillería con una puerta, ese es el acceso a esta y es un pequeño "bocado" a la vivienda este.

Y si, curiosamente el zócalo de la casa colindante invade lo que es la fachada principal de la Ermita, bien en cierto que este recae dentro de su propiedad pero parece que el propietario de la vivienda decidió continuar hasta la puerta de acceso, compositivamente queda bien y bastante significativo.

Se me paso decirte que la Virgen que se encuentra sobre la credencia es en efecto una Virgen del Carmen, el resto son los que mencionaste: Santa Bárbara a la derecha, San Zoilo en el centro y San Antonio a la izquierda. Existe una tercera representación del martirio de San Zoilo además de las que muestras que si no me equivoco son de los paneles expositivos de la entrada, esta representación es el lienzo que esta sobre el retablo y como en los otros se muestra como el mártir es acuchillado mientras le extirpaban los riñones.

Había leído la mención que hace Ramirez de Arellano acerca de la aparición de los riñones, cuanto menos simpática, supongo que fueron historias que fueron adornándose hasta llegar hasta ese punto. Lo que si es cierto, parece ser que los riñones si fueron arrojados a ese pozo y que es por ello por lo que erigió esta Ermita allí pues este Zoilo fue bastante venerado. De hecho, hubo en la Parroquia de San Miguel una hermandad de San Zoilo, cuyos hermanos eran enterrados en el mismo templo, exactamente en la nave de la epístola pues el ábside de este fue la capilla de San Zoilo, supongo existirán criptas debajo de la actual solería. Como ves era fuerte la devoción por este santo cordobés cuyo cuerpo aun sigue en el monasterio benedictino de Carrión de los Condes.

También apuntarte que anterior a la reforma del Concilio Vaticano II el presbiterio actual del templo era muy distinto a como lo conocemos hoy, la celebración de la Santa Misa era distinta, al igual que el presbiterio el retablo también tenía algunas diferencias respecto al actual pues estaba iluminado pero lo más interesante eran las escultoras que lo custiodaban. Todos ellos eran Arcángeles (dos de ellos ahora se encuentran en el acceso a al Templo) y en la calle central, encima del baldaquino y bajo el ático, se encontraba una espectacular escultura de este gran Santo cordobés llamado Zoilo.

Paco Muñoz dijo...

Rafael muchas gracias por toda la información, que es además de muy interesante muy exhaustiva, que sería mejor digerida teniéndote como guía "in situ". A lo mejor no tiene acceso pero el patio si le pertenece, pero si existe ese patio al suroeste. Lo que sigo sin saber si el pozo está visitable o ha dejado de existir, quiero comprender que está en la sacristía entonces. Y lo de la sacristía está muy claro, la puerta está en el lado izquierdo del altar. Luego se introduce en la vivienda este, que es la nº 1 de la calle Torres Cabrera. Eran muy normal estas intrusiones, en Alfaros se dan debajo del convento del Sister, la fila de casas son los bajos hasta la muralla y arriba el convento. Aclarado lo del zócalo derecho ya que el quicio es el fin de la finca, permite desde luego una solución estética. Luego tampoco hay acceso a la espadaña, que de seguro será por la unión primitiva de la vivienda y después se segregó.
Lo de la virgen del Carmen me parecía a mi por analogía con otras que he visto. Gracias. Las demás imágenes correcto. Y sí son de los cuadros expositivos del hall, cada uno con errores de anatomía según el albedrio del los autores, son corrientes esas licencias. Y Rafael, cuando entramos en el terreno de las leyendas populares son muy difusas las fronteras entre la realidad y la ficción, pero forman parte de la historia siempre.
Lo de Carrión de los Condes fue un traslado en su momento y a su vez se trasladó la tradición allí. He estado viendo el Monasterio y es enorme. Y lógicos los enterramientos cuando las iglesias tenían todas el suyo. También fue hospital, teniendo en cuenta que esos hospitales tenían dos o tres camas.
Te reitero mi agradecimiento por la información y difusión de este lugar que forma parte de la historia de nuestra ciudad, se crea o no en están ahí y son creencia de muchas personas, y si ello les viene bien para ser mejores, bienvenidas sean.
Un fuerte abrazo y gracias.