jueves, 10 de marzo de 2016

MINA DE AGUA EN EL CORTIJO DE CEBRIÁN BAJO

Tramo de galería(Foto Emilio F.)

Hace algunos años visité varias veces el cortijo de Cebrián Bajo. Había sido molino antaño, como casi todos los cortijos, tiene aún unos fuertes y llamativos bancales, estrechos, para sacarle algo al terreno serrano abrupto que contienen. Una alberca que encima de los bancales distribuía el agua para poder regarlos por gravedad todos.

Plano del siglo XIX

Catastro de 1950

Para llegar a la puerta de la mina, en ese tiempo, hubiera sido necesario desbrozar de zarza una trinchera de unos veinte metros, que ocupaba la misma en toda su anchura, que supera los cuatro, con una altura por la parte más alta algo más unos tres, unos 160 metros cúbicos de zarza hubiera tenido que quitar, todo aproximadamente, en el ánimo de hacernos una idea lo que significaba explorar esa mina.

Plano de cotas

Poligonal (Abén Aljama)

Croquis.

En el día de más por ser bisiesto el año, 29 de febrero, cuando bajábamos de desbrozar el camino 51, Manuel Trujillo, Pepe Serrano y quien suscribe -decir que también desbrozaba yo es una osadía-, fuimos a ver el sistema hidráulico y cuál fue nuestra sorpresa al ver que estaba limpia la trinchera y se podía llegar sin problemas a la puerta de la mina, que es semiventana, pues tiene un escalón. Como estaba abierta pudimos observar la bóveda de entrada, vamos el "hall".

Alberca

Trinchera de entrada, con escalones laterales

En la cabecera de la puerta pone una fecha, 1983, y debajo 18-9-83, que suponemos sería la de una reforma de la misma.  La entrada, no pasamos de ahí es de bóveda de cañón de ladrillo enlucidas las paredes y cosa curiosa, con los colores califales de almagra, y dibujos en los zócalos parecidos. Eso nos traslada en principio a los siglos X u XI, que parece es -siempre desde mis cortos conocimientos-, cuando se utilizaban esos colores.

Puerta

Detalle de la puerta

Fotografías y vuelta atrás para casa, porque era el atardecer y la noche pronto sería un hecho. También vimos la lumbrera que en dirección sur desde la puerta, estaba en el cerro. Está estaba tapada con una lamina de aluminio, seguro para evitar la caída de algún animal dentro. Un cuadrado de unos cincuenta centímetros de lado, de ladrillo, permitía ver la misma en su totalidad, que estimamos en más de cinco metros, relacionándola con el nivel de la puerta de entrada.

Fecha en el frontal

Siempre que tengo conocimiento de una cavidad, o mina, lo primero que se me viene a la mente y hago es avisar a mi amigo Abén Aljama, para que opine y sobre todo la incorpore, si no la tiene ya, al amplio catálogo de éstas, del grupo al que pertenece, G40, y con el que modestamente -más estorbando que otra cosa-, he colaborado algunas veces. Le comenté el asunto y quedamos para ir a verla esta semana. Planeamos la visita que en principio debía ser corta.

"Hall" y las pinturas de almagra

Estas visitas es muy importante hacerlas con expertos, y respetando siempre los protocolos reglamentarios. Entrar en una galería sin saber lo que se va a encontrar allí, requiere de unos conocimientos de espeleología mínimos y esos sólo los tienen los expertos. Importante esta máxima, pues así se evitarán accidentes y las lamentaciones posteriores. Llegó el gran día, Abén, Emilio y yo, pues Pepe llegó después, nos dispusimos a visitar la mina. 

Inicio de la galería (Foto Emilio F.)

Una breve semblanza de los visitantes; Abén es el experto principal, amplio conocedor de la materia, y Emilio le sigue a la zaga, y además es una enorme fuente de información natural, Pepe es todo terreno, intrépido y fundamental, mí "country walking partner" como dice mi hijo Paco, y yo... pues bueno, tengo el placer de ir con ellos y la ventaja de aprender siempre. Como puede verse el equipo, salvo el narrador, es ideal, pequeño pero complementario. Y en su cincuenta por ciento joven porque el otro cincuenta, supera los ciento veinticinco años.

Galería

Y otra sobre el cortijo: se llama San Cebrián Bajo, pero es curioso, Cebrián deriva de Cipriano, y este del latín "Ciprianus". El martirologio católico tiene cinco señores llamados Cipriano, y no figura este señor como santo, ni Cebrián tampoco. Y yo, como un Demetrio cualquiera, pero al contrario, le he quitado el san, justificando eso sí, su no existencia. Por eso le llamo cortijo de Cebrián Bajo. El calificativo es porque hay otro Alto. Cebrián es también apellido, y me acuerdo de un rico "demócrata" que se llama así.

Lumbrera exterior

 Vista de la lumbrera desde la galería (Foto Abén Aljama)

Hechas las aclaraciones que he considerado pertinentes una más, la técnica. Esta entrada nunca puede suplir a los trabajos espeleológicos, es una reseña a una visita, con la única pretensión por mi parte de dar a conocer un sitio. Ninguna de mis explicaciones puede, mejor dicho debe, considerarse técnica, es verdad que algunas informaciones me vienen dadas por los compañeros que saben de ello, pero hasta cuando se haga la topografía y los expertos del G40 hagan la descripción técnica, no será una referencia espeleológica correcta.

Abén observando la habitación final

Techo de roca madre

Y ahora algunos datos. Reitero siempre provisionales y aproximados. la entrada se realiza por una puerta metálica, casi ventana, rota, sujeta con un palo, por la que se accede a un "hall" de metro y medio de anchura por otro metro y medio de profundidad, y una altura de un par de ellos, con bóveda de cañón de ladrillo. Estas paredes de la entrada tienen los colores del califato, almagra, y parecidas cenefas. También se pueden interpretar colores romanos pero me parece algo más atrevido.

Habitación final (Fotograma de vídeo de Emilio F.)

La dirección de la bóveda es suroeste, y luego parte de ahí una galería, dirección sur, de aproximadamente una altura de 1,60 m. y 0,70 m de anchura, con un zócalo diferenciado de unos 1,40 de altura, hasta el arranque de la bóveda de cañón, de ladrillo, toda encalada, y suelo plano. A los 4 metros en dirección sur, hace un giro ligero al sureste durante 4,5 m. donde se encuentra la lumbrera, de unos seis metros de altura, cuadrada de ladrillo de unos cincuenta centímetros de lado. 

Vista del suelo de la habitación final (Fotograma de vídeo de Emilio F.)

A partir de la lumbrera hace un giro en dirección sur nuevamente en un tramo de 2 m. y luego suroeste 7 m. que es el tramo más largo. En total incluyendo la habitación de la captación, unos veinte metros. Desemboca en una habitación de techos de algo más de dos metros de altura, casi cuadrada, de roca viva. Parece querer continuar al fondo la excavación pero se quedó ahí. No pude precisar la salida del agua y tampoco percibí concreciones calcáreas en las paredes. Es cierto que para hacer una descripción se requiere más tiempo desde luego. 

Habitación final, yo, y al fondo la salida de la galería(Foto Abén Aljama)

Decir que toda la galería y la habitación final, está llena de agua con un nivel de unos treinta centímetros, nivel que mantiene el murete de la entrada en el "hall". Todas las paredes, están artísticamente tapizadas de raíces de las plantas superiores que, naturalmente saben dónde encontrar el agua. No hemos encontrado ningún otro animal, aparte de las arañas, como pueden ser murciélagos, posiblemente por no tener cómoda entrada y salida, ni acuáticos. Si dos ejemplares minúsculos de setas en una pared.

Saliendo quien suscribe de la galería (Foto de Emilio F.)

Y esta es la descripción aficionada de una mina de agua en el cortijo de Cebrián Bajo, cerca del camino 51 de las Ordenanzas, y la vereda Real Soriana o camino de Emérita Augusta de la Loma de los Escalones que, por las razones expuestas, siendo las principales la privacidad del lugar y la señalada peligrosidad, no puede visitarse, pero que está ahí para que los expertos nos desvelen más cosas de la misma. Y como siempre mi agradecimiento a los compañeros por permitirme, a estas alturas meterme en camisa de once varas.

Fotos del autor, Abén Aljama, Emilio F. y GoolZoom 

2 comentarios :

gENiUs dijo...

De descripción aficionada nada de nada. De hecho, si me das tu permiso la voy a coger para el informe y así me ahorras trabajo jeje. El próximo día vamos a hacer la topo y se acabó ;-)

Gracias Paco, un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias, viniendo de un experto es un honor. De permisos nada de nada es público. Cuando me digas pegamos el salto, aunque estoy seguro que tú verias más cosas. Me llamó la atención no ver de dónde salía el agua. Pero ya lo veremos.
Un abrazo y muchas gracias.