martes, 10 de mayo de 2016

ARMASNUEVE, CENTRO CULTURAL



De casualidad, de vuelta del museo de Bellas Artes, renqueante por mi lesión de talón, visité un nuevo espacio cultural que lleva un tiempo en la calle Armas y no conocía, esa que fue febril calle artesanal de mi infancia. Ya no eran armeros, si no carpinteros, de bancos de platería (donde compré el mío) y trompos de niño, a los que los "quíes" (matones del momento) afilaban sus púas para romper los de los incautos. También vivía allí mi amigo y compañero de fatigas militares, Pepe Reina. El espacio se llama "ARMASNUEVE Centro Cultural".

 Dintel

 Prensa en la entrada

Una sala al patio

Dice nuestro paisano D. Teodomiro Ramírez de Arellano, en su obra "Paseos por Córdoba"...

"La calle de Armas

Dispensen nuestros lectores si de una palabra tan usual como el título de una calle hemos hecho digresiones que tal vez no conducían al objeto de la obra. Y pasemos a la de Armas, que, enlazando con la de San Francisco, va a dar comunicación a las de Maese Luis y Tornillo, correspondientes al barrio de San Pedro.
Planos de la web Armasnueve

Calle Armas en los años cincuenta (AMC)

 Patio en calle Armas año 1936 (AMC)

Armas es título justificado por la reunión en esta calle de las personas dedicadas a aquella industria, un tiempo muy floreciente en Córdoba y hoy reducida a un solo taller de cuchillería. Aquí se elaboraban no sólo navajas, cuchillos y puñales de muy buen temple, sino espadas, alabardas, lanzas y arcabuces a la altura de los mejores de su tiempo.

 
                            Sala de Proyecciones                           Escaleras

Tienda provisional

En el frente de esta calle, sobre una gran reja que da luz a la escalera de la Caridad, hubo hasta 1841 una preciosa Concepción, tamaño natural, obra de Antonio del Castillo, la que adquirió el conocido pintor don Diego Monroy, quien la vendió después y, según hemos oído, se conserva en el palacio de Salamanca, en Madrid. A la inmediación de la calle había también un Jesús Nazareno, que hoy se encuentra en la cercana ermita de Nuestra Señora de Consolación. En la casa número 25 conocimos a una anciana llamada doña Victoria Crespo, que falleció de una caída a los 105 años de edad, en 31 de marzo de 1858."  

Proyecto de unir Gragea con Armas, en 1925

 
                                 Escalera                                         Un arco

Esa fue la crónica de D. Teodomiro, notario de nuestra ciudad. La casa número 9, linda por su lado norte con la número 2 de Tornillo y 1 también de Armas, que fue la Ermita de la Consolación. Los propietarios afirman que estuvo unida a la Ermita en su momento y que fue conventual. Por el sureste lo hace con la número 18 de la calleja de Gragea. Hubo un proyecto de La Hoz, en noviembre de 1925, que pretendía abrir una calle desde esta casa citada, núm. 18 de Gragea, con la que nos ocupa en Armas, 9 y a su vez alinear la primera ensanchándola. Yo siempre he pensado que ese proyecto podía haberse hecho realidad, porque me parecía atractivo, pero nunca son las cosas como se piensan.

 
                                Pasilllo                                           Panel

Ventanal del estudio

Ya situados en el entorno, aunque los datos sean del siglo XIX y principios del XX, me referiré al espacio citado. En el número 9, cuando la calle hace un pequeño rincón, se ha rehabilitado una casa que no recuerdo muy bien que fue antes, si taller de algo, fábrica o tienda. Que tiene en su puerta, una central columna característica de hierro fundido que sostiene el dintel, y que a lo mejor contenía éste una persiana metálica, aunque han conservado las puertas de madera. Una enorme prensa nos recibe a la entrada, nada más pasado el hall irregular.

 Patio

 Tienda

Panelados

La calle desde luego no es lo que fue cuando estaba llena de artesanos. Rara era la casa que no tuviese entonces una pequeña industria. Luego estaba también que era el paso del sur a la plaza del mercado de la Corredera y del Pescado, y eso mantenía un enorme flujo de ciudadanos, que venían del Potro y la Ribera. Eso lo podemos ver en las fotografías antiguas, de los años cincuenta o menos, del siglo XX. Y ni que decir lo que sería cuando la zona del Potro era un centro de visitantes, con la hospedería, el buen yantar y la mancebía en sus alrededores.

Taller

Laminador de chapa

Laminador de hilo

La Casa Cultural dice:

"Armasnueve es un espacio que nace haciendo una firme apuesta por la cultura así como con el objetivo de convertirse en un lugar de encuentro y de diálogo tanto para los ciudadanos y ciudadanas de Córdoba como para todos aquellos que vengan a visitarnos. Su amplia variedad de iniciativas ligadas a los circuitos culturales y a la industria del ocio toman forma a través de talleres permanentes e intensivos, actividades para colegios, exposiciones, encuentros literarios, conciertos, degustaciones, ciclos de cine… Te invitamos a que visites nuestro espacio, localizado en un enclave emblemático de nuestra ciudad, entre la Plaza de la Corredera y la Plaza del Potro, en calle Armas nº 9. Conoce nuestras instalaciones situadas en un antiguo convento mudéjar del siglo XV. ¡Te esperamos!" 

 El pozo

A mi particularmente me ha causado una buena impresión, sobre todo la charla que mantuve con un responsable, en la que coincidimos sobre todo en que hoy en día era una aventura la cultura. La cultura que llega a la ciudadanía, si puede llamársele así, es bastante mediocre, yo estimo que no lo es, en todo caso será; entretenimiento, fútbol, televisiones amarillistas, vulgaridad en suma. Es igual de romántico abrir un espacio de estas características, que una editorial o una sala de exposiciones. Además teniendo en cuenta que tiene que competir con espacios culturales públicos.

Sobre el disfrute de aguas de Santo Domingo de Silos

Tienen un taller con herramental de joyería o platería, dos cilindros, o laminadores, de hilo y de chapa, embutidores, segueta, limas, entenallas, embutidores y un banco corrido con astilleras de maderas movibles. Allí hacen cursillos elementales de filigrana, para los jóvenes. No pretenden más. Luego está el espacio de música, en el patio que es precioso. La coqueta sala de proyecciones. Sala de debates adaptables a todos los gustos.

Otra vista del patio

Una serie de talleres intensivos, o permanentes. Los posibles eventos, limitados   a la imaginación del contratante. O las exposiciones. Hay un espacio para la amistad con el centro. Y el espacio disponible y la posibilidad de reserva. En suma un nuevo espacio cultural que no es nuevo, pues ya lleva unos meses, que esperemos tenga una buena acogida en el mundo cultural de esta ciudad .

Fotos del autor, AMC y web Armasnueve
Bibliografía Paseos por Córdoba y Armasnueve