jueves, 5 de mayo de 2016

EL CORTIJO DE LOS FRAILES

Vista desde el norte (foto Apple)

Un amigo, J. Ramírez, me preguntó hace tiempo por una cortijada cerca de la barriada de Villarrubia, un enorme cortijo que era una imagen de lo que fue, siendo actualmente una ruina. Me refiero al cortijo o Molino de los Frailes. Ayer estuve en él, no pude entrar, era temprano antes de las ocho y la familia que vive en el cortijo era normal que no estuviera aún en planta. Además había un aviso de "perro peligroso", que a lo mejor no lo era, pero por si acaso. Trate de darle la vuelta al perímetro y la altura de hierba, y algunos socavones me hicieron desistir, no está el barrio para pitos y para fracturarte algún hueso.

 Plano IGN siglo XIX

 Vuelo de 1956

 Vuelo ministerial 1977

Vuelo 2010

La alargada sombra del Gómez había parcelado el lugar al lado sur de la vía. Una enorme operación urbanística dejaba caer sobre el lugar el miedo a la destrucción de un lugar histórico. Afortunadamente no fue así. Luego noticias en la prensa me hicieron ver que los vecinos de Villarrubia, estaban al tanto de la defensa del lugar. Otra cosa es que el capitalismo feroz pueda pararse. Por lo menos defendieron la presencia de una familia en el cortijo que impedirá que lo tiren o que se caiga solo, de momento. 

 Vista desde el sur (foto Apple)

  Vista desde el este (foto Apple)

  Vista desde el norte (foto Apple)

                                                        Vista desde el oeste (foto Apple)

Si miramos el plano del siglo XIX, el más antiguo de que dispongo, observamos que la estación de ferrocarril de Villarrubia, el cortijo de Villarrubia, el cortijo o Molino de los Frailes, y la casa de los Frailes, germen del actual Encinarejo de los Frailes, -hoy de ELA de Córdoba-, el Ingertal y Rojas al otro lado del río, eran los grandes cortijos o lugares de la zona. Nada de núcleos de población, nada de parcelaciones que han contribuido a la desaparición de la fértil vega. Sólo tierra de labor y estas cortijadas junto con la Cañada Real, sin casas adosadas a ella.

Plano de planta (foto libro CHL)


 Una vista aérea más cercana (foto Apple)

Plano general de lo que se pretendía urbanizar (Foto Apple)

Si aún miramos más atrás, vemos como el poder de aquellos que "miraban al cielo sin dejar de mirar al suelo" y riquezas terrenales, era inmenso. Los frailes jerónimos del Monasterio de Valparaíso eran los propietarios y los que daban nombre a las tierras. Hasta tenían el monopolio de la pesca del rico Guadarromán, de la pesca que saliera de allí les correspondía a los religiosos una parte, entre muchas cosas. 

 Entrada desde el norte

 Puerta principal, cuadras y pajar derruidas a la derecha

Puerta

Desde la fundación del Monasterio en 1405, no pararon los "pobres" frailes de atesorar tierras y riquezas. Donaciones de beatos señores para conseguir, seguramente un mejor puesto a la derecha del "padre", como la de Doña Sancha de Rojas de más de la mitad de la dehesa de Encinarejo. Hay que pensar que el nombre vendría de un paisaje de encinas. O la compra facilitada por Don Egas Venegas, del resto. Hay que pensar que el origen de estas propiedades provenían del reparto de Fernando III, vamos del botín de guerra.

 Cancela de entrada y cartel de "perro peligroso"

 Caliza micrítica del bordillo de entrada

Lateral oeste y puerta de la cuadra

Otros muchos cortijos incluso en la campiña, o en dirección a Palma del Río, completaban el dominio monacal. Los cercanos los explotaba directamente el monasterio y los más lejanos los arrendaban. Casas, molinos, haciendas, lagares, etc. eran los activos para la contabilidad de los frailes. Muy detallado el Libro en la descripción de como se explotaba la finca. Dice el libro:

Puerta de la cuadra y pajar oeste

Ventana de la cuadra fachada norte

 Arcadas de la cuadra oeste

 "Este real monasterio de Señor San Jerónimo, extramuros de la ciudad de Córdoba, tiene, entre otras, por sus bienes el cortijo, tierras y heredamiento llamado el Enzinarejo, que está en término de dicha ciudad, que se comporte de veynte y quatro  ubadas y quinze aranzadas y media, que a el respecto de treynta y seis fanegas de cuerda mayor de sembradura por cada ubada, le corresponde tener ochocientas y setenta .y dos fanegas de tierra de cuerda mayor y algo más, en cuyo recinto se comprehenden cinco casas en sitios separados, las unas principales que sirven de recreación en los tiempos que la toma la venerable comunidad,

 Vista desde el norte del molino de prensa de viga

Torre de contrapeso y mirador posterior

las cuales tienen desentissimo oratorio con dos altares y su campanario, las otras que sirven de abrigo y dormitorio a los operarios del referido cortijo, las otitis que existen en el Fontanar para el mismo fin a los operarios de el, las otras que comúnmente se llaman las casillas en que se albergan las personas que se ocupan en la recolección de la aceytuna y las orass que sirven de bodega para azeyte, con veinte y nueve tinajas de cavida todas ellas de tres mill trescientas y ochenta arrobas, con dos molinos para dicho azeyte y cuatro vigas de marca mayor cada uno, peltrechados enteramente de todo lo preciso y necessario,

 Torre prensa móvil y mirador

Entrada a la capilla (foto libro CHL)

la qual dicha hazienda se compone de tierra de secano, de olibar y fontanar y en este se comprehende una fuente y anoria y todo ella linda con cortijo y tierras llamado Villa Rubia, con cortijo y tierras del Mocho, con el camino real Alto que ba a la ciudad de Sevilla, con el río Guadalquivir y con el minino Baxo que atraviesa dicho cortijo y ba a la referida ciudad de Sevilla, el qual dicho cortijo del Encinarejo es privilegiado por repetidas reales cédulas, cerrado y autentico y para guarda y pertenencia de el se custodian en este archivo los siguientes instrumentos..."

 Interior capilla (foto libro CHL)

Habitaciones señorío (foto libro CHL)

Un enorme edificio el cortijo, compuesto de independientes piezas, unidas por muros de cerramiento, que da lugar a un irregular patio interior. A la entrada, izquierda y derecha las cuadras. Unas de dos plantas y tres crujías que aún mantiene en pie sus arcadas en el muro central. Se pueden ver por las ventanas. Luego la vivienda de los caseros, en forma de L. Más al fondo aún el señorío, con acceso desde el exterior, construcción formando una U, con el lateral norte derruido y patio interior con claustro, que recuerda a un convento, posiblemente sean residuos de cuando estaban allí los frailes.

 Vista de la capilla y cubierta octogonal (foto libro CHL)

Patio tipo claustro del señorío (foto libro CHL)

Y al este del señorío la capilla, de planta de cruz griega, con cimborrio, posiblemente todo del siglo XVIII, barroco. La cubierta en el centro de la cruz de la planta octogonal, que le queda lo justo para caerse. La entrada significativa y el interior lo he visto de una fotografía que publíco del interesante libro "Cortijos, Haciendas y Lagares" de la Junta de Andalucía, en cuya ficha número 79 figura este cortijo-molino, y de cuyos textos alimento los datos para esta entrada.

 Vivienda caseros (foto libro CHL)

Patio almazara (foto libro CHL)

Luego está el molino. Con su patio independiente dos naves en escuadra para dos prensas de viga, como puede verse en el plano publicado en el citado libro. La torre  mirador aún está en pie, pero con un natural peligro de derrumbe. La alberca rectangular, jardín, y los restos de una acequia.  Cuando se construyó el canal de Guadalmellato esta zona se cubrió con ramificaciones del mismo para el riego, pero me atrevo a pensar que pudiera haberse regado la zona ancestralmente con la presa del Guadarromán, arriba de la zona donde lo cruza actualmente el canal. Pero seguramente será una aventura este pensamiento.

 Ruina del patio de la almazara (foto libro CHL)

Habitantes actuales del cortijo (Foto diario Córdoba sep 2015)

Un hermoso cortijo, molino y huerta, que se llamó de Encinarejo, seguro que hasta que se roturó para acabar con la dehesa y aprovechar la tierra, que luego manos de campesinos granadinos y jienenses, cultivaron como el terreno del que luego fueron propietarios. Otros jornaleros se hicieron su casa en los albores de la Cañada Real que nadie reclamó y hoy es de su propiedad. Fábrica de Azúcar y Levadura pareció industrializar la zona, queda creo la de Levadura. Encinarejo se hizo mayor de edad, Entidad Local Autónoma (ELA). Y el cortijo matriz, esperando la muerte.

Fotos del autor y del libro "Cortijos, Haciendas y Lagares de la Junta de Andalucía" y Diario Córdoba
Bibliografía diario Córdoba y libro "Cortijos, Haciendas y Lagares de la Junta de Andalucía"

2 comentarios :

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. ¡Menuda documentación! El entrecomillado, muy bien traído. ¿Estos son los seguidores del que nació en un pesebre?. ¿Te imaginas si hubiese nacido en un palacio? Un abrazo, salud y República

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Patxi, como dice el entrecomillado "mirando al cielo pero sin dejar de hacerlo al suelo", para no perder la costumbre. Siempre prometiendo el cielo a aquellos que temían por sus crimenes, y sacándoles el sumillo.
Salud compañero.