jueves, 12 de mayo de 2016

MOTÍN DEL PAN O DEL HAMBRE DE SAN LORENZO, MAYO DE 1652


El 6 de mayo de 1652 tuvo lugar en Córdoba, el Motín del Pan o Motín del Hambre. Los vecinos hartos ya (estos no tenían parientes jubilados que les ayudaran), toman las calles y asaltan las casas de los ricos para tratar de darle de comer a sus hijos. Estos motines o manifestaciones son muy normales desde los siglos XV al XX. Entonces el pan era un alimento básico que encarecían los poderosos a su antojo. Las manifestaciones se podían producir para evitar el desabastecimiento en zonas productoras o por necesidad de no tenerlo. En Córdoba había habido una epidemia de peste, sumado a varias malas cosechas, hizo subir los precios y se creó una hambruna.



El fallecimiento de un muchacho en el barrio de San Lorenzo, barrio de gente humilde, no como lo señala Teodomiro Ramírez de Arellano; "Sus habitantes comparados con los de otros barrios más céntricos, parecen como de otros pueblos; dedicados en su mayor parte a las faenas del campo, carecen casi por completo de instrucción, y aparecen obcecados en muchas cosas, si bien sus intenciones son buenas, pero entre ellos habita mucha gente de mal vivir", hace que la gente salga a la calle protestando para poder comer. Los vecinos fueron a la vivienda del Corregidor, que se refugió en el Convento de los Trinitarios. De allí fueron al palacio del Obispo Pedro de Tapia (La Iglesia tenía los graneros en bien surtidos). Ya habían asaltado antes casas ricas y panaderías llevándose el producto del asalto a la Iglesia de San Lorenzo. Pero se preparó una fuerza militar para acabar con el motín al mando del Marqués de Priego.


Aquello tomaba un cariz complicado. Los amotinados estaban capitaneados por Juan Tocino y Arrancacepas. La gente recurrió a un Sr. que era muy respetado D. Diego Fernández (tengo mis dudas que fuese el Marqués de Guadalcázar) al que se propuso para alcalde. D. Diego medió y fijando unas cantidades de pan para cada familia consiguió que se marcharan a sus casas. Parece que el monarca Felipe IV ayudó a la ciudad comprando trigo para que se abaratara el precio además de amnistiar a los amotinados. Pero lo llamativo es la similitud del grabado del motín de San Lorenzo y el del la película "Novecento", ambas manifestaciones de similares facturas, aunque me imagino que es una licencia del dibujante.

Grabados de Internet
Bibliografía de Wikipedia