domingo, 19 de junio de 2016

CASA DE POSTAS DE MANGONEGRO

Puerta de la Casa de Postas

El sábado en la mañana decidí visitar la Casa de Postas de Mangonegro, la temperatura era agradable, y los girasoles estaban en su apogeo, aunque me parece que no giran como antes siguiendo el recorrido del Sol. Una vez coronada la Cuesta del Espino hay que coger el camino que va a las Tablas, pero al entrar en la desviación bajamos por la vía de servicio dirección Sevilla buscando el arroyo de la Torvisca.

 Trazado de la Vía Augusta Córdoba Sevilla

Trazado de áis medievales de al-Drisi

A la derecha nada más empezar la bajada, está la Casa de Postas. El cortijo del mismo nombre está más abajo, en la CO-3304 camino de Guadalcázar. Pero no es ni sombra de lo que era, en el vuelo de 1956 y 1977 se ve adosado a lo que hoy día es un patio y una nave, una construcción y patio al noreste. Igual sucede con la Casa de Postas que en esos vuelos solo tenía la construcción cuadrada con su patio central.

 Vías con Madrid antes de Despeñaperros

Mapa topográfico del siglo XIX

Hacerse una idea de lo que significaba un viaje en diligencia, como vemos en las películas tenía que ser agotador y peligroso. El bandolerismo del XIX estaba a la orden del día, y la repoblación de la Nuevas poblaciones fue por esa razón, tratando de poblar esos grandes espacios de terreno entre Córdoba y Sevilla. Hay un refrán que decía "vete a robar a la Cuesta del Espino", cuando alguno se pasaba en el precio de algún artículo. Allí había un cuartel de la Guardia Civil, seguro por ese motivo, y una cueva por el trazado antiguo, que llamaban del Tempranillo.

 Postas de Andujar a Sevilla

Listado de paradas de Sevilla a Madrid

Raster del IGN Mongonegro

No puedo tampoco imaginar cuando me hablaban la de veces que mi abuelo Rafael había ido a Sevilla por motivos del cante flamenco. Rafalito de La Mezquita, me decía: 

-Tu abuelo con Morita son los que han ido más veces a Sevilla en coche de caballos. 

Me imagino que utilizando las Casas de Postas. Aunque estos viajes se sucedieron a principios del siglo XX. La función principal de la Casa de Postas era recambiar los caballos y dar servicios a los viajeros.

 Una vista de la Casa de Postas de Mangonegro

 Lateral sur de la Casa de Postas

Otra vista de la Casa de Postas

Normalmente estaban separadas entre sí por una distancia que oscilaba entre tres a cinco leguas. Una legua era igual a una hora de camino a paso llano, unos cuatro kilómetros la de postas, aunque en otros lugares vemos que es de 5.572.7 m. Córdoba estaba de Sevilla a unas veinticinco leguas, y en el recorrido había cinco postas. Aunque el número de paradas en los itinerarios fuese mayor.

 Desde el aire con las construcciones adosadas

 Vuelo de 1956

Vuelo de 1977

Es posible que la Posta de Córdoba estuviese en la Plaza del Potro, pero no he encontrado nada que lo garantice. "A la salida de Córdoba se pasa el ya referido puente sobre el Guadalquivir, en el que hay un portazgo: luego se pasa otro sobre el río de Castro, después del cual se halla una casa en la que hay parada de diligencias peninsulares, se van viendo a los lados del camino muchos cortijos; se encuentra la casa de Postas de Mango-negro, donde hay parada de diligencias generales, se deja a la izquierda el pueblo de Aldea-Quintana, se pasan otros varios puentecillos sobre arroyos y se llega a la villa de La Carlota". De Antonio Ponz. 

 Cortijo de Mongonegro actual

 Cortijo de Mangonegro 1977

Casa de Postas desde el cruce de Guadalcázar

El Indicador Cordobés de Ramírez de las Casas Deza, dice: "Las casas de Posta eran tres: la nombrada Casa Blanca, camino de Madrid, a poco más de dos leguas de Córdoba, la de esta ciudad,  y la llamada de Mango-Negro, a dos leguas de la misma, camino de Sevilla."  Sería interesante recuperar este patrimonio histórico de una época no muy lejana, aunque nos lo parezca bastante. O por lo menos tener datadas estos lugares a lo largo de las trazados. 

 Trozo de carretera primoriverista de la Cuesta de Rodamontes

 Aérea actual

Cortijo de Villarealejo

Hay que reconocer que la ruta fue la de la antigua vía Augusta romana, en una gran parte de su recorrido, y que en esta Casa de Postas, se hallaron varios miliarios de ese tiempo. Se conoce que fueron trasladados allí desde otros lugares de la Vía. Igualmente pasó en la Cuesta del Espino cuando se encontraron enterradas señalizaciones modernas de la carretera.

Fotos del autor Goolzoom, y diversas publicaciones.
Bibliografía citada en el texto.