sábado, 27 de agosto de 2016

VÍA CRUCIS DE LAS ERMITAS O ILÓGICA DE ALTURA

Trazado aéreo con detalle de las ubicaciones (Foto Google)

Cuando se dice que somos un país de chapuceros, no vamos descaminados, porque la mayoría de las iniciativas acaba siempre con improvisación, o en cuestión incompleta. Me estoy refiriendo a un asunto del que entiendo poco verdaderamente, pero creo que merece la pena comentar para ver si alguien nos lo puede aclarar. Me refiero al vía crucis -o camino de la cruz, en castellano-, de la carretera de las Ermitas. Y esto no es de ahora, ya lleva muchísimo tiempo, desde el año de los fastos, expo, olimpiadas, etc. Eso sí, a la hora de alabar a alguien somos el número uno, por eso una placa alaba a quien parece facilitó los posibles para éste, no lo llamaría yo organizado, vía crucis.

Esta es la catorce y este es el modelo 

Normalmente los vía crucis son una especie de rosario a lo grande, una señalización de diferentes pasajes del cristianismo, concretamente de los últimos momentos de la vida de Jesucristo, para la oración, e incluso para el que lo quiera, la penitencia. Pero esto a lo peor son palabras mayores, somos más dados a la preforma sin entrar en muchas profundidades. Esta representación de la vía dolorosa que va desde el prendimiento a la muerte de Jesucristo, se compone de catorce estaciones, salvo la reforma de Juan Pablo II que le añade una más, la de la resurrección y llega a quince.

Placa de agradecimiento

Pues bien, en el Vía Crucis de las Ermitas hay diecinueve estaciones. Cada una de la estaciones está representada por una cruz de piedra, situada en una peana cuadrada de dos pisos, rematada en sus brazos y palo central con una bola (algunas no tiene bola). Sin más señalización que un número romano en la intersección de los brazos con columna central, que numera la estación en cuestión. Y aquí hay un verdadero tinglado con las numeraciones para aquel que quiera seguir un riguroso orden y conseguir las indulgencias. En la intersección de la Cuesta del Reventón con la CO-3314 -arcén derecho dirección Ermitas-, hay una primera cruz que parece tener el número uno (no se ve bien).

Detalle de la numeración romana

Unos cincuenta y ocho metros más abajo (a ojo por ciento), siempre ya en dirección a las Ermitas y en el lado izquierdo, hay otra con el número dos en números romanos. Cincuenta y algo metros más abajo la número tres. En la curva otra con el número cuatro. Cercana a la Fuente de los Pobres, otra con el número seis. Ya estamos liando las numeraciones. En el cruce con la CO-3403 otra con el número uno, más lío. A la altura del km. cero de esta carretera la número dos, y así correlativamente hasta la catorce. De la uno, de esta segunda tanda a la catorce, sin problemas numerales, pero antes un verdadero lío.

Esta es la IX, al lado de una frondosa higuera

¿Cuál puede ser la confusión y el desarreglo? Seguramente había un vía crucis primitivo que empezaría en la intersección de la Cuesta del Reventón, por esa razón por ahí va correlativo, pero ¿y la número seis en el tramo recto a la altura de la Fuente de los Pobres, que pinta ahí? y las repetidas. Pudiera ser que se abandonara este primitivo VC, y la número V estuviera en la cantera. Pienso también que la celebración de un acto de este tipo, permite, en la carretera CO-3304, más facilidades de uso que cortar la CO-3314. Seguro que es explicable, pero ignoro la explicación lógica y ahí quedan las preguntas sin respuesta. La única realidad es que no cuadra con lo estipulado para los vía crucis y no cumple los requisitos para obtener la oportunas indulgencias.


Fotografías del autor y la aérea de GoogleZoom.