miércoles, 28 de marzo de 2012

EL APARCAMIENTO DEL GARAJE ALCÁZAR, ¡POR FIN?

El arco debajo del arco actual

Anteayer martes, durante el paseo matinal que me llevaba a disfrutar de los murales del Hospital del Cardenal Salazar (actual Facultad de Filosofía y Letras), cogí la ruta de la “carretera nueva” (Actual Avda. del Dr.Fleming ) y recordé la Huerta del Rey, el encharcamiento de sus aguas, la casa de Juan Barazona, el león que nos llamaba la atención a los nenes, y que creíamos ver desde la cancela de la casa; el Cine de verano Avenida (actual Mercado de Fleming con tintes de desaparecer, cuando se están rehabilitando todos), el Charco de la Pava, y la investigación juvenil del mercadeo del sexo de paisanos y tropa sin graduación. Pasábamos por encima de los Baños Árabes que habían sido excavados y vueltos a tapar. 

Antigua puerta del aparcamiento de superficie

Por delante del Colegio que era el actual Restaurante de la Almudaina… y el Garaje Alcázar. La referencia del garaje era para mí de niño, el “Chulí”, un amigo de mis primos Cándido y Paco, que trabajaba allí de mecánico, era Herencia de apellido y vivía en Rey Heredia, su hermano era mi amigo, y su padre trabajaba con el mío. Muchos recuerdos de muchos años, quizás más años que recuerdos. La pintura de las paredes con los colores del Atlético de Madrid o de Aviación, que los había tomado del de Bilbao. Colchoneras, así eran los colores de los garajes y aún me parece que quedaba uno por San Cayetano, por el Colodro. 

Actual estado de la puerta en obras

Después sucedieron muchas cosas. Se edificó en Fleming; El edificio de Electricidad Mármol, antes el comercio en las calles Blanco Belmonte y Málaga; se edificó en Vista Alegre; la Cruz Roja se rodeó de pisos.  La Comisaria de Policía, etc. etc. Casi se caen unos edificios en la esquina donde estaba la finca de Barazona. En aquel entonces decían que le estaban inyectando hormigón a presión. El agua de la Huerta del Rey, de la alcubilla de la Puerta de Almodóvar, había socavado el terreno y claro cedió la cimentación. 

El pozo en el patio central, planta baja

Aquello se arregló. Luego empezó el embellecimiento turístico de la ciudad, por los años cincuenta del siglo XX. Se repararon las murallas de lo que hoy se llama la calle de Cariuan, siguiendo el antiguo trazado del que sólo quedaba la Puerta de Almodóvar,  esas paredes de las antiguas murallas estaban horadadas con las salidas de las casas de la calle de los Judíos, de los corrales. 

Otra vista del pozo

Córdoba empezaba a ser embellecida, y a ser transformada en un inmenso plató cinematográfico, en un hermoso decorado de antigüedades de mediados del siglo XX, para consolidar el boom turístico. Se hizo cargo el Ayuntamiento del Alcázar, entregó el Ejército la cárcel, se hicieron las piscinas árabes de los jardines, y se adecentaron las dependencias del histórico edificio. Y de delante desapareció lo que llamábamos el refugio donde nos iban a meter los guardias cuando no nos portábamos bien.  Era la época de la piedra vista, la calcarenita al aire para que el mal de la piedra la afectara. Se perdió la sana costumbre de blanquear las piedras.

La muralla en su cota más baja

Pero vuelta al Garaje Alcázar. Mi primo Manolo había sido el último dueño de lo que había quedado de esa almalgama de pequeños talleres y garajes que era el conjunto. Lo había convertido en aparcamiento rotativo de la zona. Pero tenía el proyecto de hacer un moderno aparcamiento en altura y en “bajura”, pero ya sabíamos lo que iba a ocurrir con la “bajura”, ahora no eran las murallas de "chichinabo", ahora íbamos a bajar a la cota natural del terreno, que es la de los baños, y allí estaba la Córdoba de ese tiempo. Ahora está la discusión salvar el patrimonio, cosa a todas luces lógica, pero le ha costado un ojo de la cara, por no ser un grosero y decir de otro sitio. 

Cimentación

Es la gran queja, nadie quiere que se pierda el patrimonio, pero no es lógico que sea a cargo del emprendedor. Habría de buscarse una solución intermedia o que fuese el Estado el protector. Todo ello sin desmerecer el trabajo de la profesional  Sonia Vargas, que durante el 20-10-2004 al 20-06-2006 realizó la excavación de urgencia “U-12 Garaje Alcázar de Córdoba”, que no es posible consultar en la página Arqueo Córdoba porque parece que el enlace está roto.

Otro trozo de muralla o calle

Afortunadamente después de muchos años, después de  muchos gastos, de muchos estudios, el aparcamiento en altura y “bajura” está casi terminado, y los restos visitables. Cinco plantas. Ahora la lucha es contra el tiempo para poder abrir en la época dorada del sector, principio de  mayo, patios y cruces. Época florida de la zona con el ánimo de aliviar costos, aunque eso es imposible visto el cariz que tomaron. Son muchas cosas.

Más restos

Teniendo en cuenta que ya no existe la ruta que bajaba por Fleming buscando la Ribera, ahora hay que ir directamente a buscar el aparcamiento del Garaje Alcázar. Un aparcamiento diáfano con una terraza que pudiera ser utilizada como la del de la Cruz de Rastro, que sus vistas son maravillosas, la Mezquita hacia el este, pero que requerirá un estudio nuevo y los oportunos permisos y deseo de aventurarse los propietarios. 

Muralla en la cota inferior

Lo cierto es que mi primo Manolo a pesar de los pesares, de haber pasado tanto tiempo, de haber invertido tanto dinero, de haber sufrido la lentísima burocracia, le está viendo el final al túnel y su principal objetivo es abrir. Como sea pero abrir. Manolo, mi primo, no tiene ya la misma edad que cuando empezó con el proyecto, ni las mismas ganas. Ni las cosas valen lo mismo que antes. 

Una vista del patio central

Podría hacer una recopilación anecdótica de lo que no debe ocurrir, de muchas historias que han pasado, de cuadriculamientos burocráticos, que podían suavizarse pero que han sido sufridos, in situ, in bolsillo, no en este caso solamente, sino en muchos, y me estoy acordando de proyectos que siguen dormidos en el cajón de lo absurdo y del cierre del grifo bancario.  Pero la alegría de ver casi cumplido su sueño de abrir supera todos los malos tragos. 

El trampatojo de las almenas

Las fotografías, con casco de obra, no podía haber entrado allí de otra manera, son de una obra sin terminar. Los restos aún requieren un tratamiento de protección con cal, pero transparente. Pero están ahí. Yo los vi durante la excavación muchos días y me llamaron la atención, era una calle con sus zócalos de las casas, con un arco debajo del arco, a la cota cero, y la muralla, la primitiva muralla. La verdadera.


Dos hermosas vistas desde la terraza

Felicidades primo Manolo, que tengas mucha suerte y que incluso el amigo Paco Mulero pueda luchar por el estrellato de su hotel, con un aparcamiento para clientes unido al mismo. La ciudad saldrá ganando y aunque poco, algo se aportará al mercado laboral. A mí la verdad me dio mucha alegría, aunque esta se empañara un poco, por otras historias familiares nuestras, que nos hicieron humedecer los ojos, pero que también posiblemente tengan solución satisfactoria. Por lo menos ese es mi deseo.

Otra de restos


Huerta del Rey y Puerta de Almodóvar


Huerta del Rey ya calle Cariuan


Esquina del Garaje Alcázar derruida


Esquina del Garaje Alcázar reparada


Fotografías y vídeo del autor y del AMC

14 comentarios :

Sonia dijo...

Pero paisano, cómo has conseguido entrar para hacer las fotos??? no lo digas... secreto profesional, verdad? jajajaja...trabajo justo al lado y me muero por entrar!!! Por dios Paco, si alguna vez necesitas una Nikon la pongo a tu disposición...pero la dueña va con ella...jajajaja...genial paisano!

Paco Muñoz dijo...

Sonia es que mi primo Manolo es el dueño, por lo tanto no tiene más misterio. El me autorizó y cumpliendo los requisitos de seguridad hice las fotos, se que no son todo lo buenas pero es la máquina que tengo.
Cualquier mañana de estas, si te parece le pedimos permiso -no creo que haya problema porque es una buena persona-, y vamos los dos nuevamente.
Saludos

Molón Suave dijo...

Qué buen periodista estas hecho, Paco. Esta entrada es una primicia. Pero, además, lo bien que la hilvanas mezclando el pasado, la actualidad y la crítica, siempre necesaria, de la burocracia que todo lo frena. Desde luego, si los empresarios de la construcción no tuvieran que correr en exclusiva con los gasto económicos que supone toparse con restos arqueológicos, muchos de estos no se hubieran perdido. En el Parque Cruz Conde sé de, al menos, un bloque en el que no hicieron el garaje que estaba previsto, precisamente por esta causa. Tropezaron con piedras antiguas y decidieron taparlas a toda velocidad.

Paco Muñoz dijo...

Tengo mucha suerte y me meto hasta en los charcos, y claro por eso... muchas gracias. Yo creo que eso que dices es la gran culpa de que el patrimonio se destruya o con nocturnidad, alevosía y premeditación se trate de quitarse el muerto. Es tremendo que te toque una historia de hallazgos arqueológicos. En Córdoba en pleno centro de la ciudad, Gran Capitán tenemos un ejemplo claro. Oiga Ayuntamiento no podrá hacer el aparcamiento pero aquí está la Comunidad o el estado que va a colaborar en que los hallazgos se conviertan en un parque patrimonial arqueológico visitable, pero como lo que iba camino en en convertirse en un muladar en el centro de la ciudad, con nocturnidad y premeditación se taparon con arena nuevamente en una noche, y se acabó el problema. Esa decisión fue memorable.

fus dijo...

Aqui en Màlaga nos pasa igual, abren un tùnel para hacer aparcamientos o para el metro y aparecen restos arquelògicos es lo que tiene vivir en ciudades con tanta historia. Como siempre tu superas tus entradas sin dejar a nadie indiferente. Enhorabuena.

un abrazo

fus

Sonia dijo...

Te tomo la palabra Paco...cuando tengas un hueco acuérdate de mí por favor...me mandas un correito y estoy en la puerta del garage en 5 minutos, en 4 si la puerta de la oficina me la encuentro abierta jajaja...
Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Fus muchas gracias y un fuerte abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Sonia quedamos en eso. Ah, y muchas felicidades por tu blog al que sigo. Muy bueno, buenísimo.
Saludos.

Sonia dijo...

Muchísimas gracias paisano...no sabes lo que significa para mí que te guste :) Espero notics tuyas.

Jose Manuel Borja dijo...

Paco magnifico reportaje, este y anterior, bueno y todos porque sigo este bloc y la pagina Puerta de Osario, realizas un buen trabajo, saludos. jose manuel

Paco Muñoz dijo...

Sonia no es un cumplido es una realidad, habrás visto que he puesto en la portada el seguimiento.

Paco Muñoz dijo...

José Manuel muchas gracias, aunque Puerta de Osario es más científico esto es más de andar por casa.
Un saludo.

Eladio Osuna dijo...

Como siempre un magnífico trabajo. Yo viví en Fleming durantes los sesenta y vivi en directo toda la obra de calle Cairuam. Tu trabajo me ha traido muy buenos recuerdos. Enhorabuena

Paco Muñoz dijo...

Me alegro Eladio. Muchas gracias por tu presencia.
Un abrazo